x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Política 'GIF'

Publicada el 09/01/2019 a las 06:00 Actualizada el 08/01/2019 a las 19:40
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

En los años cuarenta, cuando la segunda gran guerra ya había destrozado medio mundo, una niña de tres años le pide a su padre una urgencia. Quiere ver la fotografía que él le acaba de tomar. Edwin, que así se llama el padre, le dice que tiene que esperar a que terminen las vacaciones y regresen a casa para poder revelarlas. Pero la niña insiste y su padre, que para entonces había desarrollado, entre otras cosas, el filtro polarizador, se pone a pensar. En 1947 se lanza la primera cámara Polaroid, nace la fotografía instantánea. Él era Edwin H. Land, su inventor.

Recuerdo esto porque esa máquina que dio respuesta al ansia de una pequeña cría norteamericana es el paso intermedio entre la fotografía analógica y el absurdo arsenal de imágenes que ahora guardamos en el bolsillo: las que hacemos hoy y mañana no recordamos que existen. También pienso en una fotografía diminuta de mi abuelo en la Ribera de Curtidores. Apenas se le distingue entre la muchedumbre del Rastro, ni se adivina que años después tendrá un pequeño puesto donde venderá todo tipo de artilugios: rasca-hielos, yoyós, platos chinos. La foto, abrigo negro, recién llegado de Extremadura, tal vez sus primeros días en la ciudad, en un viaje de setenta años hasta mi mano, indica un antes y un después que sus nietos podemos señalar. Es una foto tomada para recordar un instante donde, además de servir de documento de un Madrid que no existe, leemos la intención o idea de aquel hombre de completar su salario con las ventas ambulantes. Un hito familiar.

En La cámara lúcida, el filósofo Roland Barthes escribe: “En el fondo, la fotografía es subversiva, y no cuando asusta, trastorna o incluso estigmatiza, sino cuando es pensativa”. Por eso, miro ahora la política histérica de los últimos años y sus disparos. Clic. Que es de casi todo, menos pensamiento. Y si descifro en dónde estamos (haciendo un casi imposible ejercicio de silencio), creo que hemos superado el espíritu de la fotografía instantánea, de querer ver la respuesta mecánica que provoca nuestro discurso. Hemos ido más allá. Pareciera más bien una política GIF que, como esas imágenes en movimiento que buscan una respuesta emocional a un mensaje único e instrascendente, no pesa y, por si sola, es indescifrable y, sobre todo, no tiene gracia.

Una política lanzada en forma de imágenes y mensajes irreflexivos, peligrosos e irresponsables. Una política ad hoc para esta sociedad que espera los golpes, acostumbrada a los impulsos y a las pancartas descabezadas. Ciudadanos ya esperando la dentellada veloz. Que al igual que nuestras imágenes, aquellas que sobrevivan donde podrán mirarnos nuestros descendientes cuando no estemos, no tendrán apenas más que una intencionalidad única, nacidas para morir en el arrastre diario de un time line, que no serán más que una frase elegida de entre una serie de millones de disparos que no tienen valor porque no buscan trascender, que se amontonan en papeles irreales, una política que no será más que colecciones de frívolos pensamientos sin contexto. Metralleta de contenido fugaz.

Me parece imposible que lo que necesitamos de nuestros gobiernos se encuentre en mensajes de apenas 300 caracteres. Y que los medios alimenten sus agendas de ellos. Que el debate haya bajado a las redes, a sus fórmulas. Política Instagram. Si no es mucho exigir a estas alturas, deberíamos buscar una reflexión previa al disparo puramente estético. Una elección premeditada de las palabras. Como si no fuese gratis lo irracional, como si nuestra capacidad de almacenamiento estuviese limitada. Como si el futuro tuviese que llegar aún poco a poco, en un revelado lento que requiere trabajo, precisión y oficio.

En una entrevista, el fotógrafo y cineasta William Klein afirma: “El fotógrafo tiene ojo, cerebro e intención”. Ojalá y no perdamos lo segundo. Y no consumamos esas ideas que nacen para morir sin coger la primera bocanada de aire. Política que asusta, trastorna y estigmatiza. Política con deseo de consumo, viralidad y poco más.

Tiempos de sobreinformación descontextualizada. De infinitos mensajes hirientes y caóticos. Qué va a quedar después de tanto ruido. Qué mensaje sobrevivirá, en qué recorte nos mirarán los que están por llegar y qué podrán descifrar de todo esto.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

21 Comentarios
  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 14/01/19 20:46

    " La Belleza, perece en la vida , pero s inmortal en el Arte".Leonardo da Vinci -dixit- " La elegancia es la ùnica Belleza que nunca se marchita : Audrey Hepburn -dixit- "La Arquitectura no son cuatro paredes y un tejado, sino el espaccio y el espìritu que queda dentro" Lao Tse -dixit- Saludos El DIablo Cojuelo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • eldeantes eldeantes 10/01/19 15:11

    Qué bien identificas, Aroa, la política actual como Política GIF, que busca una respuesta emocional inmediata, mediante un mensaje intrascendente, banal, de poco peso y además sin gracia....Tiempos de sobreinformación, dices ( y de infarreflexión, me parece a mí también). Tiempos "De infinitos mensajes hirientes y caóticos" de todos contra todos, con mucha prisa, sin mirar bien, sin pensar con calma y contado malamente.
    Muchas gracias, Aroa. Me ha gustado mucho tu artículo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • eldeantes eldeantes 10/01/19 16:07

      Quise decir infrarreflexión. Vaya kk de palabro

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • M.T M.T 09/01/19 12:00

    ¿ Y qué otra cosa somos Aroa, Paco, Masegoso...y más cuando vamos cumpliendo años si no somos un acervo de imágenes, de palabras, gestos, paisajes, fotos de un momento y una época? También de la política. Los de ahora y los venideros, todos tendremos que ir recomponiendo ese puzzle-retrato- regalo de ese presente, el que fuere. Saludos cordiales, articulista y comentaristas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    2

    • paco arbillaga paco arbillaga 09/01/19 13:12


      M.T: De acuerdo, «todos tendremos que ir recomponiendo ese puzzle-retrato- regalo de ese presente, el que fuere». Lo que deberíamos intentar es dejarles a quienes nos sigan un puzzle un poco más fácil de resolver que el que hemos encontrado nosotros. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • M.T M.T 09/01/19 13:17

        Pues eso creo, Paco. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • paco arbillaga paco arbillaga 09/01/19 08:55


    «Tiempos de sobreinformación descontextualizada» los de ahora. Peores eran los tiempos de Edwin, por lo menos en España, donde solo había dos informaciones: la que venía del gobierno franquista y la que nos predicaban desde los púlpitos y desde los confesionarios.

    Las dos informaciones pretendían lo mismo: someter a la población al servicio del poder político y económico con la promesa de que si el pueblo se comportaba bien obtendría el premio del cielo después de su muerte.

    Si se quiere hoy se puede encontrar información muy variada en la red, y además gratis; solo se trata de saber qué se busca; lo mismo que ocurría cuando no existía internet y uno acudía a una gran librería a buscar prensa, revistas, libros (¡pagando!).

    Se dice que son más importantes las preguntas que nos hacemos que las respuestas que buscamos, así que quizá lo más importante sea saber qué buscamos, qué pretendemos. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    4

    • MASEGOSO MASEGOSO 09/01/19 10:40

      Saludos osasunado olvidados en mi comentario. Disculpa amigo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • MASEGOSO MASEGOSO 09/01/19 10:21

      Paco no existe duda sobre lo que todos buscamos.
      Bienestar social, sociedad más justa, igualdad, fraternidad y libertad para expreesarnos y exigir que lo que se nos relata sea incuestionable. Pedimos honestidad a quienes por nuestro mandato cumplen las funciones de servidores públicos gobernando desde un pequeño Ayuntamiento hasta los poderes legislativos, judiciales y administrativos. Todo eso que pagamos de nuestros bolsillos por aportación impositiva y que no redunda, en casi ningún caso, en la igualdad de rasero para todos.
      Sí desde el legislativo no se realizan leyes consecuentes con la C1978 que redunden en el bienestar de todos la balanza se desequilibra y produce transtornos de vital importancia que no es necesario describir en estos comentarios por ser de sobra conocidos. El judicial ya ves por donde camina al amparo de aquellos que pretenden volver a la dictadura de la que nunca se han separado.
      La respuesta a tu comentario sobre el artículo de la Sra. Moreno Durán no la puedo reproducir ya que sería repetir lo que has expuesto.
      Así nos pretenden robar esfuerzos preteritos no olvidados.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      2

      • HEREJE HEREJE 09/01/19 18:53

        Me gustaría poder afirmar como tú que todos buscamos igualdad y fraternidad, pero acabo de leerme el artículo de Valenzuela en Tinta Libre y dice: "Wilhelm Reich se atrevió a decir en su obra ¡Escucha, hombrecillo! que mucha gente desea sentirse parte de un rebaño, que el ansia de un führer al que seguir es una pulsión humana profunda y ancestral. Norman Mailer, por su parte, advirtió de que el fascismo es “más natural” que la democracia, apela a los miedos e inseguridades de la infancia, cuando se necesita una figura protectora, alguien que te diga lo que se puede hacer y lo que se no puede hacer". Creo que tiene razón y que un pesimista es un optimista bien informado, aunque daría mis cuatro pelos supervivientes porque la razón fuera tuya. Salu2 Osasuna2.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • frida56 frida56 11/01/19 00:20

          Qué razón tenían Reich,Mailer y ud,Hereje! Saludos y buen comienzo de Año!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • MASEGOSO MASEGOSO 09/01/19 10:11

      Sí, para nosotros aquellos tiempos comenzaban a vislumbrar lo que sería nuestra vida en años sucesivos si la fortuna no nos echaba una mano. Y no, no la echó.
      Cuando Europa intentaba paliar los destrozos provocados por la intolerancia del nazismo en España ibamos penetrando cada más profundamente en la espesa niebla de la dictadura, amparada y auxiliada por aquellos mismos que negaron su ayuda a un régimen democratico que trató en pocos años de ponerse al día con la modernidad de los paises de nuestro entorno.
      Hoy, en el horizonte se ven apuntando parte de aquellas negras nubes que nos sumergieron en el desánimo, la tristeza y el obscurantismo del nacionalcatolicismo.
      La red está contaminada de la misma manera que se contaminaban los libros, los diarios y la radio. Hoy a esos medios se suma la TV, ese medio que ha penetrado en nuestra vidas de tal manera que influye hasta en nuestro modo de sentarnos ante el televisor.
      Encontramos en la red lo que buscamos y lo que sabemos puede interesarnos y, sobre todo, información sobre nuestros pensamientos que pretendemos ilustrar y tener frescos. Nadie puede decir que los que buscamos a sabiendas no están contaminados y/o influenciados por el tumor del capitalismo en su pretensión de remodelar el pensamiento de la población. No hablo de ciudadanía ya que su meta es la globalización idealizada a su postura centrada en un solo pensamiento: esclavos y amos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      1

      • frida56 frida56 11/01/19 00:34

        Pienso que sí está contaminada la información que encontramos en internet,que hay que cribar mucho y que es difícil hacerlo,pero mejor disponer de ella que no tenerla. Aprovecho Masegoso este comentario,además de para saludarlo y desearle buen comienzo de Año (a ud y a todos los comentaristas),para contarle una tontería que tiene que ver con su nick. Me llamaba la atención porque nunca lo había oído. Pues yendo en autobús hacia Logroño por error (no hice el cambio en Soria para Pamplona,a la que voy por razones familiares de vez en cuando), veo una desviación que ponía Masegoso! Sentí el alborozo de la comprensión y el descubrimiento! Menos mal que algunas veces salta en nosotros el niño que llevamos dentro,a pesar de todo! 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • paco arbillaga paco arbillaga 09/01/19 11:25


        MASEGOSO: Que no crezcan «aquellas negras nubes» que nos acompañaron tantos años y que parece quieren asomar otra vez encima nuestra. Ahora disponemos de «paraguas» para protegernos de ellas, e incluso sabemos cómo hacerlas desaparecer. SOLO hace falta que una mayoría de la ciudadanía no sea partidaria de lo que suponen esos nubarrones. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • platanito platanito 09/01/19 08:43

    Tengo un tfo. portátil 3G
    La última foto es el recibo del seguro del coche desde el ordenador, pués no tengo impresora. La anteúltima es de los árboles con coloridos otoñales de los jardines de mis vecinos de enfrente en octubre pasado.
    Me horroriza ese tic compulsivo de los portadores de portátiles por recoger su paso por la vida en imágenes. Ya me provocaba lo mismo en los viajes del IMSERSO. Gestos de nuevos ricos me parecen.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    5

    • paco arbillaga paco arbillaga 09/01/19 09:10


      platanito: También hay otras formas de compartir las imágenes digitales y es compartir con los demás la belleza que vas viendo en tu vida: ríos, montes, flores, animales, campos, rostros, colores, luces. En la vida hay muchas cosas que podemos compartir además de palabras, de arte. Quizá la Naturaleza sea «el» mejor museo que tenemos y compartir con los demás pequeños retazos de ella pueda alegrar algún segundo de nuestras vidas. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      2

      • platanito platanito 09/01/19 16:23

        Me refería, Paco, a lo compulsivo, que por tomar la foto no se enteran de lo que ven. Captar la belleza de las cosas, pienso que exige más reflexión o tener el don del buen fotógrafo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

      • MASEGOSO MASEGOSO 09/01/19 09:56

        De este punto doy fe.
        La fotografía cuando se hace con ojo avezado es altamente explicita y, en ese arte, eres un maestro.
        Salu2 osasuna2

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • Ayla Ayla 09/01/19 06:24

    Pues no sé yo si los que vengan serán capaces de descifrar la situación actual.
    Supongo que piensen que ha habido una pandemia de estulticia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • frida56 frida56 09/01/19 02:12

    Hace unos cuantos domingos fui con una amiga a un rastro. Había muchísimas fotos de gente que fue joven en los años cuarenta,cincuenta,sesenta...bodas,momentos de vacaciones...la vida! A mí amiga le encanta la fotografía,y hace muy buenas fotos,de momentos de su vida,de la mía,de la de otros amigos y familiares,de detalles curiosos en los que solo se fijan los ojos de un verdadero fotógrafo. Allí,en el mercadillo,me dijo “ no quiero terminar en un rastro,tirada en una vieja manta en el suelo,comprada mi intimidad por unos céntimos,olvidada,sin que a nadie le importe que un dïa existí” . Ella no es dada a la filosofía,por eso me impactó. Yo tampoco quiero ser una foto sepia en un mercadillo de baratijas! Pero allí estaremos,sin contexto,amontonadas,como símbolo de la sociedad que nos tocó vivir: huera.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • MASEGOSO MASEGOSO 09/01/19 10:45

      Como fotográfo me produce dolor ver como las familias venden esas imágenes de sus antepasados o como se consiguen cuando se vacían trasteros y otros locales de almacenamiento.
      Estoy en la postura de su amiga y tambien me duele que mi legado de fotografía quede expuesto en un mercadillo.
      Podemos educar a nuestros descendientes pero no podemos impedir que la vida siga y que ellos, depositarios de nuestras imagenes, les resten la importancia debida.
      Es cuestión de un cambio de entendimiento vital.
      Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.