x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

¿Perfección es igual a felicidad?

Itxaso Capetillo Gorriz
Publicada el 31/05/2019 a las 06:00
Creer en la perfección es un resquicio de nuestra frágil condición humana.

Adquirir las herramientas necesarias para tornar la ilusión en realidad tangible es imposible. Y mantener la esperanza en la posibilidad de contemplar una felicidad plena nos propone retos inalcanzables. De esta forma, el alma vive en una constante decepción. Vivimos en una búsqueda incesante. Crecemos en un mundo que no se corresponde con nuestras expectativas. Sin embargo, es el único escenario conocido.

¿Cómo podemos creer en una hipótesis preferente que dispute lo obtenido hasta el momento, si tan solo es una hipótesis?

Lo anteriormente escrito contiene una trampa. Sin dubitación alguna, he dotado a la perfección de un símil: la felicidad. Por tanto, entendemos que son dos hechos que correlacionan. O quizás, se trata de un acto y su consecuencia. Tal vez, la opción más cercana al pensamiento común sea: herramienta (perfección) y finalidad (felicidad).

La perfección, comprendida como completa felicidad, es el deseo más anhelado y, a la vez, el más indispuesto en nuestras vidas. Nadie ha completado el transecto que finaliza en su alcance. Nadie puede alegar haberla tanteado. Nadie conoce un protocolo a seguir con garantías.

Como vivimos en un mundo de creencias y convicciones viscerales, diré que yo creo en la capacidad de regeneración. No en la perfección.

En la idea de perfección no existen los puntos de inflexión. Es decir, dado que es la consecuencia final que ha seguido un proceso ajeno a fisuras, la posibilidad de avanzar y retroceder en el progreso no se concibe. No se permiten fallos, ya que estos negarían la definición del propio término.

Sin embargo, nuestras vidas experimentan numerosos retrocesos en los avances anteriormente adquiridos. Esto se puede extrapolar a todos los ámbitos.

El mundo está en constante cambio: preocupaciones, necesidades, adaptaciones. Incluso aunque en muchas ocasiones sea un movimiento cíclico, la variación está presente, por lo que la perfección es un concepto que solo entiende el movimiento en una única dirección: la excelencia, no es un reto aplicable a la condición humana.

La posibilidad de que todo propósito sea factible es momentánea, debido a que el viraje por acontecimientos externos de la situación puede ser fatal para el cometido. De esta forma, el retroceso se materializa constantemente. Por ello, la clave del progreso es advertir que es transitorio. No podemos buscar medidas definitivas, porque las necesidades pueden ser prescindibles en un futuro. No existen las estrategias concluyentes. Tan solo solventan una coyuntura determinada. Y su estudio será útil durante un tiempo concreto.

Debemos buscar la mejora, también llamada perfección circunstancial, siendo conscientes de que en un futuro habrá que reformarla para hacerla eficaz.

La felicidad la determina la ausencia de tristeza. Para obtenerla, debemos saber qué es "estar triste". Una vez más, volvemos al planteamiento del punto de inflexión, del avance y el retroceso.La satisfacción es eventual, por esta misma razón, la reconocemos.

Contestando a la pregunta: no, si entendemos las perfección como la herramienta para conseguir la felicidad plena. Ninguno de estos términos es palpable.

Ambos son conceptos estáticos. Mientras que la vida humana es dinámica. Nuestros desafíos se definen por un incesante flujo de altibajos.
_______________________

Itxaso Capetillo Gorriz es socia de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • fotovoltaico fotovoltaico 31/05/19 20:35

    HAY ALGUNOS SICOLOGOS,que los veo con capacidad de observacion ,que dicen cuentame tu 7 años primeros ,es decir tu infancia y te dire quien eres,pienso en el fondo a pesar de la voluntad humana que es muy grande siempre existira el azar,es decir mientras el ser humano no tenga la capacidad de elegir venir a este planeta ,la mayoria de las circunstancia es el azar..Me gusta la filosofia y creo que soy empirico ,pero muchas veces las circunstancia de la vida ,me hacen cavilar en el otro sentido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambon Ambon 31/05/19 18:08

    Para terminar de arreglarlo, ambos términos, perfección y felicidad son subjetivos y sometidos a todo tipo de influencias externas.

    En cualquier caso me inclino a creer que la gente se mueve buscando la felicidad y si para ellos hace falta la perfección, pues bueno, se intenta.

    Saludos y buen fin de semana

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión