X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

El miedo y la conciencia

Publicada 19/03/2017 a las 06:00 Actualizada 18/03/2017 a las 19:27    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 65

Gestionar el miedo es uno de los retos de cualquier ambición de poder. Por eso la cara del mundo siempre suele dar miedo y por eso la pregunta sobre el miedo suele ser una pregunta sobre el poder. Dime con qué miedo andas y te diré quién eres. O dime qué miedo necesitas y te diré para qué quieres emplear el poder.

La vida en libertad genera el sentido de la responsabilidad. La vida humillada por cualquier energía totalitaria es puro miedo. Quizás ahora vivimos una situación mestiza, una experiencia de vertiginosas transformaciones que, entre la responsabilidad y el miedo, nos invitan a la conciencia. No soportamos la humillación del totalitarismo, pero estamos sufriendo una pérdida paulatina de soberanía política y de libertad. La memoria del siglo XX evoca situaciones en las que se tuvo poca conciencia de lo que estaba ocurriendo, derivas que acabaron en el horror de la descomposición de la libertad, un campo de concentración, una guerra o una bomba atómica. Mucha gente que creía tener raíces, habitar en su país, disfrutar de una rutina, acabó desamparada en la aceleración del vacío. La literatura de la década del primer tercio del siglo XX habla de los síntomas y de la inconciencia.

Ahora vivimos una situación que quizá no es parecida, pero que quizá responde a la misma lógica. Por eso habría que extremar la conciencia democrática. Extremar la conciencia significa preguntarnos por la responsabilidad y el miedo que hay en cada ambición del poder.

Conviene aclararnos. El poder establecido que hay en Europa nos invita a tener miedo contra el populismo. La amenaza de la extrema derecha sirve para celebrar el éxito de los representantes más sonrientes del neoliberalismo. Confieso que yo también le tengo miedo al poder establecido y que no estoy dispuesto a descalificar como populista la ambición de un poder que intente cambiar la dinámica injusta de esta sociedad. Así que no celebro la victoria del neoliberalismo en Holanda, ni la pretendida sensatez de Angela Merkel ante la prepotencia maleducada de Donald Trump.

No renuncio a una ambición de poder que sirva para ocupar las instituciones con una lógica distinta. Ese me parece el mejor sentido de la responsabilidad que puede ejercerse hoy. No quiero llamar crecimiento económico a una ganancia de 10, en la que la mayoría pierde 5 y la élite gana 15. Los números abstractos dan ganancia, pero la vida cotidiana se hace más precaria, más injusta, más cruel.

Hubo un momento en el que la realidad parecía decirnos que íbamos a perder soberanía política sobre el mundo económico, pero iban a conservarse los derechos democráticos formales. La prisa del mundo está advirtiéndonos sobre el inevitable deterioro de los derechos democráticos formales que conlleva la pérdida de soberanía política sobre la economía.

España es un país que tiene un pasado dictatorial muy cercano. Eso es malo, porque la falta de raíces democráticas alienta el impudor de un poder capaz de actuar con prepotencia en busca de privilegios desmedidos. Pero la cercanía de la lucha contra la dictadura, si se superan los sistemáticos planes del olvido, debería ser útil a la hora de recordar que las libertades democráticas son inseparables de la dignidad laboral y que la justicia social sólo puede consolidarse en la transparencia democrática.

No quiero llamar populismo a cualquier deseo de transformar la realidad de un sistema injusto. Tampoco quiero confundir la emancipación con un proyecto que ponga en duda las libertades democráticas en nombre de una pretendida justicia social. No comprender eso es no haber aprendido nada de las lecciones más costosas del siglo XX.

El máximo peligro para la democracia española es que siga gobernando las instituciones un Partido Popular que empobrece a la mayoría de la población, que acentúa la brecha social y la desigualdad de género y que desmantela los servicios públicos y devuelve los amparos cívicos a la vieja costumbre de la caridad. Es esa dinámica de avaricia de las élites la que rompe el pacto democrático.

El mayor acto de responsabilidad será configurar una alternativa que inhabilite con su propia transparencia el miedo que quieren levantar las élites como muralla ante cualquier transformación. Necesitamos la firmeza social de una democracia consciente.


Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • carmen2306 carmen2306 22/03/17 10:43

    como un rebaño de ovejas obedientes,esta democracia nos permite votar,cada cuatro años, los "esloganes" con que los politícos del sistema nos machacan, sistemáticamente. A Rajoy le fue genial con "hay que hacer lo que hay que hacer" frase que es del gusto de Susana para plantar cara a su deseo de liderar un partido que va ganando en liberalismo lo que pierde en socialdemocracia. La Europa de los mercados nos dan fraternales golpes en la espalda,mientras que muestran sus avidez en las demandas de ajustes.Ojo que a los griegos les ocurre otro tanto. Ellos son tambien el "milagro europeo " salido de los ajustes impuestos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ciro2 Ciro2 20/03/17 17:35

    Precioso y cabal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 19/03/17 23:52

    De acuerdo en la conclusión.¿Como podemos construir esa mayoría consciente y democrática? Solo con personas conscientes, ya que los partidos en lugar de potenciar la consciencia están por la manipulación y el engaño. Necesitamos una ciudadanía que se autoorganice conscientemente en la base y que haga que los Partidos tengan que evolucionar si quiere contar con los votos y que se transformen hacia la evolución consciente. Cada persona puede acompañar en su entorno para la evolución necesaria. Gracias Luis, pues las aportaciones como las tuyas nos impulsan en la dirección consciente. Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • sapere_aude sapere_aude 19/03/17 21:00

    El miedo siempre actúa bloqueando la posibilidad de cambio, cosa distinta de la alerta, que nos prepara para la respuesta rápida. El miedo a veces lo impulsa quien se beneficia de él y a veces sus acólitos, que los hay, y muchos, en los medios de comunicación que proclaman como única salida de la situación actual la ya marcada y lo hacen siempre con frases del tipo "Como no podría ser de otra manera....". Yo a eso siempre respondo que "otra manera siempre es posible....".   Si, como mantienes Luis en tu artículo ........" El máximo peligro para la democracia española es que siga gobernando las instituciones un Partido Popular que empobrece a la mayoría de la población, que acentúa la brecha social y la desigualdad de género y que desmantela los servicios públicos y devuelve los amparos cívicos a la vieja costumbre de la caridad."... es fácil comprobar como se están moviendo los hilos para que eso siga siendo así...... se refuerza a Susana y se presenta Patxi por si acaso...... se refuerza a Podemos en determinadas cadenas y se mantienen tertulianos progubernamentales en todas las cadenas privadas, por no hablar de RTVE. En definitiva, la tormenta perfecta para mantener dividida a la izquierda y unida la derecha y los que no quieren problemas y prefieren la continuidad, "los votantes del poder". No quiero ser cansino con ese argumento, pero se pudo evitar lo peor y no se vio por quien podía hacerlo.... Por sus hechos los conoceréis. Hasta otra......... Por cierto AML, el cuarto movimiento de la 5ª de Mahler no es un Adagio, es un Adagietto, que, siendo un tempo musical lento, es un poco más rápido que el Adagio y por eso, es algo más vital y emotivo. Precioso, como la película de Visconti, no puede decirse lo mismo de la novela....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 19/03/17 20:41

    1.Totalmente de acuerdo en el comienzo del artículo. "El poder establecido que hay en Europa nos invita a tener miedo contra el populismo. La amenaza de la extrema derecha sirve para celebrar el éxito de los representantes más sonrientes del neoliberalismo. Confieso que yo también le tengo miedo al poder establecido y que no estoy dispuesto a descalificar como populista la ambición de un poder que intente cambiar la dinámica injusta de esta sociedad. Así que no celebro la victoria del neoliberalismo en Holanda, ni la pretendida sensatez de Angela Merkel ante la prepotencia maleducada de Donald Trump.2.Es lo que vengo defendiendo desde hace tiempo y me han llamado de todo por hacerlo.3.Desgraciadamente la izquierda onanista (la socialdesgracia y la otra) en lugar de elaborar una ALTERNATIVA al austericidio y al desastre de los liberales-ladrones.... le han comprado parte de su "diversión", lobbies, think tanks, ongs (las importantes ya sabemos quienes las financian y las controlan) en lugar de enterarse de qué va el siglo XXI... y a partir de ahí buscar las soluciones.4.El máximo peligro para España y para Europa es que sigan gobernando los que nos han traído hasta aquí... y que no cambien LAS POLÍTICAS Y LOS POLÍTICOS pero... mientras tantos a qué se dedica la izquierda onanista?. A lo suyo, a "sus debates", a "sus chanchullos2 (acaban de llegar y cuántos cargos tienen que por no cumplir no cumplen con lo básico de dar parte de los sueldos... que le deben al partido... al propio partido...). No solo no tienen programa económico alternativo... sino que desconocen absolutamente cuál es su modelo económico alternativo, no tienen ni idea de cuál es su modelo de producción, ni cómo enfrentar los desafíos que tenemos delante y que no tienen nada que ver con los de hace 20 y 30 años...Esta mañana leí la entrevista a Monereo en la Vanguardia y anoche escuché (sin dormirme, lo prometo) a la "compañera" Irene... y como siempre no fue capaz de responder con seriedad a ninguna pregunta directa de los entrevistadorse... y menos al Iñaki (y eso que eran de los suyos...) y no pasó del patético intento de confundir las respuestas que no tenía con críticas fáciles al PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Laila Laila 19/03/17 19:14

    Hola, compañeros. Yo también tengo ratos en que me parece que está todo perdido, pero intentó salir de ahí porque no sirve para nada. Como dice mi padre, hay que ir a por él sí, él no ya lo tenemos. Creo importante mantener la templanza, veamos lo que veamos, y persistir en emitir esa energía vital irreductible que cree en un mundo mejor para todos. Aunque aparentemente no surta efectos, esa energía del bien, del valor y de la solidaridad está ahí, no se pierde, porque la energía ni se crea ni se destruye. No es taparse los ojos a lo que veamos, sino mantenerlos bien abiertos para captarlo todo. Y no cejar nunca en el empeño. Como dice D. Luis, crear conciencia. /// Los de arriba son muy poderosos, pero no tanto como nos parece. Su gran baza es hacernos creer lo que ellos quieren que creamos, que no hay nada que hacer. Su mayor defecto es que llega un momento en que solo ven lo que quieren ver, y nos lo repiten sin parar para que nosotros solo veamos eso. Pero la realidad va mucho más allá de ellos. Llegará un día en que el tsunami de la realidad se los llevará por delante, a todos esos malignos codiciosos y egoístas que creen que el mundo se hizo para ellos. Y amanecerá una nueva humanidad basada en el bien, la libertad y el respeto.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • Isabelle0651 Isabelle0651 19/03/17 21:32

      Precioso y vital comentario, Laila. "Ya no hay enemigo pequeño ni fuerza desdeñable, porque ya no hay pueblos aislados..."el Che Guevara, ante la ONU. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • AML AML 19/03/17 20:01

      Precioso comentario para un anochecer de domingo/puente. Ahora me suena en los auriculares el adagio de la 5ª de Mahler. Para los que no seáis aficionados, es muy conocido por ser la música de Muerte en Venecia. Por tanto, ideal para la melancolía. Nunca vamos a ser más jóvenes que en este momento, así que como Labordeta, ¡a por ellos!. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • viceval viceval 19/03/17 19:27

      Labordeta, gran persona, increíble personaje, gritaba y nos hacia gritar, juntos y cogidos de la mano: "Habrá un día / en que todos / al levantar la vista, / veremos una tierra / que ponga libertad". Así sea. Saludos

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 19/03/17 21:13

        La poesia es importante, amigo Viceval; y el gran Labordeta tuvo mucho predicamento en estos lares. Pero, no le imagino concibiendo, que fuera por gracia del altísimo/bajisimo, decidiendo 'ayudar' a la masa ingente universal, de contradictori@s. Y, que al levantar la vista, nos encontránsemos ''ante la libertad' ¿De que libertad hablamos? Luís desarrolla su arlo, entre 'el miedo y la conciencia' Hablemos del miedo...¿miedo, al dolor físico? Parece que, el saco de almanaques que portamos muchos, nos ha enfrentado con la realidad de la vida, que es el morir; bien ¿y? - Quienes hemos desarrollado/experimentado 'qué es importante' somos los llamados a hacer -precisamente, porque nada tenemos que perder- Ergo, debemos ser la infanteria del cambio. Algun@ de vosotr@s entendeis, que nuestr@s hij@s lo tienen ¿peor? La sociedad que les dejamos 'ya no está adocenada' nosotros, con nuestro esfuerzo y el de nuestros mayores, erradicamos la 'aceptación de las clases' tod@s podíamos llegar adonde nos propusieramos -no sólo ellos, serían jueces, médicos, ingenieros, arquitectos, escritores, pintores...No. Nuestr@s hij@s nacieron en el convencimiento de PODER SER, porque, nosotr@s 'rompimos' la aceptación/sumisión. Eso, conllevo el tener cosas -la sociedad de consumo, fué/es/ ¿será la droga que 'devuelva' mediante la dependencia del tener, a la sumisión de clases? Avanzamos en este camino. Nos joden, pero bien jodidos...y lo que nos hace 'superarlo' es el puente; y tod@s, a evadirse consumiendo...el martes, ya hablaremos del gobierno... MIEDO A NADA, PORQUE LO ÚNICO QUE TENEMOS, ES NUESTRA VIDA Y LAS POTENCIAS QUE, AL ESTAR VIVOS, PODEMOS DESARROLLAR EN BENEFICIO DE TODOS. LIBERTA' NO ESCRITA, SENTIDA COMO OBJETIVO UNIVERSAL Pero ¿queremos ser libres? [Mira que eso, es lo mas duro que hay] La adicción al consumo, nos impide desarrollar cualquier compromiso social. 'Stephan: No hay límites. La verdad es que vosotros no créis en la revolución...Si creyéseis totalmente, si estuvíeseis seguros de que, con nuestros sacrificios y nuestras victorias, lograriamos liberarnos del despotismo, una tierra de libertad que abarcará el mundo, si no dudamos... ' Los justos. A. Camus.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • viceval viceval 19/03/17 23:47

          "El miedo tiene raíces difíciles de arrancar, si ves que se hacen cadenas, rómpelas y échate a andar", como dice Labordeta. No es complicado, hace falta voluntad. Saludos fuertes.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • itnas itnas 19/03/17 19:25

      Ay! La puñetera historia humana ¿no la podríamos borrar de un plumazo? En tanto, amiga 'Laila' es Ud. un ejemplo de la esperanza irreductible que nos debe acompañar, gracias por su comentario, saludos cordiales.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paco arbillaga paco arbillaga 19/03/17 17:57

    Amigo Masegoso: Además de esos caminos que apuntas tenemos también el que nos indica Luis en su escrito: «El mayor acto de responsabilidad será configurar una alternativa que inhabilite con su propia transparencia el miedo que quieren levantar las élites como muralla ante cualquier transformación. Necesitamos la firmeza social de una democracia consciente.» Por la experiencia que nos pueden aportar los resultados obtenidos en las diferentes elecciones podemos concluir que si queremos que la derecha no gobierne en este país, que acaben sus políticas contrarias a los intereses de la mayoría de la población, es necesaria la unión de los partidos de izquierda. Aquí en Navarra, a causa de la actual ley electoral, si no se unen en las elecciones esos partidos, miles de votos de esa ideología se van a la papelera. Y otro camino a explorar es el que ha apuntado varias veces irreligionproletaria: ¡huelga de consumo!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 19/03/17 18:20

      Deberiamos ser nosotros los primeros en cambiar nuestros hábitos,  sin esperar a que nos despojen y  a vivirlo  como víctimas pasivas. Se acabó el mefistofélico festival del consumo necio. Revisar nuestra dieta, comprar en mercadillos y tiendas y comprar sólo lo necesario. Y punto.  

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 19/03/17 18:27

        Estamos desde hace bastante tiempo en lo que dices de cambiar de hábitos (ropajes incluidos). Por cierto, hoy en el mercadillo de Landaben, de Iruña, ya vendían los primeros espárragos, y te recuerdo: «Los espárragos de abril, para mí; los de mayo, para el amo y los de junio, para el burro.» Osasuna!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        0

        0

        • Bacante Bacante 19/03/17 18:47

          Paco,  hay que convencer a mucha otra gente y creo que los medios pueden hacer lo suyo. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • AML AML 19/03/17 18:52

            Bueno, pues vale, pues me afilio. ¿Se lo quiere decir alguien a Rajoy de mi parte? Salu2 osasuna2

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • Sancho Sancho 19/03/17 19:02

              No hay problema, tengo linea directa con él, tengo mis momentos de hijoputa...deben ser las pastillas pál peluco, ¿O son las de el ácido único?...No, creo que las de la diabetes...Bueno, eso, yo ya...

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

        • Bacante Bacante 19/03/17 18:44

          Qué ricos. ¡No pensaremos dejárselos al amo! 

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • MASEGOSO MASEGOSO 19/03/17 14:03

    “ Dime con qué miedo andas y te diré quién eres. O dime qué miedo necesitas y te diré para qué quieres emplear el poder.” Quienes hartos de cumplir años y quitarnos miedos de la espalda dando la cara y peleando por nuestros derechos ya hemos perdido el contenido mental de miedo. Nuestro problema es no haberlo podido enseñar a nuestros hijos. Pensábamos que, ellos, ya estaban en un mundo más justo y, por ende, no tendrían que pelear por sus derechos. ………………… “Quizás ahora vivimos una situación mestiza, una experiencia de vertiginosas transformaciones que, entre la responsabilidad y el miedo, nos invitan a la conciencia.” Ya es tarde para meditar, tarde para tener conciencia. Vemos como nuestros hijos se encuentran, a pesar de tener licenciaturas universitarias, en una situación peor que nosotros a su edad. Quienes pudimos estudiar lo hicimos con gran esfuerzo económico por parte de nuestros mayores y pudimos, con nuestras huelgas y protestas, llegar a una situación que, la verdad, no soñábamos. ……………………..“ Confieso que yo también le tengo miedo al poder establecido y que no estoy dispuesto a descalificar como populista la ambición de un poder que intente cambiar la dinámica injusta de esta sociedad.” Sr. García Montero: hoy llaman “populismo” a lo que aprendimos a llamar fascismo y, lo más lamentable no es que Frau Merkel le ponga mala cara a Mr. Trump, lo lamentable es que Frau Merkel tiene en su memoria el resultado del último fascismo en Europa. Ayer todos respiramos con la victoria neoliberal en Holanda y, con ello, nos alegramos de que sigan gobernando los que se llevan 15 de esos 10 que Ud. apunta. Tenemos dos caminos: o nos movemos en protestas en la calle, a diario,, si fuese necesario o la muerte de nuestros hijos es inminente ante el rumbo galopante del neoliberalismo al estilo de la Unión Europea. Saludos y gracias por su artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • viceval viceval 19/03/17 17:15

      Excelente Masegoso. El poder emplea el miedo como éter de las necesidades básicas y sociales de la gente. Hemos perdido casi todo y tenemos miedo a seguir perdiendo, la mierda que tenemos ¡¡¡. El miedo, a estar peor?, esta provocando una desmovilización de la sociedad española, muy preocupante, tanto a nivel laboral, como social. Se ha perdido la capacidad de respuesta, o esta es mínima..... Pero pese a todo, sigo confiando. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Sancho Sancho 19/03/17 13:22

    Al "neoliberalismo" nos le puede sonreír una veces y sacar los dientes otras, según soplen los vientos de los acontecimientos, según estemos de acuerdo con unas políticas retrógradas o con otras directamente fascistas...por más que en ello estemos anteponiendo asuntos personales que no hemos resuelto, que todos podemos tener...Eso es jugar al juego del miedo de la derechona, eso es propiciar el populismo que nos sigue gobernando, eso es alentar el miedo a los que tienen un total desconocimiento sobre cómo funciona la generación de los bajos instintos y el temor que utiliza un día sí y otro también el "neoliberalismo". No vale ser un demócrata unas veces y alinearse con Rajoy cuando va de nuestro palo; eso es lo que hace la mayoría que le vota...eso es lo que se sigue haciendo en los debates con veleidades aparentemente progresistas que no son más que bajadas a "los bajos fondos" del PP, de la derecha europea, con sus discursos demagogos y baratuchos...Y el que no los mantiene, para esta gente sólo son terroristas, yihadistas, violentos, populistas...Si no acabamos con estas políticas exterminadoras organizándonos, negando estos discursos pueriles, acabarán con todo rastro de democracia. Gracias por tu artículo, Luis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 19/03/17 11:49

    Mi dilecto poeta: los sistemas, en sí mismos, no son ni justos ni injustos. Aplíqueseles la "Ley Campoamor": "...todo es según el color del cristal con que se mira". Lo que es justo o injusto es la utilización que de cualquier sistema se haga.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre