x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Justicia

La justicia de Cataluña reconoce como accidente laboral el suicidio de un empleado de banca

  • El extrabajador de la CAM se quitó la vida después de que la entidad bancaria decidiera abrirle un expediente disciplinario por revelación de secretos
  • El TSJC desestimó los recursos presentados en base a que el empleado se suicidó fuera del horario de trabajo

infoLibre
Publicada el 11/01/2016 a las 17:49 Actualizada el 11/01/2016 a las 19:12
La sede de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo en Alicante.

La sede de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo en Alicante.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dictado este lunes una sentencia en la que reconoce como "accidente laboral" el suicidio de un antiguo trabajador de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que se quitó la vida después de que la entidad bancaria decidiera abrirle un expediente disciplinario por revelación de secretos.

En el escrito, el tribunal catalán cree que no hay otro motivo que explique el suicidio más que la presión que sufría el empleado por un expediente disciplinario que le habían abierto en su empresa por revelar datos personales de un cliente, según cuenta la Cadena SER en Barcelona.

La sala social del TSJC desestimó, por otro lado, los recursos presentados por Mutua Asepeyo y Banco de Sabadell –de donde forma parte ahora la CAM– en los que alegaban que no se podía considerar accidente laboral dado que el empleado se suicidó fuera del horario de trabajo. El tribunal no compartío esta tesis y consideró clave para su decisión que el mismo día de su muerte el trabajador de banca consultara a un abogado

Tal y como explica la sentencia, la víctima llevaba más de dos décadas en la misma empresa, no sufría de ningún tipo de patología psíquica e incluso días antes de quitarse la vida había recibido las felicitaciones del director de recursos humanos de la entidad por haber logrado los objetivos fijados para el año 2010.

Ahora la justicia reconoce a la viuda y a la hija del fallecido el derecho a cobrar pensión de viudedad y orfandad respectivamente a causa de la muerte por accidente laboral.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión