X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El Teatro Real se justifica: “El problema es el que ha comprado entradas y luego quiere que las distancias sean mayores”

  • Los responsables de la sala han insistido en que la normativa vigente en la Comunidad de Madrid no obliga a establecer distancia entre las butacas, sino únicamente a respetar un aforo máximo del 75%
  • El Teatro Real de Madrid suspendió este domingo una función de la ópera Un ballo in maschera tras las quejas de varios de los asistentes por falta de distancia de seguridad entre las butacas del público

Publicada el 21/09/2020 a las 09:33 Actualizada el 21/09/2020 a las 14:47
Ensayo de la obra 'Un ballo in maschera'

Ensayo de la obra 'Un ballo in maschera'.

EP

El Teatro Real ha convocado este lunes a los medios en una rueda de prensa para aclarar la suspensión este domingo de una función de la ópera, Un ballo in maschera, la obra de Giuseppe Verdi, tras las quejas de parte del público porque a su juicio no se respetaban las medidas de distanciamiento exigibles como consecuencia de la pandemia. Los responsables de la sala han insistido en que la normativa vigente en la Comunidad de Madrid no obliga a establecer distancia entre las butacas, sino únicamente a respetar un aforo máximo del 75%.

Por ese motivo, todas las butacas del Teatro Real están disponibles para la compra libre, hasta un límite del 65%, una cifra más precavida que la establecida por el Gobierno regional. Tras las protestas del domingo, la ópera madrileña no ha paralizado la venta de entradas de las próximas funciones, ni ha establecido nuevos criterios de venta o nuevas medidas de seguridad. Sin embargo, sus responsables aseguran que están estudiando las opciones disponibles: “Estamos estudiando qué medidas podemos tomar para todos esos espectadores que no se sintieron seguros”.

Gregorio Marañón, presidente del Patronato del Teatro Real, ha lamentado “profundamente” los sucesos del domingo y ha valorado también la respuesta de los espectadores que protestaron, que “en su inmensa mayoría correspondía a un verdadero intento de prevención”. A todos, ha asegurado, se les ofreció en el momento bien la reubicación en otro asiento, bien la devolución de la entrada. “Sí me resulta sorprendente que algunos espectadores ni quisieron reubicarse ni quisieron aceptar el importe de las entradas. Parece que solo deseaban que la función no tuviera lugar”, ha señalado.

Los representantes del teatro han asegurado que, cuando compra su entrada, el espectador conoce las condiciones de la venta: en ningún momento a lo largo de la compra se le garantiza la distancia de seguridad con sus vecinos de asiento. “El problema”, asegura Gregorio Marañón, “es el que ha comprado entradas, y una vez compradas quiere que las distancias sean mayores”. El presidente del Patronato ha asimilado la situación a las medidas en aviones o trenes, donde tampoco se respeta la distancia de seguridad entre viajeros por considerarse que la mascarilla es protección suficiente.

El Real ha asegurado también que no hay ningún tipo de discriminación clasista entre las medidas de seguridad que se cumplen en cada espacio del teatro. Lo que ocurre, han explicado, es que el límite del 65% de aforo es global, no por zonas, de manera que unas pueden estar mucho más ocupadas que otras. Y, el domingo, el paraíso (con entradas más baratas) estuvo más ocupado que el patio de butacas (más caras). “Para el Teatro Real, todos los espectadores nos merecen el mismo respeto, tienen la misma condición, tenemos el mismo sentido de servicio”, ha asegurado Marañón. “El tipo de entradas que han adquirido es un derecho de cada espectador. Y cada entrada tiene unas condiciones distintas en precio, en ubicación, etcétera”, ha concluido.

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • infotade infotade 22/09/20 10:08

    Señores responsables del Teatro Real:
    Como es sabido al ciudadano se le exige lavado de manos, mascarillas y distancias.
    Qué no entendieron?
    La palabra responsable, debe llevar implícita la capacidad de gestión.
    Si la ley en Madrid les exige un porcentaje máximo de aforo, sólo tienen que gestionarlo correctamente.
    Venga, anímense, seguro que lo pueden conseguir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • infotade infotade 22/09/20 10:08

    Señores responsables del Teatro Real:
    Como es sabido al ciudadano se le exige lavado de manos, mascarillas y distancias.
    Qué no entendieron?
    La palabra responsable, debe llevar implícita la capacidad de gestión.
    Si la ley en Madrid les exige un porcentaje máximo de aforo, sólo tienen que gestionarlo correctamente.
    Venga, anímense, seguro que lo pueden conseguir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Mascarat Mascarat 21/09/20 21:38

    Jajaja... En Madriz no saben acomodar al público en el Teatro Real... Jajaja... Si no se aclaran con eso imagina la gestión de una pandemia... Jajaja...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • elosodefavila elosodefavila 21/09/20 20:53

    Claro. La culpa es de Mimí y de Violeta que no se acaban de morir nunca para fastidiar a Rodolfo y a Alfredo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ayla* Ayla* 21/09/20 18:00

    Está claro que en este país sólo se espera que seamos responsables los ciudadanos, si no es por "nuestro modo de vida" que nos da por ir hacinados en el metro, es por comprar las entradas.
    Siguen tirando de la soga y empieza a ser insoportable.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • jorgeplaza jorgeplaza 21/09/20 17:25

    Las entradas de la ópera ya eran extravagantemente caras. A 2/3 del aforo, para mantener la recaudación habría que aumentar el precio a 3/2 el valor actual, o sea, subir el 50%. O eso, o aumentar la subvención, pero no parece muy lógico aumentar la subvención a un espectáculo que es, sobre todo y simplificando un poco, de ricos (patio de butacas y platea) y clases medias acomodadas (resto). Conclusión: la COVID se ha cargado también la ópera. El mismo razonamiento vale para el teatro en general, sobre todo el de empresas privadas, porque si el teatro ya agonizaba porque solo iban viejos (sobre todo viejas, para ser más precisos) y muy escasos jóvenes, generalmente aficionados al color malva para las bufandas y la sombra de ojos, me parece que con entradas un 50% más caras y el riesgo de pillar el virus (se coge sobre todo en interiores: https://elpais.com/ciencia/2020-09-21/ee-uu-apunta-a-la-transmision-aerea-como-principal-via-de-contagio-del-coronavirus.html) me parece a mí que la agonía se va a acabar pronto porque el enfermo está desahuciado.

    Lo mismo se puede decir del cine, al que ya solo íbamos los jubilados en día de rebajas y los jóvenes si era de Santiago Segura o de Superhéroes. Edades intermedias no pisan las salas de cine, se conoce que porque no soportan el olor de las palomitas pisoteadas.

    Los espectáculos presenciales se han acabado, señores, para siempre jamás. En cambio, el comercio electrónico, la televigilancia y el teletrabajo gozan de un futuro envidiable. También es verdad que a los viejos, bien mirado, nos da lo mismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    0

  • RBL RBL 21/09/20 15:03

    El Sr. Bertrán de Lis dice que el problema es de los que hemos comprado entradas y ahora queremos que las distancias sean mayores ...
    Pues bien, los abonos se renovaron en junio, cuando teníamos unas expectativas sobre la evolución de la pandemia que se han visto desbordadas por este brutal empeoramiento. ¿Quiere decir el Sr. Bertrán de Lis que los abonados teníamos que haber previsto el empeoramiento con tres meses de antelacion y eso le exime a él de adaptar las condiciones de su teatro a la situación real de la pandemia hoy?
    Más: se nos ha estado haciendo publicidad a bombo y platillo de las medidas de seguridad tomadas por el teatro en junio, de la certificación otorgada por Aenor por tal actuación. ¿Esto no es insinuar al abonado o comprador que las medidas van a seguir siendo similares en la nueva temporada? ¿No nos están ofreciendo desde el Real una falsa seguridad? ¿Toda la culpa es del comprador, pues?
    Sencillamente las cosas se han hecho muy mal en el Real. La Orquesta Nacional de España, ante el empeoramiento de la situación, ha cancelado las ventas de junio y ha abierto un nuevo plazo de compra reorganizando las ubicaciones con más distancia, para adaptarse a la situación de la pandemia hoy. En el Real no lo han hecho. ¿De verdad es culpa del espectador? Alguien debería asumir responsabilidades en este asunto y dimitir.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    7

    • elcapitantan elcapitantan 21/09/20 15:48

      Excelentísimo señor Don Gregorio Marañon y Bertran de Lys... Jejejeje.
      No le quite apellidos porque este mamandurrio es lo único que tiene. Cerebro, ganas de trabajar e inteligencia brillan por su ausencia.
      Pero como estamos en la España postfranquista, los apellidos cuentan mucho y el Marañon (franquista a tope) tienen mucho peso, por eso este pobre hombre ha sido convenientemente enchufado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, y los consejos de administracion de consejo de administración de Logista, Air City Madrid Sur y del de Universal Music.
      Asi pues este tipo chupa y recibe jugosos emolumentos de cuatro Consejos de Administracion y de la Academia de Bellas Artes. Cinco sueldos, que sepamos... igual que ocurria con Franco tal y como yo recuerdo.Es decir, lo que se llama UN PARÁSITO SOCIAL

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      8

      • Isabelle006# Isabelle006# 21/09/20 16:20

        Excelentes referencias, gracias. Menudo elemento, otro que se sacude las pulgas y pone el ventilador para que les salten a los "incautos" ciudadanos que sufren porque son unos masocas y encima pagan.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        7

 
Opinión