x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Sector bancario

El Banco de España confirma la asfixia del crédito a las empresas con caídas récord en mayo

  • La banca ganó entre 1996 y 2010 más de 169.000 millones
  • El circuito del crédito está taponado y las empresas supervivientes se resienten
  • El Banco de España certifica una caída récord de los préstamos a las empresas
  • La trampa de liquidez convierte al dinero que maneja la banca en un pantano improductivo
  • La deuda de los hogares se reduce un 4,9%, hasta 811.969 millones

Publicada el 01/07/2013 a las 14:08 Actualizada el 01/07/2013 a las 19:11
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Imagen de la cúpula del Banco de España en Madrid

Imagen de la cúpula del Banco de España en Madrid

EUROPA PRESS
El Banco de España estima que en un año, de mayo de 2012 a mayo de 2013, el crédito a las empresas ha caído un 9,7%. Es una cifra récord, un desplome que ilustra las dificultades por las que atraviesa una economía lastrada por una cifra de desempleo sonrojante: seis millones de parados, el 27,2% de la población activa.

Los datos del Banco de España, con un desplome récord del crédito, significa que llueve sobre mojado. El crédito a  las empresas cayó un 1% en 2010, un 4,2% en 2011 y el 7,8% en 2012. Es un deterioro acelerado que tiene un gran impacto sobre la actividad y sobre el empleo. Dos terceras partes del empleo del país depende de la actividad de las pequeñas y medianas empresas,precisamente las más afectadas por los cortacircuitos que han cegado el flujo de dinero.

Que no llegue dinero al tejido empresarial no quiere decir que haya falta de liquidez. El Banco Central Europeo (BCE) mantiene abierta la barra libre del dinero para los bancos, pero éstos prefieren tomarlo a interés reducido (0,5%) e invertirlo en activos de bajo riesgo, por ejemplo deuda soberana, antes que prestarlo en la economía real, donde la crisis ha disparado la morosidad (10,87%, según datos del mes de abril). El dinero acaba empantanado, sin facilitar el funcionamiento de la meconomía real.

Deuda de los hogares

El desplome del crédito y del empleo se ha traducido también en una contracción de la deuda global de los hogares. En los doce meses considerados por el Banco de Españla, la deuda de los hogares se ha reducido un 4,9%, hasta los 811.969 millones de euros. El temor y la incertidumbre sobre la evolución de la economía y del empleo mueve los porcentajes. Una prueba son también los préstamos al consumo: han caído un 5,8%, hasta 182.415 millones.

Los 3,1 millones de pymes y microempresas que sobreviven en el país tratan de mantenerse a flote mientras el Ejecutivo y los bancos discuten sobre quién tiene la culpa de que el escaso tejido empresarial se agoste. Si en 2007 la banca dispuso 394.000 millones para el sector empresarial, en 2012 la cifra se redujo a 146.000 millones. Por ponerlo todo en perspectiva: entre 1996 y 2010, el conjunto de la entidades ganaron 169.000 millones, según datos del Banco de España.

Es un asunto muy importante. De los 3,1 millones de pymes y microempresas censadas, 1.172.912 emplean entre 1 y 249 trabajadores. Suponen en torno al 60% del empleo total, según datos de la secretaria general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa.

Dinero público

El dinero no fluye de la banca a la economía real. Pero, en cambio, sí fluye de las arcas públicas hacia el sistema bancario. En una reciente comparecencia, el presidente de la patronal bancaria, AEB, Miguel Martín, cifraba en 125.000 millones de euros los recursos públicos absorbidos por el sistema bancario: 75.000 millones aportados por el Fondo de Reestructuración Orgenada bancaria (FROB) y 50.000 millones en activos dañados adquiridos por la Sociedad de Gestión de Activos de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

Otras fuentes, caso del profesor Antoni Garrido, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, maneja números más contundentes. Según sus cálculos, desde el inicio de la crisis financiera, en 2009, bancos y cajas han recibido ayudas por valor de 185.518 millones de euros, de los que 175.000 serían públicos, aportados por los contribuyentes españoles, pero también europeos.









Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión