X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Ideas Propias

Contra la monarquía

Publicada el 13/09/2021 a las 06:00

En España hay dos caminos por los que llegar al republicanismo. El primero arranca de la asunción de los principios democráticos como fundamento de lo común y pasa por el conocimiento de nuestra propia historia y la historia de Europa. Es la senda que han recorrido activistas como Emilio Silva, Ariel Jerez, Belén Guerra, asociaciones como la ARMH o historiadores como Ian Gibson. Es un camino largo y lleno de ejemplos sobre los que construirse y personas a las que honrar. Desde su nacimiento, una parte de los esfuerzos realizados por el movimiento para la recuperación de la memoria histórica se ha dedicado a resituar las narrativas sobre la II República en las coordenadas del rigor y la verdad históricas. Noventa años después de aquel abril del 31, por fin es posible encontrar una historiografía rigurosa, digna y con perspectiva crítica junto a los centenares de panfletos disfrazados de textos de historia que los palmeros de la dictadura han venido escribiendo desde el 36 hasta la fecha. Hoy en España, las bases republicanas de largo aliento son conocedoras de su propia historia y están orgullosas de nuestro pasado. Y aunque minoritarias, crecen. Por lo que sabemos a través de las escasas encuestas existentes, son ya entre el 30% y el 40% del país (Plataforma de Medios Independientes: Encuesta sobre la Monarquía. Instituto 40dB. n 2000. Sept-Oct 2020).

Pero lo cierto es que España ha hecho esfuerzos ingentes para diezmar esa mayoría republicana que lleva dentro desde las Cortes de Cádiz. El siglo XIX necesitó una restauración absolutista, media docena de golpes de Estado, miles de fusilamientos, tres guerras civiles en el norte y miles de hectáreas de caciquismo para doblegar a las grandes bases populares, liberales primero y libertarias después. El siglo XX no se quedó manco: dos dictaduras militares, décadas de masacres de obreros y jornaleros, 600.000 muertos en la guerra, más de 50.000 represaliados después, cientos de miles de exiliados, 300.000 bebés robados, el mantenimiento de una Ley de Sucesión en la jefatura del Estado por la que Santo Tomás de Aquino calificaría al rey Juan Carlos como “tirano por usurpación” y muchas toneladas de cinismo felipista para inventar el juancarlismo, esa gran trituradora ideológica con la que el PSOE logró, a principios de los 80, hacer añicos al republicanismo y desplazar sus astillas a las periferias culturales del país. Guste más o menos, en lo que va de siglo XXI frenarle los pies a la emancipación republicana ha costado mucho menos: apenas un pacto de silencio de los poderes económicos con los grandes medios de comunicación sobre la información relativa a la familia real y toneladas de papel couché. Comparado con lo que han vivido las generaciones precedentes, no es nada.

Y sin embargo, frente a la resistencia de los poderosos y sus aliados, España ha seguido ensanchando otra senda republicana: la que ha desbrozado la propia monarquía desde su restauración en el 75. Eso sí, para transitarla ha habido que esperar a que la jueza Lamela ordenase la entrada en prisión de Villarejo en 2017. Un empujoncito imprescindible para que el comisario decidiera encender el alumbrado público sobre el viaducto juancarlista a la III República. La cuestión es que la alcantarilla monárquica tiene una corriente de fango tan fuerte que no es que te abra el paso hacia la alameda republicana, es que te caes en ella de golpe. Si las cadenas de TV generalista dedicasen tres o cuatro meses a explicar con cierto detalle el contenido de los artículos publicados por Carlos Bayo (@tableroglobal) sobre el amasado de la fortuna del rey Juan Carlos desde la muerte de Franco hasta su abdicación en el 14, el estado de la cuestión sobre la monarquía en España cambiaría sustancialmente. No sólo en la opinión pública, también en el Congreso de los Diputados. No es casual que quien nos ha explicado cómo ha funcionado el Ministerio del Interior, cómo se financiaba el PP, cómo se destruía la reputación de los dirigentes de Podemos, ERC y CIU y cómo se gobernaba el BBVA, nos esté explicando también cómo se hizo rica la familia real. Villarejo lo sabe todo porque durante décadas ha trabajado para todos o contra todos, dependiendo del momento y de la cantidad de dinero. Pero hoy no toca hablar de los jefes de obra de la fosa séptica; toca hablar de sus promotores y sus usuarios.

Gracias a que existe un periodismo como el de Carlos Bayo, hoy sabemos que la fortuna de la familia real española comienza a gestarse en los años 70 gracias a la muy lucrativa y mutuamente beneficiosa asociación del rey Juan Carlos con Manuel Prado y Colón de Carvajal, amigo, socio y testaferro de su majestad. Ambos, uno a la luz y otro en la sombra, montan al 50% una sociedad hispano-saudí con otros dos socios que también tenían su luz, Adnan Khashoggi, y su sombra, el príncipe saudí Fahd. La empresa se constituye el 7 de julio de 1978 en Londres, el mismo día que el Congreso de los Diputados debatía la aprobación de la Constitución del 78. Cada uno estaba a lo que estaba: el pueblo español a ver si lograba poner en pie una democracia y el jefe del Estado echando los papeles para registrar una empresa cuyo objeto era llevarse comisiones millonarias mediando en la venta de armamento español a las dictaduras árabes más sanguinarias. Hoy, cuarenta años después, sabemos que ambos consiguieron sus objetivos: el pueblo español puso en pie su democracia y el rey se llevó 1.500 millones de pesetas de comisión sólo por mediar en la venta de 7 aviones de combate a Hassan II, rey de Marruecos. Por poner un ejemplo. Después vendrían las corbetas a Egipto, los blindados, los camiones Pegaso, etc. Como si de una broma del destino se tratase, el nombre con el que el rey Juan Carlos designó su empresa pantalla es el mismo que los guionistas de Cuéntame eligieron para la familia que ha narrado a varias generaciones de españoles la historia de la transición. ¡Quién sabe! Quizá algún día RTVE vuelva a hacer una serie protagonizada por los Alcántara, pero esta vez los de Alkantara Iberian Export.

Así comenzó a crecer la fortuna del rey Juan Carlos. Pero como la impunidad de la corona no es extensible a sus testaferros, a mediados de los 90 el rey tuvo que cambiar de socios porque a Manuel Prado y Colón de Carvajal las cosas se le estaban poniendo difíciles en los juzgados. Sus nuevos amigos, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, le gestionaron los paquetes de acciones de ENCE, Abengoa, Endesa y Telefónica que el gobierno de J.M. Aznar le regaló a su majestad en el momento en el que se inició la privatización de las empresas públicas, allá por el año 98. Poco después, en 2003, el rey Juan Carlos les devolvió el favor: utilizó toda su influencia para que el británico Barclays comprase el Banco Zaragozano por 1.100 millones de euros, un precio muy por encima de su valor, y del que cada Alberto se llevó más de 225 millones de euros de comisión y su campechana majestad 52. Para guardar tanto dinero negro, el rey hizo lo que cualquier otro españolito de a pie: llamar a un primo suyo. En este caso, Álvaro de Orleans, persona de pocos recursos en ese ambiente y con quien casi no tenía relación. El primo montó una fundación pantalla en Liechtenstein llamada Zagatka y los 52 millones de la campechana comisión por la venta fraudulenta del Zaragozano a Barclays fueron a parar allí. Cinco años después, en 2008, el rey impulsó la creación de otra fundación pantalla: Lucum. En apenas unos días, la cuenta de Lucum recibió 65 millones de euros del saudí rey Abdulá. A fecha de hoy no está claro el porqué de esa transferencia, pero parece descartado que sea la mordida del rey en la adjudicación del AVE a la Meca a las empresas españolas y buenas amigas de su majestad, OHL y Copasa. No porque esa comisión no existiera, sino porque ese contrato no se firmó hasta 2011 y ni siquiera Corinna Larsen sería capaz de lograr que le pagasen la mordida de Juan Carlos con tres años de antelación.

Y además de lo evidente, ¿qué tienen en común las fundaciones Zagatka y Lucum? Dos cosas muy importantes. En primer lugar, ambas son fundaciones que utilizan al mismo testaferro, Álvaro de Orleans, y los mismos gestores para el blanqueo: Ramón Blanco Balín y Arturo Gianfranco Fassana, personajes también clave en la estructura de blanqueo de la caja B del PP. Y, en segundo lugar, tienen como beneficiarios al rey Felipe VI en el caso de Lucum, y al rey Felipe VI y sus hermanas Elena y Cristina en el caso de Zagatka; y por supuesto al rey Juan Carlos. Si alguien quiere recordar el modus operandi de Urdangarín con la fundación Noos, este es el momento.

Todo esto y muchas otras cosas (las amenazas del jefe del CNI a Corinna Larsen en Londres, las presiones del rey Juan Carlos al presidente del Tribunal Constitucional para evitar la entrada en prisión de los Albertos, etc.), están sobre la mesa del fiscal suizo Yves Bertossa desde el año 2017, o quizá antes. El pasado mes de febrero, es decir, casi cinco años después de que Bertossa iniciase su investigación en Ginebra, un fiscal de nuestro Tribunal Supremo ha considerado que correspondía pedir información sobre el rey Juan Carlos a la fiscalía suiza, no fuese a ser que su majestad hubiese cometido algún delito en España. Y cuando esta comisión rogatoria ha trascendido a la opinión pública a través de una filtración al periodista de El Mundo Esteban Urreiztieta qué casualidades, madre mía, se incendian las tertulias de todos los debates televisivos del país porque … ¡el texto remitido por la fiscalía española pone en cuestión la presunción de inocencia del rey Juan Carlos! No se arma un escándalo porque la justicia española no haya iniciado ella misma sus propias investigaciones tras décadas de informaciones periodísticas y secretos a voces; tampoco se desata una ola de indignación porque la fiscalía española solicite información a los suizos cinco años después del inicio de la investigación. ¡El escándalo estalla porque el texto del requerimiento remitido por el fiscal Juan Ignacio Campos al fiscal Ives Bertossa inquiere sobre el papel del rey Juan Carlos como mediador y posible comisionista de grandes negocios internacionales! Pero la cosa no termina ahí. Unas horas después de que Urreiztieta filtrase el requerimiento del Supremo a los suizos y que el rey Juan Carlos, abogado mediante, saliese a acusar a la fiscalía del Tribunal Supremo de estar atentando contra su honor, la fiscalía española emite un comunicado explicando que "no estamos ante un dictamen, petición de procesamiento o conclusiones del fiscal, sino en el marco de una solicitud de información, en la que simplemente se detallan los posibles ilícitos que son objeto de investigación".

En la segunda mitad del siglo XVI, las guerras de religión en Francia dieron lugar al nacimiento de una corriente de pensamiento conocida como la de los monarcómacos. Los monarcómacos centraron su reflexión en un tema clásico de la filosofía política: qué hacer si un rey se convierte en tirano. Sus principales autores sostenían que era responsabilidad del pueblo derrocar a aquellos reyes que se convertían en tiranos no respetando el bien común, no respetando las leyes fundamentales del reino o persiguiendo a los verdaderos cristianos, es decir, los protestantes. En tales circunstancias, sostenían los monarcómacos, no cabe más opción que la de que el pueblo derroque al tirano porque sólo quienes tienen el poder de crear un rey, tienen también el poder de deponerlo. Poco tiempo después, cuando los católicos franceses terminaron asesinando a los reyes también católicos Enrique III y Enrique IV, los monárquicos sólo encontraron un camino para seguir legitimando la institución: afirmar que el poder del rey proviene de dios. Y así fue como, contra todo pronóstico, las tesis monarcómacas de impulso protestante terminaron siendo utilizadas para fundamentar el nacimiento de la monarquía absoluta en Francia.

Hoy en España, la monarquía no puede ser una opción. Es una institución ilegítima por su origen franquista, antidemocrática en su fundamentación teórica y corrupta en su práctica política. Así que, o bien asumimos como pueblo que la monarquía española es un castigo que dios nos ha enviado y no nos queda otra que cargar con ella a lo largo de los siglos, o nos librarnos de una vez de esta forma de Estado indefendible y de esta familia de presuntos corruptos. No veo más alternativa para quienes respaldamos, más que ninguna otra cosa, el estado de derecho y la democracia.

François Dubois: La matanza de San Bartolomé, 1572. Museo Cantonal de Bellas Artes de Lausana.

____________________

Carolina Bescansa es profesora de Sociología y Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




55 Comentarios
  • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 14/09/21 10:05

    ¡¡ ME ACERGUENZO DE ESTE PUTO REY DE SU JODIDA FAMILIA Y DE ESTE PAIS AUN DOMINADO POR JODIDOS FACHAS EN EL TSJ Y CGPJ !!!

    ¡¡ ES UNA VERDADERA VERGUENZA, QUE EUROPA , FRANCIA, ALEMANIA Y OTROS PAIESE EUROPEOS SE HAGAN EL LONGUI , OBVIEN AYUDAR A ESPAÑA A SALIR DE ESTA JODIDA MAFIA FACHA NAZI TRAS UN SIGLO CASI DESPUES DE LA MUERTE EL ASESINO FRANCO !!

    ¡¡ ES UNA PUTA VERGUENZA LO QUE LE PASA A ESPAÑA Y SOBRE TODO TRAS MILES , CIENTOS DE MILES DE ASESINADOS, TORTURADOS, VIOLADOS, ROBADOS, ETC ETC ........!!!

    y atraves de partidos como el PP-VOX-CS......que fomentan el racismo, la desigualdad laboral, la injusticia juridica mafiosa, manipulada por sus titeres fachas colocados por el mismito puto Franco, AUN HOY EN DIA.......BLINDADOS POR EL PP .

    si al final resultara que somo peor que IRAN, IRAK, PERO BLANQUEADOS POR EL PP ......BAJO UNA FALSA DEMOCRACIA, FALSA JUSTICIA, FALSA LIBERTAD, ETC ETC
    ¿¿ y aun hay gilipollas que les votan ??

    ¡¡ PUES ASI TODO...Y PERPETUANDOSE HASTA HOY 1 SIGLO DESPUES !!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 14/09/21 11:49

      Avergüéncese de usted que solo escribe a gritos, con mayúsculas.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      2

  • Argaru Argaru 14/09/21 04:06

    Con la aprobación de la Constitución del 78 se creó una FICCIÓN. El “perro” había muerto en el 75, pero la rabia seguía en el ambiente. Había que construir un nuevo país y nadie podía hacerlo imponiendo su propio RELATO. Así que con un trocito de franquismo, con el rey a la cabeza, otro trocito de empresariado, de viejo y nuevo cuño y con la asunción obligada, responsable e ineludible y, por supuesto, inevitable del Partido Comunista, se escribió un relato de ficción que el gran farsante, surgido de Suresnes, acabó convirtiendo en un auténtico CUENTO CHINO, donde “los nuevos mandarines” hacen y deshacen a su antojo, incluso con más poder y descaro que sus predecesores del viejo régimen. Esta democracia que tenemos (o lo que sea) se sustenta en una ciudadanía que fue educada en el culto a la personalidad del líder durante cuarenta años de fascismo ordinario y “narcotizada” hasta el último extremo de la somnolencia política los últimos cuarenta. Teniendo en cuenta que la mayoría de la población vota a partidos que defienden este sistema constitucional, señora Bescansa, los ciudadanos de este país reclamarán la REPÚBLICA cuando las ranas crien pelo o que el líder del partido más importante del sistema y piedra angular del mismo y que lo sujeta, o sea, el PSOE, decida, que para el caso, es lo mismo. Si solo el 10 % de lo que cuenta la autora del artículo fuera verdad, la calidad de nuestra democracia alcanzaría la categoría de “auténtica tomadura de pelo” y eso sería quedarse corto, pero es lo que hay. Podríamos ser una gran nación, pero al “españolito de a pie” se le ha educado de “aquella manera” para que “los de siempre”, con el EMÉRITO a la cabeza (o por delante) hagan y sigan haciendo “lo de siempre” y cuando se les antoje. Las cosas no tienen pinta de cambiar a corto plazo, o ¿tal vez, SI? Ojalá, doña Carolina tenga razón y las ranas crien pelo, pero me temo que NO. Lamentablemente, ES LO HAY.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    2

    • CYBERCRAF CYBERCRAF 14/09/21 04:41

      ¿Y ahora los nuevos "partidos", o agrupaciones, ramifiaciones, o lo que quiera que sean, no fomentan el culto al lider?.
      Ohhh, noooo.... los "nuevos" no fomentan el culto al lider, no, ¡¡qué va...!!. Ante los resultados de las últimas grandes aclamaciones de alguno de esos "nuevos partidos" habría que aplicarles la frasecita del Factotum del PSOE, el Sr. Guerra, con aquello de "el que se mueva no sale en la foto".
      ¿Y si no como se explica la "salida" (expulsión) de los discrepantes?. Y no voy a dar nombres, porque por ejemplo la Sra. Bescansa podría refrendar lo que digo.
      ¡¡Que una cosa es predicar y otra dar trigo...!!. Y, por lo que leo ultimamente, parece ser que los "viejos" fuimos tontos. Evidentemente, tan tontos que con lo que hicimos hemos permitido que los "nuevos listos" vengan a enmendarnos la plana y a descubrirnos américa nuevamente.
      Los de aquel entonces, cometeríamos alguna que otra torpeza, ni se me ocurre negarlo, pero tan mal no creo que lo hicieramos cuando lo que ve entre los nuevos libertadores es el seguir poniendo palos en las ruedas en lugar de tratar de conseguir una unidad de acción. Algo consustancial con el espíritu de este pais.
      Todos somos salvadores, y nuestro vecino siempre es el tonto, el ladrón, el culpable, en definitiva. Y lo hecho anteriormente hay que derribarlo. así nos va.
      Vemos que, evidentemente por motivos electoralistas, las derechas poco a poco van aproximando posiciones.
      Las Izquierdas, como está historicamente demostrado en España, en lugar de aglutinarse, no sólo se separan abiertamente, si no que se obstaculizan entre si en pos de lograr una hegemonía que dificilmente conseguiran por separado.
      Y nuestra historia, pasada y presente lo confirman. Por más "defensores", "libertadores", "antipersonalistas", "posesores de la verdad" etc. que haya.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      2

  • CYBERCRAF CYBERCRAF 14/09/21 01:42

    ¡¡¡Panfleteos...!!!
    Hay que ver lo malos que fueron los protagonistas de la transición y qué mal lo hicieron. Y yo me preguntaría por dónde estaban estos "ilustrados demócratas" en aquellos momentos.
    Hay que ver lo mal que lo hizo el PSOE, y sin embargo, preguntaría a sus detractores ¿donde cojones estaban en un momento tan transcendental como el que VIVIMOS?
    Aún no he visto/leído ningún tipo de comentarío reconociendo el valor y la muestra de valentía de, por ejemplo, Santigo Carrillo.
    Y ahora qué... resulta que todo salió mal. Se hizo mal y etc. etc.
    Pero (y tambien por ejemplo) la "falta de democracia" permitió que la Señora Bescansa enseñara a todo el pais sus tetas amamantando a su hijo. ¿Habría llevado a cabo esa "valentía" con otro régimen? (Si yo fuera ese hijo, llegada mi mayoria de edad, la denunciaría por abuso y exhibición públicas).
    ¿Que la monarquia es absurda e innecesaria?, totalmente de acuerdo. Pero es a lo que llegamos los españoles por una amplia mayoría.
    Y ahora, claro, "después del burro muerto la cebada al rabo".... todos nos erigimos en demócatas de toda la vida, todos sabemos que los de la transición lo hicieron mal, y, lo que mas me j... es que resulta que los que más saben sobre la transición son los que no la vivieron en primera línea y a los que, en algun caso y con todos mis respetos, podría decir que son los "chupopteros" de aquello que muchos de nosotros vivimos, votamos y elegimos.
    Y me remito al principio. Menos "panfleteo".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    5

    1

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 14/09/21 11:48

      Excelentes sus comentarios. Todo mi apoyo. Pero fíjese las contradicciones de todos estos listillos de pacotilla, de esos "ya lo decía yo", etc. Fíjese, los españoles (que en esas épocas pasábamos unas penalidades enormes, económicas, sociales educativas, etc no comparables con las penalidades de ahora) hicimos una Constitución como tienen que hacerse las constituciones en las democracias: Por negociación y consenso. El apoyo fue dentro del Congreso Constituyente del 90 de los diputados y en referendum del 90% de los españoles. El llamado bloque constitucional podríamos llamarlo formado por UCD, PSOE, PCE, Nacionalistas vascos y catalanes, y otros partidos incluidos la mitad de AP (Hoy llamado PP). Los contrarios a la Constitución fueron la mitad de AP (hoy PP), los partidos fascistas como Fuerza Nueva, los partidos proetarras y algunos partidos de la extrema izquierda, de los que hacían comentarios como los que ahí se escriben, pudiendo decirse que del casi 10% que votó contra la Constitución bastante mas de la mitad son votos de los herederos del franquismo. Y contra esa Constitución, hecha por consenso entre los españoles, como todas las Constitucio0nes buenas, nos ofrecen un proyecto de enfrentamiento entre españoles, no otra Constitución de Consenso. Enfrentamiento en cuestiones territoriales que en la del 78 se hizo por consenso, enfrentamiento entre jueces y el poder legislativo, como predica el PP o enfrentamiento entre españoles intentando que todos los españoles seamos monárquicos o s republicanos. Es un buen proyecto para..... el siglo XIX en que los españoles se dividían entre monárquicos y republicanos, con sus guerras civiles con sus Constituciones de parte y la miseria generalizada. Hoy en España entre monárquicos y republicanos no pasan del 20% de la población. El 80% ni somos monárquicos ni republicanos, son socialistas, ecologistas, peperos a los que no sigue uniendo que queremos Constituciones de consenso y no de enfrentamiento. Evidentemente yo ni soy monárquico ni republicano, Hemos hecho una Constitución consensuada y si mañana consensuamos otra distinto apoyada por el 90% de los españoles, no hay problema. Por el 51%, no la quiero.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      1

      • Mascarat Mascarat 15/09/21 14:20

        Exacto, no eres ni republicano ni monárquico, eres de tiro en la nuca, cal viva y a vivir de la mamandurria…!!!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Dver Dver 13/09/21 23:06

    Continuo. Se la mantiene como institución para que siempre haya un heredero, pase lo que pase, un heredero que al tomar posesión del cargo se convertirá en impune ante la ley.
    Del origen de Juan Carlos y del privilegio del Rey ante la ley sobre el resto de los españoles es de donde se deduce su ilegitimidad. Pues si bien es cierto que la impunidad del Rey la recoge la Constitución, también es cierto que mucho antes manifiesta claramente que todos los españoles son iguales ante la ley.. ¿En qué quedamos? Mientras el Rey sea impune ante la ley su legitimidad está como menos en entredicho.

    Por último añadir que hoy en día la institución monárquica es cuando menos anacrónica. A un Presidente de una República se le puede destituir, juzgar y condenar, o no volver a elegirlo. Al Rey, no. De ahí que una democracia pueda considerar ilegítimo un cargo que privilegia de manera exclusiva y enormemente dicho cargo, pues los privilegios son inherentes al cargo, independiente de la persona que lo ostente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Aserejé Aserejé 13/09/21 21:43

    Excelente y documentadisimo artículo. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Poirot Poirot 13/09/21 21:34

    LEO AQUÍ A MUCHOS MONÁRQUICOS Y FRANQUISTAS QUE SE SIENTEN OFENDIDOS POR EL ESCRITO DE CAROLINA. PODÉIS IROS DIRECTAMENTE A LA MIERDA DEL CULO DEL BORBÓN QUE BESÁIS, DESGRACIADOS.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    3

    • CYBERCRAF CYBERCRAF 14/09/21 01:50

      Sr. Poirot:
      En primer lugar, no es necesario que grite y lo manifieste en mayúsculas. Y, por favor, limítese a atusarse el bigote, a torcer el gesto y a dejar de darnos consejos hacia donde tendríamos que dirigirnos.
      Si usted no sabe aceptar, entender, rechazar y/o por casualidad aceptar, comentarios que no se ajusten a sus puntos de vista, pues ¡¡hágaselo mirar...!!, porque la intransigencia en estos tiempos solo llevan al camino extremo.
      Sería una lástima que su "democracia" estuviera recogida en "la mierda".

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • Eldic Eldic 13/09/21 20:19

    (Sigo, y pido disculpas por la extensión)

    La articulista también repasa extensamente los ya conocidos supuestos de corrupción del “emérito”. Defiendo en este caso la actuación de la justicia sin contemplaciones. Pero, nuevamente, la profesora incurre en un desafuero teórico: confundir las personas con las instituciones. Bescansa no desconocerá los numerosos casos de corrupción, incluso criminales, atribuibles a los representantes de ciertas repúblicas. ¿Quiere decirse que eso justificaría la supresión del sistema político republicano de esos países, como ella deduce que habría que hacer con la monarquía española por esas mismas causas?

    Por último, la autora nos anima a “librarnos de una vez de esta forma de Estado indefendible”, aunque se cuida mucho de decirnos cómo hacerlo, porque, como bien dice Antonio Basanta, se requieren ciertos requisitos (cambiar la constitución) nada fáciles de gestionar, salvo que se esté insinuando la posibilidad de optar por otros medios más expeditivos, lo que espero que no será el caso.

    Dicho todo esto, he de reconocer que nunca he sido ni monárquico ni, mucho menos, juancarlista. Pero si me siguen produciendo urticaria ciertas soflamas facilonas aunque pretendan defender aquello que siempre he querido y quiero para mi país: la república.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    6

    3

    • Dver Dver 13/09/21 22:53

      Los tres puntos que rebates.
      1. Cuando se aprueba la Constitucion, Juan Carlos ya es Rey nombrado a dedo por Franco, y aunque en la misma se diga y se vote que la forma de estado es el de Reino, en la misma ya se pone Juan Carlos como Rey de España. Es decir, a la Constitucion se le impone ya un Rey no por ser la Corona dinástica heredera sino porque Franco lo pone y lo nombra futuro Jefe de Estado a título de Rey, y así lo aorueban las Cortes Franquistas. ¿Es legítimo ser Rey y Jefe del Estado quien a sido nombrado por un dictador?
      2. En una República el Jefe del Estado no está por encima de las leyes. No es la primera vez que se juzga a un Presidente de la República o dimite porque el Congreso le va a echar con un "impichment" o destitucion de su cargo. Esa ¿pequeña? diferencia de no ser impunes ante la ley es lo que hace diferentes a un Rey de un Presidente de la República.
      3. No se si las monarquías británicas, suecas o noruegas son democráticas o no, pero me gustaría saber de sus privilegios, porque hace apenas un mes me enteré que la Reina Isabel del Reino Unido vetó una ley ambiental en ¿Escocia? porque atentaba contra sus intereses. Al parecer afectaba a unas finquitas que tenía por allí. Y lo hizo legalmente, pues al parecer tiene esa prerrogativa de vetar cualquier ley que afecte a sus intereses, lo que significa que al menos ya hay un británico que no es igual al resto ante la ley. Igual que ocurre en España, según el Constitucionalista Javier Royo. Todos los españoles somos iguales ante la ley menos uno, el Rey.
      Una cosa es que al ejercer las funciones de Jefe del Estado tenga ciertos protocolos a su favor, como los tienen otros altos cargos de otras instituciones, pero nadie es impune ante la ley, excepto el Rey.
      No me gusta una monarquía con privilegios legales. No se trata de confundir la persona con la institución, sino que el Tey, sea quien sea, es impune ante la ley. Es la institución quien tiene el privilegio.
      Por otro lado, al ser el cargo hereditario es inseparable la institución de las personas. Por eso hay una familia real, con distintos grados de sucesión de Rey. Y por eso se la mantiene entre todos los españoles,
      Sigo

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      3

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 14/09/21 12:15

        Respecto al punto primero Franco nombro heredero a Juna Carlos a titulo de REy con todos los poderes heredados de Franco: Así pues, el Rey nombraría los diputados como Franco, los obispos como Franco, el presidente del Gobierno como Franco, sería Generalismo de los Ejércitos ejerciendo el mando supremo de las fuerzas Armadas. Y eso mientras el padre del Rey continuaba exiliado después de la guerra civil. El consenso constitucional se consiguió con el rey renunciando a todos los poderes legados de Franco, y sería un rey que reinaría pero no gobernaría contradiciendo al dictador. Y usted da demasiada importancia (sin saber el motivo por el que lo hace) a los designios del criminal dictador y debería hacer la pregunta al revés ¿Es legitimo el Rey aprobado en una constitución y quitándole todos los poderes politicos y refrendada por el 90% del pueblo en una votación ya democrática? Usted da mas importancia a los designios del dictador que a las votaciones del pueblo constituyente. Debería usted explicar por que es mas importante el dictador que los deseos del pueblo español expresados en un proceso constituyente. Como no lo puede ni lo va a poder explicar, recurre a las teorías conspirativas. Usted no esta manipulado pero el pueblo español estuvo y está manipulado, desconoce lo que quiere, no sabe calcular cual es el bien mayor o el mal menor, es ignorante y sectario, etc. De todos esos defectos se salva usted y algunos de esos minoritarios privilegiados que gozan insultando al pueblo aunque lo disfracen de ser sus posibles salvadores.
        En cuanto a que en la Republica los presidentes pueden ser juzgados. Le voy a dejar algunos ejemplos. En la Republica popular china no. En la Republica sovietica los presidentes comunistas tampoco, en la Republica cubana no. En la republica nazi tampoco, en la republica fascista italiana tampoco. Y ya en las democracias europeas tampoco Chirac pudo ser juzgado por sus actos como Presidente, ni mientras lo fue. Aun así todas la Republicas europeas han ido evolucionando en apoyar lo que usted dice y en las monarquías también. Estoy seguro que la democracia española evolucionará en el mismo sentido.

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        1

  • Eldic Eldic 13/09/21 20:19

    Con todos los respetos, pienso que este artículo es impropio de una profesora de Ciencia Política. Son del todo respetables las filias y las fobias que cada uno tenga, ya sea en relación con la monarquía o con la tortilla de patatas con cebolla. Pero eso no justifica determinados dislates, al menos desde el punto de vista académico. Así, declarar que la monarquía española es “ilegítima”, desconociendo su fundamento constitucional, es un disparate que ninguna autoridad académica seria se atrevería a sostener (salvo que también se defienda como ilegítima nuestra Constitución, dadas sus indudables connotaciones políticas y sociales con el franquismo).

    Igualmente, constituye una enorme simpleza acudir a la contraposición teórica entre democracia y monarquía atendiendo solo al origen de esta (hereditario). ¿Se atrevería la sra. Bescansa, con este mismo argumento, a calificar de “antidemocráticas” las monarquías británica, danesa, noruega, etc.? Seguro que no.

    Responder

    Denunciar comentario

    9

    4

  • Jose Espuche Jose Espuche 13/09/21 18:48

    La Monarquía sirve para gastar dinero sin competencias ninguna y si no tienen competencias no tienen las obligaciones de trabajar. Esto es como la pescadilla que muerde la cola. A competencias 0 más inútiles se hacen la Monarquía. Las competencias hacen trabajar y sino las tienen se vuelven vagos. Las Monarquías, en siglo XXI, no sirve para solventar los problemas sociales.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    7

  • tarrul tarrul 13/09/21 17:55

    Muchas gracias por la informaciòn Varolina, nosotros tranquilos en el sillòn. que pena de pais.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3



 
Opinión