x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Caso ERE

Izquierda Unida blinda el pacto de gobierno con el PSOE en Andalucía

  • La federación dice que no permitirá que un "pasado podrido" como el 'caso de los ERE' afecte al "presente", al bipartito
  • Griñán vuelve a pedir disculpas y subraya que su Gobierno es "honrado" y que llegará hasta el final. El PP le pide que asuma "responsabilidades"

INFOLIBRE
Publicada el 03/04/2013 a las 22:00 Actualizada el 03/04/2013 a las 22:01
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

José Antonio Griñán, durante su intervención este miércoles por el 'caso ERE' en el pleno del Parlamento andaluz.

José Antonio Griñán, durante su intervención este miércoles por el 'caso ERE' en el pleno del Parlamento andaluz.

EFE
La nueva comparecencia de este miércoles de José Antonio Griñán en el pleno del Parlamento andaluz por el caso ERE se saldó sin datos nuevos, con las acusaciones cruzadas de siempre y la garantía de Izquierda Unida de que no hará peligrar su pacto de gobierno con los socialistas. No hubo una mayor asunción de responsabilidades por parte del presidente, ni un salto cualitativo en las trilladas argumentaciones de los partidos. 

Griñán, en su primera intervención, insistió en que el Ejecutivo autonómico es "honrado", expresó su "indignación" y volvió a pedir disculpas por el "daño" que ha provocado el caso de los ERE. Mientras el Gobierno ha denunciado y ha colaborado con la Justicia para llegar al fondo y para que lo más rápidamente posible se castigue a los culpables y se recupere el dinero defraudado, dijo, existen numerosas evidencias de que el PP andaluz sólo tiene un "interés espurio que busca sacar un beneficio partidista" de este caso, sin "que realmente esté colaborando en investigar a fondo el mismo". Todos los escritos que el PP presentó en el juzgado que instruye el caso "buscan más implicar a los diversos responsables políticos". "Obsesivamente a mí, que descubrir a los verdaderos autores del fraude", lamentó. 

Griñán manifestó que es su deber y su derecho democrático comparecer, "comprometido con la verdad y con el control parlamentario" e indicó que nadie puede decir, sin mentir, que su Gobierno haya dado la espalda a la cuestión, que haya obstaculizado el conocimiento de la verdad, o que haya amparado a personas o cargos públicos que hayan actuado de forma ilícita. Asimismo, el presidente apuntó es totalmente "contrario a judicializar la política", pero que lo es mucho más a "politizar la Justicia", algo que, según indicó, parece que está ocurriendo en los últimos tiempos.

"El fraude que se ha podido perpetrar es de una enorme gravedad y no admite paliativos, pero a partir de él, lo que se puede hacer es reconocer errores, tratar de reparar el daño, y mejorar día a día los procedimientos", según Griñán. Agregó que el hecho de que la oposición trate de obtener réditos políticos no es censurable, pero sí lo es que se haga "faltando a la verdad, mintiendo, con medias verdades o tratando de implicar las más altas instancias del Gobierno sin fundamento alguno".

Defensa de la partida 31L

El presidente advirtió, desde la "indignación" que le produce este caso, que "por mucha tinta que se vierta o por muchas falsedades y mentiras que traten de arrojar" sobre su persona, sobre su Gobierno o sobre el PSOE, "no van a conseguir manchar ni detener unas trayectorias tan limpias y decentes de muchos años". La corrupción, remachó, "nunca es justificable, sino que merece la condena más rotunda, esté donde esté y afecte a quien afecte". 

El jefe de la Junta recordó todas las actuaciones de "colaboración" de la Junta con la jueza instructora, Mercedes Alaya. Colaboración que, dijo, no implicaba necesariamente "una absoluta conformidad con todas las actuaciones judiciales". No obstante, se congratuló de que la magistrada haya decidido seguir el "rastro del dinero" defraudado para esclarecer los hechos. Al tiempo, negó los bulos que ha intentado propagar, como que se hable de un "fondo de reptiles" –expresión que en un principio utilizó uno de los presuntos cerebros de la trama, el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero–. Ni tampoco las ayudas sociolaborales eran ilegales ni era un fraude que afectaba a todo un programa presupuestario, sino una malversación de parte de los recursos públicos destinados a empresas en crisis. 

En la comisión de investigación abierta el año pasado a instancias de IU, se puso de manifiesto, según Griñán, que los fondos incluidos en la partida 31L eran aprobados por ley, con objetivos señalados también en la ley; sus modificaciones se hicieron conforme a la ley, y con todos los informes y documentación preceptiva; la Intervención General de la Junta manifestó discrepancias sobre el procedimiento seguido por Empleo, sin advertir fraude ni menoscabo de fondos públicos, y el destino de los recursos se planteó siempre para atender necesidades vinculadas con graves problemas de crisis empresarial.

IU: el PP, "obsesionado con los ERE"

A continuación salió a la tribuna el portavoz parlamentario de Izquierda Unida. José Antonio Castro aseguró que su formación no permitirá que un "pasado podrido", el caso de los ERE, pueda afectar al "presente", al pacto de gobierno entre IU y PSOE. Incidió en que su grupo confía en Griñán y apoya su Consejo de Gobierno –del que es vicepresidente el líder regional de la federación, Diego Valderas–: "Usted es la máxima expresión y el máximo representante de un compromiso que se plasma en un acuerdo de gobierno fundamentado en 250 medidas y 28 leyes". 

El portavoz parlamentario de IU, que dijo que su formación cree que hay que estar "tranquilos" y no responder como "un resorte al primer ladrido", se mostró convencido de que el PP andaluz tiene una "obsesión" que consiste en que la agenda política esté marcada por los ERE y en la "destrucción política" del presidente de la Junta. "Le ha tocado a usted ese sambenito", añadió. También es una "obsesión" del PP-A, a juicio de Castro, "la siembra de insidia y de cizaña política" en torno a IU, con el objetivo de "desestabilizar e intentar romper un Gobierno". Ha querido dejar claro que la federación está "tranquila, porque está libre de polvo y de paja. "Y sin preocupaciones por un pasado ajeno a nosotros y un presente del que somos protagonistas".

Castro, que ha agradecido la comparecencia del presidente de la Junta y ha asegurado que con actitudes como la suya muestra la confianza y el talante democrático que no pueden mostrar otros, ha insistido en que la verdad del caso de los ERE tiene que conocerse pronto y que este caso no tapa al de Bárcenas, "ni viceversa". "Ambos son sumamente graves, aunque vaya por delante que la Fiscalía ya aprecia posible financiación ilegal del PP en el caso Bárcenas", apuntó Castro, quien criticó las "dos varas" de medir del PP regional y de su presidente, Juan Ignacio Zoido, a quien ha situado en una "permanente guerra sucia". "Da la impresión de que Zoido está muy a gustito en el revival de los ERE y que no sabe vivir sin la jueza Alaya", señaló. 

Asimismo, garantizó que con IU en el Gobierno andaluz no volverá a ocurrir un caso como el de los ERE, pero que si se cometieran prácticas similares, "se actuaría de manera rápida y transparente". "Esta es la garantía que ofrece IULV-CA a esta Cámara y a todos los andaluces: no permitir que un pasado podrido pudrir el presente, algo que el PP no puede hacer", expresó. Tras pedir que se deje trabajar a la Justicia y que ésta actúe con agilidad, el portavoz parlamentario de IU expresó el deseo de su formación de que todos los responsables de este caso de corrupción, "el mayor de toda la democracia en Andalucía", paguen por lo sucedido. En su opinión, los andaluces necesitan que este fraude se cierre "porque el pueblo empieza a estar harto y con razón".

Castro centró buena parte de su intervención en poner en valor la propuesta de dictamen presentada por el presidente de la comisión de investigación creada en el Parlamento, Ignacio García (IU), en la que se pedían responsabilidades políticas para los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández y que fueron rechazadas por PSOE-A y PP-A por "motivos partidistas".

"Todos los miembros del Gobierno conocían el sistema"

Zoido, mientras, exigió nuevamente a Griñán que asuma su "responsabilidad política" en el caso de los ERE por ser él el que "cebó" el denominado como 'fondo de reptiles', permitiendo así el establecimiento de una "organización criminal" en torno a ese asunto. "Y lo dice la Guardia Civil, no lo dice el PP-A", le avisó en diversas ocasiones durante su turno de intervención.

El líder del PP regional enumeró una docena de razones que, a su juicio, "avalan la responsabilidad política del presidente, por acción u omisión, en el mayor escándalo de corrupción de la democracia". Las dos primeras son que "conocía el sistema del fondo de reptiles desde el origen" porque ya en 1994-95, siendo ministro de Trabajo, corrigió las concesiones "para darle concurrencia, publicidad y objetividad". Pese a ello, no trasladó a la Junta esta modificación cuando volvió como consejero ni tampoco siendo presidente, por lo que el PP-A cree que "sólo cuando se vio acorralado por la investigación judicial dictó la Orden Reguladora de las ayudas sociolaborales de abril de 2011".

Como tercera razón que hace "responsable político" a Griñán, el conservador le lanzó que "todos los miembros de los Consejos de Gobierno conocían el sistema" por el que se otorgaban de forma "irregular" estas ayudas según han apuntado tanto la Guardia Civil como el ex interventor general Manuel Gómez. El también alcalde de Sevilla argumentó que era Griñán quien "controlaba las finanzas y el gasto público" como consejero de Hacienda y el que hizo modificaciones presupuestarias por importe total de 126 millones de euros.

En su etapa como presidente del Gobierno andaluz, Zoido vinculó su "responsabilidad política" al mantenimiento en sus respectivos cargos del exconsejero de Empleo, Antonio Fernández (imputado y que ha pasado por prisión); al viceconsejero Agustín Barberá (imputado); al director general Juan Márquez (imputado) y de nombrar como director general a Daniel Rivera (imputado). "Y es responsable también de ratificar en su cargo al entonces delegado de empleo, Antonio Rivas, imputado en el escándalo de los ERE y condenado por el caso Mercasevilla", añadió.

Otras razones esgrimidas para exigir a Griñán "responsabilidad" –que no dimisión, palabra que no ha usado durante toda su intervención pese a que su Grupo Parlamentario ha vuelto a pedir esta mañana– fueron que mantuvo en su cargo a la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, después de que esta admitiera públicamente que le había ocultado el informe de la Intervención General con las advertencias acerca de la irregularidad del sistema; que impidiera "hasta en siete ocasiones" la celebración de una comisión de investigación y que "mintiera" en ella al asegurar que desconocía la ilegalidad de las ayudas a los Ayuntamientos con cargo al fondo de reptiles; que el exconsejero de Empleo Manuel Recio interfiriera en la labor de fiscalización de la Cámara de Cuentas para "mutilar" un informe inicial que le señalaba como responsable de "desviar el dinero" y, finalmente, que redujera "el escándalo a tres o cuatro golfos" cuando, a día de hoy, "ya son 75 imputados, siete de ellos altos cargos de la Junta, y más de una veintena de detenidos y varias personas en prisión".

Zoido tuvo palabras para el vicesecretario general del PSOE regional, Mario Jiménez (que intervino antes que él), para advertirle de que no iba a hacer "ninguna valoración" sobre el hecho de que "haya quebrado los principios de la división de poderes"Además de para el PSOE-A, también aludió a IU, y en concreto a Valderas, a quien reprochó el "paso atrás" dado en sus acusaciones a Griñán "tan sólo dos años y un pacto" antes.

Griñán vuelve a defender su honorabilidad

Griñán cerró el debate. Durante su turno de réplica, remarcó que no hay nadie que le pueda hacer un "solo reproche" durante sus años como servidor público, y volvió a lamentar las "mentiras" de Zoido. "No es lógico que un jurista" como el presidente del PP andaluz, "falte a la verdad y vulnere las normas básicas del derecho para construir una acusación".

En este sentido, le recriminó "lindezas" como que el presidente de la Junta es el "cajero" de los ERE o que vive pendiente de que alguien tire de la manta, cuando precisamente lo que ha hecho su Gobierno es pedir acusación, afianzamiento o imputación. "Lo que no puede hacer es despreciar al derecho, prejuzgar, condenar y faltar a la verdad", remachó. Asimismo, aseguró tajante que el PSOE andaluz no se ha financiado a través de la trama y preguntó a su rival si podría decir "si lo de Bárcenas no financiaba la operación Gürtel al PP". 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión