X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Escrito bajo el 155

Publicada 01/11/2017 a las 06:00 Actualizada 31/10/2017 a las 20:15    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 55

El corazón brincó alegremente en mi pecho en la mañana del sábado 28 de octubre al contemplar en uno de los últimos quioscos de mi barrio la portada de la edición impresa del diario Abc. Sobre el rojigualda de la bandera patria se perfilaban con nitidez los rostros de los tres héroes del momento: Mariano Rajoy, Albert Rivera y Pedro Sánchez.

En el centro y ligeramente destacado, el retrato de Rajoy expresaba enfado y, sobre todo, determinación, mucha determinación. El mensaje era inequívoco: con este hombre al frente no hay nada que temer. En cambio, me parecieron más ambiguos los semblantes de sus dos escuderos. El de Rivera, a la derecha, manifestaba cierto pasmo; el de Sánchez, a la izquierda, parecía contemplar, algo triste y perdido, un punto remoto del horizonte.
  El titular de la portada era lapidario, tal y como hubiera deseado cualquier patriota digno de este nombre: “España descabeza el golpe”. Nada de “la democracia”, “el Estado de Derecho”, “la Constitución” o alguna otra de las fórmulas melindrosas que ha sido preciso inventar desde 1978 para ese centroderecha y centroizquierda siempre tibios y acomplejados en la defensa de nuestra piel de toro. Como Dios manda, el sujeto de la prodigiosa hazaña era ¡España!, la mismísima España, la España una, grande e indivisible.


Observé asimismo que el verbo del titular no podía estar mejor escogido: “descabezar”, cortar la cabeza. Así, de un golpe seco y –pensé- con hacha, no con guillotina, que eso es cosa de republicanos. Felicité mentalmente al director de la publicación. ¿Para qué andarse con rodeos? Los “golpistas” –también podría habérseles tildado de “rebeldes”, “sediciosos” y, si me apuran, “terroristas”– no sabían con quién iban a tener que vérselas cuando empezaron con sus jueguecitos. ¿Independencia de Cataluña? ¿De qué coño estáis hablando? ¡Si España pudo hasta con Napoleón!


Alcé la cabeza y contemplé las banderas rojigualdas que ondeaban en ventanas y balcones, haciéndose eco de la que iluminaba la portada de Abc. Confieso que se me humedecieron los ojos al pensar en la alegría que tal espectáculo le produciría al bisnieto de Alfonso XIII, nuestro buen monarca Felipe VI, ese hombre tan preparado y con una señora y unas hijas tan encantadoras, al que todos los españoles de bien hemos votado una y mil veces con nuestros corazones. ¡Por fin, Madrid le ofrecía a la Casa de Borbón el desagravio debido desde aquel funesto 14 de abril de 1931!

¿Libertades, derechos, democracia? Todo eso puede estar bien, no lo negaré, pero, digámoslo con claridad, es contingente. Sólo la unidad de la patria –bajo la monarquía borbónica y con la bandera rojigualda, por supuesto– es eterna y necesaria.  ¿Diálogo, negociación, acuerdo? Cosas de buenistas, chusma sospechosa, siempre dispuesta a dejarles resquicios a los eternos enemigos del muchas veces milenario solar común.

Caminé por mi barrio bajo un sol intenso que parecía confirmar que España va a vivir a partir de ahora en un verano eterno. Pensé que es maravilloso que así sea: el verano es la estación en la que nuestra querida España da lo mejor de sí misma, cuando nuestra sangría alegra tantos corazones y nuestros incendios son los fuegos artificiales del planeta. Decenas de millones de turistas no pueden estar equivocados.

Decidí escribir este artículo, ateniéndome, faltaría más, al 155, la Ley Mordaza, el Código Penal, la legalidad vigente y lo que sea menester. Es bueno que la lección ejemplarmente impartida a los traidores de Cataluña sea aprendida y practicada por todos los españoles.

Y ahora que así lo he hecho, señor fiscal, ¿puedo hacer una pregunta? La formularé con el debido respeto, se lo prometo. Ahí va: restablecidos la ley y el orden gracias a la gallardía del trío de la portada de Abc, ¿ya podemos pedir una subidilla de los salarios y las pensiones?


Hazte socio de infolibre



14 Comentarios
  • TOTOFREDO TOTOFREDO 03/11/17 18:59

    Es mejor tomárselo así, porque manda huevos que ésta era la portada que tenían preparada para las primeras elecciones, y ha conseguido que se publique la derecha catalana con la ayuda de los independentistas !!!. Puede pedir más el IBEX-35.................

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tubal Tubal 03/11/17 16:21

    Muy fina y oportuna la ironía de Valenzuela. Me gusta, de corazón. Pero me hace reflexionar (y dudar) sobre capacidad del 60% de nuestra gente para salir de una vez de esta monarquía borbonera sin caer en una república bananera.¿Dónde está, en este momento histórico, esa juventud que llena estadios para participar en lo que llaman "conciertos"?. ¡Qué pena!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • librepensador librepensador 01/11/17 23:40

    ¡Que grande eres Javier! Así me gusta, un patriota con dos coj....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • florenblues florenblues 01/11/17 22:07

    Gracias Javier. Has conseguido con tu fino humor que no se me atragante leer la palabra "patria", con la que los tres forajidos de la foto se sienten tan seguros.
    Desde niño, en la escuela , con aquellos cánticos guerreros falangistas y monárquicos que nos obligaban a cantar medio a hostias brazo en alto, nunca he sentido ni cariño, ni emoción alguna, ni orgullo por ninguna patria.
    De mayor, cada vez que alguien apelaba a la patria siempre fue para algo malo para el pueblo.
    Que a estas alturas la gente se deje manipular por el patriotismo, por encima de todo lo demás, me da pena. Es sinónimo de pueblos atrasados e incultos.
    " la patria son mis hermanos
    Que están labrando la tierra.
    Ay! que yo no tiro que no
    Ay! que yo no tiro que no
    Ay! que yo no tiro contra mis hermanos
    Ay! Que yo tiraba que si
    Ay! Que yo tiraba que si
    Contra los que ahogan al pueblo en sus manos" nuevo y Un saludo y gracias por tus soplos de aire fresco.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    14

    • Galeno1 Galeno1 01/11/17 22:21

      Esa canción a la que aludes, se antó durante el franquismo, por ejemplo durante el encierro de los trabajadores de una empresa maderera, y en vez de:

      Decir: La patria son mis hermanos que están labrando la tierra.

      Decían: La patria son mis hermanos que están en la maderera.

      Creo recordar que la maderera era una empresa tapadera de Carrero Blanco, y traían la madera en troncos desde Guinea.

      Un abrazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      4

      • florenblues florenblues 01/11/17 22:40

        Además acabo de recordar el comienzo de la misma.
        "Dicen que la patria es
        Un fusil y una bandera"
        Y si, la contábamos en el franquismo como repulsa a la " patria de Franco" tan odiada por el pueblo.
        Un abrazo GALENO Í.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        5

      • Galeno1 Galeno1 01/11/17 22:25

        Dice: se antó

        Debe decir: se cantó

        P.D.: En mi opinión el artículo de Valenzuela no es irónico, sino que refleja lo que ya ha venido, y los que escriben en los medios es probable que sean los primeros en notarlo. Por ejemplo carlos Cúe debe de llevar años en "La Patagonia".

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • svara svara 01/11/17 21:01

    Espectaculo, puro circo, como antes. Tan bien realizado, Javier, que parece que fue ayer cuando era mas joven. Anhelo el día en que este tipo de espectáculo nuble la visión de la gente de a pie en toda la geografía de España, la ciudadanía habrá madurado, serán tiempos en que los ciudadanos habrán alcanzado los verdaderos valores democráticos, sin capar, serán republicanos de nivel. Salud y república a todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Sancho Sancho 01/11/17 20:50

    Gracias, Javier Valenzuela, por mentar a la patria que hemos visto ensalzada con orgullo por ese gran periódico del reino (animal), que tanto amor demostró en otro tiempo por los descendientes de los recién estrenados republicanos independientes de Cataluña. Es hermoso, ciertamente, pasear por el Madrid del ¡NO PASARÁN! con las banderas de la patria peinadas por el viento que las mantiene enhiestas, ¡inflamadas!. ¡Ley, orden y amor patrio!. Gracias, Javier Valenzuela.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Galeno1 Galeno1 01/11/17 20:25

    Se lee: "Escrito bajo el 155"

    "Una tarea continua impulsada por las consignas y la eficacia de la autoridad"

    https://www.youtube.com/watch?v=Z74vycQq_KI&feature=youtu.be&t=19

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Bacante Bacante 01/11/17 20:14

    Pero,  ¡qué orondo y quė ancho y qué oreao acabo de quedarme!!!
    Y,  además,  no esoy loco aún, que todo se andarå.
    Modifico mis vivas patriotas (nunca emitidos) por un:  Aúuuuupa Valenzuela! 
    Y gracias por la distensión.  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Galeno1 Galeno1 01/11/17 19:29

    Se lee: "Decidí escribir este artículo, ateniéndome, faltaría más, al 155, la Ley Mordaza, el Código Penal, la legalidad vigente y lo que sea menester."


    Y en mi opinión ha salido clavado a lo que era la costumbre, al menos desde los años cincuenta del siglo pasado, con los Jaimes Capmanys, Emilios Romeros, y periodistas por el estilo.

    Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Bellum Bellum 01/11/17 19:14

    Deduzco poco patriotismo en su pregunta final...;)...qué hartura de banderas!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • Galeno1 Galeno1 01/11/17 19:48

      Sí, Valenzuela parece tibio. Parece compañero de viaje de los que quieren romper España porque la odian.

      Valenzuela muestra poco patriotismo como muy bien señalas.

      ¡Que menos que terminar su artículocon un!:

      ¡Viva nuestro invicto Rajoy!

      Añadiendo además un emocionado recuerdo a nuestro mártir "El Ausente" que en este caso excepcional, serían dos mártires.

      Los dos que están en la foto y que en la obligada e ineludible hoja de ruta para salvar la patria de todos, cumplen las órdenes con viril gallardía: Serenos, callados, pareciendo ausentes, como la amante esposa: serena callada, y obediente, es en el hogar, el solaz y el reposo del guerrero.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      5



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre