x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Salud

Cuatro fármacos contra el cáncer que demuestran cómo las farmacéuticas encarecen medicamentos desarrollados con fondos públicos

  • El informe Los medicamentos para el cáncer: altos precios y desigualdad, publicado por No es sano, denuncia los altos precios de los tratamientos oncológicos y los grandes beneficios que reportan a la industria
  • El estudio evidencia, con cuatro ejemplos, las estrategias comerciales de las compañías y de qué forma las investigaciones de su eficacia es financiada con dinero público

Publicada el 17/04/2018 a las 11:00 Actualizada el 17/04/2018 a las 11:39
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Pastillas, fármacos

Imagen de archivo de varios medicamentos.

Medicamentos contra el cáncer con precios muy elevados y que generan un gran beneficio a la industria farmacéutica pero que han sido desarrollados con una importante inversión pública en las fases de investigación y en los ensayos clínicos. Esta es la principal conclusión del informe Los medicamentos para el cáncer: altos precios y desigualdad, publicado por la plataforma No es sano en el marco de su campaña Nos la juegan

Los precios de los medicamentos oncológicos, que se duplicaron en los últimos diez años, causaron "un impacto directo en los sistemas de salud de todo el mundo, incrementando el gasto farmacéutico y limitando su acceso en muchos países". "En España, algunas de las terapias más empleadas para tratar tumores alcanzan los 30.000, 40.000 y hasta 100.000 euros por paciente al año. Unos precios inasumibles para el sistema sanitario, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez es mayor el número de casos diagnosticados, que pasará de 247.000 en 2015 a 315.000 en 2035, casi un treinta por ciento más", denuncia la plataforma. 

Para demostrarlo, el informe revela los casos de cuatro fármacos concretos que, con precios elevadísimos, reportan un gran beneficio a la industria farmacéutica pero que, sin embargo, se desarrollan gracias a una fuerte inversión de las instituciones públicas. 

01. Trastuzumab

Las primeras investigaciones de Dennis Slamon para desarrollar este medicamento para combatir el cáncer de mama contaron, en un primer momento, con el apoyo de la industria farmacéutica que, más tarde, pasó a considerar el proyecto poco rentable y retiró su apoyo al proyecto. En ese momento, Slamon consiguió el apoyo de fundaciones para continuar desarrollando su fármaco que, tras mostrar su eficacia, recuperó la financiación de la industria. 

No obstante, "casi el 50% de los ensayos clínicos relacionados con este medicamento se han producido en centros públicos o con el dinero de fundaciones y universidades", revela el informe. "Hoy en día, trastuzumab, que está comercializado por Roche, ha generado más de 60.000 millones de euros en ventas desde que salió al mercado y está sujeto a un entramado de más de 40 patentes", denuncia. 

02. Alemtuzumab

Primero, salió al mercado con el nombre de MabCampath y servía para tratar la leucemia. Más tarde, se vio que tenía efectos para combatir la esclerosis múltiple –cuyos tratamientos son más caros–, así que fue retirado y puesto a la venta posteriormente bajo otro nombre: Lemtrada. 

Su precio se multiplicó por 15 y llegó a alcanzar los 58.000 euros. Sin embargo, el 70% de los ensayos clínicos de este medicamento se realizó con presupuesto de universidades, centros de investigación o fundaciones sin ánimo de lucro. Y en cinco años, a la industria farmacéutica le ha reportado unos beneficios de casi 1.000 millones de euros en ventas

03. CAR-T

Se trata de dos nuevas terapias que utilizan las propias células del organismo para hacer frente al cáncer. Tratan leucemias: Kymriah, de Novartis, y Yescarta, de Gilead. Sus precios superan los 475.000 dólares en el primer caso y 373.000 en el segundo, pero son fármacos cuya investigación se llevó a cabo gracias a recursos públicos: más de 300 millones de dólares solo en EEUU. Más del 60% de los ensayos, además, ha sido financiado a través de universidades, centros de investigación o fundaciones sin ánimo de lucro.

"La puesta en marcha de estas primeras terapias ha estado además acompañada de grandes operaciones empresariales, con acuerdos millonarios para la compra de estos tratamientos, que abren la puerta a un nuevo mercado de medicamentos contra el cáncer aún más caro", añade el informe.

04. Bevacizumab

Comercializado con el nombre de Avastin, salió al mercado en el año 2004 y se emplea para luchar contra diferentes tipos de cáncer, lo que lo ha convertido en unos de los medicamentos más rentables de Roche. Más tarde, demostró que tenía propiedades efectivas para combatir la degeneración macular, un tipo de ceguera, por lo que la compañía decidió sacar a la venta un fármaco nuevo con las mismas propiedades pero con otro nombre y multiplicar su precio por 100. 

"Bevacizumab ha tenido una importante participación pública en su investigación y desarrollo, especialmente en los ensayos clínicos, donde más del 50% está pagado con dinero procedente de universidades, centros de investigación o fundaciones sin ánimo de lucro", revela No es sano. No obstante, desde que salió a la venta, sus beneficios han alcanzado los 61.000 millones de euros a la industria farmacéutica. 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

2 Comentarios
  • pepelu. pepelu. 18/04/18 07:00

    Es aquí, en los laboratorios farmacéuticos donde se deberían meter los gobiernos para regular y controlar comercialmente los medicamentos, que tratan por lo menos de salvar las vidas de los ciudadanos. Ya sé que es pedir peras al olmo porque, a este gobierno le importa una mierda la salud de los españoles. Con tal de que los PPeros no nos contaminemos……

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Azalea Azalea 17/04/18 20:18

    La industria farmaceutica deberia estar regulada , negocio si ,pero hasta cierto punto .Todo los pacientes deben de tener los mismos derechos: Que se les permita acceder al tratamiento que necesiten . Que se lo tomen en serio los gobiernos .Con la salud no se juega!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.