X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

Este Gobierno se parece a otros y esta oposición, a ninguna

Publicada el 29/09/2020 a las 06:00

“La crispación agrieta la democracia y es por esa fisura por donde entra el veneno”.

Cuanto mayor es un problema, más pequeños parecen quienes no dan la talla a la hora de enfrentarse a él. Y lo cierto es que en mitad de esta pandemia terrorífica que asola el planeta de norte a sur y de este a oeste, hay líderes que se han quedado en nada, se han deshecho igual que las esculturas de arena de las playas al subir la marea. Y se les nota más porque en las tragedias no hay lugar para la retórica, son momentos que necesitan medidas a un tiempo audaces y eficaces, no maniobras de distracción. Los discursos importan menos que los hechos y se necesitan ideas, colaboración de todos, aportaciones que sirvan para enfrentarse al virus. Ya no basta con limitarse a derribar lo que el adversario ponga en pie, hay que echar una mano.

Sin embargo, en España la estrategia del actual jefe del Partido Popular y de sus aliados más bien hace pensar que si la actuación de nuestro Gobierno se parece bastante, con sus particularidades y sus matices, sus errores y sus aciertos, a la de los demás ejecutivos de Europa, la de esta oposición es completamente distinta de la que hemos visto en el resto de los países, donde ha habido críticas pero también un apoyo suficiente a las medidas que se han ido tomando, eso vale para Gran Bretaña, Francia, más o menos para Italia y no digamos ya para Alemania. Hay dos opciones para explicar las diferencias: que aquí sean peores o que no den para más, algo que empieza a imponerse como explicación más verosímil, en vista de lo que hacen y dicen unos y otros.

Un día, Pablo Casado insiste en que La Moncloa es la única responsable de la gestión de la enfermedad que ya se ha cobrado decenas de miles de víctimas y la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, lo secunda; y al siguiente aparece su propio consejero de Justicia y reconoce por escrito que “las competencias [sanitarias] son de la Comunidad”, una confesión que, sin duda, abre la puerta a que se les pueda pedir responsabilidades, por ejemplo, por lo que hicieron en las residencias.

Otra mañana, en el Congreso de los Diputados, la nueva portavoz de la formación conservadora, Cuca Gamarra, ironiza, con mucho aparato dialéctico y algunos aplausos de fondo, sobre el hecho de que “el presidente del Gobierno hoy no esté aquí”, cuando resulta que Pedro Sánchez estaba “en Bruselas defendiendo los intereses de nuestro país”, tal y como le recordó la vicepresidenta Calvo. ¿Tampoco sabían eso en su partido?

Poco después, Pablo Casado va a La Gomera a ofrecer bajar el IVA en Canarias, donde no se paga ese impuesto sino otro especial y del siete por ciento. Como en la península es, por lo general, del veintiuno, ¿se lo pensaba dejar en el diecinueve, el quince, el once…? Un poco más y les ofrece retrasar allí una hora o hacerle una estatua en Fuerteventura a Miguel de Unamuno, que igual tampoco le han contado que son cosas que ya existen. Y cuando el disparate ya parecía insuperable, aparece veinticuatro horas después en una radio a decir que “a Felipe VI lo votamos los españoles, a Garzón y a Iglesias no, ya que Sánchez prometió en campaña que no pactaría con ellos”. No es cómico porque es dramático, pero sólo por eso. Seguro que sus asesores aún son los mismos que hace poco le permitieron comparecer ante la prensa en una playa, bronceado y con el mar y unas palmeras al fondo, para denunciar que Sánchez se hubiera ido una semana de vacaciones. Como si el PP que él dirige no estuviera en el poder en Madrid o Andalucía y, por lo tanto, él no tuviera ninguna obligación que cumplir.

Una tarde, Díaz Ayuso pide que se hagan pruebas PCR a quienes aterricen en Barajas y a los viajeros que lleguen en tren a Madrid, pero de forma simultánea ella y su consejero de Transportes continúan asegurando que en el Metro no hay el más mínimo riesgo, a pesar de las aglomeraciones que se producen en las estaciones y en los vagones cada jornada, y que tanto ahí como en los autobuses de la EMT no hay constancia de que se haya producido ningún contagio. ¿Cómo lo saben? ¿Cómo saben que no es ahí dónde han sido infectadas y han enfermado las personas que sufren ese hacinamiento, aunque después los síntomas aparezcan en sus domicilios o en cualquier otro lugar?

El resultado, ya lo sabemos: Madrid es de nuevo el epicentro de la catástrofe y eso tiene que ver con la gestión de quien manda aquí desde hace veinticinco años, es una consecuencia de sus privatizaciones, su destrucción infatigable de lo público y su falta de inversión: según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, la tasa de profesionales médicos por cada mil habitantes en Madrid, cuya densidad de población mencionan ellos mismos a menudo para usarla como disculpa del número de afectados, es menor que las de Aragón, Asturias, Castilla y León, Navarra y País Vasco. Las quejas incesantes de los profesionales, obligados a atender a una cantidad inabarcable de pacientes en sus consultas, dejan claro que falta personal y que parte de los mil quinientos millones de los fondos comunitarios que ya se le han entregado debería haberlos usado para eso, no para construir un hospital de pandemias seguramente privado. Su última ocurrencia ha sido tratar de censurar a los médicos o enfermeros, mediante otra de sus ya tristemente célebres notas internas: “El profesional nunca actuará por su cuenta ante un medio de comunicación, siempre debe contar con la autorización del centro” y del departamento de Comunicación de la Comunidad de Madrid.

El PP actual no tiene recursos, sólo discurso, habla mucho pero no aporta nada, y ante la falta de iniciativa se refugia en temas absolutamente menores como la ausencia del rey en la entrega de despachos del Poder Judicial, eso sí, al mismo tiempo que tiene bloqueada su renovación, saltándose de ese modo, una vez más y a cara descubierta la Constitución, de la que arranca las páginas que no le interesan en cada momento, mientras reparte a los demás certificados de constitucionalista.

Hace falta otra derecha, y en el propio Partido Popular hay opciones mucho mejores que, antes que nada, deberían alejarse de sus actuales socios, porque para lo único que sirve la ultraderecha es para sembrar la discordia, multiplicar el odio, propagar el miedo y avergonzar a cualquier ser decente, sea cual sea su ideología, que ve cómo un grupo de alborotadores puede estar meses acosando al vicepresidente Iglesias, la ministra Montero y sus hijos, y cuando los niños son ingresados en un hospital, esas mismas personas, u otras del mismo círculo, inundan las redes con mensajes en los que les desean lo peor. Es una vileza que los define y tal vez un delito que debería investigar la fiscalía que para otras cosas es tan minuciosa. España no merece tener a gente así, ni que Casado y los suyos los sienten a su mesa. La crispación agrieta la democracia y es por esa fisura por donde entra el veneno.

Más contenidos sobre este tema




61 Comentarios
  • pobla pobla 03/10/20 11:10

    Lo peor de todo es que hay gente que les vota,vivimos en un país de pandereta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • 74camilo 74camilo 03/10/20 00:52

    Estupendo artículo!. Muuuuchos años destrozando Madrid!. Hospitales, residencias, colegios, transporte público, atención primaria, servicios sociales.... TODO tiene un precio! Y ahora estamos pagándolo. Son ineptos incapaces de gestionar nada, todo lo privatizan! Y van tapando, tapando....hasta que la inmundicia revienta las alcantarillas....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Larrauri Larrauri 01/10/20 21:04

    Como bien dices sería comico si no fuese una tragedia. Si, Gila, Berlanga, Forges etc. levantaran la cabeza...esta gente quema el infierno como sigan así.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Gulberri Gulberri 01/10/20 14:31

    Estoy por asegurar que este es el artículo más claro y certero de los que nos ha venido regalando el Sr.Prado desde hace tiempo, pero es posible que pecara de injusto y, además, poco aportaría al hecho, al valor, de lo que aquí expone, que es lo verdaderamente importante.

    Todo lo que venimos conociendo, aún a pesar de todos los muros de silencio y desvío de atención, desde hace mucho tiempo, tiene una única y clara explicación, lejos de la consideración de ineptitud, incapacidad, torpeza, desconocimiento, etc, que queramos utilizar: clinc, clinc, clinc, onomatopeya clarividente del dinero, 'the blood money' de Pink Floyd. Olvídense de ideologías, de fanatismos, de cualquier ismo, y céntrense en el dinero, en la bolsa, en la cartera, ahí está la respuesta, el origen de todos y cada uno de los movimientos que ocurren día sí y día también: cloacas del Estado, tamayazos, uniones contra natura, bloqueo y nombramientos judiciales de un CGPJ caducado/vencido, contradiciones públicas y publicadas a diario, y todo sin pestañear lo más mínimo, mentiras demostrables y demostradas, que aún así se siguen manteniendo y publicitando, cinismo e hipocresía manifiesta, interpretaciones y juicios en función de quién lo hace y no de qué hace, ausencia de responsables en delitos comprobados y confirmados, ..... Cómo romper todo ésto? Sólo hay un camino: construyendo una sociedad crítica, sin prisa pero sin pausa, y creando mecanismos para controlar todas y cada una de las instituciones existentes por parte de sus legítim@s dueñ@s: tod@s nosotr@s.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • PedroLibre PedroLibre 01/10/20 10:14

    Fantástico articulo Sr. Prado


    La izquierda esta de enhorabuena, las derechas han puesto al mando a los mas MEDIOCRES.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Pinolere Pinolere 01/10/20 00:19

    Esto ya es insoportable, no se que podemos hacer para que tanto mediocre esté  en el congreso.Nos podríamos ahorrar mucho si lo redujéramos al menos un 30%.Más de la mitad no da golpe y solo sirve para aplaudirse a si mismos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Grandota Grandota 30/09/20 07:53

    Gracias Benjamin por el artículo. Los comentarios muy acertados en general, pero creo que no se pone suficientemente el acento en la incultura política de este país. Muchos años de adoctrinamiento es lo que trae, no es tan fácil quitárselos de encima, de ahí el todos son iguales, todos vienen a trincar etc, etc.  Y por otro lado los informados que no votan porque no dicen y menos hacen lo que yo quiero que hagan, como si se pudiera hacer lo que se quiere con los votos que tenemos. Enfin...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Argaru Argaru 30/09/20 02:39

    Por culpa de esta “MALDITA” pandemia, todos los países de nuestro entorno se han visto obligados a cambiar su hoja de ruta política para poder combatir  con toda la eficacia posible el COVID -19. Todos los países salvo, ¡COMO NO PODÍA SER DE OTRA MANERA! nuestro “BENDITO” país. Mientras gobiernos de diferentes signo y color llevan a cabo políticas parecidas, basadas en el criterio de expertos científicos que, lamentablemente, no las tiene todas consigo, ya que este puñetero “bichito” no ha venido a este mundo con un manual de instrucciones, las oposiciones de todos estos países decidieron aunar sus esfuerzos con el fin de combatir a este pequeño, pero enorme monstruo, que no entiende de ideologías y que mata indiscriminadamente. Todas las oposiciones menos una, ¿a qué no adivinan a cuál me refiero?
    Pese a todo esto, el Partido Popular decidió mantener intacto su principal y único objetivo, que no es otro, que el de recuperar el poder político, un poder que creen que les fue injustamente arrebatado en una moción de censura. El hecho de ser el partido más corrupto de Europa, haber prevaricado, saqueado las arcas públicas y organizar una trama criminal para encubrir sus delitos, lo consideran  como “una peccata minuta”, sobre todo teniendo en cuenta, que eres el auténtico paladín, el defensor y supremo garante de las esencias del sistema. Casado y sus huestes perseveran en su empeño de derribar el gobierno y utilizarán a este mortalidad “granujilla” como ariete, si fuera necesario. La mentira y el cinismo político están en su ADN y no dudarán en utilizarlo. De momento, el tiro les está saliendo por la culata. ¡Menos mal! Eso pasa cuando se coloca a los mandos a un niñato incompetente. A estas alturas, ¿Se habrán dado cuenta de ello?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • senenoa senenoa 29/09/20 13:36

    Circunstancias como la actual, la pandemia del covid 19, ponen en evidencia o acentúan cosas que ya estaban presentes desde mucho antes. La forma de actuar de nuestra derecha es una de ellas. Todo lo que dice Benjamín en su artículo no es nuevo, lo que ocurre es que ahora se nota más. Me explico:
    La derecha (centrada en el PP pero sin olvidar a Vox, o a Cs según les convenga) española siempre ha jugado a beneficiar a los suyos, los ricos, a costa de la mayoría de los ciudadanos, la clase media y los pobres. La lucha, torticera y fraudulenta, por controlar el Tribunal Supremo, el Constitucional y el CGPJ; la modificación, en su momento, de la Ley del Suelo que trajo la crisis del ladrillo; El rescate bancario de decenas de miles de millones, gratis total para la banca; La infame Ley Wert de educación; la legislación laboral reformada; las reiteradas malversaciones de fondos públicos; las cloacas del Estado... ¿Necesito seguir?. El PP y sus adláteres son, para nuestro país, un virus o un cáncer permanente; mucho peor que el covid o el de páncreas y, desde luego, mucho más duradero.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    26

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 29/09/20 17:13

      Algo de eso hay, sin duda: lo malo, cuando todo empeora, se ve aún peor. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • alcornoque alcornoque 29/09/20 13:25

    Y yo me pregunto ¿por qué los analistas que participan en los medios de comunicación (sobre todo en televisión y radio, que son los que llegan mayoritariamente a los ciudadanos) no dicen, clara y repetidamente, que el principal problema para la gestión de la pandemia en España es que PP, Ciudadanos y Vox han decidido utilizar los muertos y el desastre económico como arma para derribar el Gobierno recientemente elegido por los españoles?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    17

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 29/09/20 17:14

      Se dicen muchas cosas, se tienen muchos puntos de vista, hay mucha gente que más que dar opiniones repite consignas...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

    • GRINGO GRINGO 29/09/20 14:05

      Pues muy sencillo, porque mayoritariamente los medios de comunicación, y sobre todo los generalistas están en manos del poder económico, más interesado en que gobiernen las derechas del TriColón que otras fórmulas posibles, no digo ya UNIDAS PODEMOS en solitario !!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      16

      • alcornoque alcornoque 29/09/20 15:29

        Totalmente de acuerdo, Gringo. Pero hay algunos analistas (mayoritariamente son periodistas, no sé por qué no puede haberlos de otras profesiones) que parecen ecuánimes, y sin embargo no destacan este hecho que parece muy claro: al PP, Ciudadanos y Vox no les importan las muertes y el desastre económico, sólo hacer caer al Gobierno (se acuerdan ustedes de aquello de "Que caiga España, que ya la levantaremos nosotros".....)

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        8

        • Benjamín Prado Benjamín Prado 29/09/20 17:15

          Que caiga, y si no cae, la empujamos...

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          5

        • GRINGO GRINGO 29/09/20 15:51

          Los "analistas", sean periodistas o politólogos, están para decir lo que quieren que oigamos, al que se sale un poco, sólo un poco del guion establecido, lo fumigan echando pipas, si no que te lo cuenten Fernando Berlín (ahora está volviendo a aparecer....poco a poco), Antonio Maestre, y algún otro....

          Prefieren mantener a los Indas, Maruhendas, etc, por la parte "derechorra", y por la "supuesta izquierda" a AGF, su cónyuge, Contreras, etc...

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          1

          15

          • VicKat VicKat 03/10/20 10:40

            Creo que un espacios de tv más "plural", por se podría considerar el programa La sexta noche, da demasiada voz a Marhuenda, Inda, Claver... Con lo tóxicos que son...

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0



Lo más...
 
Opinión