x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Irlanda

El Sinn Féin logra un resultado histórico en las elecciones de Irlanda

  • Las encuestas a pie de urna hablaban de un triple empate y los primeros datos del recuento situaban al Sinn Féin incluso como fuerza más votada
  • Su líder, Mary Lou McDonald, anuncia la apertura de negociaciones para formar gobierno, pero falta saber qué postura adoptarán los dos grandes partidos históricos: el Fine Gael, del actual primer ministro Leo Varadkar, y el Fianna Fáil
  • El problema del Sinn Féin es que solo ha presentado unos 40 candidatos y el sistema proporcional con voto transferible favorece a las formaciones que más presentan

Publicada el 09/02/2020 a las 13:37 Actualizada el 09/02/2020 a las 21:05
La líder del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, celebrando los primeros resultados de los comicios este domingo.

La líder del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, celebrando los primeros resultados de los comicios este domingo.

EFE

El Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA, termina con en el bipartidismo que ha marcado la política de Irlanda logrando un resultado histórico, colocándose como tercera formación, tras unas elecciones legislativas celebradas este sábado y que han estado marcadas por la alta participación a pesar del mal tiempo en toda la isla. El recuento de votos, que ha arrancado a las 9 horas de este domingo, aún no ha terminado y los resultados definitivos podrían demorarse durante días.

A las 21 horas de este domingo, de las 28 circunscripciones que han informado de los resultados oficiales, en 21 de ellas los candidatos del Sinn Féin son los más votados, con lo que lograría al menos un representante en cada una. Así, de los 159 asientos en juego, solo están ya asignados 28, y 21 de ellos son para el Sinn Féin.

Tras estos resultados provisionales, la líder del Sinn Féin, Mary Lou McDonlad, ha anunciado la apertura de conversaciones con otras formaciones políticas con la intención de negociar la formación de gobierno, según recoge Europa Press. McDonald ha mencionado concretamente al Partido Verde, al Partido Socialdemócrata y a Solidaridad-La Gente Por Delante de los Beneficios, tres partidos minoritarios y de izquierda que también lograrán representación probablemente.

"También he dicho en otras ocasiones que hablaré y escucharé a todos. Pienso que es lo que hacen los adultos y es lo que demanda la democracia", ha apuntado McDonald en declaraciones desde sede de la Royal Dublin Society en la capital irlandesa. Busca con estos contactos explorar si sería posible la formación de gobierno y en ese sentido ha reprochado a los líderes de los dos partidos tradicionales -Leo Varadkar del Fine Gael y Micheál Martin del Fianna Fáil- que rechacen hablar con el Sinn Féin.

Triple empate

Las encuestas a pie de urna dibujaban ya el panorama que se abre tras estos un comicios: un triple empate entre el Fine Gael -actual partido en el Gobierno-, Fianna Fáil y Sinn Féin, con un 22% de apoyo cada uno. En concreto, la encuesta encargada por la televisión pública RTE y The Irish Times a Ipsos MRBI apunta a que el primer partido sería el Fine Gael del primer ministro Leo Varadkar (22,4%), seguido del Sinn Féin (22,3%) y el Fianna Fáil (22,2%). Muy por detrás estarían el Partido Verde (7,9%), el Partido Laborista (4,6%), el Partido Socialdemócrata (3,4%) y Solidaridad-La Gente Por Delante de los Beneficios (2,8%). El margen de error es de más menos 1,3 puntos. 

McDonald ha reconocido que le ha sorprendido el incremento del apoyo al Sinn Féin y que deberían de haber presentado más candidatos. "Es una gran declaración de cambio. Ya no hay un sistema bipartidista. La gente quiere un tipo diferente de Gobierno", ha argumentado.

Pero, los analistas reconocen la convulsión que supone el ascenso del Sinn Féin, aunque advierten también que los porcentajes no tienen por qué necesariamente traducirse en la misma proporción de escaños ya que no ha presentado suficientes candidatos por un planteamiento conservador. El sistema proporcional con voto transferible de Irlanda favorece a los partidos que más candidatos presentan y mientras el Fine Gael y el Fianna Fail han presentado más de 80, el Sinn Féin presentó unos 40.

Movilización de los jóvenes y los afectados por las desigualdades

Sobre la formación izquierdista sigue pesando además la sombra del conflicto norirlandés, a pesar de los esfuerzos del partido por presentarse como promotora de la paz en el Úlster, donde gobierna en coalición con el Partido Unionista Democrático (DUP) en virtud de los Acuerdos de Viernes Santo de 1998. Incluso la cadena pública RTE tuvo que rectificar y admitir a McDonald en el debate televisado del pasado martes tras excluirla inicialmente por considerar que no tenía opciones reales de encabezar el Gobierno, en virtud de lo dicho por los otros dos grandes partidos, que descartan una posible alianza.

Entre las razones detrás de estos resultados se encuentra el papel de su líder que ha sabido movilizar a los más jóvenes y a los afectados por las desigualdades que se han creado tras nueve años de gobierno del Fine Gael y su primer ministro desde 2017, Leo Varadkar -que sucedió a Enda Kenny con la legislatura ya empezada-, quien llegaba a estos comicios con el viento de cara.

La economía teóricamente jugaba a favor de la formación gobernante y Varadkar lanzó el jueves un último alegato para "no poner en riesgo" los progresos. El paro ha caído hasta el 4,8 %, nivel inédito desde la crisis, y el crecimiento del PIB en 2020 debería rondar el 3,3 %, pero el Ejecutivo no ha logrado que la población de a pie perciba la mejora de los datos macroeconómicos.

"Pedimos a los jóvenes que están hartos de los grandes partidos que vengan y voten al Sinn Féin como alternativa", ha dicho su líder a los votantes, ante los que ha vendido una agenda social que incluye, entre otras promesas, la construcción de unas 100.000 viviendas públicas. También propone someter a referéndum en pocos años la posible unificación de la isla.

El Fiana Fáil no descarta ahora pactar con el Sinn Féin 

Por su parte, el líder del Fianna Fáil, Micheál Martin, ha manifestado su disposición a negociar un posible gobierno con el Sinn Féin o con el Fine Gael y se ha reivindicado como "demócrata" que "escucha a la gente". En campaña, sin embargo, había descartado cualquier tipo de entendimiento con McDonald o con Varadkar. "Pienso que debemos dejar que las cosas se calmen", ha declarado a la televisión pública RTE. "Evaluaremos el recuento completo y las cifras totales de escaños", ha indicado sin descartar en ningún momento posibles coaliciones.

Como condición para un posible acuerdo ha evitado mencionar los problemas "morales" con el Sinn Féin planteados en campaña por la relación entre el partido de McDonald y la lucha armada del Ejército Republicano Irlandés (IRA) en Irlanda del Norte y ha puesto el foco en cambio en el posible programa de gobierno. "Debe ser coherente, sostenible y realizable", ha remachado. En cualquier caso ha reconocido un cambio político, "un panorama diferente, fragmentado en el que creo que va a ser muy difícil formar gobierno y espero que no haya un periodo de inestabilidad por delante".

El Fine Gael y el Fianna Fail se la juegan

El Fine Gael y el Fianna Fail podrían terminar dependiendo de Los Verdes, que lograrían alrededor de un 8 % de los votos en los comicios de este sábado, si se atiende a las estimaciones de las encuestas. También hay una amalgama de partidos menores y candidatos independientes que suman en torno al 20 %. Este sábado, un portavoz del Fine Gael, Martin Heydon, ha subrayado en declaraciones a la RTE que "Fine Gael es el mayor partido". "Esta encuesta es muy alentadora, pero es solo eso. Muchos querían dejarnos fuera de estas elecciones y esto demuestra que Fine Gael sigue teniendo la confianza y el apoyo de una parte importante de la población irlandesa", ha remachado.

Tanto Varadkar como Martin se la juegan en estas elecciones. Varadkar, hijo de un inmigrante indio y el primer jefe de Gobierno irlandés abiertamente homosexual, tiene ante sí el reto de revalidar en las urnas el mandato que le vino dado en 2017, fruto de una elección interna. Martin, por su parte, tiene en estos comicios su última oportunidad, después de liderar el Fianna Fáil en tres procesos electorales. Lleva al frente de la formación conservadora desde poco antes de la debacle de 2011 y es, a día de hoy, el único líder que no ha logrado ser Taoiseach (primer ministro).

Hay 515 candidatos en 39 circunscripciones en las que votan 3,4 millones de irlandeses. En estos comicios se renuevan 159 de los 160 escaños del Parlamento irlandés, ya que el presidente de la Cámara, Seán Ó Fearghaíl, renueva automáticamente su cargo por la circunscripción de Kildare Sur. Tras los anteriores comicios, celebrados en 2016, en los que ninguno de los partidos logró una mayoría clara, la formación de gobierno se retrasó unos dos meses y los políticos irlandeses asumen que, salga lo que salga este sábado de las urnas, se abre un arduo periodo de negociaciones.

Las últimas semanas de la campaña de las elecciones irlandesas por el Brexit y las negociaciones sobre las relaciones que tendrán Reino Unido y la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2021. Pero también ha habido polémicas de índole social como las protestas del personal médico por la saturación de los servicios públicos o las heridas sufridas por un sin techo durante el desalojo de un asentamiento en Dublín.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




1 Comentarios
  • leandro leandro 09/02/20 20:41

    Sería interesante ver una irlanda con un gobierno de izquierdas .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

 
Opinión