x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Las niñas siempre dicen la verdad

Publicada el 19/01/2020 a las 06:00 Actualizada el 18/01/2020 a las 14:55
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El viernes pasado presenté en la Librería Alberti un libro de poemas de Flora Jordán que se titula El mal hábito de ser a cuatro manos (Maremagnum, 2019). La conozco a ella y a los editores asturianos de la colección, Lorenzo, Rocío y Mario, jóvenes poetas con los que coincido en Oviedo y en los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía en Baeza. El libro de Flora apunta a la mediocridad que se instala en las parejas obligadas por inercia a hacerlo todo juntos, cocina, viajes, lecturas, borrando la libertad y el interés individual.

Yo le comenté que tenía razón y que el asunto me resultaba serio porque la necesidad de configurar un nosotros sin disolver la conciencia individual y la verdad del deseo marca todos los horizontes que me interesan en la vida, desde la convivencia familiar a la profesional, desde la poesía a la política. Ni se puede vivir sin nosotros, ni se puede vivir sin yo. Escribir poemas significa buscar una identidad en esa frontera.

Por eso destaqué un poema de Flora, Alma mater, en el que se siente heredera de sus abuelas y de las madres de sus abuelas, mujeres que necesitaron luchar con la vida en la dureza rural de la posguerra española. Ella se acerca ahora al fuego para recibir una herencia, contar y buscar su futuro. El tiempo de la literatura no es la noticia, el instante de usar y tirar como una mercancía barata, sino el proceso de la memoria, la reflexión y la imaginación. El arte es ficción, pero la palabra poética no se puede fundar en la deshonestidad o en la mentira. Tampoco en la soledad. El hecho poético sólo existe cuando las palabras son habitadas por el lector.

En la presentación Flora citó a otra poeta joven, Rosa Berbel, nacida en 1997, que ha estudiado literatura en la Universidad de Granada. Busqué su primer libro al terminar el acto, Las niñas siempre dicen la verdad ( Hiperión, 2018), lo compré y caminé hacia casa para compartir el fin de semana con la poesía y la gripe. Sumergido en otras tareas, no estoy ahora muy al tanto de la actualidad literaria. Lo abro al azar y me encuentro con el poema Árbol genealógico, en el que se hace un homenaje a las manos que durante muchos años "alimentaron hijos / construyeron ciudades / en civilizaciones olvidadas, / acariciaron cuerpos infelices. / Durante tantos años escogieron / meticulosamente, / la ropa de los otros. / Cultivaron la tierra, / sustentaron desnudas columnas y familias".

La memoria colectiva es el mejor espacio para ordenar la intimidad en el fluir de la existencia. Veo que Rosa Berbel nació en Estepa, y mientras voy leyendo su poesía, siento que la vida me devuelve algo, porque hace unos meses murió Rafael Juárez, un buen poeta nacido también en Estepa. No es, claro, un consuelo, sino un modo de reescribir el presente, de tratar con la melancolía y con la realidad.

La poesía de Rosa Berbel tiene un orgullo lírico sin trampas. Conoce la música de la meditación, sin permitir que el dogma sustituya a sus imaginaciones. Ejerce la inteligencia sin caer en la engurruñida pretensión de la pedantería intelectual o el miedo a los sentimientos. Es dueña de estrategias formales, sin caer en el manierismo de las habilidades multiusos. Sus poemas son una pregunta directa sobre la identidad que se configura entre los episodios del pasado y las incertidumbres del futuro.

La lucidez supone la pérdida de la inocencia infantil con el descubrimiento de la muerte, la violencia y el sexo, a veces muy unidos. Hace 40 años, cuando yo escribía mis primeros poemas y paseaba por los pasillos de la misma Universidad, las preguntas de mi identidad tenían que ver con el fin de una dictadura, la reivindicación de los silenciados y el futuro de una democracia que necesitaba extender la libertad social en la vida pública y en los sentimientos más íntimos. Hoy las preguntas de una joven de 23 años tienen mucho que ver, pero formuladas desde una perspectiva distinta ante planes de futuro marcados por la precariedad laboral, la inestabilidad, los equilibrios entre la abstracción y la carnalidad, las mentiras estancadas y los fracasos heredados. La experiencia feminista es también un valor inexcusable para mirar y dar el paso siguiente. Desde ahí se piensa el futuro en un nuevo Oráculo de Delfos: "Cuando digo mañana nos convoco".

Durante unos años se ha puesto de moda criticar a la poesía joven y denunciar los peligros de Internet. Es un prejuicio típico de los que pretenden detener la poesía y olvidar que está siempre pegada a la piel de la vida. Los jóvenes de hoy son inseparables de la realidad digital. Pero la buena poesía joven convive también con García Lorca, Aleixandre, Silvya Plath, Jaime Gil de Biedma, Ángel González, Anne Sexton o Idea Vilariño. Rosa Berbel es uno de los buenos ejemplos que pueden encontrarse en las librerías.

Quien pierde la curiosidad, pierde su vocación.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

21 Comentarios
  • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 12:29

    Nacho, Fuego-Mambo a los haters!

    https://www.youtube.com/watch?v=pxWXIPOXc8s

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 10:29

    A primeras tampoco me gustô el titulo "Las niñas siempre dicen la verdad" porque pensê en la niña de Rajoy. Esta primera reacción mia era algo pueril, infantil. Pero a segundas mi percepción no mejorô porque recordé que existieron casos de maestros acusados de tocamientos a niñas que luego se supo que no eran verdad. Vi una peli sobre uno de esos casos, era Jacques Brel quien hacía el papel del maestro falsamente acusado.

    Como siempre me gusta la columna Verso Libre y el titulo es para darnos a conocer a una poeta que merece la pena. No es culpa de Luis si Rosa Berbel titulô de esta manera su poemario!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    3

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 10:49

      Si hay maestros falsamente acusados también hay casos de "violaciones" que no salen a flote, parece que especialmente en el espacio intra-familiar.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

  • itnas itnas 19/01/20 09:55

    Cuando uno empieza a preguntarse “¿cuántas 'cosas' existen en este 'mundo'?” corre el riesgo de empezar a preguntarse por la institución que atiende desordenes mentales y esté próxima. Equivalentemente puede suceder si uno se pregunta por el trasunto de una noticia como que, aproximadamente, el 58% de los encuestados no está preocupado por la presencia de ministros de UP en el gobierno. O también cuando uno (¡pobre inculto!) lee desde una perspectiva carente de lírica reflexiones como ' la mediocridad se instala en las parejas obligadas por inercia a hacerlo todo juntos' - pero ¿uno es pareja de sí mismo? - O 'ni se puede vivir sin nosotros, ni se puede vivir sin yo' - ¿lo mismo que 'vivir con los demás y uno mismo'? ¿Y qué puede haber detrás de expresar las 'cosas' repitiendo negaciones como 'sin' o 'ni'? - O 'el tiempo de la literatura no es la noticia sino el proceso de la memoria, la reflexión y la imaginación' - ¿todo proceso de memoria, reflexión e imaginación pertenece al dominio de la literatura, o es solo uno de ellos? - O 'el arte es ficción, pero la palabra poética no se puede fundar en la deshonestidad o en la mentira' - ¿qué se entiende por 'ficción' aquí? ¿El Apolo de Miguel Ángel es ficción en cuál sentido? ¿La identidad de Euler es ficción? ¿Preguntamos a un ingeniero si le parecen ficticios los números 'e', 'i' y 'pi' y las 'obras reales' que se construyen basándose en ellos? - O 'la lucidez supone la pérdida de la inocencia infantil con el descubrimiento de la muerte, la violencia y el sexo' - ¿ puesto que todos descubrimos muerte, violencia y sexo todos somos lúcidos, o más bien, dicha lucidez se alcanza considerando, entre otros factores, muerte, violencia y sexo? - O, finalmente, 'quien pierde la curiosidad pierde su vocación' -¿solo pierde la vocación? -

    Sin embargo, también es cierto que cuando uno empieza a preguntarse “¿cuántas 'cosas' existen en este 'mundo'?” corre el riesgo de empezar a filosofar, seguramente la tarea más noble del ser humano.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    6

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 09:52

    Silk Road, de verdad no entiendo porque te molesta que jorgeplaza expresa lo que piensa.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    5

    • Silk Road Silk Road 19/01/20 11:47

      Lo siento. Será que yo no entiendo a los poetas, pero leer el artículo y que sólo se te ocurra ese comentario me parece típico de un "amargao".

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      7

      8

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 12:06

        También a mi el titulo me parecía raro, no pensé en la ironía (respecto a su madre, ahora lo sé). Buen día!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • jorgeplaza jorgeplaza 19/01/20 09:31

    Confío en el criterio del autor para juzgar la poesía. No dudo que el libro al que se refiere sea un buen libro, pero el título me disgusta. Las niñas mienten tanto como los niños.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    1

    5

    • Luis Luis 19/01/20 10:40

      Un abrazo, querido Jorge Plaza. Hay mucha ironía en el título del libro, porque hay una mirada lúcida sobre la inocencia. El libro está dedicado a la madre de la autora, a la que se le dijeron algunas mentiras. Yo hoy iba a escribir sobre la barbaridad que supone la agresión contra la enseñanza pública que se intenta hacer en Murcia y la intromisión de los padres clericales en la defensa de los valores cívicos. Pero me negué a mí mismo esas ganas y las dejé para otra semana por dos cosas: no me gusta que los reaccionarios marquen el calendario de las discusiones y ya he ya leído buenos artículos para este tema. Así que puedo esperar. No podemos dejarnos llevar por la inercia de la actualidad fabricada. De verdad que el libro no tiene nada que ver con una discusión sobre si los niños son más mentirosos que las niñas. Entre tanta crispación, lo que quería decir es que para mí es una gran noticia la aparición de una buena poeta. Y abrazo muy fuerte. Agradezco siempre tus comentarios.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      5

      • jorgeplaza jorgeplaza 19/01/20 17:25

        Muchas gracias por la inmerecida atención.

        Explico qué hay exactamente tras mi comentario: la frase "las niñas siempre dicen la verdad" no implica necesariamente que los niños varones mientan, pero sí los excluye. Puede significar tanto que las niñas siempre son veraces y los niños no como que las niñas siempre dicen la verdad y de los niños no habla. Si quisiera decir que son veraces sin distinción de sexo, diría niños a secas porque, por muy feminista que fuera, jamás una poeta titularía con un cacofónico "los niños y las niñas siempre dicen la verdad". Supongo que esto lo puede entender hasta Marco Polo, que me considera un amargado por mi comentario. (El adjetivo, por cierto, no sería "amargado" sino "quisquilloso" o, forzando mucho las cosas, "paranoico").

        Ya de paso: en la exposición sobre los Machado del Cervantes, la carta del profesor de Cambridge ofreciéndole a Antonio un lectorado de español al mismo tiempo que el poeta moría en condiciones tan tristes en Colliure bien merece ella sola un poema. ¿Hay mejor metáfora de lo que es un destino desgraciado hasta el último suspiro?

        Repito las gracias.

        Responder

        Denunciar comentario

        4

        6

    • Silk Road Silk Road 19/01/20 09:40

      Yo no leo poesía y tu eres un cenizo que no piensa más que en ponerle pegas a todo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      8

      10

      • jorgeplaza jorgeplaza 19/01/20 16:49

        Marco Polo: con ese apellido, ¿no serás pariente de Paca "la collares"?

        Responder

        Denunciar comentario

        9

        3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 09:00

    Señalo (a vuestra curiosidad!) que se puede leer libremente un cincuenta por cien de mi libro El desorden de los toldos. El espíritu del viaje habita esta novela!...
    En: https://www.amazon.com/El-desorden-de-los-toldos-Spanish/dp/1521301034
    Buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    0

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 19/01/20 12:30

      Nacho, Fuego-Mambo a los haters!

      https://www.youtube.com/watch?v=pxWXIPOXc8s

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paco arbillaga paco arbillaga 19/01/20 07:26


    «Quien pierde la curiosidad», ¿para qué quiere vivir? Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    5

    • MASEGOSO MASEGOSO 19/01/20 08:01

      La curiosidad tiene un camino certero y otro osado.

      La curiosidad del conocimiento en los demás, da cultivo a la amistad y la creación de fuentes que alimentan nuestro conocimiento siempre; lleva por un camino que conduce a hacernos más útiles y más libres.

      Otra curiosidad es meter las narices, las ideas y en muchas ocasiones la pata, por ver que pasa ahí dentro.

      Es la curiosidad a que se lanzan aquellos que se creen los dueños del mundo y en sus sueños creen poder alcanzar la cumbre.

      Pero, alcanzar esa cuembre no se puede hacer pisando la cabeza de los demás.

      Salu2 osasuna2 (Hasta dentro de un rato)

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      9

      • elpontondelaoliva elpontondelaoliva 19/01/20 23:20

        La poesía es la herramienta,
        es a la vez latido unánime y ciego,
        es algo como el aire que todos respiramos
        y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

        “Son gritos en el cielo y en la tierra son actos…”
        nos decía, Gabriel Celaya.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

      • paco arbillaga paco arbillaga 19/01/20 08:28


        MASEGOSO: Buen viaje, y que la curiosidad nos acompañe. Osasuna2 salu2, ¡y hasta luego!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • M.T M.T 19/01/20 05:55

    Una vez más, Luis, en y con el deleite de tu artículo: entre poetas y poesía:
    " La palabra poética no se funda en la deshonestidad o en la mentira". Lo dices y así lo creo.
    Y la Literatura, palabra poética, siempre liberadora: en la lectura o en la escritura.
    Gracias, Luis.
    Buen día, buenos días.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    6

    7

    • MASEGOSO MASEGOSO 19/01/20 08:04

      Que agradable es leer tus comentarios, tan escasos como certeros.

      La poesía y la literatura nos llevan a lugares que no alcanzaremos en la tierra que pisamos y nos lleva a conocer el pensamiento de las personas que disfrutan del don y el dominio de la lengua para exprsar, de una manera bella, sus ideas.

      Bujen invierno en ese León que resurge.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      8

      • M.T M.T 19/01/20 09:59

        Un abrazo, Masegoso. Buen día.

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        5

 
Opinión
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.