Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
PP

"Tenéis que estar en el consenso", la advertencia de Fidalgo a Casado, "este señor de la barba"

  • El ex secretario general de CCOO califica a los conservadores de "la única alternativa" ante un "Gobierno muy astuto", pero pide seguir lo marcado en el Pacto de Toledo antes que emprender reformas radicales en pensiones
  • Fátima Báñez, que se saltó el espíritu del Pacto en 2013 para desvincular la revalorización de las pensiones con el IPC, dice que cada día "son más necesarios los grandes consensos"
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 02/10/2021 a las 06:00
José María Fidalgo (de negro) junto a Pablo Casado y Fatima Bañez

José María Fidalgo (de negro) junto a Pablo Casado y Fatima Bañez en la conveción del PP.

Tarek

Con 73 años, una enorme voz perteneciente a un cuerpo de dos metros retumba en la convención del PP en Cartagena. Nada menos que la voz del ex secretario general de Comisiones Obreras de 2000 a 2008, José María Fidalgo, un habitual en actos de corte conservador, ora en mítines de apoyo a Cayetana Álvarez de Toledo en las elecciones de abril de 2019 en Barcelona, ora en la tertulia de Carlos Herrera, en la Cope. En este caso el acto iba de pensiones y dependencia, y el mensaje era obvio: la insostenibilidad del sistema, espoleada por dos expertos presentes en el acto, los economistas Lorenzo Bernardo de Quirós y Fernando Fernández, que describieron un futuro desolador con muchos jubilados y pocos trabajadores. La cuarta en el escenario, la ex ministra Fátima Báñez, defendió a ultranza su modelo de "crecimiento y empleo".

Fidalgo, que dirigió el sindicato más grande del país, no mordió el anzuelo y defendió la vigencia del Pacto de Toledo, el consenso político y el diálogo social. "Todos los problemas que habéis comentado aquí ya estaban presentes cuando el 6 de abril de 1995 suscribimos el Pacto de Toledo. Lo firmamos todos. En aquel momento también había una gran inquietud con relación a la sostenibilidad del sistema de pensiones. Se decía que en 10 años habría quebrado", arrancó el ex sindicalista y médico. "No quebró. Ningún sistema público de pensiones en el mundo ha quebrado nunca".

Quizá por su relación próxima al PP, al menos desde que presentara el segundo libro de las memorias de José María Aznar en 2013, Fidalgo se permitió dirigir consejos y advertencias al actual líder del PP, Pablo Casado: "Desde los Pactos de La Moncloa ha habido una tradición de consenso en la que tenéis que estar sois vosotros. Y vosotros sois la única alternativa a este Gobierno: no hay otra". El público irrumpió en aplausos. "No no, no aplaudáis. Gracias por los aplausos, pero a este señor de la barba [Casado] los aplausos deberían de darle prurito. Porque el problema no es llegar al Gobierno. El problema es gobernar. Gobernar para todo el mundo. Y lo que tenéis enfrente [el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos] es muy astuto".

Si el espíritu del encuentro abogaba por alargar la edad de jubilación o potenciar los planes privados de pensiones, Fidalgo no dijo ni sí, ni no, ni lo contrario. Y siguió con las recomendaciones al presidente del PP: "Pablo", proclamó. "Cuando gobernéis vais a oír muchos cantos de sirena. Pero para gobernar hay que ganar elecciones. Y eso significa lanzar un mensaje que la gente entienda que le va a favorecer, porque la gente no es tonta".

"La gente no es tonta, Pablo"

"La gente sabe que la opción de dejar de revalorizar las pensiones al IPC no os gusta. Cuando llegues al poder, Pablo, porque sois la única alternativa que hay al Gobierno de España, ¿le vas a decir a muchos jubilados que van a perder el 40% de su poder de compra? ¿Cómo se lo explicamos? Tenéis que tener cuidado. Una cosa es que lancéis mensajes claros y otra que vayan en contra vuestra". 

"En este momento, los últimos años para mucha gente no existen. Se les ha expulsado de las empresas. ¡Coño! Ahí enfrente tenéis la Naval", se solidarizó. "Nunca hemos conseguido que la edad real se acompase con la legal. Así que yo creo que hay que mirar al Pacto de Toledo, superar ese gap y avanzar hacia el futuro". Fernández o Bernardo de Quirós le contestaban que el Pacto de Toledo no había cumplido sus objetivos. 

El exlíder de CCOO, defenestrado por Ignacio Fernández Toxo en el Congreso de 2008 cuando pretendía cumplir su tercer y último mandato, aceptó el envejecimiento demográfico como vector de insostenibilidad ("el sistema de pensiones viene de principios del siglo XX con Eduardo Dato y fijaba la jubilación a los 65 años, de forma que la prestación la cobraban los escasísimos supervivientes") pero siempre dentro del marco del pacto parlamentario. "Hacer coincidir regímenes general y especial: se ha conseguido; separar las fuentes de financiación: un proceso larguísimo que no ha terminado. Yo siempre seguiría las recomendaciones del Pacto de Toledo". 

"Nos increpaban continuamente"

"Esto lo entiende quien lo quiere entender. Hay una barrera cultural. Y nuestra tarea es informar En mis tiempos de sindicalista hacíamos más de 300 asambleas con 10 veces más asistentes de los que estáis hoy aquí. Nos increpaban continuamente por aceptar lo que en teoría no debíamos. Y las conclusiones fueron votadas por unanimidad en el Consejo Confederal de CCOO". Fidalgo se declaró contrario "a los cambios bruscos". "No podemos pasar de un sistema de reparto con caja única a otro de capitalización. Hay que legislar con un plazo de 10 años"

Sobre los sistemas complementarios –planes de pensiones–, Fidalgo abogó "por un mix donde todo el mundo tenga su parte en el sistema de reparto". "Estoy a favor de un sistema [de pensiones] público y privado", y puso como ejemplo el Reino Unido o el País Vasco. Y lanzó una defensa cerrada de algo que podía interpretarse como el viejo bipartidismo: "El centro derecha y el centro izquierda de este país se tienen que poner de acuerdo. Como en 1995". 

Báñez, amiga personal de Fidalgo, apostó por una España donde cada día son más necesarios los grandes consensos", ya que hay "uno que es fundamental desde el año 1995, el Pacto de Toledo". Lo que obvió la ex ministra de Empleo fue que ella rompió ese mismo consenso en 2013 al aprobar la mayoría absoluta del PP por aquel entonces en solitario dejar de revalorizar las pensiones con el IPC

 

Gracias. Tu apoyo hace posible que infoLibre exista

Gracias. Por comprometerte con la información. Por permitirnos investigar. Por rechazar las fake news. Por defender un periodismo que no dependa de oscuros intereses que otros medios nunca revelan a sus lectores. Por tus sugerencias y hasta por tus quejas. Por tus artículos en Librepensadores y tus comentarios en nuestros artículos. Personas como tú hacen posible infoLibre desde 2013. Si quieres regalar una suscripción, puedes hacerlo con un click aquí.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




25 Comentarios
  • EAJ49radio EAJ49radio 02/10/21 23:50

    Y este Sr. Fidalgo dirigió el sindicato de clase llamado CCOO.? si que la defendería, está claro a cuál de ellas. Es imposible que un señor que está en la convención del PP no puede defender a la clase trabajadora. Que la ciudadanía deja mucho que desear a la hora de votar, sean las urnas que sean, por sus intereses también es diáfano

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Arkiloco Arkiloco 02/10/21 20:17

    Estamos ante otra piñata por la que desfilan los más destacados aporreadores entre los izquierdistas de toda la vida, incorruptibles y que ni cambian ni cambiarán nunca por cosa genética. Pocas cosas les resultan tan excitantes como los “traidores” y la abundancia que encuentran al levantar, maravillados, cualquier piedrecilla. Ya les dije yo, lo avisaron o lo vieron venir los más avispados. A otra mayoría los engañaron.

    Vivir engañados y en un mundo de traidores permite una explicación fácil de lo que sea y crea las historias particulares de inocencia y virtud de los que nunca cambian. Puede ser el devenir de Podemos, el del PSOE o el del sindicalismo, ya no solo español sino del mundo mundial. La historia es una suma de traidores y traiciones o de tramas y conspiraciones para engañar e impedirnos alcanzar la meta que sea y que el pueblo no se comporte como corresponde o como según manda esta izquierda aporreadora.

    ¿Cómo no se le vio el plumero a Fidalgo? ¿No sería un infiltrado colocado allí por el Ibex? Engañó o no fue investigado a fondo con algún escáner de autenticidad o detector de deficiencias evolutivas. Son algunas de las preguntas-conclusiones de los que se desmelenan ante estas transiciones e indignación que se convierte en éxtasis ante los escasos que lo hacen a la inversa. Verstrynge, el delfín de Fraga, nos resultaba lo más parecido a un nazi. Traidor también pero encantador y bienvenido. Ha cambiado como dios manda. De lechón a cochino o de cochino a lechón en modo androide ocurrente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    4

    • Arkiloco Arkiloco 02/10/21 20:19

      No creo que Fidalgo engañase a nadie, simplemente ha cambiado. Antes pensaba así y ahora piensa asá. Ni engañaba ni engaña, ha cambiado, como Verstrynge. Fidalgo o Errejón traidores son y este no es mejor tratado que aquel por quienes tienen esta facilidad para encontrarlos y explicarse así su inocencia y su trayectoria de entrega y sacrificios por el pueblo, la verdad y su autenticidad de izquierda rocosa e inmutable. Y que, francamente, en el nivel, compromiso y actividad de los aporreadores, parece chupado.

      Fidalgo, como otros, viene bien a las derechas para combatir a la izquierda y eso es lo que más irrita y atufa aunque, en este caso, sus declaraciones hayan sido inconvenientes para el PP. Pero, ¿traidor? No sé si se le conoce alguna traición concreta pero, los coros trágicos y representantes de los sentimientos más auténticos y eternos de un pueblo inocente e inmutable, los cantan en todas partes y épocas y son dados a desencantarse con héroes condenados a engañar y engañarles. Con esas gafas ¿quien no encuentra la felicidad?

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      3

  • Cantón Cantón 02/10/21 16:15

    El problema del sindicalismo son tipos como este, personal liberado , más bien desaparecidos del trabajo y aprovechados por las empresas oportunamente, pesbreros, gente sin escrúpulos que en las asambleas daban voces y delante la empresa se rilaba patas abajo para meter a trabajar a parte de su sangre o allegados, vagos redomados que su única función era ir a la empresa con cuentos y mentiras .
    Gente que ha mediado mucho siendo los peores profesionalmente pero los mejores correveidile.
    Las empresas van muy por delante de los sindicatos a todos los niveles. Estos se han dedicado a mantener gente vaga y mal preparada.
    No quiero generalizar. Pero eso es lo que he vivido.
    En fin. No descubro nada que usted no sepan, pero conviene no olvidar porque está en la nada nuestro sindicalismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    12

    • Arkiloco Arkiloco 02/10/21 20:50

      Estoy seguro que a usted no hay nada que descubrirle porque pertenecerá al selecto club de los que, si no lo saben todo se acercan. Y lo saben o intuyeron desde siempre, de los que no se les escapa nada o lo vieron venir. Y que de sus limitadas, localizadas experiencias e interpretaciones muy personales extraen teorias y conclusiones de alcance universal que todos deberiamos compartir. Lo que deberíamos compartir y no olvidar.

      Sin ánimo de descubrirle nada le cuento lo obvio: que hay personas que cambian y otras no o eso dicen. Y le reconozco que hay opiniones que no cambian. Las suyas sobre el sindicalismo, los sindicalistas y liberados vagos, oportunistas y sin escrúpulos como el mal del sindicalismo y explicación de la superioridad y poder de las empresas, son las mismas que escuchaba hace 40 años. No sé si eran como usted pero las características parecen las mismas. Eran tan inteligentes, preparados, virtuosos y exigentes que no se comprometían con nada ni con nadie. No destacaban en hacer pero eran expertos en criticar y no proponer. Tampoco destacaban por coraje y decir en público y en asambleas lo que pensaban. Murmuraban y se resistían en silencio privando a los sindicatos de tan valiosos, preparados y combativos elementos. Y que por oposición a aquellos sindicalistas y liberados habrían hecho de los sindicatos el recopón. Nada mejor que ser sindicalista y liberado para hacer carrera en una empresa. Pero resulta que, las mejores carreras y vidas placidas han sido las de los que no han asumido ningún riesgo, con nada se han comprometido y, por lo tanto, se han equivocado menos o en nada. Y siempre aciertan o lo tienen todo así de claro. Usted no quiere generalizar pero tiene una teoría universal. Ay, si hubieramos sabido o vivido lo que usted y mantenido ese saber y recuerdos. Hay cosas y personas que, efectivamente, no cambian.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      3

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 02/10/21 17:30

      Usted no se cree las tonterías que dice. No hay organización en España que tenga tantos afiliados que paguen puntualmente todos los meses. Ni la Iglesia Católica ni los clubs de futbol, ni nadie tiene dos millones de cotizantes mensuales como tienen entre UGT y CC.OO. Para ser un fracaso ¿Cómo estarán los demás, los partidos politicos, los clubs de futbol, las iglesias, las asociaciones de vecinos, las empresariales, etc.?. Su opinión es politica, diría que sectaria y no tiene que ver con la realidad. Parece mas bien que busca usted un chivo expiatorio que le llene de contenido su vida o que le rige el rencor y la envidia.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      9

  • JPCjpc JPCjpc 02/10/21 16:04

    En los años 60 me afilié a CCOO y contribuí a hacer grande este sindicato; leyéndoos a vosotros no entiendo cómo nuestro sindicato ha otorgado responsabilidades importantes a personas sin investigar a fondo sus verdaderos pensamientos e intenciones. Fuera monarquía.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • Ira Ira 02/10/21 15:11

    a fidalgo como a abscal ayuso aznar y cia o a sus reservas en ppsoe gonzalez guerra bono el paje ...les votan
    parece que en españa el problema viene de abajo
    es un estado pseudodemocratico que hace maravillas para constar como democracia
    eso si, es tan buena esa patria, que no te dejan salir aunque quieras
    tienes que " disfrutarla por kojones"
    o sea , por las armas

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    6

    • Arkiloco Arkiloco 02/10/21 21:01

      Lo que queda o te queda es sufrir y padecer "esta democracia". Y, claro, como sufres y la padeces tanto...no disfrutas nada. Un problema que viene de abajo y que aquí se somete "por las armas". El o la que no sufre, padece o esta sometido por las armas tiene que estar loco o enfermo. No se me ocurre otra aunque dicen que hay una invasión de alienigenas que no se nota.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

  • Andrew Andrew 02/10/21 13:38

    Me parece bien que la gente se defina por oportunismo o por lo que sea pero que se posicione en el lugar que se defina mejor y exponga sus cartas, ya está bien de tanta hipocresía. Se puede cambiar radicalmente pero no sería este hombre un topo y si es así,¿es de fiar?. Ahí queda la duda.
    Por otra parte hay que ver el esfuerzo que están haciendo para aupar a Casado y no me extraña porque no he visto a un político mas absurdo, nunca tiene nada que proponer, eso si es como la voz en off de Aznar. Si un pueblo vota a este personaje por sus propuestas y procesos de mejoras para el pueblo, entiendo que este pueblo es de diván de psiquiatra. Pero eso si, siempre tendrán rezando unos Ave María, el perdón y la gratificación del cura.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • PedroLibre PedroLibre 02/10/21 11:56

    Para llegar a secretario general del mayor sindicato español, hay que convencer  y/o  engañar a mucha gente y el “señor” Fidalgo lo ha hecho y lo ha conseguido. Parece mentira que un ultra liberal tan grande y hermosote como este “señor” haya pasado inadvertido durante tanto tiempo y a tanta gente de ese sindicato ¿comunista?. Yo creo que este “señor” se infiltró hábilmente y creó un gran caballo de Troya liberal dentro del sindicato del que todavía no han conseguido desembarazarse del todo, mostrando un sindicalismo muy dialogante pero muy tenue y flácido a la hora de pelear y plantar cara al capitalismo mas rancio y trasnochado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    31

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 02/10/21 14:35

      Yo tuve discusiones sindicales importantes en el sindicato con el sr Fidalgo y yo era el moderado y él, el extremista izquierdista. Yo defendía la transformación de Comisiones en un sindicato de clase y el defendía la permanencia como movimiento político sindical mas a la izquierda, lo que había sido en el periodo final del franquismo y la transición, porque la politica estaba prohibida, excepto la del dictador, y todos los movimientos como los trabajadores o estudiantiles ocupaban espacios que en una democracia no deben ocupar. Yo defendía un sindicato posibilista que consiguiera mejoras reconocibles para los trabajadores concretos, que no les lanzara panfletos, sino de la realidad de la puta base y que tuviera actividades sociales para los trabajadores y él defendía casi un sindicato revolucionario. El sr Fidalgo es el típico pequeño burgués que es el mas revolucionario de todos, pero siempre es de boquilla, de palabra y muchos vuelven a su redil de pequeños burgueses. Le recuerdo que es el único de los secretarios generales de CC.OO que no venia del mundo de los trabajadores sino del espacio pequeño burgués que ocupaban entonces los médicos. Y le recuerdo que fue el único Secretario que a la vista de su deriva fue derrotado en un Congreso por el trabajador manual Fernandez Toxo, que venia de la naval, al igual que Marcelino Camacho era tornero y Antonio Gutiérrez de a Renault. A mi me recordaba a algunos de los seudorevolucionarios de palabra, radicales con ellas pero algo farsantes. Como algunos de los comentaristas de aquí. Muchos de estos pequeño burgueses de mayores envejecen mal y se hacen listillos que lo saben todo, que se ponen por encima de los demás y dan lecciones. Esas lecciones que daban de mas jovenes de ser revolucionarios que luego se transforman en lecciones de ser mas reaccionario. Siempre dando lecciones.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      17

      • paco arbillaga paco arbillaga 02/10/21 14:54


        Antonio Basanta: Comparto sobre todo las últimas lineas de tu comentario, y el daño que han hecho, y hacen, a la izquierda esos «seudorevolucionarios de palabra» (de teclado los llamo yo). Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        14

  • Villues Villues 02/10/21 11:06

    Al respecto de traidor no sería tan atrevido, si algunos afir,an que ya lo conocían y no ha sorprendido, no veo traición, lo que he leído en el artículo lo veo muy razonable. Ahora dicho esto la libertad es eso estar en donde crees que debes estar, yo no estaría muy cómodo a su lado pero no me parece que la coherencia en los planteamientos de Fidalgo deban de menospreciar. He sido miembro del PCE y no necesariamente he compartido amistad con los " camaradas ". SI, de Fidalgo es chocante pero nada mas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Teresa9 Teresa9 02/10/21 10:39

    Que verguenza produce Fidalgo, lo que tiene de alto, lo tiene de traidor!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • rololu rololu 02/10/21 10:36

    Vale pero por lo menos es razonable en sus reflexiones y el problema de las pensiones no es nada simple

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    3



 
Opinión