X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

¿Qué tiene que ver Ruanda conmigo?

Publicada 10/04/2014 a las 06:00 Actualizada 09/04/2014 a las 23:04    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Unos actores sobre el suelo representan en el estadio Amahoro de Ruanda el genocidio ocurrido entre abril y junio de 1994.

Unos actores sobre el suelo representan en el estadio Amahoro de Ruanda el genocidio ocurrido entre abril y junio de 1994.

STR
 
Es posible que no le gusten los aniversarios; quizá piense que el genocidio ocurrido en Ruanda durante la primavera de 1994 no le afecta, que se trata de una barbarie más que ocurre lejos de su conciencia. Para situarnos en la dimensión humana propongo estas fotografías de James Nachtwey publicadas en la revista Time (pinche aquí, por favor).

O las de esta galería de la agencia Reuters (el contenido es muy duro, como dura es la realidad cotidiana para millones de personas)

 

Hace 20 años se produjo un genocidio en Ruanda: más de 800.000 personas fueron asesinadas a machetazos durante 100 días de locura. Es la cifra oficial dada por Naciones Unidas. Son más de 8.000 asesinatos al día en un país pequeño: 26.338 kilómetros cuadrados, un poco más que la Comunidad Valenciana. La mayoría de los muertos eran tutsis; también perdieron la vida muchos hutus moderados.



Para comprender la amplitud de lo ocurrido en esos tres meses podemos compararla con el cerco de Sarajevo que duró 44 meses. En él murieron 10.000 personas. Ruanda fue tan grave como 80 cercos a la capital de Bosnia-Herzegovina. Occidente no hubiera podido aguantar esa exhibición del horror sin ordenar una intervención militar. ¿Por qué en Ruanda se pudo mirar para otro lado? ¿Cómo es posible que nadie detuviera la matanza? ¿Nos tomó por sorpresa?

La respuesta más sencilla es la última: no hubo sorpresa, todo fue planificado al detalle, muchos sabían que iba a producirse. Dos países europeos tienen las manos manchadas de sangre en Ruanda: Francia y Bélgica. Ambos han pedido perdón, pero no reconocen su culpa.

Bélgica fue la potencia colonizadora, también de Congo; Francia el sostén del Poder Hutu, los genocidas. François Mitterrand inventó una intervención humanitaria falsa, la llamada Operación Turquesa. Su objetivo no era salvar vidas sino sacar de Ruanda a sus aliados cuando les derrotó el Frente Patriótico Ruandés, guerrilla formada en el exilio de Uganda.

Más de dos millones de hutus escaparon al avance del FPR. Seguían órdenes del Poder Hutu. Se instalaron en el este de Zaire, hoy República Democrática de Congo (RDC) desde donde los genocidas siguieron atacando a las nuevas autoridades.

Desde 1996 se libra una guerra continua en la que resulta difícil decidir quiénes son los buenos y quiénes los malos. Solo hay víctimas: 5.400.000 muertos más, la mayoría por hambre, enfermedades, violaciones y guerra . Los Kivus, provincias del lago Kivu, uno de los Grandes Lagos de la región, son un campo de batalla permanente.

Hablamos de 45.000 muertos al mes, cuatro cercos y medio de Sarajevo. ¿Hemos aprendido algo de Ruanda? Me temo que no.

Puede que piense que nosotros no tenemos nada que ver con Ruanda, Francia, Bélgica, Congo y los Kivus, que los españoles somos inocentes. Saque su teléfono móvil, póngalo encima de la mesa antes de seguir. ¿Sabe lo que es el coltan? Puede leer este texto antes de ver el documental que sigue:



Ninguna guerra se libra sin un interés económico
. El odio es solo una fabricación, el motor de la barbarie, la cortina de humo para distraer a los medios de comunicación. La guerra la dirigen los maestros de la manipulación. Mientras la mayoría se mata por patriotismo, por fronteras o por el pasado heroico inexistente, los hombres de negocio hacen fortunas. Irak es un ejemplo claro. Unos pusieron los muertos, otros Halliburton.

Se han publicado muchos textos interesantes sobre el genocidio de Ruanda. Este de Philip Gourevitch es excepcional. Este periodista que publica en The New Yorker tiene uno de los libros fundamentales sobre el genocidio ruandés: Queremos informarle de que mañana seremos asesinados con nuestras familias (Debate).

También es esencial este documental de PBS, para que nadie diga que no lo sabía. No saber es el primer paso para que suceda otra matanza en cualquier lugar del mundo. No querer saber es una forma de culpabilidad.



Hazte socio de infolibre



5 Comentarios
  • Pintaius Pintaius 13/04/14 12:41

    «Al menos ahora podemos ver que ambos bandos cometieron atrocidades. La única manera de reconciliar una nación es llevar a todo el mundo alrededor de la misma mesa. Y una vez sentados a la misma mesa, dar una oportunidad a todos y cada uno para hablar, para que salga la verdad. Entonces, a través de la verdad, la justicia equitativa, la igualdad de derechos y después la reconciliación y la paz duradera». Paul Rusesabagina, activista ruandés en el que se basa la película «Hotel Ruanda».

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pintaius Pintaius 13/04/14 12:40

    «[...] Poder Hutu, los genocidas». Como siempre, Ramón, simplificando las cosas con tu sesgo habitual. Para que tus lectores no se sientan mal con la última frase del artículo, podrías escribir otro explicando como vivían los hutus (mayoría) bajo el gobierno de los tutsis; a qué se dedicó el FPR (de mayoría tutsi), financiado y apoyado por los EE. UU. (se te «olvidó» mencionar ese insignificante detalle), antes y después de los hechos que describes: Invasiones desde Uganda, «accidentes» de avión, Jefes de Estado asesinados (antes); venganza en toda regla con otro genocidio (después).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • dictatocracia dictatocracia 10/04/14 18:40

    el coltan, los diamantes, el petróleo incluso la comida son negocios que unos están mantenidos por la sangre y otros la provocan para hacer grandes fortunas pero..........¿que podemos hacer? no usar el móvil, no coger el coche no comprar diamantes (bueno esto ultimo seria fácil ) quizás si los medios de comunicación hicieran una fuerte campaña sobre esto los ciudadanos se llegaría a concienciar tanto como para movilizarse para hacer presión y que esto terminara, pero eso no va a ocurrir, es un horror que queda lejos y muchos los intereses que lo sustentan

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juan Delmundo Juan Delmundo 10/04/14 11:04

    Muchas gracias por tu buen artículo. Me gustaría destacar este párrafo:  "La guerra la dirigen los maestros de la manipulación. Mientras la mayoría se mata por patriotismo, por fronteras o por el pasado heroico inexistente, los hombres de negocio hacen fortunas. Irak es un ejemplo claro. Unos pusieron los muertos, otros Halliburton." Y me pregunto:  ¿Es que a los ciudadanos del mundo les cuesta tanto entender quién es su enemigo UNIVERSAL????? El Gran Manipulador de hoy "El Sistema Capitalista Actual"; todo lo corrompe hasta el final; solo en busca de intereses materiales y de poder/control, etc., subyugando y/o eliminando a todo lo que se le opone o le hace frente. ¿ Y la O.N.U.? dirán algunos: La ONU la hicieron ellos -como hacen todas las tapaderas oficiales y legales- para aparentar democracia.  Algún día, la humanidad obrera descubrirá La Gran Mentira del Capitalismo.   Un saludin

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria garcia Maria garcia 10/04/14 09:19

    El Comportamiento humano confirma que hay algo que va mal. La situación prospera a pasos de gigante..El número de Veganos aumenta.. Es un Camino de Vida...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.