x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Papa Francisco

El Papa arremete contra los hombres de Iglesia que adoran el “santo soborno”

  • Francisco pide que la fuerza de la Iglesia sea la palabra de Jesús y no los bienes materiales
  • "Siempre está en la Iglesia la tentación de la corrupción. Es cuando la Iglesia, en vez de estar unido a la fidelidad, se apega al dinero y al poder", asegura

infoLibre
Publicada el 20/11/2015 a las 13:36 Actualizada el 20/11/2015 a las 13:46
El papa Francisco.

El papa Francisco.

EFE
El Papa reiteró su petición de que la Iglesia católica no se apegue al dinero y al poder, al tiempo que arremetió contra los hombres de Iglesia que adoran el "santo soborno", durante la homilía de la misa que se celebró este viernes 20 de noviembre en la Capilla de la Residencia santa Marta, donde vive.

"Y los jefes de los sacerdotes y los escribas estaban unidos al santo soborno allí! Y lo recibían, estaban apegados al dinero y veneraban ese santo –advirtió–. La gente había perdido el sentido de Dios, también la capacidad de alegría, también la capacidad de alabanza: no sabían alabar a Dios porque estaban apegados al dinero y al poder, a una forma de mundanidad, como el otro en el Antiguo Testamento", alertó.

Francisco pidió que la fuerza de la Iglesia sea la palabra de Jesús y no los bienes materiales mientras que repitió la condena a la corrupción también en el seno de la Iglesia. "Siempre está en la Iglesia la tentación de la corrupción. Es cuando la Iglesia, en vez de estar unido a la fidelidad al Señor Jesús, al Señor de la paz, de la alegría, de la salvación, se apega al dinero y al poder. Esto sucede aquí, en este Evangelio. Estos jefes de los sacerdotes, estos escribas estaban apegados al dinero, al poder, y habían olvidado el espíritu", comentó.

Durante la homilía, recordó que en el Evangelio, Jesús expulsó a los mercaderes del Templo y criticó "el espíritu mundano" que suplanta el lugar de la adoración a Dios.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión