X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

Premios Feroz 2021: la imposible victoria de una gala 'muteada'

  • Los galardones de la prensa cinematográfica encumbran a la película Las niñas y a la serie Antidisturbios, dejando como gran perdedora a Veneno 
  • La frialdad de un público enmascarado marca la celebración, lastrada por las palabras de Victoria Abril sobre la "plandemia" y por las medidas de seguridad
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 02/03/2021 a las 23:00 Actualizada el 03/03/2021 a las 11:38
Victoria Abril tras recibir el Premio Feroz de Honor 2021 durante la ceremonia de este martes en el Teatro Coliseum, en Madrid.

Victoria Abril tras recibir el Premio Feroz de Honor 2021 durante la ceremonia de este martes en el Teatro Coliseum, en Madrid.

“No se oye”. Lo ha pronunciado media España desde marzo de 2020 —en distintas combinaciones: “Estás muteado”, “creo que estáis silenciados”, “espera, que me pongo los cascos”, “espera, que me quito los cascos”, etc— y lo pronunciaron también los espectadores de los Premios Feroz, los galardones de los periodistas cinematográficos, emitidos este martes a través de Youtube desde el Teatro Coliseo de Madrid. La gala empezaba con un sketch... silenciado. En pantalla, una llamada de Zoom de unos minutos, sin audio, que terminaba con Belén Cuesta diciendo: “No oigo nada”. ¿Era un gag? ¿Era un error? Luego supimos que simplemente alguien no había estado muy fino en el control de sonido, pero la pandemia ha ensanchado los límites de la televisión, del humor, del streaming y del aguante de los espectadores. Qué más daba, bastante tenemos con lo que tenemos. Para cuando la actriz Pilar Castro salió a presentar, en directo y con sonido, aquello había tomado un aire de irrealidad. Una presentadora sin mascarilla, una gala en directo, un montón de cabecitas entre el público (sí, con distancia y butacas vacías). Para calmar los ánimos y por lo que pudiera pasar, Pilar Castro se apresuraba a decir: “Estamos en el Teatro Coliseo, por supuesto con todas las medidas de seguridad”.

Porque, para no desentonar, los Feroz, nacidos con la ambición de ser los Globos de Oro españoles, no han tenido el mejor año. Quién lo ha tenido. Los galardones de la prensa cinematográfica habían apostado por una gala presencial, a diferencia de los Goya, que se han rendido ante los acontecimientos y se emitirán desde Málaga sin nominados y en un formato online. Si alguno había levantado una ceja ante la osadía de los periodistas —que tuvieron que desplazar el evento de Alcobendas a Madrid por las restricciones del primer municipio, aunque la cosa en la capital andaba igualmente calentita—, las exclamaciones de indignación llegaron con las declaraciones de Victoria Abril. Al recoger el Premio Feroz de Honor el jueves anterior, calificó la crisis del coronavirus de “plandemia” y aseguró que nos usan “como cobayas” para probar la vacuna. Pilar Castro cerraba su discurso de apertura de la gala —con guion de Lucía Lijtmaer e Isabel Calderón— con un triunfante: “Y sin hacer ningún chiste sobre Victoria Abril”. ¡El más difícil todavía! Tras dos horas de una gala irregular aunque voluntariosa, alguno más se hubiera agradecido.

Si los Premios Feroz han sido prueba de algo, es de que estamos regular. El cine está regular: “Premiamos la serie que todo el mundo ha visto y las tres películas que se han atrevido a estrenar”, decía Pilar Castro. Las actrices están regular: “Cuando voy al banco, me pregunta: ¿quiere comprobante? No, si me lo creo”, decía Asaari Bibang en su breve y estupendo monólogo. Loreto Mauleón se deshacía en lágrimas al recoger su Feroz a la mejor actriz de reparto en una serie por su trabajo en Patria. Paca la Piraña aseguraba haberse “hecho pipí en las bragas” de los nervios al entregar un premio. Verónica Echegui aprovechaba su discurso para dar cuenta de su crecimiento personal en la pandemia. Los presentadores recordaban que, por favor, los premiados hicieran el favor de no abrazarse, por favor. Las mascarillas se escurrían nariz abajo, los realizadores se afanaban para identificar a los nominados entre el público y la gala cumplía a la perfección con el espíritu caótico y esforzado del año de coronavirus. No pasa nada, es mejor esto que morirse, que diría aquella niña cuya desesperación optimista se hizo viral, verdadera representante del espíritu pandémico.

¿Y los ganadores? Ah, sí, sí, los ganadores. En una gala tan irremediablemente extraña, casi que parecía lo de menos. Las apuestas seguras: el premio a mejor documental para El año del descubrimiento, el de mejor actriz protagonista en una película para Patricia López Arnáiz por Ane, el de mejor actor de reparto en una serie a Patrick Criado por Antidisturbios, el de mejor comedia para La boda de Rosa... Los imprevistos: el galardón ex aequo a mejor actor protagonista en una serie para Hovik Keuchkerian por Antidisturbios y a Eduard Fernández por 30 monedas. Y era también una sorpresa que Veneno, la serie de Javier Calvo y Javier Ambrossi sobre Cristina Ortiz, alabada por la crítica nacional e internacional, se fuera de vacío, perdiendo el galardón de mejor serie frente a Antidisturbios. ¿Era esperada la victoria absoluta de Pilar Palomero, que se llevó el Feroz a mejor guion, dirección y película dramática por Las niñas? Andrea Fandos, su jovencísima protagonista, la miraba desde el patio de butacas con unos ojos enormes y expresivos por encima de la mascarilla; parecía sorpresa, pero a lo mejor era solo admiración. Quizás haya aprendido, como las demás niñas de Las niñas, que se puede ser mujer y contar historias de mujeres y tener éxito y reconocimiento en el intento. Eso sigue siendo hoy un imprevisto.

Hablando de mascarillas. Los Feroz servían también de experimento sociológico sobre la influencia del covid-19 en el sentido del humor y el efecto de las mascarillas sobre los números cómicos. Por una parte, se percibía en el público la necesidad de reírse; por otra, se percibía en el público la incapacidad para reírse. ¿Falta de práctica o asfixia mascarillesca? Por qué elegir. Cuando Esty Quesada —alias Soy una pringada— se subió al escenario a hacer un monólogo destroyer que incluía bromas sobre ETA, el bullying y las relaciones maternofiliales, la sala la recibía con cierta frialdad. Quesada se vanagloriaba de ser vasca para poder hacer chistes sobre la banda terrorista —“Yo sí, vosotros no”, chinchaba— y recordaba con nostalgia los viejos tiempos, cuando todo parecía un atentado: “¿Una mochila tirada en el suelo? Bomba de ETA. ¿Un clip de un centímetro de largo? Bomba de ETA. ¿Berto Romero? Bomba de ETA”. Aclaramos: era broma. Ella misma lo repetía, “Por favor, no me denunciéis”, haciendo un guiño también a Pablo Hasél al admitir haber descartado un chiste sobre un hipotético regreso de la banda, por lo que pudiera pasar. Las risas no llegaron, o llegaron amortiguadas, mientras en las redes los espectadores celebraban el atrevimiento de la Pringada.

Pero si en algún momento se congelaron las sonrisas bajo las mascarillas negras de etiqueta fue en el momento de la laudatio de Jorge Sanz a Victoria Abril, que recogía el Feroz de Honor, pese a todo. “Tengo que presentar al hombre más valiente de la noche”, decía Pilar Castro, calentando el ambiente, “el que tiene que separar al artista de la obra”. Le tocaba defender a la actriz, intérprete en películas como Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, Libertarias o ¡Átame!, y lo hacía casi como pidiendo perdón. “Victoria Abril es Victoria Abril, es única e insustituible y como tiene que ser: distinta a los demás. Se ha convertido en una gran diva, y lo ha hecho por una sola razón: porque puede”. Le hubiera sido más fácil alabarla después del discurso de la susodicha y no antes, porque, en medio de un resumen de su trayectoria, la actriz se detenía un momento para entonar el mea culpa por sus polemiquísimas declaraciones: “Siento mucho y pido disculpas si en la rueda de prensa, hablando sin filtro de los vivos, he ofendido a quienes han perdido a sus seres queridos”. El aplauso del público parecía sincero y compasivo. Y también aliviado: si la homenajeada se comportaba como mandan las nuevas normas sociales —y la ciencia— quizás los espectadores estuvieran más dispuestos también a ser compasivos con la organización y los premiados.

“Ya sabéis que esta noche no hay copa, no hay cava, no hay fiesta. Y mañana cuando os levantéis no quedará nada de esta noche de ensueño, porque todos los días son el día de la marmota”, decía Pilar Castro en el monólogo final, rompiendo la ya de por sí inestable burbuja de ilusión audiovisual. La despedida de Samantha Hudson, la autodenominada “travesti más vaga de España”, podría haber valido también para una gala cuyos organizadores están seguramente deseando olvidar, y, por qué no, para el año que dicha gala conmemora: “¡Buenas noches y que os den por el culo!”.

Lista completa de ganadores

Mejor película dramática

Las niñas.

Akelarre.

Ane.

El año del descubrimiento.

No matarás.

Mejor película de comedia

La boda de Rosa.

Los europeos.

Historias lamentables.

Orígenes secretos.

Sentimental.

Mejor serie de comedia

Vamos Juan. Diego San José. TNT España, 100 Balas.

Mira lo que has hecho. Berto Romero. Movistar+, El Terrat.

Nasdrovia. Sergio Sarria, Luismi Pérez, Miguel Esteban. Movistar+, Globomedia.

Vergüenza. Álvaro Fernández-Armero, Juan Cavestany. Movistar+, Apache Films.

Mejor serie dramática

Antidisturbios. Rodrigo Sorogoyen, Isabel Peña. Movistar+, The Lab, Caballo Films

30 monedas. Álex de la Iglesia. HBO Europe.

El Ministerio del Tiempo. Javier Olivares, Pablo Olivares. Globomedia, Onza, RTVE.

Patria. Aitor Gabilondo. HBO Europe.

Veneno. Javier Calvo, Javier Ambrossi. Atresmedia Studios, Suma Latina.

Mejor dirección

Pilar Palomero por Las niñas.

Icíar Bollaín por La boda de Rosa.

Cesc Gay por Sentimental.

Luis López Carrasco por El año del descubrimiento.

David Victori por No matarás.

Mejor guión

Pilar Palomero por Las niñas.

Marina Parés Pulido, David Pérez Sañudo por Ane.

Luis López Carrasco, Raúl Liarte por El año del descubrimiento.

Icíar Bollaín, Alicia Luna por La boda de Rosa.

Javier Fesser, Claro García por Historias lamentables.

Mejor actor protagonista de una película

Mario Casas por No matarás.

Raúl Arévalo por Los europeos.

Javier Cámara por Sentimental.

Javier Gutiérrez por Hogar.

David Verdaguer por Uno para todos.

Mejor actriz protagonista de una película

Patricia López Arnáiz por Ane.

Amaia Aberasturi por Akelarre.

Andrea Fandos por Las niñas.

Kiti Mánver por El inconveniente.

Candela Peña por La boda de Rosa.

Mejor actriz protagonista de una serie

Elena Irureta por Patria.

Ane Gabarain por Patria.

Vicky Luengo por Antidisturbios.

Megan Montaner por 30 monedas.

Daniela Santiago por Veneno.

Mejor actor protagonista de una serie

Hovik Keuchkerian por Antidisturbios.

Eduard Fernández por 30 monedas.

Raúl Arévalo por Antidisturbios.

Javier Cámara por Vamos Juan.

Álex García por Antidisturbios.

Mejor actriz de reparto de una película

Verónica Echegui por Explota explota.

Juana Acosta por El inconveniente.

Natalia de Molina por Las niñas.

Nathalie Poza por La boda de Rosa.

Paula Usero por La boda de Rosa.

Mejor actor de reparto de una película

Juan Diego Botto por Los europeos.

Chema del Barco por El plan.

Ramón Barea por La boda de Rosa.

Alex Brendemühl por Akelarre.

Sergi López por La boda de Rosa.

Alberto San Juan por Sentimental.

Mejor actor de reparto de una serie

Patrick Criado por Antidisturbios.

Mikel Laskurain por Patria.

Eneko Sagardoy por Patria.

Manolo Solo por 30 monedas.

Guillermo Toledo por Los favoritos de Midas.

Mejor actriz de reparto de una serie

Loreto Mauleón por Patria.

Susana Abaitua por Patria.

Macarena Gómez por 30 monedas.

Carmen Machi por 30 monedas.

Paca la Piraña por Veneno.

Mejor música original

Koldo Uriarte, Bingen Mendizabal por Baby.

Roque Baños por Adú.

Maite Arroitajauregi (Mursego), Aranzazu Calleja por Akelarre.

Roque Baños por Explota explota.

Federico Jusid, Adrián Foulkes por No matarás.

Mejor documental

El año del descubrimiento

A media voz.

Courtroom 3H.

Dear Werner (Walking on Cinema).

El desafío: ETA.

Premio Especial

My Mexican Bretzel

Blanco en blanco.

Lúa vermella.

El plan.

La reina de los lagartos.

Mejor tráiler

Javier Fesser, Rafa Martínez por Historias lamentables.

Marta Longas, Rafa Martinez por Akelarre.

Juan Santiago por La boda de Rosa.

Miguel Ángel Trudu por Explota explota.

Marina Francisco, Juan Gabriel García Román por Las niñas.

Premio Feroz FlixOlé al mejor cartel

Jordi Labanda por Rifkin’s Festival.

Natalia Montes por Akelarre.

Pablo Dávila, Espinar Gabriel por El arte de volver.

David de las Heras, Diego Motos por Los europeos.

Alfredo Borés, Berta González por La reina de los lagartos.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión