x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

Me atrevo a opinar sobre periodismo

Publicada el 12/07/2020 a las 06:00

En los últimos días se ha abierto un debate ruidoso sobre los periodistas, el periodismo y la política. Que si declaraciones desafortunadas, que si profesionales ofendidos, que si errores impropios de un político de Gobierno, que si la dignidad del oficio y el compañerismo. Ni doy nombres, ni creo que sea necesario participar en esta ruidosa polémica. Más que hablar de un error o un derecho, un enfado o un gesto solidario, lo verdaderamente importante es que seamos capaces de meditar sobre la situación del periodismo en las sociedades democráticas y, en particular, en España.

Esta meditación debería empezar por los usos y costumbres de la ciudadanía a la hora de informarse. No critiquemos a los periodistas sin hacer primero un ejercicio de conciencia. Lo normal hoy es que un consumidor de noticias busque en las redes sociales los medios que le van a dar la razón, voces que opinan como él opina. Este círculo vicioso se agrava porque cada cual busca un repertorio mínimo de asuntos que le interesan, desentendiéndose de una información general sobre la realidad colectiva. Es decir, clientes más que lectores de un autoconsumo destinado a potenciar identidades duras y pensamientos cerrados.

Y, desde luego, mucho mejor si es posible encontrar esa información sin pagar el trabajo de los profesionales. Para qué pagar por sentirse rigurosamente informado si uno se acostumbra a convivir con una comunicación en la que las medias verdades se mezclan con las mentiras y los datos falsos, y la información sesgada sirve para crear audiencias en una rueda viciosa. Se calcula lo llamativo como estrategia de autoafirmación clientelar.

El estado preocupante del periodismo tiene mucho que ver con el preocupante estado de la ciudadanía. La posibilidad de una opinión pública resulta cada vez más difícil en un paisaje de fragmentos y degradaciones laborales. Cuando hablaba antes de que el trabajo profesional hay que pagarlo, estaba pensando también en unas condiciones laborales decentes. Al defender la independencia del periodismo, ¿alguien se preocupa por las condiciones laborales de los periodistas? Y conste que esto no es un problema gremial, porque en la Universidad he podido ver cómo a lo largo de los años los departamentos se llenaban de becarios mal pagados y de maestros con jubilaciones anticipadas. La falta de experiencia, los salarios miserables, la imposibilidad de crear mecanismos de convivencia artesanal entre jóvenes y mayores, crean un ambiente poco propicio para la dignidad de las vocaciones y facilitan un instinto obediente de supervivencia.

¿A quién se obedece? Los medios nuevos y modestos, me refiero a los que no tienen ayuda de una cloaca o un gran empresario con ganas de invertir en noticias que favorezcan sus especulaciones, intentan sobrevivir con más o menos dignidad entre penurias económicas. Y los medios tradicionales sufren una dinámica triste para el oficio. Incluso los que no quieren adaptarse a la basura de la de las redes, incluso los que no componen portadas cada vez más parecidas a la zafiedad comunicativa, tienen muy difícil mantener la independencia, porque pertenecen a grandes grupos de inversión o a bancos que entran de forma impune en sus consejos de administración y en sus redacciones. Además de depender de la publicidad o los acuerdos opacos, es que soportan el ordeno y mando de unos dueños que necesitan sacarles rentabilidad ideológica. Buscan el estado de silencios o de opinión conveniente a sus negocios.

Para ser claro: no se trata de que los políticos intenten influir en el periodismo. Es que la mayor parte del periodismo está sometido a unas grandes fortunas que lo utilizan para mediatizar a su favor las decisiones políticas. En España, por ejemplo, no se consideró una amenaza contra la normalidad nacional que un gran partido se convirtiese en una empresa de corrupciones organizadas, o que se confundiera la prudencia con el hecho de cerrar los ojos ante lo intolerable, o que un presidente asumiera el terrorismo de Estado y las puertas giratorias seducido por el mundo del dinero, o que otro, además de rodearse de corruptos, fuese capaz de mentir sobre los culpables de un atentado terrorista, desquiciando su manipulación habitual hasta mancharse los labios con la sangre de las víctimas. No se consideró tampoco peligrosa la destrucción sistemática de la educación o la sanidad pública en Cataluña o en Madrid para desviar el dinero a cuentas suizas y a paraísos fiscales. Y, sin embargo, ahora es anormal, peligroso, preocupante, desestabilizador, que haya una coalición progresista que se atreva a dignificar las leyes laborales y a pedirle a las grandes fortunas que se comprometan patrióticamente con su nación a través de una fiscalidad justa. No, no, no, no son los políticos los que mandan en el periodismo.

Y una última pregunta: ¿en una tertulia, es necesario confundir a un sinvergüenza de cloaca con un profesional de la información? La libertad necesita respetar opiniones que tradicionalmente se identifican con la derecha, el centro o la izquierda. ¿Pero tiene eso algo que ver con ofrecerle una pantalla a una persona indecente?

Son reflexiones que la ciudadanía debe hacerse si quiere defender el valor del periodismo como una columna imprescindible para las sociedades democráticas. La historia nos ha enseñado que cualquier injerencia del poder político acaba convirtiéndose en un peligro para la libertad de expresión. Pero también nos ha enseñado la labor que puede desempeñar un Consejo Consultivo, formado por profesionales de prestigio, que vigile con independencia la dignidad informativa en un amplio escenario de asuntos e intereses.

Y para volver al principio y a la responsabilidad de la ciudadanía. El buen periodismo cuesta dinero. Si no lo pagamos nosotros, dejamos las manos libres a los que quieren invertir en la manipulación de nuestras opiniones y nuestras conciencias. Por eso resulta también necesario leer y escuchar a los que no opinan como nosotros.

Más contenidos sobre este tema




52 Comentarios
  • Mijel Mijel 15/07/20 19:40

    Muy bueno tu análisis. Hay que insistir en la línea de desenmascarar a los manipuladores y panfleteros, que son incapaces de razonar con datos y argumentos. No entiendo como algunas emisoras, que se dicen independientes, de radio o televisión, llevan a sus tertulias a semejantes individuos/as.
    La realidad es una y su interpretación puede ser diversa, ajustándose a los hechos y no inventándolos.
    Por último, sigue siendo un placer leerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Fortunato Fortunato 13/07/20 12:33

    Le sugiero que deje usted de lado la primera persona. Aunque sea un poquito.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    7

    0

    • Decrepitus Decrepitus 15/07/20 09:26

      Su comentario es poco A Fortunato...

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • subeChico subeChico 13/07/20 10:11

    ?Por qué cerraron el diario Madrid?
    ¿Por qué echaron a Pedro J. ( Y conste que no es santo de mi devoción) de Diario16 y de El Mundo?
    Y se podría multiplicar el nº de preguntas similares (Jiménez, Cintora...)
    Pienso que el BOE tiene los brazos muy largos.
    Y estoy muy de acuerdo con lo que dice mi estimado profesor G Montero que los grandes medios están en manos de los poderosos. Y que es bueno pagar por una buena información.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Antonio LCL Antonio LCL 13/07/20 08:52

    Se me olvidaba Luis. Atrévete a seguir opinando por favor, de tantos temas que nos importan, pero acuérdate de quienes trabajan en la salud y en la educación, su trabajo es más necesario que nunca (o como siempre imprescindible). Sin educación y sin sanidad la sociedad se hace salvaje e inhumana.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • paco arbillaga paco arbillaga 13/07/20 11:26


      «Sin educación y sin sanidad la sociedad se hace salvaje e inhumana.» Por lo que muestran en algunos de sus actos y declaraciones, la educación (¿universidad?, ¿másteres?) que reciben algunos de nuestros y nuestras dirigentes políticos, algunos prebostes religiosos, y también algunos responsables de grandes empresas, no me parece que sea muy humana. ¡La educación! ¿Qué tipo de educación?,¿para qué educar? Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Antonio LCL Antonio LCL 13/07/20 08:47

    La lectura de tus reflexiones Luis limpia de suciedad y manipulación el interés que mantengo por mantenerme activo a la lectura de los medios. Agradezco con sinceridad tu colaboración para dignificar la labor de quienes se ganan la vida con la profesión de periodistas. Supongo que no es fácil no tener trabajo, mantener la coherencia y no doblegarse a determinadas exigencias de un empresario inversor en ideas, más si la juventud carente de recursos aparece en escena, pero lo más triste es comprobar a periodistas curtidos por el ejercicio de años de trabajo, mentir a la ciudadanía sin pudor, sin limitaciones éticas y que les salga gratis, y que la democracia con sus derechos les otorgue impunidad. Gracias por tu artículo profesor.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    10

    • acracio acracio 13/07/20 23:15

      La importancia que se le da ar furbo, amigo, y sus tentáculos en forma de empresas de apuestas, ¡quien se las diera a los medios de comunicación!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/07/20 23:04

    Acabamos de ver en Niza la peli Cancion sin nombre de una tal Melina Leon. Acontece en Peru, bellisîmo filme que aconsejo sin restriccion pero lo mâs probable es que estaîs al tanto desde hace tiempo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Azalea Azalea 12/07/20 21:19

    Me parece con mucho , el mejor artículo sobre el tema que he leído y estoy muy de acuerdo en lo que
    dices Luis , y cómo lo dices . Muy didáctico , ha sido un placer leerte.
    Saludos cordiales y periodismo libre!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    12

    • subeChico subeChico 13/07/20 08:06

      Me adhiero completamente a su comentario..Felicidades a don Luis.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • copitodenieve copitodenieve 12/07/20 19:34

    Buen artículo que pone de manifiesto que el periodismo independiente sin capital que cubra la vida buena de los profesionales es una entelequia; que las élites economi as exigen su parte del pastel pese a,quien pese y que las redes sociales más que liberar enredan.
    Lástima de nombres propios que no se citan aunque se sobreentienden porque resulta necesario poner el nombre de corsos y piratas de la opinión pública y desinformada por intereses espurios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • TELERA TELERA 12/07/20 18:18

    Me ha gustado su artículo. Es cierto que en mi caso busco determinados medios para informarme, no tanto para ver reflejado mi pensamiento sino para tener garantía de una información rigurosa, seria y contrastada y además evitarme algún que otro dolor de estómago ante determinadas informaciones sesgadas que claramente buscan la desinformación de la ciudadanía y su manipulación. Infolibre, del que soy suscriptor es uno de ellos. Respecto a lo que dice "La historia nos ha enseñado que cualquier injerencia del poder político acaba convirtiéndose en un peligro para la libertad de expresión", estoy totalmente de acuerdo y considero además que si la injerencia es del poder económico se acaba convirtiendo en un peligro para los procesos de elaboración en libertad del pensamiento de la ciudadanía.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Pichcar Pichcar 12/07/20 16:53

    Grande García Montero

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6



Lo más...
 
Opinión