x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡insostenible!

Impuestos al diésel: ganamos todos

Álvaro Gaertner Aranda
Publicada el 29/08/2018 a las 06:00 Actualizada el 31/08/2018 a las 22:33
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

En estos calurosos días de verano se ha hablado mucho del final de la igualación del impuesto al diésel con el de la gasolina que plantea el Gobierno. Considero que es una excelente noticia que por fin se vaya a acabar con la subvención encubierta a unos vehículos que han demostrado ser incluso más contaminantes que los de gasolina. Además, esta decisión permitirá recaudar hasta 2.000 millones para hacer frente a las necesidades sociales y ecológicas de nuestro país. Por otro lado, los oponentes conservadores de esta medida y de todo lo que huela a fiscalidad verde ya están empezando a cargar las tintas. El Confidencial, que fue el primer medio que publico la filtración, empezó inmediatamente a criticar los efectos que la subida del impuesto tendría en las personas con rentas más bajas, aquellas que no podrían cambiar de coche a uno menos contaminante y que absorberían de manera desproporcionada el impacto del impuesto. Este argumento es falaz en la medida en que ignora conscientemente la existencia de medios de transporte alternativos al coche que son a la vez más ecológicos y más baratos, como el transporte público o la bicicleta. Además, el argumento de la regresividad del impuesto pierde valor cuando quienes lo usan han defendido la política austericida y la política fiscal regresiva de Mariano Rajoy.

Pese a eso, hay que reconocer que el argumento tiene potencial para desgastar al Gobierno frente a aquellos que dice defender, y por ello es una cuestión que los progresistas debemos tener en cuenta a la hora de apoyar la subida de este impuesto verde. Por suerte, la teoría económica mainstream nos proporciona un concepto que puede sacarnos de este atolladero e incluso hacer que cumplamos nuestros objetivos climáticos por duplicado, el concepto del doble dividendo. Este concepto tiene su origen en el hecho de que, cuando existe una externalidad negativa (un efecto positivo o negativo sobre otros actores que no participan en una transacción y que no está incluido en el precio de la misma) como la contaminación, al ponerle o subirle los impuestos se reduce el impacto negativo sobre el medio ambiente (o el medio afectado).

Esto constituye el primer dividendo para la sociedad, pero a su vez hay un segundo dividendo, porque los ingresos que se obtienen por esta vía pueden servir para corregir este u otros efectos negativos. De esta manera, la subida de los impuestos al diésel nos da la oportunidad de corregir otros problemas del sistema con los ingresos extra. Una opción seria imitar lo que hace la Columbia Británica (Canadá) con los impuestos al CO2 y devolverle directamente a la clase trabajadora los ingresos del impuesto al diésel a través de bajadas de impuestos o de transferencias directas de renta como un programa de Rentas Mínimas. Sin duda una medida como esta ayudaría a combatir el argumento de la regresividad porque los principales beneficiados del conjunto de medidas sería entonces la clase trabajadora.

Sin embargo, hay una manera de utilizar los ingresos que sería mejor aún, ya que también beneficiaria a la clase trabajadora y además permitiría incrementar las ganancias ecológicas de la medida. Me estoy refiriendo a la posibilidad de utilizar esos ingresos para promocionar el uso del transporte público y la bicicleta, ya sea incrementando la frecuencia del transporte público donde la haya, creando nuevas líneas donde no haya, bajando los precios o construyendo infraestructura ciclista. Esta medida aumentaría tremendamente el efecto de la igualación del impuesto, ya que es de sobra conocido que la gente no escoge el medio de transporte que usa de manera habitual únicamente de acuerdo al precio que hay que pagar por usarlo sino de acuerdo al medio o a los medios que son mas útiles, cómodos y necesarios en el área en el que se encuentra. Así se explica que, en el barrio de Vauban, en Friburgo, que fue construido con el objetivo de que cuando sus habitantes tuviesen que ir a trabajar, a comprar o a relajarse pudiesen hacerlo andando, en bici y en transporte público, el uso y la propiedad del coche sea testimonial (80 coches por cada 1000 habitantes, un 80% menos de los datos habituales), mientras que en Stuttgart, una ciudad del mismo Estado Federado, el 51% de los desplazamientos se realizan en coche. 

Para alcanzar esos números, Friburgo  tomo medidas como dar un lugar central al transporte público a la hora de planear el barrio, haciendo que el tranvía fuese lo primero que se construyese para que los propios trabajadores de la construcción también pudieran llegar en transporte público a sus puestos de trabajo. También dispone de una amplia red de carriles bici de 400 kilómetros, de un tráfico pacificado en la mayoría de las calles, de un transporte público intermodal en el que los horarios de los regionales, el tranvía y los buses están coordinados y de un abono transporte para toda la zona metropolitana de 42 euros mensuales.

Para conseguir resultados similares en España ya hay propuestas muy desarrolladas, como la expuesta por el informe Tren 2020 en 2010. Este informe proponía, entre otras cosas, electrificar los tramos que faltaban por electrificar, abrir nuevas líneas de cercanías, implantar un sistema de horarios cadenciados (los trenes salen siempre a la misma hora, por ejemplo a y 18), asegurarse de que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tuviesen un tren al menos cada 2 horas o  una política tarifaria que promueva la fidelización.

El informe estimaba que todo ello requeriría de una inversión anual de 3.300 millones, de los que algo más de 2.500 millones se invertirían en la construcción o mejora de infraestructuras ferroviarias y aproximadamente 750 millones en la subvención del déficit de Renfe y FEVE. Por comparar, en 2016, el último año en el que el Estado pago directamente los cánones de infraestructura a Adif y por lo tanto el último año en el que el déficit se refería a los mismos conceptos que contenía el informe, el Estado pago a Renfe una subvención de 579 millones para cubrir el déficit. La buena noticia a este respecto es que si el nuevo Gobierno cumple lo prometido los contratos de Obligaciones de Servicio Público (OSP), que el Estado paga cada año a Renfe para que lleve a cabo el tráfico de cercanías y el de media distancia, pasaran de los 495 millones de 2017 a 1.000 millones de media en los próximos 10 años, permitiendo abrir nuevos servicios como el Alicante-Villena, por ejemplo.

Si el Gobierno mantuviese esta senda y apostase por hacer una política integral de transporte enfocada a reducir el uso del vehículo privado, podría agrupar la aprobación de las medidas de apoyo al transporte público con la igualación del impuesto al diésel y contrarrestar el argumento de la regresividad del impuesto arguyendo que su objetivo es reducir los gastos de transporte para la clase trabajadora a través de la promoción del transporte público. Esta forma de proceder podría servirle para limitar el daño procedente de los ataques que Casado (el del máster regalado) y Rivera van a efectuar en las próximas semanas, y si saliese bien podría contribuir a anclar en la mente de los españoles la relación entre el pago de impuestos y los servicios públicos, haciendo que la próxima vez que los neoliberales de nuestro país se presenten a las elecciones clamando los beneficios de bajar los impuestos a los ricos sufran el castigo de un pueblo que por fin haya entendido que las bajadas de impuestos a los ricos de hoy son los recortes de mañana.

Con este panorama, no queda más que desearle al Gobierno buena suerte y sobre todo buena ejecución a la hora de igualar el impuesto del diésel a la gasolina, para que por primera vez en mucho tiempo los españoles podamos mirar una iniciativa del Gobierno central y sentir que, por fin, ganamos todos.
____________

Álvaro Gaertner Aranda es ingeniero físico y estudia el máster de Economía y Management Sostenible en la Universidad de Oldenburgo (Alemania).
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

15 Comentarios
  • MASEGOSO MASEGOSO 01/09/18 19:57

    Puntos de vista:
    1.- Los diesel, con motores de la misma cilindrada tienen un 18% más de potencia y consumen 2 l/100 menios.
    2.- Son más cafros de revisión, sin embrgo, un coche con motor 1500 de gas-oilmlleva 350.000 kilometros sin averías, solo cambio de discos de freno, pastillas de freno, fluidos y funciona como el primer día. Lleva sus cuidados pero es rentable.
    3.- El probl3ma del diesel lo han creado fabricas de coches que no tenian ni puñletera idea de que el diesel hay ue afinarlo mucho más y que las bombas inyectoras deben estar, siempre, bien calibradas. Yo las suelo calibrar cada 100.000 kilometros pues, al ser la inyeción con soporte electrónico son mucho más fiables.
    Hay fabricantes que hacen motores diesel mas limpios que la gasolina y fabricantes que no dudan en polucionar más si los beneficios son aceptables.

    VW en USA, pagando este error de creer que todo el monte es oregano.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Sotram Sotram 29/08/18 23:02

    Corría allá por los tiempos de mis años mozos una historieta sobre el dicho de Cristo en la última cena, En verdad os digo que dentro de poco ya no me vereis, pero dentro de poco me volvereis a ver..." Y san Pedro le contesta: Señor, lo que más me gusta de ti es lo bien que te explicas" D. Alvaro, qué me gusta lo bien que te explicas. ! Joé con el articulito !

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • platanito platanito 29/08/18 19:31

    Solo quiero preguntar al joven Álvaro donde se obtiene el título de ingeniero físico, para averiguar qué materias exige. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • rogon rogon 29/08/18 15:41

    El articulo parte de datos falsos. Los vehiculos diesel contaminan por particulas. Desde el año 2009 todos los vehiculos diesel salen de fabrica con un filtro que impide que las particulas salgan del motor. Ademas el diesel actual, con los aditivos que se utilizan por las petroleras, es muchisimo menos contaminante. Por lo tanto no es cierto que los vehiculos nuevos diesel contaminen mas que la gasolina. Si quieren subir los impuestos que lo hagan, pero sin mentir. Estamos en el pais de las paradojas. Se pagan impuestos por contaminar, combustibles y por no contaminar. Impiesto al sol. De risa. Mentiras lss justas, o mejor ninguna y a terminar ese Master que suena tan bien.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    23

    • xiblatu xiblatu 01/09/18 18:12

      Efectivamente, que un pequeño vehículo diesel con un gasto en autovía de menos de 4 litros/100 km esté más gravado que un todoterreno de gasolina y que supera los 10 litros no parece un argumento muy coherente. Y esto es lo que vemos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 29/08/18 12:29

    Otro engaño. Primero te venden las bondades del diesel. Te compras un diesel que cuesta mas caro que el mismo coche con motor gasolina porque encima te cuentan que las emisiones del gasolina son más venenosas. Ahora es al contrario. El malo es el diesel y hay que penalizarlo y hasta prohibirlo. Ya no se si soy monoagente, agente doble , agente triple o guarda jurado. Por cierto solo he leído el titulo del articulo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    1

    12

    • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 29/08/18 12:51

      Por cierto. Que estarán tramando ahora. Mucha publicidad positiva de los híbridos (Gasolina y baterías) y eléctricos puros y negativa del diesel. Cuando tengan agarrado el negocio de los eléctricos, cerrarán las gasolineras

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      17

      • M.T M.T 29/08/18 14:39

        ¡ Cómo le entiendo Sr. Escéptico- utópico y cómo comparto lo que dice! Estoy en idea de cambiar el coche, y suerte que cuento con algún asesor bienintencionado. Otra cosa será que me vaya desprendiendo de la pereza de hacerlo y que estos vaivenes del mercado y del consumo se apacigüen, si es que esa paz pudiera llegar. Saludos y disculpe el guión que he puesto en su nick y el doble acento. Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        5

        • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 29/08/18 16:18

          Tranquilo M.T. Con la que está cayendo...Ni yo mismo sé si voy o vengo. Saludos

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1

  • MUTX MUTX 29/08/18 11:36

    Lo siento, no he podido  leer más allá de la quinta línea. Un torro de articulo, pero es que además dice muchas cosas como subvenciones al diesel y todos esas chorradas. Yo utilizo el diesel desde hace más de 25 años, lo siento, pido perdón de rodillas a todos los que he podido envenenar, también los de gasolina me tendrán que pedir perdón, pues también me habrán perjudicado mis pulmones y demás visceras. Lo cierto es que un motor diesel consume un 40% aproximadamente menos que uno de gasolina y que tiene una vida mucho mas larga. Ahora hagan cuentas, menos consumo, menos emisiones buenas o malas y coches longevos, menos materiales para construir nuevos. Ahora que cada uno elija lo que quiera, sin presiones mediáticas.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    34

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 29/08/18 10:02

    1/ No tengo tan clara la bondad de la medida. En efecto hubo en su día mucha gente humilde que compró un vehículo diesel porque era más barato de mantener y más barato el combustible. He asistido personalmente a intensos debates sobre si el ahorro era o no suficiente para justificar el precio más alto del vehículo.

    Es evidente que hay que apostar por un servicio público de calidad. Tampoco tengo tan claro lo de la bicicleta. Los dos últimos vehículos que casi me atropellan han sido una bicicleta que se saltó un semáforo en rojo y otra por la acera. Además cuando vives en alguna de las ciudades dormitorio alrededor de las grandes ciudades hacerte cada día 30 kilómetros en bici para ir a trabajar y otro tanto para volver no parece una alternativa razonable. Y hay que saber montar en bicicleta, que no todo el mundo sabe.

    El tren (o el tranvía) es la solución sin duda alguna mejor. Es eléctrico, contamina poco y permite cierta regularidad de horarios (más allá de que cumplimiento horario y español son dos conceptos antitéticos) además de permitir dimensional el vehículo según necesidades. Pueden añadirse locomotoras y vagones según necesidades. Y además las nuevas estaciones pueden construirse en espacios que permitan aparcamientos disuasorios vigilados y controlados para los usuarios que vivan lejos de la estación.

    Pero igual que mantengo que una ley sobre la eutanasia (por ejemplo) no implica que todo el mundo obligatoriamente haya de practicarla, un mejor transporte público no obliga a que se tome, y encarecer el transporte privado simplemente despeja la carretera para quien puede permitírselo. Las clase populares siempre pierden cuando se habla de soluciones colectivas. Porque son quienes menor poder adquisitivo tienes quienes han de renunciar a los "beneficios" (si los tienen) del acceso a determinadas mejoras tecnológicas. Por eso no funcionan los mensajes, porque el esfuerzo se pide a los mismos que ya lo hacen.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    18

  • jgo jgo 29/08/18 10:00

    Llevamos décadas de retraso en lo que respecta a medidas medioambientales que transformen nuestras ciudades a lugares más amables y limpios. El transporte es un tema fundamental que hay que abordar de una vez por todas de manera seria. Cualquier época de tránsito resulta incómoda. Nuestro país, nuestras autonomías y ciudades necesitan gobiernos no continuistas en este área, como en tantas otras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • pepelu. pepelu. 29/08/18 07:33

    No serviría de mucho en este país, o mejor dicho, no serviría de nada el proponer medidas para paliar la contaminación producida por el transporte público, al objeto de que los Sres. Pablo Casado y Albert Rivera, actúen como políticos y no como auténtica carroña que ambicionan a costa de lo que sea.
    Si no, sería por cualquier otra difamación para arrebatar el gobierno, sea el que sea quien gobierne, mediante calumnias mentirosas y denigrantes, el primero para conseguir con ello el mangoneo de prevaricación y corrupción instaurado por M. Rajoy para engordar así las cuentas numeradas en Suiza, o el otro que su obsesión por unas nuevas elecciones a presidencia del gobierno, por la ambición de llegar a la Moncloa para conseguir el poder y las prebendas que le permita el mangoneo sin ningún tipo de dignidad política.
    Luego dicen que el gobierno de P. Sánchez es ilegal.
    Sinceramente creo que estos dos que no hacen más que sembrar cizaña, deberían ser juzgados como terroristas por tratar de hundir este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Seyka Seyka 29/08/18 00:35

    No voy a negar las supuestas ventajas, pero la ha agarrado fuerte con lo de la bicicleta (e incluso el transporte público) Salga de la zona de confort de ciudades con líneas de autobuses urbanos, o carril bici. Un par de trayectos al día son un lujo en muchos sitios.
    Más crudo aún, sitúese en zonas rurales o semirurales, montañosas, ondulantes. Añada lluvia, o heladas. Muchos vivimos en esos sitios. Mejórelo con un par de críos para el cole. Y ahora, en marcha.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    26



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.