x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Macroeconomía

El FMI pronostica un crecimiento del 0,9% pero sin apenas mejora en el empleo

  • El Fondo aumenta la presión para que actúe el BCE y evite una caída de precios generalizada en Europa
  • La tasa de desempleo se mantendrá en torno al 25% durante este ejercicio y el próximo
  • En 2015 el crecimiento previsto del 1% se situará entre los más débiles de la eurozona

Publicada el 08/04/2014 a las 15:25 Actualizada el 08/04/2014 a las 16:54
Christine Lagarde

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

EFE
El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica en su informe de primavera (Perspectivas Económicas Mundiales un crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España del 0,9% este año, lo que supone una mejora de tres décimas respecto a las previsiones de enero (0,6%). La mejora del 50% respecto a los cálculos previos alimenta la tesis de la recuperación que el Gobierno "vende" desde hace meses, si bien tiene un contrapunto oscuro ya que el desempleo, según el organismo internacional, no bajará significativamente del 25% de la población activa ni este año (25,5%), ni el próximo (24,9%). Además, el FMI insta al Banco Central Europeo a adoptar medidas al estilo de las tomadas por otros bancos centrales (EE UU, Japón...) para evitar caídas ganeralizadas de precios (deflación).

El pronóstico del Fondo, que mejora por tercera vez consecutiva las previsiones sobre la evolución de la economía española, se sitúan más cerca del porcentaje adelantado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro para el conjunto del ejercicio (en torno al 1% de crecimiento) que a las estimaciones del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien ha llegado a adelantar una estimación de mejora de la economía del 1,5%.

A pesar del optimismo, las estimaciones hay que ponerlas en contexto. Aunque este año, según el FMI, España crecerá más que países como Grecia, Italia (pronostica para ambos un 0,6%) u Holanda (0,8%), en 2015, la economía aún estará lejos de mejorar el tono vital de forma importante.

Porcentaje escaso

El 1% de crecimiento que prevé el Fondo para 2015 en el PIB  de España es uno de los porcentajes más escasos entre los 18 países de la eurozona. Sólo Eslovenia y Chipre registrarán crecimientos similares. Pese a todo, la vuelta a las cifras positivas, tras la contracción del 1,2% de la economía en 2013, servirá al Ejecutivo para extender la idea de una recuperación en marcha que, no obstante, no tiene efectos en la mejora del desempleo.

De acuerdo con las previsiones del FMI, la tasa de paro este año cerrrará en el 25,5% y rozará el 25% (24,9%) en 2015. Es una evolución desesperantemente lenta para un país que aporta la cuarta parte de los parados europeos y que tiene en el desempleo juvenil, en torno al 55%, como un baldón que compromete la estabilidad social.

En crecimiento, también prevé para 2015 una  mejora de dos décimas respecto a los cálculos anteriores, del 0,8% al 1%. Es, en todo caso, un porcentaje inferior a las previsiones del Gobierno (1,2%) y del Banco de España (1,7%).

Pasividad del BCE

En pleno debate sobre las limitaciones con las que actúa el Banco Central Europeo en un contexto de caída generalizada de los precos (0,5% de inflación en la eurozona en marzo) el FMI resalta también en su informe de primavera los riesgos para la actividad asociados a una baja inflación en las economías desarrolladas.

En concreto, y para la zona euro, el Fondo sostiene que los bajos precios representan una de las principales amenazas para la recuperación global. No descarta la posibilidad de una deflación (tasas negativas durante un tiempo prolongado), ante lo que sería necesario, advierte, un mayor grado de flexibilización monetaria, incluyendo la adopción de medidas no convencionales, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el FMI, las consecuencias de la deflación serían graves: "mayores intereses reales, un incremento de la carga de la deuda pública y privada y una menor demanda y producción". En el caso de un país como España, con la deuda externa en torno al 170% del PIB y la pública camino del 100%, la deflación sería una puntilla preocupante.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de abril del Consejo de Gobierno del BCE, recuerda Europa Press, el presidente de la entidad, Mario Draghi, ironizó sobre la "extremada generosidad del FMI" a la hora de sugerir lo que habría o no que hacer, recomendando a la institución que se plantee también prestar consejo justo antes de las reuniones de política monetaria a otros bancos centrales, como la Reserva Federal de EEUU.








Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • baldos baldos 08/04/14 17:31

    Lo que significa que la pobreza, ira en aumento y por el contrario los benefactores, seguirán enriqueciéndose más, ante la indolencia de una desgobierno, incapaz de reducir la miseria, sino que la mima aumentara.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juan Delmundo Juan Delmundo 08/04/14 16:56

    Estos profetas mundiales que saben, a distancia, lo que a hacer la economía de cada país, ¿no podrían dedicar sus conocimientos, sus bases de datos, su saber, etc. etc., a proporcionar planes de acción que eviten que el que menos tiene, tenga aún menos, y que el que más tiene, vaya cediendo un poco de lo que tiene?????? Porque lo que hacen, es avisarnos de lo que "El Sistema" les ha dado a entender, que van a hacer. Para eso, lo meten en un Telediario y no hace falta que el mundo paguemos a tanto inutil al servicio del sistema capitalista. Un saludin

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión