x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Hay que llenar España de banderas españolas

Publicada el 05/05/2019 a las 06:00 Actualizada el 04/05/2019 a las 14:21
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Estamos acostumbrados a ver banderas españolas colgadas en algunos balcones y en mítines de partidos políticos que procuran presentarse como los guardianes de una identidad patria secular. Es sorprendente que esos mismos balcones y esos mismos partidos asuman la bajada de impuestos como tema preferido de conversación y discurso. Si pagar impuestos de manera justa y equilibrada es el mayor rasgo de compromiso con una sociedad, parece en verdad extraño presentarse como un abanderado compulsivo de España y evitar comprometerse económicamente con ella.

La derecha suele casarse con España, pero en un régimen de separación de bienes.

La lectura de las informaciones económicas me invita a defender que debemos llenar de banderas españolas no los balcones de nuestras ciudades, sino las cuentas públicas y privadas. No tiene sentido que las grandes empresas españolas ganen ahora miles de millones más que en el año 2007, antes de que estallara la crisis económica, y sin embargo paguen menos impuestos que entonces. Tampoco tiene mucho sentido, como denuncia una y otra vez Oxfam Intermón, que los padres de la patria y del Ibex 35 tengan esa inclinación a la opacidad y a la geografía exótica, lugares paradisíacos para la fiscalidad.

El mundo por fortuna no está ya para descubrir territorios y colocar banderas patrias en colonias lejanas, sintiéndonos emocionados al ver los colores nacionales ondear como novias de la vida y de la muerte bajo los vientos extranjeros. Pero no resulta desdeñable la voluntad de colocar una bandera de España en los territorios de la evasión, las ingenierías y los paraísos fiscales. Muy emocionante sería también que los negocios y las compras realizadas cada vez con más frecuencia a través de plataformas como Google no acabasen por completo en una cuenta en las Bermudas y colaborasen con la economía del país en el que trabajan. Si Amazon nos va dejando sin pequeños comercios y modos tradicionales de vida, tal vez sería justa la compensación de una bandera española en sus cuentas de resultados y en sus cargas impositivas.

Ya puestos a poner banderas, siempre con afán patriótico, deberíamos izar nuestro orgullo en las transacciones financieras y en las actividades digitales que han sustituido la economía productiva por la especulación.

Y como la patria es una cuestión de sentimientos, también podemos acercarnos al corazón de las responsabilidades privadas. No estaría mal que las banderas colocadas en los balcones pasasen progresivamente a los números de la honrada ciudadanía que gana al año más de 130 mil o 300 mil euros. Alegrarse de que se les suba en el IRPF algo así como 2 o 4 puntos sería un acto de amor a España. No me refiero a las gloriosas hazañas de la Reconquista, sino a la sanidad y la educación públicas de la nación, a la calidad de vida de los españoles. Comprender la necesidad de un trabajo decente y un salario digno supone otro acto de amor patriótico.

Amar a España es mirar con otros ojos la política fiscal, pensar en el ahorro, el patrimonio y las sucesiones con una generosidad de memoria colectiva. Que nos corra por las venas sangre española significa que debemos comprender con hermandad nuestras diferencias: el dinero no corre de la misma manera por todas las cuentas corrientes, y las grandes fortunas deben comprometerse con los cuidados de la familia más que las economías medias o bajas. Todo sea por la abuela común, o por el niño al que hay que comprarle medicinas, o por la niña que tiene que ir a la universidad. Somos españoles y la bandera debe ondear en nuestros números.

Querer a España es preocuparse de manera muy amplia por la igualdad o por la salud ambiental. Querer a España es comprender que se pueden bajar impuestos en asuntos que tengan que ver, por ejemplo, con la cultura, la educación y la higiene femenina; y que se pueden subir impuestos a los productos contaminadores que corrompen el aire respirado a lo largo y ancho de la españolidad. De manera patriótica, es bueno recordarle a las empresas energéticas que el gas, el aire y el agua son también España.

Se trata por ahora de estar tan unidos como los alemanes con Alemania, los franceses con Francia, los italianos con Italia y los británicos con el Reino Unido. Ni más ni menos.

Perdóneseme este desahogo. Después de tanto griterío con España, quiero confesar que estoy dispuesto a casarme con ella, siempre que sea en un régimen de separación de conciencias, pero no de separación de bienes.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

63 Comentarios
  • Cheska33 Cheska33 07/05/19 20:38

    Leyendo estos artículos una piensa que no está todo perdido ; la irresponsabilidad de los políticos de derechas ha sido tal , que con tanto exabrupto , insultos y demás lindezas han recibido de los votantes lo que realmente se merecían , un fracaso de sus políticas y de sus maneras . Esperemos que en las próximas elecciones podamos refrendar los mismos resultados , porque estas tres derechas están dispuestas a vender su alma con tal de tocar poder Sñr Montero estoy de acuerdo totalmente con su artículo Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • BARET BARET 07/05/19 12:42

    Como siempre Luís nos ofrece una reflexión sobre el patriotismo de los solidarios. Y denuncia el falso patriotismo de los insolidarios. Hay que oír a ciertos ciudadanos cuando se menciona la necesidad de pagar impuestos para vivir en una sociedad pacífica, justa e inclusiva. Los que argumentan contra los impuestos solo están sirviendo a su egoísmo e insolidaridad con los más necesitados. Como dice Luís " casarse con la Patria, siempre que sea en un régimen de separación de conciencias, pero no de separación de bienes". Te secundo, sin impuestos no hay servicios públicos aceptables. Los más ricos no suelen necesitarlos... o eso creen ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • ARVA44 ARVA44 06/05/19 22:47

    El título es una trampa. Acepto el contenido, cuyo mensaje es opuesto al del título.
    Es un error el título porque incita a una discusión amplia sobre la bandera y lo que representa.
    No veo al autor en estos mensajes patrioteros peligrosos...

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    0

  • gerarbra gerarbra 06/05/19 16:12

    Que bueno , que artículo tan brillante y tan certero ..y tan reconfortante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Armandobis Armandobis 06/05/19 13:09

    Sí el patriotismo consiste en sacrificarse en aras del bien común, en acertada definición de D. Manuel Azaña, resulta poco patriótico, digo yo, que quienes más tienen quieran pagar menos impuestos, que parece que es lo que pretenden los que aparte de esto, quieren que los niños aprendan a cantar en los colegios el "novio de la muerte".
    Por cierto, no creo que quien no quiere aflojarse un poco la cartera, esté dispuesto a casarse con la muerte, dando su vida por la Patria, por muchas veces que cante el cuplé convertido en marcha militar. A la guerra los pobres.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Lola Reverter Lola Reverter 06/05/19 09:40

    Buenísimo el artículo, gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Vicente27 Vicente27 06/05/19 09:06

    Magnífico artículo, y que bien nos iría si se fuesen izando banderas donde lo propone Luis. Es bueno soñar con la utopía. Nos hace sentir mejores mientras se lee.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Aticus Coria Aticus Coria 05/05/19 20:21

    Magnifico articulo que suscribo de principio a fin

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • luzin luzin 05/05/19 18:53

    La idea originaria de patria incluye el territorio en el cuál están enterrados los antepasados por lo que la nación en su sentido político implica una patria común ... no hay reivindicación más patriótica que los que reivindican la búsqueda de sus antepasados asesinados y desaparecidos ...
    Y me gusta esa idea, tal vez sea demasiado viejo, pero la prefiero a esa de las escuelas y los hospitales ... Y siempre es el poeta, ,la voz del "pueblo", el que mejor lo expresa, Miguel Hernández en su "Madre España" :
    Abrazado a tu cuerpo como el tronco a su tierra,
    con todas las raíces y todos los corajes,
    ¿quién me separará, me arrancará de tí,
    madre?
    Abrazada a tu vientre ¿quién me lo quitará,
    si su fondo titánico da principio a mi carne?
    Abrazado a tu vientre, que es mi perpetua casa,
    ¡nadie!
    Madre: abismo de siempre, tierra de siempre: entrañas
    donde desembocado se unen todas las sangres:
    donde todos los huesos caídos se levantan:
    madre.
    Decir madre es decir tierra que me ha parido;
    es decir; a los muertos: hermanos, levantarse;
    es sentir en la boca y escuchar bajo el suelo sangre.
    La otra madre es un puente, nada más, de tus ríos.
    El otro pecho es una burbuja de tus mares.
    Tú eres la madre entera con todo tu infinito,
    madre.
    Tierra: tierra en la boca, y en el alma, y en todo.
    Tierra que voy comiendo, que al fin ha de tragarme.
    Con más fuerza que antes, volverás a parirme,
    madre.
    Cuando sobre tu cuerpo sea una leve huella,
    volverás a parirme con más fuerza que antes.
    Cuando un hijo es un hijo, vive y muere gritando:
    ¡madre!.
    Hermanos: defendamos su vientre acometido,
    hacia donde los grajos crecen de todas partes,
    pues, pues para que las malas alas vuelen, aún quedan
    aires.
    Echad a las orillas de vuestro corazón
    el sentimiento en límites, los efectos parciales.
    Son pequeñas historias al lado de ella, siempre
    grande.
    Una fotografía y un pedazo de tierra,
    una carta y un monte son a veces iguales.
    Hoy eres tú la hierba que crece sobre todo,
    madre.
    Familia de esta tierra que nos funde en la luz,
    los más oscuros muertos pugnan por levantarse,
    fundirse con otros y salvar la primera
    madre.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    15

    • luzin luzin 05/05/19 18:55

      España, piedra estoica que se abrió en dos pedazos
      de dolor y de piedra profunda para darme:
      no me separarán de tus altas entrañas,
      madre.
      Además de morir por ti, pido una cosa:
      que la mujer y el hijo que tengo, cuando pasen,
      vayan hasta el rincón que habite de tu vientre,
      madre.

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      11

  • Arkiloco Arkiloco 05/05/19 15:46

    No es gran cosa ni necesario para nada pero si alguien quisiera buscar un paradigma de enormes ignorancias con pretensiones o camuflada en un bosque de ideas tópicas, solo tiene que leer a Bidebi. Pocos temas habrán sido tan abordados por las ciencias sociales ni sufrido tantas revoluciones en su tratamiento como las naciones y los nacionalismos. Obviemos muchas cosas y hasta que hay autores que diferencian entre nacionalismo y patriotismo. Y dejemos fuera que las identidades nacionales son construcciones históricas todas ellas únicas y "raras". Es decir, no hay tal "excepcionalidad española" o todos los paises tienen un proceso único, diferente y excepcional respecto a los otros. Unir los problemas y conflictos nacionales a la ausencia y presencia de la democracia es una majadería y si en algunos paises no existen hoy conflictos relevantes, como en Francia, la explicación habría que buscarla en decisiones muy autoritarias y sangrientas con las que se impuso un concepto de nación y patriotismo. Con democracia tienen el problema Escocia en R Unido, Quebec en Canada, la Padania en Italia o flamencos y valones en Bélgica. Pero todo esto es mucha tela para Bidebi que nos suelta que las Patrias son un concepto inventado para los pobres. Majadería que no tendría mayor interés pero que permite jugar con las cosas que habitualmente defiende y cuan ridiculo puede ser. Resultaría que Sabino Arana era un rico (solo era miembro de una burguesia venida a menos) que se inventó esto para los pobres pero dejó fuera a los más pobres y que, al final, quien lo iba a decir, esto del procés ha sido que los ricos catalanes le han comido el tarro a los pobres pero no a todos. Y es que a unos, los secesionistas, se lo comen unos ricos y a los que no lo son se lo mastican otros ricos pero españoles. Ayer tuvimos una explicación freudiana y era la sexualidad reprimida la que explicaba esto. Recordarán aquel empalme que tuvo y la Internacional de "falos rebeldes y bravas vaginas catalanas". Ahora resulta que esto de las patrias y las naciones es asunto que se carga a tontos pobres pero sin penes ni vaginas bravas. Señor, señor... Esta es mi crítica seria. La de humor me la he censurado

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    14

    8

    • Lunilla Lunilla 05/05/19 17:03

      "Pues bien se podria decir que en este otro aspecto de la cuestiòn, no tienes rival "Eres perfecto"...Con Cariño, te mereces un abrazi...Lunilla y El Diablo Cojuelo...PD: Enviado a Editar a las17 h.p/m..

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      12

      4

      • Arkiloco Arkiloco 05/05/19 22:46

        Con mucho cariño también, un abrazo.

        Responder

        Denunciar comentario

        7

        2



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.