X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

En España lo mejor es el pueblo

Publicada el 12/04/2020 a las 06:00

En un artículo que quiere destacar los méritos de los españoles, conviene empezar de forma precavida reconociendo que, como cualquier pueblo, tenemos muchos defectos. Y ya que estamos en Semana Santa, podemos recordar que la tradición católica nos ha hecho sufrir más de un calvario. Así es, pero no me cambio por un calvinista, ni me siento cómodo con el individualismo protestante, ni mezclo la moral con el sometimiento a la economía, ni soy capaz de abandonar a los más viejos o a mis hermanos como si las persianas de los honrados comercios que abren todas las mañanas tuviesen más que ver con la vida que el corazón. No, el corazón no se cierra. Los comercios sí.

Estoy acostumbrado a vivir en una tierra donde la gente se toca, se abraza, habla en alto, se agolpa en la barra de los bares, se cuela, se da codazos y pide cervezas o pone cervezas con poca precaución, aunque siempre haya más de un listo que se escape sin pagar. Por eso me emociona ver a la gente encerrada en su casa, a los hijos preocupándose de los padres, a las familias dispuestas a resistir y a los disciplinados compradores de los mercados haciendo cola en las puertas y respetando las distancias.

Y me acuerdo de Antonio Machado: "En España lo mejor es el pueblo. Siempre ha sido lo mismo. En los trances duros, los señoritos invocan la patria y la venden; el pueblo no la nombra siquiera, pero la compra con su sangre y la salva".

Parece que no tiene arreglo eso de que los señoritos venden a España en las situaciones duras. Mientras el Gobierno español negociaba en Europa una respuesta común a la epidemia, tratando de convencer a los protestantes y calvinistas del Norte, porque esta tragedia es global y desconocida, los señoritos se han esforzado en debilitar al Gobierno, en hacerlo culpable, en acusarlo con calumnias, en resaltar sus desorientaciones, buscando un puñado de votos o de monedas como Judas. Después de 40 años de democracia, la derecha sigue en manos del odio irracional de los que quieren mantener sus privilegios a costa de lo que sea. Menos mal que las fuerzas de seguridad forman hoy una parte verdadera de la sociedad. Por ellas sí ha pasado la democracia.

Tengo confianza en el pueblo, es decir, en la España real capaz de sobreponerse a los mundos virtuales que hoy controlan con calumnias y falsas noticias los señoritos que venden a su patria y que al hablar se ponen al borde de un ataque de nervios cuando más falta hace la tranquilidad y la unidad. Aquí no hemos sufrido ni las mentiras de China, ni las payasadas irresponsables de Bolsonaro, Trump o Johnson. Incluso hemos sufrido la incertidumbre con más precaución que otras democracias europeas. Pero no importa, como siempre los señoritos venden nuestra España a vox en grito.

Me alegro mucho de confiar en el pueblo una vez más. Digo esto porque en los últimos tiempos, a mis 60 años, me he preguntado muchas veces si todavía era posible confiar en ese pueblo del que hablaban en sus poéticas Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca o Rafael Alberti, orgullosos de su folklore y sus valores. La prepotencia del consumo y el poder manipulador de las nuevas comunicaciones, capaz de sustituir la experiencia histórica de carne y hueso por la realidad virtual, me crean desconfianza. Y en mi caso esta desconfianza, por sentido cívico, no puede generar ni elitismo, ni desprecio, sino un profundo vacío.

Yo tenía 19 años en 1977. Fue un año decisivo para un muchacho que ya había empezado a militar con el deseo de recuperar la España perdida con la ejecución de García Lorca y el exilio de Machado, Juan Ramón y Alberti. En enero de 1977 unos asesinos de extrema derecha entraron en un despacho de abogados de Madrid y acribillaron a unos camaradas. El 9 de abril, en plena Semana Santa, el PCE fue legalizado. Poco después, en junio, se celebraron las primeras elecciones, y en octubre se firmaron los Pactos de la Moncloa para hacer posible la consolidación económica de una democracia todavía muy débil.

Desde entonces han pasado muchos años, muchas quiebras de corazón, muchas vueltas de mundo. Pero hay una convicción y un sentimiento que necesito para sostenerme en un tiempo que quizás ya no es el mío. La convicción es que hoy resulta imprescindible la unidad de todos los que siguen creyendo en una justicia social basada en la libertad, la dignidad laboral, los servicios públicos y la distribución de la riqueza. "Queremos que se cumpla la voluntad de la tierra, que da sus frutos para todos", escribió Lorca en Poeta en Nueva York, y por mucho que cambien los paisajes esa idea sencilla es la razón de mis convicciones. El sentimiento que necesito tiene que ver con la confianza en el pueblo, la esperanza de que, con todos sus defectos y sus costumbres jaleosas, sea capaz de salvar a España cada vez que los señoritos la venden. No puedo dejar de creer en los domingos de Resurrección.

Más contenidos sobre este tema




61 Comentarios
  • Andrew Andrew 14/04/20 21:45

    Como viene ocurriendo de una forma directa desde Fernando VII. ¨La tradición católica nos ha hecho sufrir más de un calvario¨. Y es esa Iglesia la que ha dado apoyo a los señoritos al igual que hoy con los grupos como Vox o PP impidiendo que este país coja vuelo. Ese ha sido siempre el mal de este país. Algo con lo que no ha podido nunca la otra parte de este pueblo. La libertad que se añora, no la dejara asentar nunca esta Iglesia, va en ello su existencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Arkiloco Arkiloco 13/04/20 15:16

    Tras darme un masaje en el alma con PJ Harvery “In the dark places” y otro manoseo con Ray Lamontagne y “Till the sun turns black”, todo muy oscuro, he leído a García Montero y seguido los comentarios que empecé ayer. Muchas veces empiezo por ahí. Es una columna que respeto mucho y en la que un personaje tan impertinente y a veces devastador como yo procura intervenir poco. El tema o más bien el título se las trae pero estoy de acuerdo con Luís. Si no crees en las personas, llamémosle pueblo para elevarnos, quién se involucraría en algo colectivo, se habría hecho militante político y sería capaz de destinar horas, días y años a esa actividad tan cívica. A la reflexión, la acción, la organización y el compromiso con múltiples causas. Colectivamente y de forma individual. Complica tu vida y hasta te la puede joder, inviertes mucho tiempo y, aunque algunos no se lo crean, también pasta. Te pasas años sirviendo al pueblo, actuando en nombre del pueblo y para el pueblo y hay gente que se enajena con esto, que se olvida de sí mismo y el servicio y respeto que se debe al margen de pueblos y se quema. El pueblo es maravilloso pero las personas decepcionan y luego te decepciona también el pueblo. El pueblo puede estar bien pero las personas…Hay que ver lo que decepcionan. Y así, nos decepcionamos unos con otros porque la decepción es mutua. Algunos de los que decepcionan a los comentaristas son unos decepcionados con el comentarista. Igual no se salva ni el 50 por ciento en vuelo aéreo y por recuento electoral pero si miramos portal por portal igual se salva un vecino o vecina y quizás dos. Esos dos salvan a otros dos y quizás a ninguno si miraran por la cerradura. De cada diez se salvaría una o dos incluyéndome yo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    6

    5

    • Atea Atea 13/04/20 22:32

      La buena música no decepciona y para poca relación con el pueblo la de Lamontagne, no sé si lo has visto en alguna entrevista pero recuerdo concretamente una en la que solo respondía "no lo sé, no lo conozco, no lo he pensado o no me interesa". Un personaje que también es pueblo, más lindo que una flor y que canta como los ángeles de haberlos.
      La PJ tres cuartas de lo mismo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      1

      • Arkiloco Arkiloco 13/04/20 23:30

        Justamente las respuestas consideradas como bordes o de personas bordes. Pero que no dejan de ser respuestas muy interesantes ni restan un àpice a lo interesante que puede ser esa persona. Puede ser un maleducado, que había dormido mal o que aburre repetir siempre lo mismo. O poco imaginativo o gandul con la lengua. Los hay que hablan por los codos y los que escriben sin mesura como yo y que admiten una gama amplia de calificativos, borde incluido. Las personas somos así pero como que con "el pueblo" te camuflas un poco o te diluyes en gotita para bien y para mal. Eso si, a Bidebi no se la pegas ni le pega, yo no lo veo, escuchando a Polly ni a Lamontagne ni a La Mer de Debussy. Yo a tí no te veo respondiendo así en una entrevista pero vete a saber. Contigo nunca sabes pero si sé que escuchamos estas musicas y las compartimos con bizcocho.Tus vecinos ¿que tal? Hay vecindarios que te entran ganas de lanzarte por el balcon o lanzarlos a todos por el tal. ¡Ay, pueblo mio! ¡Ay, la madre que me parió que descansada se quedó!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        4

        0

        • Atea Atea 14/04/20 00:13

          Más que borde contestaba como medio asustado y debe ser por su timidez a pesar de todo. Yo de mis vecinos no tengo ni idea ni me importan, la señora que vive al lado me dejó una vez un huevo porque me faltó para el bizcocho y poco más. Nos decimos buenos días y buenas tardes y ahora salimos a aplaudir y poco más así que creo que es el vecindario ideal. Gente normal, del pueblo y que me llevan a los Village People tan machos man y horteras ellos. No era el Feliciano quien cantaba eso de pueblo míoooooo

          Responder

          Denunciar comentario

          3

          0

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 13/04/20 19:04

      Cuando mentas a simones pensê en Pablo Simon pero averiguando me parece que te refieres mâs bien a Fernando Simon. Arratsaldeon!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      1

      • Arkiloco Arkiloco 13/04/20 19:55

        Lo has clavao. Como no veo la tele desde hace bastante ni siquiera sé si aparece Pablo Simón en alguna cadena. Arratsalde on, gizona.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        2

    • Arkiloco Arkiloco 13/04/20 15:17

      A las Fuerzas Armadas no hay quien las salve y serán como las de hace 50 años aunque los que peor caen son los municipales que son los que te ponen las multas por aparcar donde no debes pero se puede. A aquellos los ves en los desfiles y sabes que algunos están en Líbano y para de contar.De los dentistas, los empleados de banca, los profesores gandules, los médicos, las enfermeras, los operadores de las telefónicas, los de los seguros, los fontaneros, los pintores…para que vamos a hablar. Y de los políticos, de los partidos, de los sindicatos, las comunidades de vecinos, los comentaristas de la tele, científicos, Simones o columnistas de diarios…Uno salva a este, otro a aquél pero, vamos, en pequeñas dosis y con gran generosidad ciudadana. Todo Dios decepciona y quizás se salve infoLibre, Maraña, Gringo y Bidebi con sus conocidos hashtags #BidebiNodecepciona y #BidebiVecinoideal de la serie “Optimismo histórico” y el de la serie “Pesimismo Antropológico” #BidebiLavidaNoesBella. Entre “Qué no decaiga de Arriba” y “No hay nada que hacer de Abajo” y que es la ladera que a mí me llama a preparar una tesis con el nombre provisional de: “Mi juventud a través de mi portal” Yo debí ser un joven muy raro rodeado de otros igualmente raros ya que nunca nos planteamos a edad tan poco dada a las reflexiones sobre los portales, las preguntas que Bidebi se planteaba sobre sus vecinos, que te daba tanta información sobre el mundo y tus semejantes y que nos habría llevado a la desolación y a jugar al ajedrez. De haber sabido esto, y que el portal era el resumen del pueblo, no habríamos quedado en casa y habríamos desarrollado la misma teoría que Bidebi sobre los gilipollas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      4

      5

      • Arkiloco Arkiloco 13/04/20 15:20

        Básicamente todos más el franquista, el cabrón y el maltratador de los que todo portal debe tener su espécimen. Bidebi se quedó en casa analizando esto y lo sigue desarrollando. Los vecinos, el cabrón, el franquista, el maltratador, el jaleador de “goras” y “etas” (es raro que, siendo vasco, Bidebi tenga a un franquista como vecino y a ninguno de estos) y gilipollas en todos los pisos, no tenían mejor opinión de Bidebi, alguno pensaba que era gay y según contó le llamaba maricón al salir del ascensor. Y con esos vecindarios ¿Qué opinión vas a tener del pueblo? ¿Cómo vas a creer en las personas? Y hacer algo ¿para qué? ¿Lo mejor el pueblo? Para nada. Lo mejor es pensar que el pueblo está lleno de bellacos, gilipollas e ignorantes desde la visión residencial. Y con esa conclusión la de lios y problemas que te evitas y la de tiempo y pasta que no perderás en cosas que no merecen la pena. El pueblo, ja-ja, y como si Bidebi no conociera a sus vecinos y al pueblo con preguntas que ya se hacía en la juventud. Ser joven y preguntarse esas cosas tiene que ser bien jodido para tu juventud.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        4

        5

        • Arkiloco Arkiloco 13/04/20 15:32

          Y la vejez bien jodida pero muy llena de sabiduria bidebiana.

          Responder

          Denunciar comentario

          4

          5

  • bidebi bidebi 13/04/20 11:40

    Recuerdo que de jóvenes solíamos hacer una reflexión sobre el “pueblo”.
    Mas o menos nos preguntábamos : “Si el vecino del quinto es un cabrón, el del segundo un maltratador, ese conocido un gilipollas y el otro un franquista. Y si lo que llamamos pueblo es la suma de todos ellos mas los decentes, ¿cuando glorificamos el concepto “pueblo” a quién nos referimos?.
    ¡Que bello es vivir!. De idealismos también se vive.
    Resulta que ese pueblo tan fantástico, en su mitad vota, elige, se define, franquista o neofranquista.
    Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (como gusta decir a los que viven del estado y no quieren acortar los nombres en temas tan importantes) se dice que están integrados en la democracia ideal a la española. Y los militares (de triste recuerdo en la triste Historia de lo que llamamos España) se supone que también, para que no decaiga.
    O sea, que entre un pueblo maravilloso y unos militares y unas fuerzas represoras que dan gusto, aquí se vive en un mundo maravilloso. De Yupi, pero maravilloso.
    ¡Que bello es vivir!. De idealismos también se vive.
    Pero … ¡mecachis! Hay media docena de señoritos que nos quieren joder.
    Si no fuera por ellos, y si no fuera por la mayoría del pueblo que aspira a ser señorito, esto sería el Edén en versión Epaña. ¡Que pena que sea solamente idealismo!.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • Pinolere Pinolere 13/04/20 00:20

    Ni por el ejército ni por las Fuerzas Armadas ha pasado la democracia, siguen anclados en la dictadura.Ya es hora de que la mayoría de españoles seamos los que saquemos al país del medievo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • Florenblues Florenblues 12/04/20 21:40

    Es que en ésta España, la democracia no ha pasado por los señoritos y sus representantes fachas y corruptos.
    De acuerdo con su estupendo artículo, si acaso, discrepo en parte de: "Menos mal que las fuerzas de seguridad forman hoy una parte verdadera de la sociedad. Por ellas si ha pasado la democracia". Tal vez ha pasado, pero de largo...en parte. Mientras los torturadores luzcan y cobren medallas, sean invitados a las comisarías a un vinito español, o se hagan homenajes a Golpistas en los cuarteles, estaremos lejos de disfrutar de unas fuerzas de seguridad democráticas.

    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8

  • Cañuelo y Pereira Cañuelo y Pereira 12/04/20 20:39

    Y Antonio Machado sigue en Francia. ¿Todavía sigue desconfiando de España ? No de su pueblo, sí de sus fariseos mercaderes patriotas que siguen siendo los mismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    2

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/20 21:13

      Las cenizas de John Lennon estân muy bien, esparcidas en Central Pärk de Nueva York y Antonio Machado mejor que se quede en Collioures. Asî tenemos que desplazarnos y nos viene bien hacer un poco de ejercicio para visitarle.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/20 21:13

      Las cenizas de John Lennon estân muy bien, esparcidas en Central Pärk de Nueva York y Antonio Machado mejor que se quede en Collioures. Asî tenemos que desplazarnos y nos viene bien hacer un poco de ejercicio para visitarle.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/20 19:56

    Espero que la vuelta a ciertos trabajos se va a pasar lo mejor posible.
    Seguro que habrâ dîas dificiles pero es que el palo econmico, el empobeciemiento con cada mes "congelado", es tremendo. No tengo ni idea de si habrâ playa este verano, vaya vaya.
    Me pregunto si van a desplazar el Tour de France a setiembre u octubre.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    0

  • elcapitantan elcapitantan 12/04/20 17:35

    ¿En España lo mejor es el pueblo?
    Pues no lo tengo tan claro como el señor Garcia Montero.
    ¿Hablamos de ese pueblo (segun las encuestas, el 50% de los españoles no ha leido un libro en su vida) ignorante y orgulloso de serlo, y engañado por los medios de comunicación del Regimen, porque así lo quieren?
    o ese pueblo cobarde que como tiene un pisito y un chamizo en el campo o la playa tiene pavor a que "los comunistas se lo quiten todo", mientras votan a una derechona que los despluma y les hace trabajar con sueldos de esclavos?
    Yo creo que "el pueblo" sigue desenganchando las mulas de la carroza de Fernando VII y tiran ellos como animales al grito de ¡Vivan las caenas!, mientras los "afrancesados" se exilian de este desgraciado y desagradecido pais.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    13

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/20 17:58

      La madre de Albert Camus de origen español no habîa leido nada -- de hecho era analfabeta -- pero segun su hijo era una mujer muy interesante.
      Tambien existen algunos que han sacado muy poco provecho de sus tantas lecturas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      7

      • Cañuelo y Pereira Cañuelo y Pereira 12/04/20 20:34

        Saramago en su discurso al recibir el Premio Nobel: " El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir. A las cuatro de la madrugada, cuando la promesa de un nuevo día aún venía por tierras de Francia, se levantaba del catre y salía al campo, llevando a pastar la media docena de cerdas de cuya fertilidad se alimentaban él y la mujer. Vivían de esta escasez mis abuelos maternos, de la pequeña cría de cerdos que ......"

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/20 16:12

    Veo con retraso las pelis de Historia de nuestro cine. Me gustô mucho Nazarin. Suerte que le da una piña al final.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Isa. Isa. 12/04/20 15:44

    Yo también necesito para sostenerme en un tempo, sentir lo que expresas. Con otras palabras, más de andar por casa, se lo contaba a mis cercanos esta mañana, porque me despertaron con Benedetti «Cuando la tormenta pase » Unas horas después me encontré con la voz grabada de Ángel González «Otro tiempo vendrá distinto a éste»

    Y seguimos algo más óptimos, compartiendo fotos de los que se muestran más libres que nunca: Vacas en las playas de Valencia y Cádiz explayàndose. Una foca panza arriba y a sus anchas, en las escalinatas de algún puerto cercano. Una mamá pata y sus patitos al paso de un Abbey Road. Conejos en un parque haciendo lo que hacen toda la vida. Ciervos, Bambis y felinos espaciados y en su especie, se dejan sorprender como paseantes por las calles del planeta. Los jabalíes, que ya lo hacían antes, ahora se tornan más contundentes..

    Cerca de mi ventana, donde aplaudo cada día, hay una pequeña plaza con un único naranjo, ahora está envuelto de diálogo, de diversos trinos. Una algarabía de cítrico.

    Un mes antes al confinamiento obligado, tuve el magnífico privilegio de recibir visitas inesperadas.. paseando por el puerto: Varias familias de delfines no sé cuántos, tal vez 40 o 50..llegaban, llegaron hasta el embarcadero! dieron la vuelta y siguieron su ruta.. algo anunciaban. (Eso lo pensé ese mismo momento y ahora con mayor retrospectiva..)

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    6

    • Isa. Isa. 14/04/20 21:16

      Rectificación. Los videos que se hacen virales. Y despiertan con bellos mensajes, sin ser certeros en su autoría. Quedé aquí rectificada su autoría por mí escrita el otro día. Salud.


      https://www.google.com/amp/s/www.tvshow.com.uy/amp/libros/tormenta-pase-poema-benedetti-hizo-viral-autor.html

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Isa. Isa. 12/04/20 16:16

      Hace 3 años guardé el último tesoro de otro maestro compañero de vida y de canciones: Silvio Rodríguez. También hoy me irrumpió de pronto al entrar en mi canal de Youtube. Acompasado y acompañado con 'Buena Fe'.

      https://youtu.be/woMwgawCGBA

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4



Lo más...
 
Opinión