x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Alemania

La líder de los ultraderechistas alemanes niega ser la autora de un correo electrónico racista

  • Según el periódico Welt am Sonntag Alice Weidel escribió que los gobernantes de Alemania inundan a la sociedad burguesa "con pueblos de otra cultura como árabes y gitanos" para destruirla de forma sistemática
  • Weidel no era aún miembro de AfD en la fecha en la que fue enviado el correo, pero ya colaboraba en la agrupación "Wahlalternative 2013" para manifestar su descontento con los rescates europeos

Publicada el 10/09/2017 a las 16:58 Actualizada el 10/09/2017 a las 16:59
Los dos principales candidatos del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), Alice Weidel y Alexander Gauland en una rueda de prensa.

Los dos principales candidatos del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), Alice Weidel y Alexander Gauland en una rueda de prensa.

EFE
El periódico alemán Welt am Sonntag publicó este domingo un supuesto correo electrónico escrito por Alice Weidel, líder del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) con claros tintes racistas y antidemocráticos. Desde AfD negaron que Weidel sea la autora de este texto, informa Europa Press.

El correo, según el periódico, fue enviado por Weidel a un conocido el 24 de febrero de 2013 y en él sostiene que los gobernantes de Alemania inundan a la sociedad burguesa "con pueblos de otra cultura como árabes y gitanos" para destruirla de forma sistemática y neutralizarla en su función de contrapeso al poder.

"Estos cerdos no son otra cosa que marionetas de las potencias ganadoras de la Segunda Guerra Mundial", afirma Weidel, según el texto publicado.

Un portavoz de AfD, Christian Lüth, afirmó en declaraciones a la agencia de noticias DPA que Weidel le aseguró que este correo electrónico no es suyo.

El Welt am Sonntag asegura tener en su poder una declaración jurada del destinatario del correo de Weidel, enviado tras una conversación que mantuvieron, algo a lo que hace mención en el apartado "asunto". El correo además esta firmado por "Lille", apodo utilizado por Weidel.

Las reacciones al presunto correo de Weidel no se han hecho esperar: "Tenemos que impedir que estos nazis y racistas entren en el próximo Bundestag. Este mail es una revelación", escribió en la red social Twitter el presidente del partido La Izquierda, Bernd Riexinger. "¿Cómo de racistas son @Alice_Weidel y partes de AfD en realidad?", se preguntó el diputado cristianodemócrata Michael Grosse-Brömer.
 
Weidel encabeza junto con el veterano Alexander Gauland la lista de candidatos de AfD al Parlamento alemán en las elecciones generales del 24 de septiembre. La economista se situó en primera línea política tras desplazar a la presidenta del partido, Frauke Petry, debido a luchas internas.

Weidel suele utilizar un tono muy enérgico para arremeter contra lo que considera la "migración ilegal" en Alemania. La semana pasada protagonizó un pequeño escándalo al abandonar ofendida una tertulia televisiva en plena emisión.

Weidel no era aún miembro de AfD en la fecha en la que aparentemente fue enviado el correo, pero ya había comenzado a colaborar en la agrupación "Wahlalternative 2013" para manifestar su descontento con los rescates europeos, señala el dominical.

Los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD) oscilan entre el 9% y el 11% en la intención de voto, lo que les permitiría ingresar por primera vez en el Parlamento federal. El malestar de un sector de la población por la llegada masiva de refugiados dio alas a la agrupación inicialmente euroescéptica y que está ya presente en 13 de los 16 parlamentos regionales alemanes.

De conseguir más del mínimo del 5% necesario para enviar diputados a Berlín, Alemania tendría por primera vez en muchas décadas a un partido ultranacionalista en su Legislativo.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión