x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

Segundo rescate a la banca y golpe a la confianza

Publicada el 22/10/2018 a las 06:00 Actualizada el 21/10/2018 a las 20:40
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Por mucho que hablemos sobre la enorme crisis de representación que estamos atravesando, parece que los que toman las grandes decisiones no acaban de entender que esto de la democracia se basa en la confianza, en una disposición a la delegación en el bien entendido de que es para el bien común.

De todas las piezas del establishment contra las que se alzó la indignación, dos fueron especialmente relevantes: los representantes públicos y la banca. "No nos representan" y "No somos mercancía en manos de banqueros" fueron dos de los lemas más gritados. Los primeros lo han comprobado viendo cómo el sistema de partidos surgido de la Transición saltaba por los aires dando lugar a un nuevo escenario, cuya consolidación está por ver. La segunda, al parecer, ni lo entiende ni está dispuesta a ello. Significaría asumir que el sistema financiero no siempre gana, al menos no siempre lo gana todo. Supondría creer que es posible repensar el capitalismo y un nuevo estado de bienestar.

La sentencia del Supremo que, corrigiéndose a sí mismo, declara que el impuesto de actos jurídicos documentados han de asumirlo los beneficiarios de obtener tal garantía, es decir, los bancos, es altamente significativa. Se une a la nulidad de las cláusulas suelo, a la denuncia de prácticas irresponsables a la hora de vender productos financieros de riesgo, o al asunto aún pendiente en el TJUE sobre el índice IRPH que se utiliza para calcular cuánto nos hipotecamos. Si a esto le unimos que, a diferencia de lo ocurrido en otros países, y según el Banco de España, podemos dar por perdidos más de 60.000 millones de euros de ese rescate a la banca que el gobierno de Rajoy prometió recuperar, no nos debería extrañar que el descrédito del sistema financiero vaya en aumento.

Como todo sistema, cada movimiento en uno de sus elementos tiene repercusiones en el resto. Y esta vez ha sido nada menos que el poder judicial quien ha salido al rescate de los bancos, en una nota insólita, anunciando que revisará su decisión "por la enorme repercusión económica y social" de la sentencia. Sin entrar en el fondo del asunto, el mensaje que se está enviando a la sociedad es claro: la banca siempre gana, aunque sea a costa de minar, aún más, la confianza de la ciudadanía en el propio sistema judicial, que hace años que se sitúa en los niveles más bajos de la Unión Europea.

La orquesta sigue tocando como si la famosa desafección no existiera, y si bien es cierto que hoy no hay tiendas de campaña en la Puerta del Sol, esto no quiere decir, ni mucho menos, que se haya recuperado la credibilidad en nuestro sistema democrático. Decisiones como estas son un duro golpe a la línea de flotación de quienes intentan que el barco siga navegando.

A diferencia de la indignación que acampó en nuestras plazas y, desde posiciones demócratas -con un amplio espectro ideológico-, canalizó el descontento y el descrédito, lo que hoy emerge en Europa y asoma en España es un movimiento de nueva extrema derecha xenófoba que, valiéndose de ese descrédito, intenta hacer suya la reacción contra el sistema. Y lo hace con discursos como el abanderado por Salvini, "No pienso en una Europa sin reglas, sino en invertir en el trabajo, en la felicidad, no en esclavos. Marine y yo estamos recogiendo el legado social de la izquierda, que traicionó sus valores. Defendemos al precario que la izquierda ha olvidado. En el PD o el PSF hay más banqueros que obreros". El cinismo no tiene límites, pero el populismo de la derecha sabe jugar bien sus bazas. Salvini pronunciaba estas palabras unos días antes de recibir la carta de Moscovici en la que se le anuncia el rechazo de la Comisión Europea a los presupuestos italianos por no respetar los límites de gasto. La campaña electoral europea a la extrema derecha le llega hecha desde Bruselas.

En las puertas del Parlamento Europeo se anuncian conferencias sobre el peligro que puede suponer la victoria de Bolsonaro en Brasil y exposiciones sobre las consecuencias del nazismo en Europa. Mientras, a la nueva extrema derecha le ponen en bandeja los argumentos para que abandere el movimiento contra el austericidio. Ahora habrá que contra-argumentar, desmentir y dejar en evidencia muchas de sus falsas proclamas, pero el marco del debate les viene regalado. Se pueden encontrar muchos paralelismos con otros momentos históricos, y discutir hasta qué punto son aplicables a nuestros días o no, pero de algo tenemos certeza: siempre acabaron mal.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

31 Comentarios
  • Gatopardo Gatopardo 26/10/18 07:23

    Mucha culpa tiene y han tenido todos los gobiernos, desde Gónzalez hasta Sánchez, ya que todos ycada uno han ido introduciendo " bajo el lema de vendernos modernidad " el depender cada vez más de la Banca. Ellos mismos son los que te obligan a tener una cuenta para cobrar las pensiones y prestaciones, así como hacer los pagos de Tributos y demás servicios.
    Pues no, señores, no. Podemos pagar en efectivo en las entidades o bien devolver el puesto de trabajo a los cobradores a domicilio ( si ya se, que es un poco anticuado ) ¿pero qué hacemos? habrá que demostrarles que no son imprescindibles, tal y como nos quieren hacer.
    Lo que ocurre es que el ciudadano también tiene su parte de culpa, porque apela más a la comodidad que a contribuir con medidas de presión individuales, pero que si se hacen bien orquestadas......... les puedo asegurar que la Banca se pensará muy mucho sus comportamientos en ciertos casos.
    Pero como podemos consentir que en programas de TV de máxima audiencia, digan representantes de la Banca que al final i el impuesto de las hipotecas recae sobre ellos.... lo acabará pagando el cliente. Pero no les da vergüenza, y es más no se les puede llamar al orden desde el Mº de Hacienda y/o el de Economía y ponerles topes y controles en las comisiones de apertura, estudio, diferenciales ( que es dónde van a clavar al contribuyente las subidas - disfrazándolas de un mercado de libre competencia - ).
    En fin, una vergüenza, que yo como casi todos los socios de Infolibre tratamos de contribuir con medidas y/o consejos más o menos aceptables y llenos de toda lógica - lógica claro del ciudadano y que las grandes corporaciones no comparten porque si merma su cuenta de resultados, entonces merma su super bonus anual y su insultante Plan de Pensiones -. Hasta la próxima amigos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • losdel38 losdel38 22/10/18 20:58

    ... Y no hay que olvidar que detrás de estos gobiernos. "Democráticos de 3ª división ?? siempre hay un ministro del Opus. El Sr. Aznar muy español vendió La Mezquita de Cordoba ( Todos los Patrimonios de la Humanidad está prohibido vender o comprar) La Mezquita de Cordoba le deja unas ganancias al Obispo de unos 500,000 € mensuales, en Cordoba un representante de la Iglesia y Director de Caja Sur ( Sr. Castillejo ) le quedó una pensión mensual de unos 1,700 € diarios he dicho 1,700 € diarios, eso si todo es Gracias a Dios.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • jamonfresco jamonfresco 22/10/18 17:50

    Grande, Almudena pero el país (nación) camina a grandes pasos hacia su extinción. Degradación, exterminio y demolición por las hordas franquistas en fase de reconquista. Se está recuperando el grito de muera la inteligencia y viva la muerte y las cadenas

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    7

    • paco arbillaga paco arbillaga 22/10/18 18:13


      jamonfresco: Te noto como muy optimista, jjjjjjjj. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • eldeantes eldeantes 25/10/18 01:37

        Si, si. Optimista, agradable, positivo y esperanzador.

        Da gusto !!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • itsuga itsuga 22/10/18 13:17

    Tan solo demuestran lo que todos, el pueblo, decimos, que en este país, NO, NO HAY JUSTICIA, tan solo existe una pantomima para que los ricos, los poderosos, la banca, SIEMPRE GANE

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • bidebi bidebi 22/10/18 12:42

    Irreligión, la sentencia del otro día favorable a los que solicitan una hipoteca no crea por si misma jurisprudencia, según mi entender. Lo que creará es la decisión que tomen hoy los reunidos de la Sala administrativa.
    El Supremo está dividido en cinco salas cada uno de las cuáles está compuesta por un número de magistrados. Uno de ellos fue el que sentenció favorable el otro día, que se contradecía con otra sentencia anterior favorable a la banca. Por esa contradicción se reúne toda la sala para establecer jurisprudencia.
    Como muchas veces que hacen declaraciones, la verdadera cagada del Supremo es justificar la reunión y dejar aplazada la sentencia favorable con el increíble “argumento” de “la enorme repercusión social y económica”.
    Un juez ni puede ni debe juzgar dependiendo de la “repercusión” de sus sentencias, si no de si estas son justas y se ajustan a derecho.
    Teniendo en cuenta que la “repercusión” de la que hablan afecta a un sector minoritario, como es el poder financiero español, es evidente que estos jueces muestran su ideología favorable a los poderosos y que una vez más enseñan su patita, como no podía ser de otra forma.
    En cualquier caso, si suponemos que una sentencia favorable va a conducir a que esos gastos hipotecarios vayan a resultados de la banca es que somos muy ingenuos.
    Aumentarían sus comisiones sobre apertura de hipotecas para compensar ese gasto.
    Tan ingenuos como para no entender que un sistema injusto se compone de la colaboración de todos los estamentos de un estado, y entre ello, por supuesto, el judicial.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    11

    • platanito platanito 23/10/18 17:57

      Alguien sabe el porqué del gran enfado de nuestra decana irreli con InfoLibre?
      Me causaría gran pena no volver a leer sus sugerentes comentarios. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • luzin luzin 22/10/18 13:26

      Bueno, pero dada la capacidad legislativa de los representantes del pueblo (esperen que me voy a descojonar un rato), podrían evitar que la banca realizase contratos fraudulentos (esperen que me vuelvo a descojonar otro rato) . Es más, dado que la Banca goza del privilegio de prestar aquello que no tiene ni es suyo, garantizado por el Estado, tal vez los representantes del pueblo podrían legislar para que los contratos hipotecarios fueran legales y no un robo ... (esperen que me sigo descojonando ...) .. ale, a seguir votando y a la dación en pago esperando ....

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      6

  • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 22/10/18 12:40

    Lo de la confianza es una camama. Engels decía que cuando los trabajadores llegasen al poder tendríanque precaverse mucho de sus representantes. Y los pensadores del primer liberalismo (el "bueno") decían algo parecido respecto a los representantes políticos (y a la policía).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 22/10/18 12:37

    El capitalismo se puede repensar tanto como se quiera, pensar no cuesta nada. Lo difícil es acabarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • luzin luzin 22/10/18 11:37

    ¿La democracia es cuestión de confianza? ¿los representantes confían en los representados? ¿los representados confían en los representantes? ¿Conocen los representantes a sus representados? ¿Conocen los representados a sus representantes? ¿Qué es la confianza?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    5

    1

    • paco arbillaga paco arbillaga 22/10/18 18:17


      ¿Que qué es la confianza? Pues lee (en el caso de los bancos): con-fianza, y la fianza la pone el cliente.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • Isasi Isasi 22/10/18 21:36

        jajaja muy bueno Paco, qué falta hace la chispa del humor en esta realidad del capital financiero! las denominaciones bancarias se mofan mucho, ahí tenemos el interés...

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

    • Isasi Isasi 22/10/18 14:16

      Me encanta este comentario. :))) Pero Luzin… yo confío en que todo lo que está ahora sucediendo, al fin, saliendo a la luz pública, sirva para transformarlo todo. Un saludo!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • luzin luzin 22/10/18 11:37

    ¿La democracia es cuestión de confianza? ¿los representantes confían en los representados? ¿los representados confían en los representantes? ¿Conocen los representantes a sus representados? ¿Conocen los representados a sus representantes? ¿Qué es la confianza?

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    3

  • luzin luzin 22/10/18 11:34

    ¿Quiénes hacen las leyes y normativas que benefician a la banca?

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    3



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.