x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los documentos del conflicto en Podemos

Un conflicto que incluye un cruce de acusaciones de acoso y hostigamiento laboral

  • El 4 de julio, Calvente presentó un escrito en el Juzgado de Arganda del Rey exigiendo a su compañera Marta Flor N. que se retractase de las acusaciones de acoso. El acto de conciliación es el 12 de diciembre
  • El 23 de octubre, Calvente asegura en un burofax que el acosado laboralmente es él y que su compañera también ha enseñado supuestos mensajes "de índole sexual y sentimental" que afectan a Alberto Rodríguez
  • En la carta de despido, Podemos considera probada la existencia de "acoso sexual" y "hostigamiento laboral" de Calvente hacia Marta Flor N. y descalifica como "difamatoria y sexista" la referencia a Rodríguez

Álvaro Sánchez Castrillo | Alicia Gutiérrez
Publicada el 07/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 07/12/2019 a las 00:45
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

4 de julio: demanda de conciliación de Calvente.

Escrito presentado por Calvente ante el Juzgado de Arganda del Rey.

El pasado 2 de diciembre Podemos envió un burofax a quien fuera coordinador del equipo jurídico del partido y Delegado de Protección de Datos, José Manuel Calvente, con su carta de despido. Un documento firmado por la gerente, Rocío Esther Val, en el que se dedica buena parte de las 19 páginas a explicar el presunto "acoso sexual" y "hostigamiento laboral" del letrado a su compañera y también abogada Marta Flor N. Unas acusaciones que Calvente rechaza de forma tajante.

Para entender los hechos hay que remontarse a 2018, cuando supuestamente se inicia el envío de mensajes de Calvente a la abogada. Las comunicaciones, según consta en la carta de despido, se habrían prolongado hasta el 7 de marzo de 2019. Seis días después, el 13 de marzo, Marta Flor N. solicitó "salir del grupo de trabajo de Telegram del Equipo Legal". Casi cuatro meses después, en julio, el delegado de Protección de Datos decidió presentar ante el Juzgado de Primera Instancia de Arganda del Rey una solicitud de celebración de acto de conciliación previo a la interposición de una querella criminal contra su compañera por presuntos delitos de calumnias e injurias graves. El acto de conciliación se celebrará el próximo 12 de octubre.
 

4 de julio: el escrito de Calvente


El escrito, de seis páginas y a cuyo contenido ha tenido acceso infoLibre, asegura que Marta Flor N. le ha venido "difamando ante los compañeros y las compañeras del equipo jurídico y ante otras personas de la organización" como "mínimo" desde marzo de 2019. Y lo ha hecho "acusándole de hechos muy graves y que son rotundamente falsos". "Hechos que, de ser ciertos, serían constitutivos de delito de acoso y/o acoso sexual", continúa Calvente, que acusa a su compañera de "descontextualizar las comunicaciones y relaciones personales entre ambos derivadas del ámbito laboral, para intentar enmarcarlas en un contexto de hostigamiento de carácter sentimental con consecuencias laborales".

A continuación se apunta un ejemplo del tipo de relatos: "Que José Manuel Calvente ha estado acosando a Marta Flor N. usando el trabajo para quitarle responsabilidades y expedientes porque no ha aceptado sus cartas de amor, mensajes y llamadas". Y se acusa a la abogada de realizar esas afirmaciones "sin fundamento ni prueba alguna que ampare su veracidad" y de difundirlas entre los trabajadores de Podemos "con absoluto conocimiento de su falsedad y temerario desprecio hacia la verdad". Una actitud que, según Calvente, obedece a un "resentimiento y ánimo de venganza hacia él por motivos laborales".

Por todo ello, solicita a Marta Flor N. que reconozca "que no es cierto" que haya sido "acosada por el abogado", que tampoco es verdad que "la dejara sin trabajo para atribuírselo a otra letrada" del partido y que le pida disculpas públicamente a través del grupo de Telegram de los empleados de Podemos.

Un portavoz de la formación morada, por su parte, evitó pronunciarse sobre el escrito de Calvente. "No nos consta su existencia", explicaron a este periódico fuentes del partido liderado por Pablo Iglesias.
 

23 de octubre: El burofax a Rodríguez

 

La segunda ocasión en la que se aborda por escrito esta cuestión es el pasado 23 de octubre, en el burofax que el letrado ahora despedido envió al secretario de Organización, Alberto Rodríguez, en respuesta a una demanda de documentación que le había realizado algunas horas antes el político canario a Calvente. En dicho escrito de 17 páginas, el letrado, además de responder a la polémica por el acceso a determinada documentación jurídica, afirma que está sufriendo un "hostigamiento y acoso laboral" generado por las "falsas acusaciones e instigaciones" de Marta Flor N. contra él, que atribuye a "su venganza" por considerarle responsable de "su salida del Equipo Legal" y de perjudicarla en favor de otra abogada.

Calvente asegura que la "salida del equipo" de la abogada se produjo, en realidad, por una "acumulación de causas objetivas graves y debidamente justificadas", entre las que cita varias relacionadas con asuntos de acoso. En concreto:
 

–"Por mostrar a los miembros del Equipo Legal y a otros compañeros del partido conversaciones privadas comprometidas en Telegram mantenidas por ella con trabajadores, cargos internos y miembros de la ejecutiva, como coqueteos de índole sexual y sentimental, entre los que te encuentras tú mismo Alberto […] y realizar manifestaciones sobre dichas conversaciones que podrían comprometerles gravemente en el futuro".

–"Por acosar laboralmente a una compañera del Equipo Legal, desprestigiando su trabajo".

–"Por haber comprobado todos los miembros del Equipo Legal que las acusaciones de Marta Flor N. por acoso laboral contra mi persona eran infundadas".


En el burofax, Calvente destaca que "las acusaciones" de Marta Flor N. contra él "están en estos momentos judicializadas por presuntos delitos de injurias y calumnias", en referencia a la solicitud de acto de conciliación presentado en julio.

2 de diciembre: la Carta de despido de Calvente



Seis semanas después de que el letrado explicase a Rodríguez su versión de los hechos, Podemos lo despidió. La carta de despido, fechada el 2 de diciembre y firmada por la gerente, Rocío Esther Val, consta de 19 páginas y la mitad están dedicadas a explicar el presunto "acoso sexual" y "hostigamiento laboral" de José Manuel Calvente hacia Marta Flor N. En el escrito se muestra la sorpresa por el hecho de que el abogado, en su burofax del 23 de octubre, "además de tratar de exculparse por el incumplimiento de las instrucciones recibidas", decida incidir "de forma totalmente inesperada" en el supuesto acoso laboral que está sufriendo "nada menos que por parte de la Secretaría de Organización Estatal y por Gerencia, y que ello se debe a la actuación vengativa de una compañera abogada del Equipo Legal, doña Marta Flor”.

En la carta de despido se acusa a Calvente de realizar contra su compañera Marta Flor N. "una serie de acusaciones muy graves, sin aportar prueba alguna sobre la veracidad de las mismas". Y se añade que la Secretaría de Organización recabó información y llegó a la siguiente conclusión: "Ha sido usted quien ha mantenido un comportamiento totalmente inadecuado con la trabajadora, primero alabando de forma desmesurada su profesionalidad, belleza e inteligencia, dedicándole por escrito halagos y atenciones, instándole de forma insistente a quedar con ella a solas, bien a cenar, bien a pasar un fin de semana juntos, y después, al verse rechazado en sus pretensiones de forma clara y tajante en varias ocasiones, deriva usted una vinculación personal de este rechazo a la imposibilidad de mantener una relación profesional".

A partir de ese momento, siempre según la versión que se ofrece en el escrito, Calvente habría "utilizado su posición como coordinador del Equipo Legal para socavar la resistencia de la trabajadora, pasando a minusvalorar su trabajo, poniendo en tela de juicio su profesionalidad, impidiendo el normal desarrollo de sus funciones privándola de las herramientas básicas de trabajo y del acceso a los expedientes en los que dicha trabajadora consta como letrada principal de la defensa de los intereses del partido y de diversos dirigentes del mismo, habiendo impedido igualmente que recibiese notificaciones directas de la procuradora, y trasladando tardíamente notificaciones con plazos procesales de vencimiento […] y todo ello con el objeto de perjudicar profesionalmente a la letrada y causar en ella un estado de ansiedad y estrés laboral, que ha llegado a provocar su baja por incapacidad temporal, materializándose en daño el riesgo psicosocial que su conducta estaba generando".

A continuación, en la carta de despido se van negando todas las acusaciones que había planteado Calvente en el escrito que le envió al secretario de Organización. Así, por ejemplo, respecto a la alusión que hacía al propio Alberto Rodríguez, se afirma lo siguiente: "Hace referencia usted en su burofax de 23 de octubre a la supuesta indiscreción de la trabajadora al mostrar conversaciones privadas de índole sexual y sentimental, indicando que en tales comentarlos participaría el propio secretario de Organización Estatal. Esta afirmación además de ser difamatoria es totalmente sexista y está fuera de lugar".

El partido también niega que Marta Flor N. haya acosado a otra abogada del equipo. "En definitiva, en esta parte de su burofax, realiza afirmaciones gravemente ofensivas y difamatorias respecto de su compañera de trabajo, siendo estas acusaciones difamatorias auténticas ofensas y por tanto conductas tipificadas como muy graves" en el Estatuto de los Trabajadores, imponiéndole por ello la sanción de despido disciplinario.

Tras rechazar la versión ofrecida por Calvente en su burofax, la carta de despido continúa analizando los supuestos actos de acoso que realizó contra la abogada. "Consta igualmente que su compañera rechazó sus pretensiones en varias ocasiones (en varias ocasiones desde el 1 de febrero de 2018, siendo la última el 22 de febrero de 2019), y le pidió que dejara de enviarle mensajes de contenido amoroso, pero que pese a ello, usted persistió en su conducta, continuando el envío constante de mensajes, inclusive referidos a su atractivo físico, por Telegram que resultaban molestos a su compañera, envío de cartas de amor por email, poemas, capítulos de una novela en la que ella era la protagonista, insistiendo en querer mantener citas con su compañera fuera del entorno laboral", se indica. Comunicaciones que según asegura Calvente en la solicitud de acto de conciliación están sacados de contexto.

El escrito continúa con la reproducción de cuatro mensajes del abogado a su compañera, que según Podemos son "muestras de los intentos por su parte de quedar a solas" con Marta Flor N. En el escrito, además, se señala que al comienzo de esta situación la abogada "refiere haber consentido esa situación por miedo ya que usted era su superior y temía poder perjudicar al equipo enfrentándose a usted, o perjudicar a la organización teniendo que abrir un expediente ante el Comité de Igualdad, o perjudicar los casos profesionales los cuáles usted supervisaba pudiendo relevarla de los mismos”.

"Y como quiera que usted continuaba llamándole", continúa el relato, "prevaliéndose de su posición de superioridad en el trabajo e insistió en su actitud, pese a las negativas y el rechazo de su compañera que tras solicitarle una y otra vez que no continuara con los piropos, cartas y declaraciones de amor porque cada vez le resultaba más desagradable, finalmente el 22 de febrero de 2019, a raíz de un nuevo mensaje enviado por usted, su compañera Marta Flor N. le comunicó por Whatsapp que no quería mantener ningún tipo de relación fuera del trabajo y que se habían traspasado los límites, que no quería contestarle por teléfono y que continuaran su labor profesional".

Siempre según la carta de despido, en marzo de 2019 cesaron las comunicaciones entre Calvente y su compañera. Marta Flor pidió salir del grupo de trabajo de Telegram del equipo legal. Una salida que, según precisa el escrito, fue únicamente del grupo de Telegram, no del grupo jurídico.

Tres meses después, en julio, su compañero presentó la demanda por calumnias e injurias graves. Un movimiento judicial del que derivará el siguiente acto de esta última guerra que afecta a Podemos. El próximo 12 de diciembre está fijado el acto de conciliación.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • subeChico subeChico 08/12/19 08:47

    Estoy echando a faltar al señor Rico, una vez que acabó con la ojosenigmáticos colaboradora necesaria en levantamientos de bienes, para que nos traiga toda la luz de este watergate de Podemos. ?Habrá impeachement o abogados culposos?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.