x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Pedro y Pablo camino de Damasco

Jesús Parralejo Agudo
Publicada el 13/06/2019 a las 06:00
El maquillaje kabuki de la política española no deja de fascinar, por experimental, a propios y extraños; con o sin carné de militante. Da igual la tribu, o la secta. El elaborado sentido del drama y el selecto elenco de actores que realza sus habilidades para el canto y la danza, convierten al teatro político en paradójico, por clásico y vanguardista en el mismo plano temporal. Eterno también en los despropósitos que arrastra desde hace un año, cuando la carambola de una moción de censura se instaló en nuestras expectativas. Con miel o hiel, según.

Un año han tardado en finalizar las interminables y desazonadoras campañas electorales en las que la política de altura ha sido una vez más sujeto ausente. Es entonces cuando la ruleta mediática afina sus análisis, que ofrece gratis et amore a los mercaderes venecianos que ansían vestir la púrpura. Se ajusta la tramoya y comienza el segundo acto del “juego de tronos” hispánico, el que importa, el de las alianzas políticas que se tejen en los despachos a puerta cerrada. El nudo de una obra cuyo tercer acto y desenlace echará a andar en breve, con la toma de posesión de los nuevos equipos de gobierno.

Entretanto, y a pesar de histriónicas interpretaciones de actores a los que las urnas han convertido en secundarios, de carácter o meritorios, los protagonistas/antagonistas indiscutibles en el escenario del poder político son Pedro y Pablo, cuya onomástica pueden llegar a celebrar juntos en reunión de consejo de ministros. Porque su escenificación de Los Amores Reñidos parece haber entrado en una senda de serenidad que apunta a una liaison de gobierno, aunque con jerarquías acotadas. Ministerios como Sanidad o Agricultura pueden ser una opción razonable para Iglesias.

De este modo, Pedro podría gestionar de cerca la soberbia del de Podemos, y éste, agradecido por darle la oportunidad de seguir políticamente vivo, mostrar lealtad a su Presidente, al menos durante la primera mitad de la legislatura, duplicando de entrada la duración de su primer mandato. Condenados a entenderse para transitar como aliados un camino  de Damasco lleno de baches –algunos realmente profundos, como el independentismo catalán o las reformas laboral y educativa que necesita España–, ambos líderes tienen la oportunidad de mostrar que se puede hacer política desde la transparencia.

Suele decirse que la política hace extraños compañeros de cama, y nada hay más extraño que dos aliados que se detestan mutuamente, pero también en eso consiste el arte de lo posible. Es razonable pensar que en la convivencia de esta “pareja de hecho” saltarán chispas, pero si abordan su compromiso con sentido de la responsabilidad, tal y como les han mandatado los electores, habrán proporcionado un tiempo precioso a la estabilidad nacional.

Tiempo habrá de ver cuál de los dos se cae antes del caballo. Que llegará, sin duda. Por ello sería inteligente cerrar cuanto antes el actual flujo de titulares derivado de la mutua instrumentalización partidista, con lo que se podría avanzar con mayor celeridad en todos los frentes políticos abiertos. Además de ganar tiempo en centrarse en los acuerdos complementarios necesarios para un gobierno estable. Los españoles lo agradecerían.

Es la diferencia entre jugar al ajedrez y al Monopoly. Porque por mucho que se maree la perdiz de mano de la ruleta rusomediática, donde no caben dudas es que allá donde sea posible establecer alianzas de gobierno entre PP, Cs y Vox, se harán, por mucho cinismo con el que intenten camuflarlas. No hay pegamento más fuerte que el del poder. Aunque sea coyuntural. Pues en cuatro años de legislatura cabe activar multitud de estrategias orientadas a conseguir réditos electorales futuros.

Pedro y Pablo pueden, por lo tanto, actuar de inmediato en un escenario sin grandes sobresaltos demoscópicos. Sobre todo después de las últimas arremetidas del presidente Tezanos enmendando la plana a un periodista de la cadena Ser, cuyo pecado fue intentar entender los entresijos del barómetro del CIS de mayo, en relación con la preferencia de los españoles sobre los pactos para conformar nuevo gobierno. Al periodista en cuestión le llamó la atención la perfecta sintonía entre los datos del CIS –el 44,1% preferiría un gobierno sólo del PSOE–, y los coloristas mantras repetidos por los portavoces de Ferraz. Y como intermediario entre las fuentes y los consumidores de información, no se le ocurrió otra cosa que preguntar. Para intentar entenderlo. Que es en lo que estamos todos.
_________________

Jesús Parralejo Agudo es periodista. Experto en Comunicación Empresarial y Política.
Más contenidos sobre este tema




6 Comentarios
  • CinicoRadical CinicoRadical 13/06/19 19:41

    Tartufos. Rivera, de entrada NO,...es lo mejor... para casi todos....algunos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Isabelle0651 Isabelle0651 13/06/19 14:18

    Al parecer la 'soberbia' es exclusividad de un 'insolente' que representa a un partido político que tuvo más de 5 millones de votantes y a los que se pedía en estas elecciones el voto útil absolutamente necesario para evitar la llegada diabólica de la ultraderecha ¿qué ocurrió con ese dechado de virtudes que permitía que el PSOE bipartito gobernara con mayorías absolutas en el gobierno de la nación? los posibles votantes de éste aumentaron en número a 123 escaños ¿qué podría hacer ese partido ahora tan exitoso antaño salvo apoyarse en otros? Por no hablar de su absoluta inoperancia por su fracaso en Madrid y Comunidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    7

  • itnas itnas 13/06/19 09:51

    Parece un poco extraño que el articulista sea experto en comunicación pues su estilo creo sea un tanto barroco. En todo caso, me parece que el mensaje claro es que Psoe y UP deben, o están abocados a, pactar un gobierno 'de cooperación'. En este sentido, contradicen a los profetas que vaticinan nuevas elecciones sin otra base que la de interpretar la propia realidad. También es cierto que el presente artículo es otra interpretación-deseo, con alguna andanada unidireccional hacia P. Iglesias y su soberbia, y afirmaciones categóricas que recorren el artículo como si se tratarán de secretos solo al alcance de unos pocos (comunicadores en política). No entro en el comentario sobre el CIS porque involucra a la Ser y Ferraz, dos entes cuya íntima relación es sobradamente conocida.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/06/19 08:48

    Coincido con el comentario anterior en que es difícil captar la moraleja del artículo, así que me fijaré en una sola frase: "Además de ganar tiempo en centrarse en los acuerdos complementarios necesarios para un gobierno estable". Porque los acuerdos complementarios necesarios para un gobierno estable son tantos y tan incompatibles que dudo que se puedan alcanzar. La investidura requiere, si los secesionistas siguen con su estrategia de desestabilizar España en toda ocasión que se les presente, el acuerdo de seis partidos y ni siquiera así, porque con ello solo se alcanzan 175 votos. Ya no digo nada de aprobar unos presupuestos. O sea, que la vaga promesa de un Ministerio para Saulo le puede salir a Pedro casi gratis si, como me parece cada vez más inevitable, vamos a nuevas elecciones sin llegar a formar Gobierno o, como tarde, en unos pocos meses. Mejor que, como buenos apóstoles que son, aprovechen lo que dure el Gobierno en funciones y aprovechen los recursos que eso les da para ganar prosélitos pensando mejorar los resultados en los casi inevitables nuevos comicios. Lo de los pactos, me parece, es perder el tiempo en vez de ganarlo como dice la frase entrecomillada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    3

    • Pacoescolano Pacoescolano 13/06/19 18:33

      Jorge Plaza, y dale con que los secesionistas quieren desestabilizar España. Primero, lo de secionistas lo tendrá que decir un tribunal judicial, mientras que el Pp corrupto (sentencia judicial) bien que nos "estabilizó" a los españoles.Salut

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4

  • jabd jabd 12/06/19 23:28

    Con  tanto adorno del lenguaje, recursos estilísticos, etc el mensaje del artículo está un tanto desdibujado. Todo muy bonito, te has lucido, que supongo que es lo que querías. Mucha literatura para poco contenido 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

 
Opinión