X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
@cibermonfi

República Federal Ibérica

Publicada el 25/02/2021 a las 06:00

Es curioso que uno de los pocos intelectuales españoles que han sabido preservar el espíritu crítico de su juventud pasados los sesenta, los setenta y hasta los ochenta años de edad naciera en Dublín, la capital de Irlanda. Me refiero, claro, a Ian Gibson, que no es sólo uno de los mejores hispanistas de nuestro tiempo, sino también todo un intelectual español. Intelectual en el sentido que le dieron a esta palabra Voltaire, Zola o Camus, el de un autor que no se limita a producir su obra en un castillo de marfil, sino que se implica en los combates ciudadanos de su tiempo. Y español no solo porque tiene nuestra nacionalidad desde 1984, sino porque ama con pasión las tierras de España, cuya historia reciente cuenta para evitar que se repitan sus errores.

“Ya es hora de que los españoles puedan decidir entre monarquía o república”, ha dicho Gibson en una entrevista con infoLibre. Hora, al menos, añadiría yo, de que podamos hablar civilizadamente de ello, sin que nadie se rasgue las vestiduras o sueñe en chats con fusilamientos masivos. ¿Por qué no puede ponerse en cuestión una jefatura de Estado hereditaria, vitalicia e irresponsable? ¿Por qué tiene que aceptarse que este asunto fue decidido de una vez por todas hace más de cuarenta años? ¿Por qué no puede observarse que los Borbones provocan hoy muchos más problemas que los que resuelven? ¿Por qué tiene que asociarse la república al desorden cuando es el sistema de Francia, Alemania, Irlanda o Estados Unidos?

En la entrevista, María Granizo señala que el ya octogenario Gibson sigue caminando por la vida machadianamente ligero de equipaje. Me parece una fórmula muy acertada. Gibson no cree que cualquier tiempo pasado fue mejor, por eso sigue abierto al viaje y la aventura. Es una actitud que contrasta con la de tantos intelectuales españoles, instalados en el inmovilismo, el conformismo, el conservadurismo. Son esos intelectuales que han envejecido mal ética e intelectualmente, que, en todos y cada uno de los debates patrios, satanizan a los que proponen cambios, reformas y novedades, que siempre están a favor de la sacralidad de la monarquía, la Constitución del 78, la actuación policial y las sentencias judiciales.

Gibson anda ahora promocionando su último libro, Hacia la República Federal Ibérica (editorial Espasa). Esta fórmula, piensa el autor residente en Lavapiés, sería la más ajustada a la hermosa pluralidad de la Península Ibérica, podría servir de solución a no pocos de los conflictos territoriales españoles y tendría, además, el plus portugués, el plus del sosiego y el diálogo que aportarían nuestros vecinos y parientes lusos. El iberismo, propuesto antes por Pessoa, Miguel de Unamuno, los anarquistas de la FAI y el premio Nobel Saramago, entre otros, tiene mucha más miga de lo que parece.

Ya me parece escuchar, sin embargo, a los que de antemano, sin haberle dado la menor oportunidad, ni tan siquiera mental, van a tildar al iberismo de sueño, ideal o utopía. Sí, puede que sea un sueño, ¿y qué? Si los intelectuales no proponen horizontes hacia los que caminar, ¿para qué sirven? ¿Tan sólo para cobrar derechos de autor, ganar premios institucionales y picotear en saraos palaciegos?

Admiro a Gibson desde mi juventud. Nacido y criado en una Granada franquista en la que no podía pronunciarse en voz alta el nombre de Federico García Lorca, admiro la valentía y el rigor con que investigó en esa ciudad y en los años 1960 el asesinato del poeta, y me encanta que ahora se emocione escuchando el disco Enlorquecido de su amigo Miguel Poveda. De Gibson aprecio también sus trabajos sobre Dalí, Buñuel y Antonio Machado, y su incombustible antifascismo (¿cómo puede alguien pretenderse demócrata sin serlo?). Y, por supuesto, su coincidencia con Camus al proclamar la verdad y la libertad como valores supremos.

He tenido el gusto de coincidir con él en alguna que otra ocasión. Es un tipo cordial y simpático, en el que sigue ardiendo la llama de la rebeldía contra las injusticias. Le entrevisté para tintaLibre un día de mayo de 2017 con motivo de la publicación de su libro Aventuras ibéricas. Antes de que conversáramos tranquilamente sobre el libro, Gibson me propuso que le acompañara a un mitin de Pedro Sánchez, que entonces competía en primarias por el liderazgo del PSOE. Gibson prefería la insurrección que entonces encarnaba Sánchez al conservadurismo representado por Susana Díaz y sus apoyos de la vieja guardia felipista, el aparato del partido y las baronías regionales. Muchos asistentes al mitin le saludaron con afecto.

En aquella mañana que pasamos juntos, Gibson defendió la decencia y el civismo como normas básicas de la vida en común, y despotricó de aquello que, en su opinión, afeaba la hermosura de las Españas, en particular, el ruido, la corrupción, la destrucción del patrimonio cultural y natural, la incapacidad para escuchar al otro y la falta de piedad con los vencidos en la Guerra Civil. La reconciliación de los españoles no se completaría hasta que los republicanos asesinados por el franquismo y enterrados en las cunetas tuvieran una digna sepultura, dijo.

Gibson jamás diría esas barbaridades que ahora tenemos que escuchar con frecuencia a políticos y tertulianos, barbaridades del tipo de que si propones una mejor democracia o una sociedad más justa eres un antipatriota. Es de los que piensan que el amor a algo o a alguien implica que desees intensamente su progreso.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




82 Comentarios
  • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 02/03/21 07:07

    ¿¿ PORQUE NO ??
    “Ya es hora de que los españoles puedan decidir entre monarquía o república”, ha dicho Gibson en una entrevista con infoLibre. Hora, al menos, añadiría yo, de que podamos hablar civilizadamente de ello, sin que nadie se rasgue las vestiduras o sueñe en chats con fusilamientos masivos. ¿Por qué no puede ponerse en cuestión una jefatura de Estado hereditaria, vitalicia e irresponsable? ¿Por qué tiene que aceptarse que este asunto fue decidido de una vez por todas hace más de cuarenta años? ¿Por qué no puede observarse que los Borbones provocan hoy muchos más problemas que los que resuelven? ¿Por qué tiene que asociarse la república al desorden cuando es el sistema de Francia, Alemania, Irlanda o Estados Unidos?
    GRANDISIMO ARTICULO.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 02/03/21 07:13

      ESOS DAÑOS QUE CAUSAN LO BORBONES NO SON SOLOS DE HOY.......
      llevan decadas , defraudando, engañando, arruinando españa......SIN MENCIONAR SU JODIDA HIPOCRESIA DE SONREIRNOS Y SALUDAR MIENTRAS DESFILAN DELANTE DE TODOS .....
      repugnante ....sinceramente

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 02/03/21 07:20

        ¡¡ Y QUEDA OBVIO, QUE DESDE HACE DECADAS ......
        ¡¡ dan muchos mas problemas de los que resuelven y ayudan al pueblo !!!
        SOLO HACEN EL TRIKITRAKA to pa ellos .....
        y a juzgar al verlos por la tele ....LE SIMPORTA UNA MIERDA QUE SEAMOS DESAHUCIADOS, DURMAMOS EN LA CALLE, NOS ESCLAVICEN , EXPLOTEN, MAL VIVAMOS...ETC ETC .....mientras sale en los periodicos.......el nuevo cochazo de 500.000 eurazos que lucen de gira GRATIS Y A TUTTI PLEN por los mejores hoteles 10 estrellas del pais .....SIN PAGAR UN SOLO EURO A COSTA DE TODOS .....
        ¡¡ super mega patriotico de la hostia CLARO QUE SI !!!

        ¡¡.................... que raro lo mismito que lo que hacia Franco !!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • yosolo1 yosolo1 01/03/21 22:58

    Creo que de todos los que opinan aquí el único que ha tenido la oportunidad de conocer a Gibson he sido yo, gracias al profesor y escritor Gonzalo Santonja, (nunca le estaré tan agradecido por todos los autores que me permitió conocer personalmente a la par que su obra); bien al asunto, tuve la oportunidad de preguntar a Ian durante 4 horas, una hora de conferencia, media de de debate, media de previa de preparación, y el resto de merienda con otros 5 estudiantes afortunados. Pues eso, yo que ya andaba metido en intereses políticos, sociales e históricos, le pregunté sobre muchos temas, y uno de ellos por su posición ante el IRA y la monarquía británica (él es de Irlanda de Norte), su respuestas fueron tan vagas, tan difusas, sin precisión y genéricas sobre el problema irlandés, (nada de cuestionar la monarquía británica, ni referendo para la la solución irlandesa, ni para la monarquía, ni autonomía al estilo de la que se construía entonces en España, nada de nada), que directamente le pregunté por lo que conocía de sistema autonómico español, le pareció magnífico, no partidario entonces del federalismo y otorgando un papel determinante a la monarquía. Bueno, todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión, la realidad no es estática, es dinámica, y por tanto evolutiva, lo que permite que nuestras posiciones lo sean sin caer en la contradicción. Pero lo que sí es una incoherencia es que hoy defienda que la estructura española sea federal, y antes no lo era, me refiero, el como historiador tiene que saber bien la realidad antes de opinar, es decir si España antes no tenía una estructura social federal, esto quiere decir que el federalismo no está en su esencia, y que es una decisión por tanto de lo que se supone es la voluntad popular (digo se supone porque probablemente si lo sometemos a una consulta resulte muy igualada y por tanto sin legitimación para cambiar), y por lo tanto que esa voluntad se ha construido (no digo si bien o mal ) y por lo tanto no responde a una estructura intrínseca, más bien a coyuntural. Lo digo porque aquí se defienden verdades como axiomáticas sin serlo, y uno opina por la coincidencia de ideas no por la coherencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Grever Grever 01/03/21 09:51

    Bonito sueño el de la República Ibérica.
    Si fuese yo portugués y a la vista de lo que ocurre en España pensaría... ¡que os...!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Tadeusz Tadeusz 28/02/21 09:30

    Mejor sería una República Confederal de los Pueblos Íberos...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Antonio LCL Antonio LCL 27/02/21 19:54

    Gracias por tu artículo Javier, por tu referencia de lujo, aportando el trabajo de Gibson, infatigable investigador de las injusticias habidas en esta tierra Ibérica. Tú periodismo nos da ánimos a tantos que deseamos recuperar la República robada. Entre todos, manteniendo la llama de rebeldía encendida que apuntabas, a pesar de los obstáculos, llegaremos a respirar igualdad, libertad y fraternidad, en una sociedad más digna y humana. Cómo recuerdo para no olvidar, el ensayo de Camus: Un hombre rebelde. A seguir en la línea.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Angel10 Angel10 27/02/21 19:19

    ¿Utopía?, ¿Sueño? pero no direis que no es bonito, que no suena bien.

    República Federal Ibérica, descentralizada y desconcentrada de instituciones, y por supuesto la capital en Lisboa

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/02/21 08:59

    Ahora en infoLibre todo dios quiere tener a Albert Camus de su lado. He visto que segun alguno Ian Gibson estarîa relacionado con Camus, afirmacion alucinante: da vergüenza el poco rigor o la mentira, no sé.

    La verdad es que en la izquierda francesa los que intentaron matar con acusaciones espeluznates (perro capitalista entre otras lindezas) a Camus fueron los prosovieticos con Sartre a la cabeza de ellos.

    Mucha impostura.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    1

    3

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/02/21 09:06

      Aclaro que aprecio al autor de Nausea, Las manos sucias etc...

      Pero es un hecho inegable que durante años hasta su muerte en accidente de trafico, Sartre acusô a Camus de traidor, de sin vergûenza, de perro capitalista y mâs cosas...

      No mirar para el otro lado.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      2

      • Arkiloco Arkiloco 27/02/21 15:01

        Así es tierry, cómo cambian los tiempos y como se rehacen historias que algunos no conocen. Ahora todo dios es Camusiano y en otros tiempos la "bestia negra" de los que, por formas de pensar, parecen los herederos de aquellos prosoviéticos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        2

        • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/02/21 20:26

          Gau on, good night, buenas noches y bonsoir Arki!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/02/21 09:07

        iNNegable.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

  • Republicano1944 Republicano1944 27/02/21 07:34

    Sigue habiendo demasiados franco-fascistas en este país que dicen practicar la democracia. Eso es la cuadratura del círculo. Agua y aceite no casan.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • Antonio LCL Antonio LCL 26/02/21 18:44

    Acertado artículo y agradecimiento a Gibson, ciudadano ejemplar, luchador e investigador admirable. Gracias Javier por tu aportación. Poco a poco, y si se puede empujar con mayor energía mejor, cada cual desde su condición, la tuya como periodista te ennoblece. Hacia la República...!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • martín pérez martín pérez 26/02/21 11:47

    España capital LISBOA por supuesto.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    1

    • Germana Germana 26/02/21 20:39

      Disculpa... IBERIA capital Lisboa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • Grobledam Grobledam 26/02/21 12:03

      Y sin Catalunya ni Euzkadi, que serían paraísos independientes en proceso de guerra interna contínua.
      Podría haber sido así; pero la historia tiene sus "cadaundas".

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      5



Lo más...
 
Opinión