X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
En Transición

Resetear España para desbloquearla

Publicada el 06/01/2020 a las 06:00
Los dos grandes pactos sobre los que se articuló la convivencia española desde 1978, el social y el territorial, han saltado por los aires en los últimos años. Uno de los efectos, hasta la fecha, es la aparición de nuevas formaciones en el Congreso que reflejan ambas rupturas. En lo social no debe olvidarse que, aunque Podemos no es el 15M, sin el 15M no se entendería Podemos. El “no nos representan” entró en las instituciones para representar a quienes habían perdido la confianza en ellas, y gestionar lo que entonces llamaban la “emergencia social”. En lo territorial, las tensiones se reflejan no sólo en las filas independentistas catalanas o vascas, sino en la aparición en unos casos y reaparición en otros de fuerzas de la “España periférica”. La famosa fragmentación del Parlamento debe entenderse, por tanto, como un reflejo de la ruptura de esos dos grandes pactos nacidos de la Transición de 1978.

Con esa quiebra se ha abierto una Caja de Pandora con vientos en todas las direcciones. Desde una parte importante del ámbito conservador se intenta reaccionar desde el convencimiento de que en la Transición fueron ellos quienes más cedieron, y hoy, conscientes de que se vuelve a vivir un momento de cambio, quieren recuperar el terreno perdido. La polémica decisión de la Junta Electoral Central justo antes del inicio del debate de investidura, la reacción de la cúpula episcopal llamando a “estar muy alerta” ante una “situación crítica” y a “rezar por España”, o artículos incendiarios de personas relacionadas con el Ejército, son una muestra de que la oposición no se va a quedar en las paredes del Congreso, como han advertido –con idénticas palabras– tanto Pablo Casado como Santiago Abascal. La única idea de España que son capaces de admitir es la suya, sin concesión alguna a cualquier otra posibilidad. España les pertenece y por tanto ellos definen qué es y qué no es el patriotismo, el constitucionalismo y la traición. Solo así se entiende la amenaza de Pablo Casado de denunciar a Pedro Sánchez por prevaricación si, ante la negativa de Torra a acatar la inhabilitación, no aplica el artículo 155 en Cataluña. Con un lenguaje que recuerda a la España decimonónica, entre continuos gritos e insultos, los discursos del bloque conservador no dejan lugar a dudas de la imposibilidad en esta legislatura de llegar a acuerdos transversales necesarios en los grandes temas. Porque lo que hoy está en pugna es precisamente eso, la idea de España. De ahí que continuamente se esté aludiendo a las esencias y que el debate de investidura se haya convertido en una pugna sobre quién define qué es España, la Patria y sus leyes fundamentales.

Hay que resetear el conflicto en Cataluña”, dijo Sánchez en el primer día de la sesión de investidura, y aunque se quedó allí, es obvio que eso supone resetear España entera, de ahí lo hercúleo de la tarea. Los distintos discursos de aquellos que, por activa o por pasiva, presumiblemente acabarán apoyando la formación de un Gobierno progresista dejaron ver las diferentes visiones que cada uno de ellos tiene sobre muchos de los temas clave, no sólo el territorial. En la concreción de ese programa socialdemócrata moderno que desgranó Sánchez, tanto dentro de sus filas como en las relaciones con Unidas Podemos surgirán –si efectivamente se forma Gobierno– desacuerdos que sería aconsejable gestionar como signos de salud democrática. En el asunto territorial los desencuentros con unos y otros serán todavía mayores, y es posible que el camino, aunque se avance, no llegue a ningún destino concreto en los años que dure la legislatura. Con todo, ninguna de estas diferencias serán insalvables si se consigue el objetivo principal: romper el bloqueo en el que la política española se ha instalado de la única manera posible, reseteándola.

Para afrontar la ruptura de los dos pactos constituyentes, el social y el territorial, los partidos en el Gobierno están obligados a trenzar alianzas, tanto dentro como fuera del Parlamento, que consigan generar la confianza suficiente para un cambio de este calado. El principal desafío del momento no es tanto solucionar la cuestión catalana, como crear las condiciones que permitan gestionar los grandes y más urgentes desafíos: la crisis climática, la revolución tecnológica, la desigualdad, etcétera, y para ello se necesita disponer de una idea, un concepto y un modelo de país compartido.

Con la ruptura de esos dos acuerdos constituyentes se impone un momento “reconstituyente”. Hoy es necesario pensar una idea de España inclusiva, alejada del imaginario franquista, en el que todavía está para una parte de la población, y evitar que nadie se la apropie, algo que también quedó pendiente en la primera Transición, y que debe acometer sin demora esta segunda. “España es más que el PP”, le espetó Sánchez a Casado, aludiendo al carácter patrimonialista que la derecha española ha tenido siempre de la patria.

Efectivamente, España es más que el PP, que el PSOE, y que todas las fuerzas políticas juntas, pero hoy el debate debe ir más allá. Las tensiones que existen en la calle, la ruptura de consensos básicos, la desafección de la ciudadanía, o el hecho de tener que recordar cada vez con mayor frecuencia las más elementales reglas de la democracia, indican que España necesita repensarse hasta encontrar una idea en la que, con las debidas y saludables diferencias, la ciudadanía se reconozca. Si finalmente el próximo martes Pedro Sánchez es investido presidente, este será, nada menos, el principal reto al que deberá enfrentarse su Ejecutivo. La aritmética parlamentaria y la magnitud del desafío aconsejan crear un buen cuerpo diplomático dentro y fuera del hemiciclo. Adversarios convertidos en enemigos no van a faltar.
Más contenidos sobre este tema




16 Comentarios
  • @tierry_precioso @tierry_precioso 08/01/20 21:24

    Tenéis razón. Me quedo con que es mejor que ninguna materia "religiosa" puntúe en los exámenes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 08/01/20 21:24

    Tenéis razón. Me quedo con que es mejor que ninguna materia "religiosa" puntúe en los exámenes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 07/01/20 10:03

    Sotram dices:
    Pues conózcalo, conózcalo, que es su obligación antes de opinar...

    Tu comentario (obligación antes de opinar!) denota mucho autoritarismo.

    Como vivo en Francia y mis hijos fueron a la escuela en este país, expongo ideas señalando mi desconocimiento del sistema español.
    Es un problema que bastante izquierda española tenga "acento" autoritario derechista.
    Claro que tengo derecho de opinar!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • luzin luzin 06/01/20 22:33

    Independientemente del contenido del artículo, que no comparto, hay que entender que cualquier reseteo de nuestro sistema político, es decir un cambio constitucional de calado que intente dar una solución, debe darse acordando con la derecha. Los simples cambios legislativos, la política de bloques, el mantenimiento de las castas políticas que viven del conflicto, sólo sirven para seguir pudriendo una situación que no funciona.

    Y ya que parece que está de moda Galdos, algunos deberían de leerlo con atención, para conocer lo que fue el régimen de la Restauración, nuestro sistema constitucional de mayor duración, para analizar a dónde nos llevó. El nuestro actual tiene demasiados parecidos, las castas que hacen negocio del conflicto permanente y viven al mergen de los problemas cotidianos que sufren los ciudadanos.

    Y lo que no estuvo presente en el bochrnoso espectáculo en el debate de investidura fueron precisamente las cuestiones económicas. Aspecto que puso de manifiesto la diputada de las CUP para advertir que tal y como están las cosas, poco se va a hacer ... mucha demagogia y propaganda ... no hay nada como un buen enemigo para seguir trincando del presupuesto público ... que vienen los rojos ... que vienen los fascistas ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • svara svara 06/01/20 23:40

      Creo que no se va por mal camino para propiciar algún entendimiento de progreso si se mantiene dialécticamente el pulso a la derechona en el tiempo y mientras se le abren los ojos al pueblo para que se involucre constructivamente en la vida social y política del país además de echar una papeleta en las urnas cada x tiempo. Tal y como están las cosas ahora es complicado porque hay una parte de la sociedad que a mi modo de ver zafia y clientelarmente da mucho poder a quienes no están por la labor de que el país sea mas equitativo mas noble y mas justo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Jon Leoz Aizpuru Jon Leoz Aizpuru 06/01/20 11:16

    Estoy de acuerdo con que España debe repensarse, y creo que debe reinventarse. Todavía vemos este país como el país de Franco, con sus mismos símbolos o parecidos y nos acompleja ser españoles. Los únicos que no se sienten mínimamente acomplejados son los que estaban a gusto con el régimen franquista. Si España fuera más atractiva nadie querría irse. Ni vascos ni catalanes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    10

    • luzin luzin 06/01/20 13:34

      Joder, pues no me siento acomplejado por ser español ... ¿seré franquista? ... Indudablemente no vivió usted el régimen de Franco porque para compararlo a cómo se vive ahora en España hay que delirar o estar bajo los efectos de alguna sustancia espirituosa ...

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      4

  • serrekunda serrekunda 06/01/20 10:39

    Señores a ver si lo entendemos,de una vez por todas, España pertenece a la derecha por decisión divina, por lo tanto los ZURDOS que dejen de molestar y tendremos la fiesta en paz.-bakau

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • luzin luzin 06/01/20 13:35

      Bajo la C78 han gobernado más los zurdos que los diestros ... eso es una verdad numérica ...

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      0

  • MASEGOSO MASEGOSO 06/01/20 10:12

    Tras el bochornoso espectaculo ofrecido por las derechas, con bula para el insulto y la descalificación.

    El acoso a los barones del PSOE (más inclinados a la derecha) para que voten en contra de su cabeza de partido (más que un acto bochornoso es un acto de desvergúenza, inedito en cualquier parlamento serio y democrático) una sola voz, denostada por su procedencia levantó la bronca más espectacular del día.

    La portavoz de Bildu tuvo, unos dirán osadía, otros diremos valor, de decir que el discurso real de 1917 fue de un tono opresor. La derecha interpreta que llamó fascista a Felipe VI cuando solo expreso "autoritario".

    La respuesta de la Sra. Batet, comparada con la Sra. Forcadell, fue la adecuada en referencia a la libertad de expresión.

    Los que acumulamos años y experiencia en el franquismo, hemos estudiado su actuación, leído y escuchado las palabras y voces que, desde el exterior, nos han informado de la realidad franquista
    retornamos a ver abierta la ventana a la única solución que los españoles hemos usado para cotejar nuestras diferencias: guerra civil.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/01/20 09:48

    Se debe tener libertad para pedir asignatura católica como para no pedirla.

    En los exámenes tendría el coeficiente de las asignaturas facultativas que los candidatos tienen el derecho de añadir para sacar mâs puntos, nunca menos. Imagino uno que ha hecho ocho años de violín y que apunta a "música" como materia facultativa al examen, pues igual debe poder hacer el que ha cursado educación católica.

    Hablo sin conocer el sistema actual en la educación española.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    6

    0

    • Sotram Sotram 06/01/20 21:25

      Pues conózcalo, conózcalo, que es su obligación antes de opinar sobre algo que no conoce

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

    • Cañuelo y Pereira Cañuelo y Pereira 06/01/20 17:54

      La religión es una asignatura obligatoria en la Madrasas. ¿Queremos convertir la escuela pública española en madrasas católicas?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

    • soloenrique soloenrique 06/01/20 11:36

      Las religiones fuera de las escuelas. Para eso están las iglesias, mezquitas, sinagogas, etc.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      9

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 05/01/20 23:44

    Si martes es verdad, entonces noto que para aprobar los PGE, Psoe+Podemos+ERC+PNV es igual a 120+35+13+7=175.
    175 no basta. Pero con los 3 de Mâs País sî que es suficiente!
    Otra conclusion es que ERC no tiene que fallar a la izquierda.



    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • Isa. Isa. 06/01/20 08:39

      Si martes es verdad tierry. Qué asi sea lo real.

      P.D. Si falla ERC, patente y demostrado, una vez más, quedaría para el histórico lo que representan: independentistas y republicanos, pero de izquierda, como ha dicho Rufiàn: solo la manía de serlo. Confío en su manía

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

Lo más...
 
Opinión