x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Fracaso de la política

Pedro Crespo
Publicada el 18/09/2019 a las 06:00 Actualizada el 17/09/2019 a las 21:20
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Una socialdemocracia, y moderada aún, pero socialdemocracia atrevida junto a “esa panda de extremistas de izquierda, populistas, amigos de independentistas y de Venezuela, proetarras, etc.”, no pueden formar parte del Gobierno de España. La CEOE y el Círculo de Empresarios lo han dejado claro; la Banca, la Unión Europea y el capital en general tampoco lo quieren. Pero es que una parte (los que perdieron las primarias, para entendernos) del PSOE tampoco.

Para todos ellos, es preferible volver a votar, pase lo que pase. Y Sánchez acata y cede ante las presiones desde los diferentes ángulos, y yo creo que lo tenía decidido casi desde el principio, lo que ocurre es que antes lo disimulaba pero ya no y busca culpables señalando a PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, a todos menos al PSOE.

La gente que podríamos denominar como normal, es decir la mayoría, está harta de votar y enfadada porque los políticos parecen pensar que los ciudadanos nos hemos equivocado en la votación y por eso ellos no llegan a acuerdos, y no que ellos no han sabido hacer su trabajo. Hay también una parte de la sociedad, entre los cuales me cuento, que iremos a votar una y mil veces que hiciera falta porque bastantes años estuvimos ya sin poder hacerlo, pero eso no es lo que importa; lo que importa es que los políticos no han estado al nivel que requería la ocasión.

Al parecer, las encuestas favorecen al PSOE y al PP, pero yo no confiaría demasiado porque lo más probable, de haber unas nuevas elecciones, es que se produzca una alta abstención en el voto a la izquierda y que salpique al PSOE más de lo que ellos esperan. Y además, después de las mismas, la situación sería más/menos la misma, con unos pocos escaños más para unos y otros pocos menos para otros. Y entonces qué, volvemos a repetir lo de ahora.

Soy consciente de que no descubro nada, sólo planteo mi opinión como ciudadano de a pie, votante de Unidas Podemos.

Modestamente, estimo que los dos actores, Sánchez e Iglesias, se han equivocado, aunque uno más que otro. Sánchez, me atrevo a pensar que a él le pedía el cuerpo pactar pero no se fía de Iglesias y además le tiene miedo porque le haría demasiada sombra en el Gobierno; y tengo la impresión de que ha mantenido una cierta lucha interior entre las fuertes presiones, tanto externas como internas, que ha recibido en contra de un acuerdo con Unidas Podemos, y su deber moral para con los militantes que le votaron en las primarias del partido ante los cuales se presentó con un mensaje de izquierda. Sus errores han sido varios; hacer ofertas diversas creyendo que no iban a ser aceptadas, y cuando lo eran no cumplir volviéndose atrás y hacer otra nueva; decir que el obstáculo era Iglesias y cuando éste se autoaparta, no cumplir otra vez, es decir engañar a todos públicamente, creyendo que la gente no se entera sin darse cuenta que todo ello se vuelve contra él y le desprestigia; y, por último, convocar nuevas elecciones culpando a diestro y siniestro y tratando de hacer ver a la sociedad que él no quería pero le han obligado, algo que tampoco cuela.

Sobre Iglesias, haré capítulo aparte. En mi opinión, se ha equivocado más que Sánchez y sus errores parten del principio:

1) Hablar públicamente de Gobierno de coalición y de puestos en el Gobierno antes o aparentemente más que de Programa, sabiendo que la mayoría de los medios de comunicación lo iban a dar un tinte negativo; 2) debería haberse dado cuenta de que el Gobierno de coalición y los Consejos de Ministros iban a ser un verdadero infierno; 3) sus ministros ocuparían un papel totalmente secundario, y les culparían de los posibles errores de todo el Gobierno y no les harían partícipes de los aciertos, y 4) lo peor, que al final resultaría fagocitado su grupo. Pero hay más: ya que propone formar parte del Gobierno, debería haberlo hecho con pleno convencimiento y con criterio firme y no hacer más cesiones que las justas para llegar a acuerdos concretos, y si no es posible, retirarse de las conversaciones por dignidad y dejando claro sus programas de máximos y de mínimos, dándole toda la publicidad que fuese posible, y demostrar que para Unidas Podemos, el entrar en el Gobierno es secundario.

Es obvio que en España no hay cultura de Gobiernos de coalición, pero en cualquier otro país europeo, donde es absolutamente normal, las coaliciones pasan por establecer acuerdos de programa a ejecutar por el Gobierno coaligado, y seguidamente acuerdo sobre el número de ministros y su distribución proporcional al número de escaños de cada partido de la coalición, donde cada uno de esos partidos pone a la persona que estima oportuno, sin intervenir para nada ninguno del resto de partidos ni el propio jefe de Gobierno. Iglesias nunca debió permitir que Sánchez decidiera que el representante de Unidas Podemos no podía estar en el Gobierno, pues ya vimos lo que ocurrió cuando Iglesias se echó a un lado.

Concluyendo, Unidas Podemos debería haber presentado y defendido su programa,  y no pedir nunca la entrada en el Gobierno, renunciando a ello incluso aunque el PSOE se lo hubiera ofrecido.  Si sobre el programa se hubiera llegado a acuerdo, establecer la forma de controlar el cumplimiento del programa común final, apoyando la investidura, y en virtud de ese cumplimiento apoyar o no el desarrollo de la legislatura.

Pero qué ha ocurrido al final. Que el PSOE, a través de las más de trescientas medidas presentadas como “su” programa, le ha “pisado” a Unidas Podemos una buena parte del suyo. Y ahora ya, qué se puede hacer: defenderse para intentar no aparecer como culpable de la necesidad de la convocatoria de nuevas elecciones en Noviembre, y poco más.


Pedro Crespo Rubio es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

7 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 18/09/19 11:08

    Una coalición entre Iglesias y Sánchez era de entrada difícil porque Sánchez no había olvidado lo de 2016 y porque Iglesias se había hartado de decir y de escribir lo que todavía dice a las claras Teresa Rodríguez: que a UP le perjudicaría gobernar con el PSOE. Era más difícil aún porque faltaban once votos para la mayoría absoluta y solo nacionalistas o directamente separatistas podían llenar el hueco. Y, ya el colmo, porque UP manifestaba su deseo de entendimiento con el PSOE de una manera muy rara diciendo que tenía que entrar en el Gobierno porque no se fiaba de su Presidente: la mejor manera, como se puede ver, de suavizar tensiones. Se ve también que en Políticas andan, paradójicamente, flojillos de diplomacia.

    Pero a los podemitas que, sin contar los que vengan de las décadas de fracaso de IU y el PC, van de chasco en desengaño desde 2016, les debió de parecer que esta vez sí, Dolores a Madrid, y se creyeron que estaba hecho lo que, como acabo de decir, era objetivamente muy difícil. Por eso ahora están mucho más cabreados de lo que estarían si hubieran mirado las cosas con objetividad. También es verdad que si se miran las cosas con objetividad uno no se hace de Podemos: es una pescadilla que se muerde la cola.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Ambon Ambon 18/09/19 18:31

      Seguramente es más fácil defender al PSOE, que, desde el punto de vista económico, es de izquierdas en la oposición y liberal en el gobierno, un partido que obviando los grandes logros, que ya los dirá usted, ha mantenido en España el Concordato con la Santa Sede, es decir somos un paraíso fiscal para la Iglesia, ha autorizado las ETT primer eslabón de la precariedad laboral, ha reformado las leyes laborales y de pensiones siempre en perjuicio de los trabajadores y de los pensionistas, ha seguido manteniendo la educación concertada y ha favorecido la creación de universidades privadas que son un foco de desigualdad, un partido que se ha financiado de forma ilegal, le recuerdo Filesa y compañía, por no mencionar a los GAL, un partido que se dice socialista donde su ministro de economía dice que somos el país donde es mas fácil hacerse rico, un partido donde muchos de sus ministros acaban chupando del bote de las empresas que han favorecido desde el gobierno.

      Miré usted, yo voté al PSOE en el 82 preñado de ilusión, Felipe no tardo ni dos semanas en reunirse con la banca y salir todos sonrientes, acababan de vendernos, fíjese cuantas sentencias ha tenido que hacer la justicia europea contra los bancos españoles para defender a quienes deberíamos haber sido defendidos por el partido que se dice que izquierdas y que es el que mas ha gobernado desde que tenemos democracia. He votado en otras ocasiones al PSOE tapándome la nariz pero asustado por la derecha aznariana y claro que en Podemos hay muchas cosas que no me gustan, pero a fuerza de desengaños sé que el PSOE solo hará gobiernos de izquierda si es empujado por quien esté a su izquierda.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • jorgeplaza jorgeplaza 18/09/19 10:56

    ¿Ya se ha olvidado usted de que, aunque es verdad que se lo sacaron con sacacorchos, el PSOE le ofreció a UP un Gobierno de coalición con Vicepresidencia para Montero y tres Ministerios? ¿Ya se le ha olvidado que Iglesias así lo reconoció públicamente en la sesión de investidura al decir que la aceptaba si le añadían las ya célebres políticas activas de empleo? ¿Se le ha olvidado también que Rufián y Esteban ya dijeron en su día que no entendían por qué Iglesias rechazaba la oferta? ¿No vio ayer "El Intermedio" en que Esteban y Rufián ratificaron una vez más esa falta de comprensión? ¿No es cierto que si Iglesias hubiera aceptado esa oferta por muy de mala gana que la hubiera hecho el PSOE, ahora (si es que no habían roto ya las relaciones) estaríamos en plena legislatura con un Gobierno de coalición de la izquierda?

    No creo que el Gobierno de coalición hubiera durado muchos meses, pero no hay forma de corroborarlo porque no lo ha habido. Si fueran usted y la mayoría de podemitas que aún lo son (cada vez menos, lógicamente) capaces de examinar los hechos objetivamente, de todo lo anterior deducirían sin dudarlo que el principal responsable de que no haya en este momento un Gobierno de coalición de PSOE y UP se llama Pablo Iglesias Turrión. Y tendrían que obrar en consecuencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Ambon Ambon 18/09/19 18:17

      "Después de visto todo el mundo es listo", si se hubiera sabido que lo anormal de la caducidad de la propuesta era lo normal en el caso del PSOE, pues podría hasta darle la razón, como dijo Iñaki Gabilondo, Sánchez ofreció algo que no quería e Iglesias rechazó lo que quería.

      Pero para cualquier persona normal que intenta cumplir su palabra, las ofertas no se retiran hasta que no se agotan las negociaciones, ¿que opinaría usted si en septiembre Iglesias hubiera dicho que su renuncia personal de julio ya no tenía validez?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Ambon Ambon 18/09/19 09:53

    Tienes bastante razón en las críticas a uno y otro, pero desde mi punto de vista hay un dato que rompe la equidistancia, creo que Sánchez nunca ha querido un gobierno con UP mientras que Iglesias si aceptaba estar en el gobierno supeditado a Sánchez.

    Como tu, yo también estoy cabreado, no por votar que como bien dices es un derecho ganado con mucho sacrificio y estaría encantado de que me convoquen a las urnas todas las semanas para decidir como los suizos sobre cosas diversas de nuestra vida diaria, estoy cabreado porque sobre lo que nos preguntan ya hemos decidido, son ellos los que no han entendido y ahora me dicen que hable mas claro, yo le diría a Sánchez que se limpie las orejas o se compre un sonotone.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    1

    • jorgeplaza jorgeplaza 18/09/19 10:58

      Si aceptaba Iglesias lo que usted dice, ¿por qué lo rechazó públicamente en la sesión de investidura? Amigo mío, su fe en Iglesias es, como tiene que ser la fe, ciega. Lo malo es que, me parece a mí, además de ciega es un poco tonta.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      0

      • Ambon Ambon 18/09/19 18:12

        ¿Ha negociado usted algo alguna vez? ¿Sabe que eso va de propuesta y contrapropuesta hasta que se llega a un acuerdo o se rompe la negociación?

        Puesto que el PSOE no dió por rotas las negociaciones, lo que UP estaba pidiendo en las últimas semanas era volver a las condiciones del desencuentro para avanzar desde ahí. Lo que no es normal es que las ofertas tengan caducidad.

        Y la verdad no es cuestión de fe, los hechos son los que son y no hay peor ciego que el que no quiere ver. Cosa bien distinta es la interpretación que cada cual es libre de hacer lo que le de la gana, en mi caso la republicana gana.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.