X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Conde-Pumpido acusa a sus compañeros de crear un "grave problema político" y "desarmar al Estado" frente a pandemias

  • El magistrado cree que la sentencia de la mayoría no responde a "verdaderos criterios jurídicos" y tiene una "argumentación muy pobre"
  • Considera que el fallo utiliza un "mero atajo argumental" para dar la razón a Vox a pesar de que este partido había apoyado el estado de alarma
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 16/07/2021 a las 13:57 Actualizada el 16/07/2021 a las 19:27
Cándido Conde-Pumpido en una imagen de archivo.

Cándido Conde-Pumpido en una imagen de archivo.

EP

"La sentencia de la mayoría no resuelve, sino que crea un grave problema político, al desarmar al Estado contra las pandemias, privándole del instrumento que la ley determina expresamente para hacer frente a las crisis sanitarias, el estado de alarma. Y no responde en absoluto a verdaderos criterios jurídicos". Así lo concluye el magistrado progresista del Tribunal Constitucional (TC) Cándido Conde-Pumpido, uno de los discrepantes con la resolución que declaró el pasado miércoles inconstitucionales algunos aspectos del decreto del primer estado de alarma, en concreto los que ordenaban el confinamiento domiciliario general de la población, al considerar que debía haberse enmarcado en el estado de excepción.

Conde-Pumpido lo explica así en su voto particular, al que ha tenido acceso infoLibre, en el que advierte de que la sentencia, ponencia del magistrado conservador Pedro González-Trevijano y que salió adelante por un ajustado margen de seis votos contra cinco, "utiliza un mero atajo argumental (calificar como suspensión una restricción intensa de un derecho fundamental con una argumentación muy pobre) para estimar la inconstitucionalidad de una medida sanitaria solicitada por un partido político –en referencia a Vox– que previamente había apoyado expresamente en el debate y votación parlamentaria de la prórroga".

Para el magistrado discrepante, esta construcción, "con la falta de certeza que se deriva de la misma, aboca a los poderes públicos a la utilización futura de una herramienta, el estado de excepción, que, sin embargo, conlleva (..) una evidente disminución de las garantías jurisdiccionales de los derechos fundamentales". El argumento de que los derechos fundamentales se suspendieron con el primer decreto de alarma, y no sólo se limitaron, es, en su opinión, "más propia de un lego que del máximo interprete de la Constitución" y ello "aboca a la arbitrariedad en su aplicación".

Para Conde-Pumpido, la construcción de la sentencia de la que discrepa no da certeza alguna, pues se funda en "la paradoja de sorites atribuida a Eubulides de Mileto, que demostró la dificultad de determinar cuantos granos de arena hacen un montón". "Únicamente parece ser instrumental para permitir que este tribunal tenga una mayor discrecionalidad para considerar que algunas de las medidas en su día adoptadas, si bien pudieron ser correctas para hacer frente a la pandemia, fueron inconstitucionales por el hecho de que el número de excepciones no fue suficiente para evitar catalogar la restricción como una suspensión que se adoptó sin haber utilizado la herramienta correcta", lamenta.

"Proponer que se garantizan mejor los derechos de los ciudadanos suprimiéndolos en lugar de restringiéndolos y dejando incólumes algunas de sus garantías constitucionales es no entender el sistema de derechos fundamentales establecido en nuestra norma fundamental", explica el magistrado.

El enfoque de la sentencia es, por tanto, "del todo equivocado" para Conde-Pumpido. El magistrado estima que "restricción y suspensión son dos categorías jurídicas distintas", por lo que no comparte que una restricción se convierta en suspensión por ser más intensa. Según su argumentación, "suspensión", de una parte, y "restricción" extraordinaria de derechos, de la otra, operan en planos jurídicos diferentes: la primera, para los estados de excepción y sitio, produciría que el derecho fundamental suspendido pierda eficacia temporalmente y sea sustituida por la ordenación dispuesta por la concreta ley orgánica a la que remite el artículo 116.1 de la Constitución. La segunda, para el estado de alarma, produciría que el contenido del derecho fundamental restringido quede con carácter general disminuido, "incluso de modo drástico", por el decreto de declaración de dicho estado, pero sin que desaparezcan algunas de las garantías constitucionales como es la del sometimiento de tal restricción al cumplimiento del principio de proporcionalidad.

Para los magistrados que sostienen la sentencia, lamenta Conde-Pumpido, lo procedente hubiera sido hacer desparecer el derecho a la libre circulación mediante su suspensión declarando el estado de excepción. El efecto logrado con la resolución tiene como "la supresión de las garantías constitucionales a cambio de la mera parlamentarización de su declaración". Parlamentarización que, añade, "está igualmente prevista en el estado de alarma para poder prorrogar las medidas más allá de los primeros quince días".

Abundando en sus argumentos, explica que una medida de confinamiento domiciliario puede ser adoptada bajo cualquiera de los dos estados, el de alarma o excepción, pero el régimen jurídico y las garantías del derecho variarán dependiendo de si nos encontramos ante una restricción (alarma) o una suspensión formalmente declarada (excepción). "Las restricciones de derechos a que puede dar lugar la declaración de un estado de alarma quedan sujetas siempre a límites y condiciones constitucionales, pues precisamente ello es lo que caracteriza a las restricciones frente a las suspensiones", insiste.

Por ello, considera que la razón para calificar como suspensión una restricción muy intensa de un derecho fundamental "no parece ser otra que, como se ha denunciado, permitir un atajo argumental para lograr una declaración de inconstitucionalidad".

 

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




29 Comentarios
  • Aserejé Aserejé 17/07/21 13:16

    Estupendo el argumento del Sr. Conde Pumpido. ¿La UE no tiene nada que decir ante esta sentencia?. El Sr. FraCasado poniendo a España verde por la UE, y ¿No hay nadie que explique en la UE la imperiosa necesidad de modificar la composición del codiciadísimo CGPJ, con este argumento y tantos otros?.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Aserejé Aserejé 17/07/21 13:22

      He querido decir el caducadísimo, NO el codiciadisimo. El corrector....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Gulberri Gulberri 17/07/21 12:14

    inciso a un comentario que hice antes: el magistrado Conde Pumpido es de tendencia progresista, pido disculpas por el error cometido al escribir, como supongo ya habrán deducido -y disculpado-

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Gulberri Gulberri 17/07/21 11:34

    Doctores tiene la iglesía, así que, pónganse a trabajar y acuerden la manera factible -hay mayoría parlamentaria necesaria y suficiente para ello- de renovar todas las instituciones colonizadas por la sarta de impresentables -caducos y vencidos- promovidos por el PP en los altos tribunales y en el CGPJ.
    Resulta increíble e indecente apoyarse en la Constitución para actuar de forma inconstitucional. En serio, YA BASTA!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Gulberri Gulberri 17/07/21 11:23

    Es de agradecer que el Sr. Conde Pumpido, de tendencia conservadora, de muestras de objetividad en un asunto de tanta repercusión.
    De igual manera, resulta chocante que la magistrada Roca, supuestamente progresista (aunque discutible dada su promoción por la extinta (!?) CIU), vote a favor de la inconstitucionalidad del Estado de Alarma. A este respecto, me surge una duda: si la Sra Roca tomó tal decisión a partir de las supuestas 'presiones' recibidas desde el Gobierno, por qué no se abstuvo si "también" (es decir, vinieron igualmente de la oposición) las recibió del Gobierno? Coincido con la mayoría de los razonamientos aportados: el TC argumenta su fallo (a espera de la sentencia) en que "hubo alteración del orden público" y por éso debió utilizarse el Estado de Excepción, amén de que se "suspendieron" derechos fundamentales; lo cual es, respectivamente, INCREIBLE y MENTIRA. Como dice un comentarista "nunca antes ha habido tanta tranquilidad y concordia en España", salvo episodios aislados promovidos por el 'culo inquieto' de VOX. De igual manera, qué derechos fundamentales se suspendieron? Concreción por favor, cuáles y cómo y cuándo. Limitar/restringir tienen significado y fundamento muy distinto a 'suspender': suspender es eliminar, erradicar, aunque sea temporalmente. Así que dejémonos de 'marear la perdiz' y 'llamemos al vino vino': este 'fallo' (curiosa y apropiada denominación en este caso), al igual que muchos de los habidos antes, a los que se suma por acumulación, sólo responde al desmesurado, incontenido, innegable e indisimulado afán de la oposición -política, judicial y mediática- de CARGARSE un Gobierno legítimo salido de las urnas. Las citadas tres patas forman parte de un todo común, de un frente antidemocrático, desleal y profundamente irresponsable. Si al Gobierno se le hubiera ocurrido aplicar el Estado de Excepción, esta oposición de pacotilla se hubiera 'alzado en armas (recursos pseudojurídicos y panfletos mediáticos)', y hubiéramos sufrido una desgracia muchísimo mayor en MUERTOS gracias a tamaña irresponsabilidad. Eso sí, probablemente se hubieran cargado el Gobierno. Que, no perdamos la referencia, es su ÚNICO propósito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • P. González P. González 17/07/21 09:56

    Recomiendo leerse el análisis que -de esta extravagante, indecente y peligrosa sentencia- hace D. Ignacio Escolar.
    https://www.eldiario.es/escolar/claves-sentencia-constitucional-alarma_132_8140722.html

    Tal y como en su día explicó Dª Elisa Beni, uno de los problemas graves de las altas magistraturas es que están parasitados por gente mediocre que no tiene ningún prestigio profesional que perder dado que únicamente son meros estómagos agradecidos y les traen el fresco las decisiones que toman conscientes de que les pusieron allí para obedecer” y esperan ser premiados de nuevo cuando agoten ese pesebre.

    Conviene resaltar que el único magistrado conservador (D. Andrés Ollero) se alineado con los juristas discrepantes y ha sido Dª Encarnación Roca (supuestamente progresista) nombrada a propuesta de “Conveniencia y Unió” quien ha inclinado la balanza del lado del despropósito.

    Es triste el que resulte prácticamente imposible pedirles responsabilidades a estos irresponsables que con su sentencia han contribuido a desprestigiar (más aún) la solvencia e imparcialidad de la judicatura española y, de paso han creado un desbarajuste doctrinal que veremos qué consecuencias nos trae de cara al futuro.

    Mal rayo les parta a estos (en mi opinión y por encima de todo) Sinvergüenzas.

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Canija Canija 17/07/21 07:02

    Creo que son muy acertadas las reflexiones de Mirandero 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Canija Canija 17/07/21 06:57

    Muy interesante el artículo 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Evaus Evaus 17/07/21 00:08

    Son una pandilla de golfos que andan locos para ver como tapan los robos del Pp.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Locomotoro Locomotoro 16/07/21 23:43

    Con esta historia se nos están olvidando los asuntos de corrupción del PP. Curioso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Karo Karo 16/07/21 22:18

    Se dice como un mantra que toda crisis genera una oportunidad. En mi caso como ciudadano lo que ha fallado el TC es que en caso de una nueva pandemia entra el estado de excepción por la que me quedo sin derechos básicos y me pueden detener e intervenir mis comunicaciones sin control judicial. Es decir, si tenemos la desgracia de otra crisis como la de Marzo de 2020 la sentencia del TC nos deja desarmados e inermes a los españoles por una guerra política que el PP, Vox y los jueces que les amparan están librando contra un gobierno legítimo salido de las urnas y votado en el Parlamento. Creo que este exceso del TC es la oportunidad para resolver desde la legalidad democrática el handicap que arrastramos respecto al “poder” que debe de ser judicial pero se comporta como político  sin corresponderle. La política es también el arte de ser creativo y  espero que las fuerzas democráticas de este país respondan a este burdo intento de golpe de estado y recortes de nuestras libertades por parte de una judicatura que debería estar justo para lo contrario… para defendernos a nosotros, nuestra salud y nuestros derechos como españoles…

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17



Lo más...
 
Opinión