X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

La caída de la socialdemocracia

Publicada 15/06/2016 a las 06:00 Actualizada 14/06/2016 a las 18:34    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 87

Según apunta la mayoría de las encuestas, el PSOE afronta una situación complicada, con alta probabilidad de quedar tercero en las elecciones del 26-J. Nada indica que esté recuperándose de la caída de voto entre 2011 y 2015, aunque tampoco parece que vaya a perder mucho más. Da la impresión de que el PSOE se encuentra en una posición relativamente estable, entre el 20% y el 22%.

Como es habitual, el grueso de las lecturas y diagnósticos que se están ofreciendo se realizan en clave exclusivamente nacional. Las hipótesis que se manejan son muy variadas: la erosión del bipartidismo, la pérdida de credibilidad que se produjo durante los dos últimos años del gobierno de Zapatero, la falta de un liderazgo efectivo (primero Alfredo Pérez Rubalcaba, ahora Pedro Sánchez), el peso de la corrupción en Andalucía, etcétera.

Estoy seguro de que todos estos factores son importantes y explican las dificultades del partido socialista para recuperar la posición de liderazgo que tuvo durante tantos años en la política española. Pero conviene mirar más allá y tratar de entender la crisis del PSOE en un contexto más amplio. El PSOE no es el único partido socialdemócrata que pierde apoyos en Europa. La crisis electoral de la socialdemocracia es más bien un fenómeno generalizado.

He reunido datos de los resultados electorales obtenidos por los partidos socialdemócratas en doce países de Europa occidental entre 1950 y 2015 (en España, Grecia y Portugal no hay datos antes de la llegada de la democracia a mediados de los 1970s). Se trata de un periodo extenso, de casi setenta años. En una nota final ofrezco alguna explicación técnica sobre la preparación de los datos.

Pues bien, he calculado la media anual de voto a partidos socialdemócratas y la he representado a lo largo del tiempo, estimando además una línea de regresión local (lowess). El resultado aparece aquí:

Voto medio a partidos socialdemócrtadas en 12 países europeos

Las conclusiones que pueden extraerse del gráfico son las siguientes:

1. Desde 1950 hasta el presente, los partidos socialdemócratas de Europa occidental han perdido, por término medio, doce puntos de apoyo electoral.

2. La fase dorada de la socialdemocracia europea se corresponde con el periodo 1950-1970. A partir de 1970 se produce un cambio paulatino y continuo. Son varias las razones que habitualmente se aducen para explicar la tendencia bajista: la crisis del petróleo de 1973, que pone en cuestión el modelo keynesiano de crecimiento; la ruptura del sistema de Bretton Woods (el dólar pasa a flotar libremente, abandonando la convertibilidad en oro); y el inicio de la libertad de movimiento del capital. Se sientan entonces las bases de un periodo de globalización en cuyo desarrollo estamos todavía inmersos.

3. Aunque la socialdemocracia europea pierde votos desde 1970, la tendencia se acelera a partir del siglo XXI. La década del boom económico estimulado por el exceso de crédito y deuda no supone un respiro para los partidos socialdemócratas, más bien al contrario. Y tras la crisis de 2008 el declive se vuelve mucho más rápido.

Cabría pensar que el descenso tan pronunciado en la fase final de crisis económica se debe fundamentalmente a los partidos socialdemócratas del sur de Europa, como PSOE y PASOK (el Partido Socialista portugués resiste bastante mejor y, de hecho, gobierna en la actualidad con el apoyo de las fuerzas a su izquierda). Sin embargo, en el centro y norte de Europa se observan experiencias muy llamativas de pérdida de músculo electoral: el SPÖ austriaco llegó a tener el 51% del voto en 1979 y hoy se encuentra en el 27%; el SPD alemán obtuvo el 46% en 1972 y hoy tiene veinte puntos menos, 26%; hasta el SAP sueco, que alcanzó el 50% en 1968, en la actualidad cuenta solamente con un 31% de apoyos.

En el gráfico siguiente se pone en perspectiva la evolución electoral del PSOE con respecto a la tendencia europea.

Media anual 12 países europeos (Lowess)

Se ve claramente que el PSOE sufre una caída prolongada después de alcanzar su máximo en 1982 (con un 48%), siendo las dos victorias de Zapatero en 2004 y 2008 una especie de paréntesis temporal. En cualquier caso, el PSOE estuvo por encima de la media europea durante el periodo 1982-2011, si bien el impacto de la crisis (y de la reacción de los socialistas ante la misma) ha sido tan enorme que en las últimas elecciones el PSOE aparece ya por debajo de la media europea.

Si nos centramos en los años de crisis, el PSOE es el partido socialdemócrata europeo que más ha caído después del PASOK. En 2009, el PASOK consiguió el 43,9% del voto, en 2015 tan sólo el 7%: la caída fue de 37 puntos porcentuales. En 2008, el PSOE ganó las elecciones también con el 43,9% de los votos, bajando en 2015 hasta el 22%, una caída de 22 puntos.

Teniendo en cuenta la tendencia a la baja de la socialdemocracia europea, el PSOE debe reflexionar sobre las experiencias exitosas de 2004 y 2008. En un contexto ciertamente negativo para este tipo de partidos, el PSOE consiguió entre 2004 y 2008 aumentar su base electoral tras cuatro años en el poder (cosa que no sucedió jamás en la atapa de Felipe González, marcada por un declive constante tras la victoria arrolladora de 1982). En la primera legislatura de Zapatero, el PSOE actuó al margen de las servidumbres mediáticas habituales y acertó con unas políticas arriesgadas que despertaron la complicidad del votante progresista. El electorado premió la osadía y el proyecto transformador del gobierno. Aquel espíritu desapareció rápidamente con la crisis económica: el PSOE hizo ajustes centrados casi exclusivamente en el gasto (apenas se tocó el ingreso), no mostró una actitud crítica hacia los poderes europeos y realizó reformas estructurales ortodoxas sin establecer mecanismos de compensación para los colectivos más perjudicados. De esta forma, como ya había sucedido en la etapa de González, el PSOE quedó como un partido consumido por una contradicción interna entre sus credenciales socialdemócratas y unas políticas económicas liberales. Y ahí sigue.

______________________________________________

Nota técnica: los 12 países seleccionados son Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Noruega, Portugal, Suecia y Reino Unido. En el caso de Bélgica he sumado los votos de los partidos socialistas (el valón y el flamenco) en los años en que se han presentado por separado. Irlanda ha quedado excluida por no contar con un auténtico partido socialdemócrata. También he excluido Italia por la complicación que supone que fuera el único país en el que el Partido Comunista fuese el partido dominante en la izquierda.



Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • itnas itnas 19/06/16 19:48

    Siento tener que actuar de aguafiestas, papel que no me gusta ante investigadores como el autor del artículo que muestra una clara tendencia a la formalización de sus opiniones sociológicas. En primer lugar me gustaría señalar que Sánchez-Cuenca haría bien en buscar asesoramiento matemático, estoy seguro de que lo encontrará. En segundo lugar, resumiendo mucho mi opinión sobre el procedimiento que emplea, debo indicar que lo hecho tal vez puede describir bien lo que el autor analiza, datos del pasado hasta el 2015, pero en absoluto permite proyecciones futuras. Sabiendo que debería entrar en detalles que no interesan al lector medio, echo en falta la explicación del modelo empleado, es decir, ha sido adecuado el ajuste de la regresión, cuál es el análisis de los residuos?, el modelo ha sido paramétrico? Es importante saber estos detalles para entender la calidad del ajuste y, sobre todo, realizar predicciones. En todo caso, mi sincera enhorabuena por el esfuerzo del autor en ir más allá de las opiniones sociológicas fundamentadas en la autoridad del que las emite.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Birth 1 Birth 1 20/06/16 11:50

      Itnas, aprecio la forma tan clara en que descibe lo que intenté sin éxito con mi respuesta a Macrons (77). Algunas veces procurar no herir egos y ser diplomático no produce los efectos deseados. En realidad es contraproducente (79). Y no me refiero a Sanchez-Cuenca que con toda seguridad apreciará las divergencias. Es dificil el intercambio con iluminados de "irrefutables".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • leandro leandro 18/06/16 21:34

    La socialdemocracia no ha sabido solucionar el tema del empleo de una manera efectiva y ha tendido a lo neoliberal y eso la gente no lo acepta .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alardrey Alardrey 17/06/16 20:38

    Bueno, parece que ya está casi todo dicho; no obstante, en mi opinión, y realmente, el por qué de mi retirada de voto al P...E, se debe a la falta de credibilidad y confianza en dicho partido. La base y fundamento de dicha falta de credibilidad se argumenta de la siguiente forma: Creo que el partido P..E ha traicionado a sus principios desde el momento que empezó a debilitar las instituciones en las que se basaba, no sólo el Estado, sino la mal llamada democracia. Durante sus diferentes legislaturas, participó activamente, y de ello se benefició, de la anulación e las funciones del Tribunal de Cuentas, del Banco de España, de los consejos de administración de las cajas de ahorro y otras entidades que bancarias a las que condujeron, entre ellos y otros, al desastre que ahora estamos pagando; ni que decir tiene que no aportó ningún esfuerzo al desarrollo de una Justicia independiente y no la dotó de los medios suficientes para hacerla ágil y eficiente; participó de todo el boom del desarrollo inmobiliario que se sabía una burbuja que, tarde o temprano iba a explotar. No voy a continuar citando como participó en la descapitalización del Estado con toda la reconversión de las empresas públicas que daban beneficios y que ahora están en manos privadas y de las que obtuvieron pingües beneficios o como, desde los múltiples ayuntamientos y comunidades en las que gobernaron se dedicaron a potenciar empresas cuyo resultado se sabía "a priori" que no podían ser rentables (p.e. el aeropuerto de Ciudad Real y su conexión al AVE, claro signo hoy día de un fracaso estrepitoso y que todos estamos pagando. En fin, no sólo no respondió a las expectativas que nos había generado, sino que participó de forma activa y constante en el debilitamiento de la estructura social y política se se había empezado a formar y consolidar como Estado Democrático en los años 80 y entró en declive a partir de los años 90. Quiero acabar recordando la famosa frase del ministro Solchaga "España es el país del mundo donde más rápido se puede hacer uno rico" que dió salida a la España del "pelotazo continuo" del que tan bien ha participado el partido y sus dirigentes hasta el día de hoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 17/06/16 18:49

    ¿Quién se asombra ya de las políticas del PSOE más que sus fieles y dormidos votantes que fueron arrastrados por la estrategia felipista de hacer creer que el viejo partido venía por el cambio? El propio Guerra ha desvelado en sus memorias las argucias de un grupo de compañeros que se re inventaron el PastidonSicialista Obreo Español par aliarse con el SPD Alemán y suplantar a la izquierda. A la luz de esto se explican las alianzas con los economistas y grandes empresarios exfranquistas para impulsar la globalización en aras de la modernización.   La incapacidad de las izquierdas para crear unos análisis adecuado y sobre todo disponer de medios de comunicación ciudadanos y autónomos permitió a la casta dirigente crear una clientela que las sostuvo como fuerza política que ha secuestrado la voz de la gente.  La llegada de Pdemos ha cambiado radicalmente el tablero y ahora se abren las posibilidades de la evolución que necesitamos. Tenemos que tener paviencia y tal vez se creen las condiciones para que un día la alternativa tenga la hegemonía que ya tenemos en Madrid, Barcelona o Cádiz.  Parte del electorado que se abstiene por no confiar en el sistema político e incluso del decepcionado con el PSOE podría dar la mayoría política necesaria para un gobierno de unidad progresista sin exclusiones y con la fuerza de las mejores personas para las responsabilidades que habrá de afrontarse. Ojalá avancemos en conocía unitaria y dejemos los sectarismos a un lado. Menos etiquetas y más programas para salir de esta situación de bloqueo y explotación. La evolución es posible. Tal vez hay socialistas que se unan. Bienvenidos, bienvenidas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • zarabuba zarabuba 17/06/16 17:27

    Yo siempre he votado Psoe y ahora veo los comentarios del traidor Felip, de Guerra de Corcuera y de toda esa jerga y voy a votar Podemos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • zarabuba zarabuba 17/06/16 17:22

    Este señor nos ha traicionado a sus votantes a hacer coalicion con la derecha.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio-Gil Antonio-Gil 17/06/16 15:09

    La socialdemocracia (originariamente marxiana) ya no es lo que era: entre todos la mataron y ella sola se deja morir...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 17/06/16 08:59

    Mi padre siempre me dice que en tiempos de bonanza económica, hay que votar izquierda porque ellos saben repartir el dinero y en tiempos de crisis hay que votar derecha porque ellos saben ganarlo. Es un poco la mentalidad de este país. En tiempos de crisis la gente no piensa tanto en sus derechos sociales y laborales, sólo piensa en mantener su puesto de trabajo a costa de lo que sea (Virgencita virgencita que me quede como estoy). De esa mentalidad es de la que se quiere aprovechar la derecha con su campaña del miedo a lo desconocido. Yo, en cambio, lo que tengo es pánico a lo conocido. Y asco.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 17/06/16 08:45

    La desaparición del bipartidismo ha perjudicado fundamentalmente al PSOE. Antes, si se escoraba un poco hacia la derecha, compensaba los votos de izquierda que pudiera perder acogiendo votantes de centro que estaban en tierra de nadie. Ahora ese espacio lo ocupa C's. Los dos partidos emergentes le comen votos por el centro y por la izquierda. Sólo le quedan los votantes fieles, lo que llaman el voto cautivo, y con eso no le va a dar para gobernar. El PSOE necesita reinventarse y, sobre todo, definirse claramente. Es tan sencillo como preguntarse ¿Dónde están yendo mis votantes? y ¿Qué tengo que hacer para recuperarlos? Si sus votantes, como parece, se están yendo mayoritariamente a UP, no creo que la forma de recuperarlos sea llegando a acuerdos con C's. La forma de recuperar esos votos es disputándoselos a UP, pero dando por hecho, que pase lo que pase, habrá pacto de izquierdas para gobernar. De esta manera, el votante de izquierdas será quien decida si prefiere que presida el gobierno Sánchez o que lo haga Iglesias. Ahora, el votante de izquierdas tiene la duda de que si vota a Sánchez, puede que esté votando la continuidad de Rajoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • StanislavPetrov StanislavPetrov 16/06/16 21:27

    Por favor, que alguien le diga a Sánchez-Cuenca que ahora el plan podemita es simular ser socialdemócrata y zapaterista. ¡Con tanto cambio de rumbo es normal que algunos se despisten!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 16/06/16 21:43

      ¡Jo¡ Cómo somos los podemitas. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.