x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La XIV Legislatura

Sánchez acepta reunirse con Torra "cuando haya un gobierno" para encarar "políticamente la situación en Cataluña"

  • Desde la Generalitat se afirma que Sánchez defendió verse "lo antes posible", mientras que Moncloa matiza que el presidente "no tendrá problemas en realizarla cuando haya un gobierno y arranque la legislatura
  • Torra ha expuesto que la solución al conflicto en Cataluña "pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación, el fin de la represión, así como la libertad de los presos políticos", según la Generalitat

Publicada el 17/12/2019 a las 12:53 Actualizada el 17/12/2019 a las 13:22
Pedro Sánchez y Quim Torra al inicio de su reunión en el Palau de Pedralbes de Barcelona.

Pedro Sánchez y Quim Torra al inicio de su reunión en el Palau de Pedralbes de Barcelona.

EFE
El presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, ha aprovechado la llamada que le ha hecho este martes el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, para pedirle un encuentro entre ambos, después de que el líder socialista llevase meses evitando hablar con Torra, al que exigía que abriese primero un diálogo entre catalanes, ha informado Europa Press.

Los 15 minutos de conversación telefónica entre ambos han servido para que Torra se quejase precisamente de la "campaña contra el independentismo" que atribuye a Sánchez en la etapa que precedió a las elecciones del 10 de noviembre y mostrase su malestar por la negativa de presidente del Gobierno a atender a las reiteradas llamadas de Torra, han informado fuentes de la Presidencia de la Generalitat.

Sánchez se ha mostrado dispuesto a reunirse con Torra, si bien Generalitat y Moncloa dan versiones que no son exactamente coincidentes acerca del momento en que esa entrevista podría celebrarse. Desde la Generalitat se afirma que Sánchez defendió verse "lo antes posible", mientras que Moncloa matiza que el presidente "no tendrá problemas en realizarla cuando haya un gobierno y arranque la legislatura, como hará con el resto de los presidentes y presidentas autonómicas".

En este sentido, Sánchez le ha indicado a Torra que su deseo, si resulta investido, es dar paso a una legislatura en la que intentará "reducir la tensión territorial, reanudar el diálogo" y "encarar políticamente la situación en Cataluña", añade Moncloa.

Torra ha expuesto que la solución al conflicto en Cataluña "pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación, el fin de la represión, así como la libertad de los presos políticos", según la Generalitat.

En este punto, Sánchez le ha recordado a Torra que España es un "Estado social y democrático de derecho" y que él "defiende plenamente la independencia de la justicia", indican fuentes de Moncloa.

La solución llevará tiempo

Eso sí, el líder socialista ha admitido ante el president catalán que encarar el conflicto político "necesitará tiempo", si bien está convencido de que "el diálogo y la consecución de un gobierno y unos presupuestos harán posible abordar cuestiones clave para la vida de millones de catalanes y catalanas, como la sanidad, la educación, las infraestructuras y los transportes, la dependencia o la industria".

La llamada entre Sánchez y Torra, que ha discurrido en un ambiente de cordialidad, según la Generalitat —dentro de la "normalidad institucional", en opinión de Moncloa— ha durado 15 minutos y se enmarca en una ronda de llamadas con todos los presidentes autonómicos que está siguiendo el orden habitual de precedencia, esto es, en función de la antigüedad de los respectivos Estatutos de Autonomía.

Así, el primero en recibir la llamada de Sánchez ha sido el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, y el segundo, Torra.

Lo cierto es que ERC, con quien el PSOE negocia su imprescindible abstención para sacar adelante la investidura, había reclamado a Sánchez que llamase a Torra como "gesto" de respeto de las instituciones catalanas y sus máximos dirigentes.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión