Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cataluña

Sánchez blinda a Aragonès como interlocutor estratégico para un diálogo "sin plazos"

  • Pedro Sánchez: “Nos llevará mucho tiempo, no nos pongan plazos”
  • Pere Aragonès: "Tendremos que explicar que a veces avanzaremos y otras retrocederemos"
  • El presidente del Gobierno destaca la "importancia política" de su presencia en el Palau de la Generalitat
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 16/09/2021 a las 06:00
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, recibe al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Palau de la Generalitat.

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, recibe al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Palau de la Generalitat.

Se acabaron las prisas y, por tanto, los plazos. Pedro Sánchez y Pere Aragonés han pactado que la etapa de diálogo que ahora empieza entre los gobiernos que presiden no tenga límites de tiempo. El acuerdo es sentarse a hablar y no levantarse por mucho que las posturas estén “muy alejadas”. “Nos llevará mucho tiempo, no nos pongan plazos”, pidió el presidente español tras reunirse durante dos horas con el president catalán en el Palau de la Generalitat.

A falta de un orden del día claro y sin que la metodología de trabajo que se seguirá a partir de ahora haya sido definitivamente concretada, el encuentro de este miércoles en Barcelona sirvió para sellar una garantía mutua: ninguna de las dos partes se levantarán de la mesa pase lo que pase. El compromiso es, a partir de ahora, “trabajar sin prisas, sin pausas pero sin plazos”, según explicó el propio Sánchez durante su rueda de prensa. En la práctica eso supone que se elimina el límite temporal de dos años apalabrado entre los socios independentistas y se asume que, tal y como el propio presidente planteó este pasado martes en el Senado, la negociación empieza a dibujar un horizonte incluso más allá de 2023, fecha prevista para las elecciones generales y para la moción de confianza en el Parlament.

Sánchez explicó en el Palau de la Generalitat que “los problemas de Cataluña no empezaron ayer” y que por eso “necesitaremos mucho tiempo”, porque aunque las posiciones están “radicalmente alejadas” aseguró que ambos presidentes están “decididos a recomponer los lazos”. Durante su intervención ante los medios, Pere Aragonès reafirmó la idea de que se “requiere tiempo y perseverancia para ver si podemos conseguir avances”.

Un interlocutor estratégico

Con la mitad del Govern de Catalunya sin representación por el enfrentamiento entre independentistas y sin un orden del día claro, las condiciones para celebrar la primera mesa de diálogo de la era Aragonès entre el Gobierno y la Generalitat no parecían las más propicias. Aún así, la delegación del Ejecutivo central desembarcó en Barcelona con Pedro Sánchez al frente a primera hora de la tarde, aceptando incluso adaptar el tamaño de su equipo de trabajo por la ausencia de los consejeros de Junts (la ministra Raquel Sánchez y el ministro Manuel Castells no han acudido finalmente).

El presidente del Gobierno sabe que, frente a las presiones del independentismo más exaltado, el actual president de la Generalitat es su gran aliado estratégico para llevar a cabo una hoja de ruta de desescalada en Cataluña. El trato que le otorgó este miércoles así lo demuestra. Ante la delicada situación política de Pere Aragonès y lejos de hacer sangre con la inestabilidad del Govern que preside, Pedro Sánchez quiso reforzar sin fisuras el papel de su anfitrión: “Si hoy estoy aquí es porque el Gobierno de España se toma en serio esta crisis”. Preguntado por los avances concretos tras dos horas de reunión, el presidente respondió a los periodistas poniendo el énfasis en el simbolismo de la cita más que en cualquier otro aspecto: “No sé si ustedes están muy acostumbrados a que el presidente del Gobierno venga al Palau de la Generalitat, pero las imágenes también son muy importantes. Esta tiene una enorme potencia como mensaje político”, concluyó.

Amnistía y autodeterminación

El primero en comparecer tras la reunión de dos horas fue el presidente del Gobierno. Pedro Sánchez reconoció ante la prensa que, “como siempre”, el president catalán puso sobre la mesa sus principales reivindicaciones: “Siempre lo lleva en la carpeta y siempre me lo plantea, por supuesto. Él tiene en su agenda la autodeterminación y la amnistía, por eso digo que nuestras posiciones están muy lejanas”. Sánchez recomendó “no empezar a hablar por lo que nos separa” para así poder avanzar en el diálogo. “El referéndum y la amnistía es su propuesta y para nosotros no es posible. La constitución española no lo permite, vivimos juntos y tenemos que decidir juntos, esa es nuestra postura”, expuso antes de repetir que, por eso, “tenemos que empezar a hablar por cuestiones en que estemos más cercanos”.

Por su parte, el president de la Generalitat defendió que “el referéndum es la propuesta más inclusiva” y se refirió a los indultos como “un paso que reconocemos, pero es solo un paso porque la represión continúa y es un obstáculo evidente para la resolución del conflicto”. Aragonès destacó que su prioridad es “el acuerdo político por la amnistía y la autodeterminación. Vamos a trabajar por el consenso, pero tendremos que explicar que estamos ante un proceso de negociación complejo en el que a veces avanzaremos y otras retrocederemos", dijo.

Tras la reunión de los presidentes, las delegaciones de ambos gobiernos se reunieron durante algo más de dos horas. Durante el encuentro se plantearon las primeras directrices sobre el calendario de trabajo, la prioridad de los temas a tratar y las composiciones de equipos de aquí en adelante. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, compartió con la delegación catalana una “versión actualizada” de la conocida como agenda del reencuentro, un documento que en la Moncloa definen como “una invitación al diálogo y al acuerdo incorporando otras materias como las infraestructuras, el crecimiento económico, la sanidad, los servicios sociales y el medio ambiente”.

Tras la mesa de negociación no han trascendido fechas de próximas reuniones y ambas partes explican que algunas de ellas, a partir de ahora, serán discretas. Lo que hay, por el momento, es el compromiso explícito de uno y otro lado por evitar el peor de los escenarios y dejar definitivamente atrás los episodios de 2017. Ni referéndums unilaterales ni declaraciones de independencia. Que no haya plazos y se hayan eliminado las fechas límite también es garantía de todo ello.
 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • bidebi bidebi 16/09/21 12:38

    2/2
    Pero la estrategia de Moncloa, frívola, hierra en una cosa evidente : El dinero no va ser suficiente para desinflar el conflicto después de llegar a donde se ha llegado. ERC se juega su prestigio y se juega las próximas elecciones donde ganaría la derecha ya que no hay que olvidar que si ha llegado a la presidencia es porque esa derecha estaba dividida.
    Sánchez (el PSOE) en realidad piensa igual en materia territorial y patriótica que el PP o Vox. Es parte del régimen. Lo que pasa es que en los discursos prefiere aparecer como el obligado por el franquismo a no poder hacer más. El franquismo le viene muy bien.
    Desde cierto posibilismo habría que volver al Estatut del 2006, habría que volver hasta donde se rompió todo. El reconocimiento de la nación catalana y sus derechos. Abolición de los efectos represivos de los últimos años. Una consulta pactada con el Estado sin efectos vinculantes pero con propósito negociador sobre sus resultados. Y evidentemente el estudio de un concierto económico posible para España sin que entrara en quiebra.
    Si verdaderamente se quiere que Catalunya siga en lo que llamamos España habría que hacer todo lo posible para que los catalanes quisieran estar en España. Y no al revés, que es lo que se viene haciendo. Habría que convencerles de las ventajas y no separarles mediante la represión brutal. Pero para ello España tendría que ser una democracia moderna y no un país de nostálgicos como ahora. En consecuencia, la cosa está jodida.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    8

    • Orbegozo Orbegozo 16/09/21 18:41

      amen, amen, amen

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • bidebi bidebi 16/09/21 12:37

    Es un conflicto político y no un conflicto económico. Aunque evidentemente todo conflicto político también tiene su derivada económica. Pero el conflicto se ha degradado tanto por la represión bestial de España que ahora mismo priman factores como los sentimentales, los de dignidad, de respeto y los de justicia.
    Lo digo porque parece bastante evidente que la estrategia española consiste en tres elementos principales. 1. Dividir al independentismo haciendo socio preferente a uno de sus componentes. 2. Dialogar pero no negociar nada ya que la Mesa parte de vetos por la parte española y con vetos no se puede negociar. 3. Ganar al independentismo por el bolsillo, sustituyendo la negociación política por la económica mediante inversiones.
    Todo ello producto de la necesidad imperiosa de que ese socio preferente siga sosteniendo a Sánchez en la Moncloa. O sea, una vez más, se hace de la necesidad de mantenerse en el poder virtud de diálogo.
    Sin prisas, sin pausas … y sin contenido, me temo.
    En la rueda de prensa de Sánchez, un periodista honesto le debió de preguntar : “Y si los desacuerdos son totales, ¿de qué hablaron durante dos horas?”. Sánchez respondió algo así como que las imágenes y los encuentros también son importantes. Es su idea de la cosa.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    10

  • NUORGOMA NUORGOMA 16/09/21 10:35

    Es evidente que en una primera reunión no se iba a conseguir gran cosa, pero sí se ha logrado algo impensable, si no hubiese sido por la gran cagada de Junts al intentar de frente y por derecho convertir la mesa en tripartita incluyendo en la misma al fantasmagórico "Gobern de Waterloo", es evidente que Sánchez no lo habría admitido, eso buscaba Junts, pero la ágil y rápida respuesta de Aragonés dejó a los de Waterloo con el culo al aire, lo cierto es que entrarán en la mesa con las condiciones del president intentando hacer de submarino, pero eso ya será otro capítulo nuevo, éste lo ha perdido Puigdemont, espero que no sea el último.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Jose Espuche Jose Espuche 16/09/21 10:20

    Escuchan a Gabriel Rufián en la la hora de la 1, Televisión española, he sacado la conclusión que posiblemente saquen la Independencia de Cataluña para forzar al Gobierno de España para llevar más recursos económicos a Cataluña. Posiblemente no sea así, pero es mi conclusión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Jose Espuche Jose Espuche 16/09/21 09:33

    Es imprescindible la mesa de dialogo para llegar, el Gobierno de Cataluña y el Gobierno de España, a un entendimiento. El Gobierno de España, en representación de Pedro Sánchez, debería de tener claro que quieren los españoles, entendiendo a los catalanes como españoles.

    Posiblemente haya entendimiento porque la independencia de Cataluña no resuelve las dificultades de los catalanes. El origen de las dificultades de los catalanes es similar al de otras Comunidades Autónomas. No deberían de buscarlas en la falta de independencia de Cataluña, sencillamente porque no así. Los que hemos estudiado los problemas del conjunto de los españoles sabemos que la falta de independencia no es el problema. Son las políticas que se han venido haciendo en toda España.

    Los dos mandatarios, uno de Cataluña y el otro de España en su totalidad, deberían de llegar al acuerdo de mejorar las condiciones de vida de las personas de ambos territorios y eso no se consigue con tener independencia Cataluña. Eso es modificando las políticas que han llevado a todas las Comunidades Autónomas, a sus miembros, a la situación actual.

    Pedro Sánchez debería de intentar convencer al Sr. Aragonés que solo hay una salida para España modificar las políticas que han hecho daña a los españoles, incluido los catalanes y que es EL LIBERALISMO.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • RFJ RFJ 16/09/21 09:27

    Los crudos hechos son: que la Transición FUE UNA GRAN FARSA que dejo IMPUNE 40 años de FASCISMO NAZIonalcatólico y a sus responsables que han seguido infestando TODOS LOS PODERES DEL ESTADO: judicatura, policia, ejército, policia y política (AP, UCD, Fuerza Nueva y ahora Vox).
    La Transición fue una ESTAFA construída MENTIRA SOBRE MENTIRA empezando por la jefatura Borbónica del Estado IMPUESTA por Franco y que el tiempo demuestra que es ABSOLUTAMENTE DELINCUENTE y ABSOLUTAMENTE CORRUPTA. El Borbón SIEMPRE corrupto, chorizo, putero y ladrón VUELVE A ESTAR EXILIADO HUYENDO DE LA JUSTICIA. La trágica historia de España con los corruptos y ladrones borbones se repite una vez más.

    Esa gran FARSA Y MENTIRA que fue la "modélica transición" está absolutamente desprestigiada para todo aquel que no sea un fascista. Si España quiere tener un futuro como nación DEBE SUPERAR DESDE YA esa GRAN MENTIRA Y ESTAFA que fué la Transición.
    Y para hacer eso HAY QUE DEJAR AL MARGEN DEL GOBIERNO DE LA NACIÓN a la derecha española QUE ES UNA DERECHA HEREDERA DEL FASCISMO NAZIonalcatólico.

    Y eso solo puede hacer por medio de incorporar a la gobernabilidad del país a todas las fuerzas nacionalistas e independentistas junto con toda la izquierda, apostando por la defensa de las clases trabajadoras frente a las oligarquias del IBEX35 que medraron gracias a Franco. Y, por supuesto, reduciendo a CERO la infulencia en la actividad política y legislativa de la CRIMINAL iglesia católica que llevaba a Franco bajo palio. Para esto último ES IMPERATIVO ROMPER LOS ACUERDOS FRANQUISTAS CON EL VATICANO. Acuerdos además que SON INCONSTITUCIONALES en tanto se llevaron a cabo antes de votar la Constitución.

    Si no se hace todo esto, el próximo gobierno de España estará en manos DE LOS HEREDEROS DIRECTOS DEL FASCISMO NAZIonalcatólico: PP y Vox.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Orbegozo Orbegozo 16/09/21 09:09

    Pues nada, ya esta ¡¡.
    Todos contentos.

    Mister Marchall se ha paseado por Barcelona, se ha sentado durante dos horas con el Pere Aragones y en ese tiempo se han explicado que:

    " yo no voy a aceptar lo que me pides, y tu no vas a dejar de pedírmelo ",

    fenomenal, con este asunto ya podemos vivir otros diez o veinte años, sin que España envié a miles de psicópatas golpeadores violentos a romperle la cabeza a mujeres y hombres que intentan votar.

    Es al menos un principio, conseguir que en España se les pasen un poquito las ganas de "someter", o de reorientar a los catalanes que quieren ser catalanes en Catalunya.
    O que al menos, lo pidan sin violencia ni amenazas de volver a molerles a palos.

    Ayer doce de septiembre del 2021 fue un pequeño paso para Pedro Sánchez ( pasarse el día en BCN sin hacer nada) pero un gran paso para los catalanes indepes. que al menos han conseguido ser reconocidos como seres humanos por los medios españoles, sin el añadido automático de "golpistas" "separatistas" "supremacistas" " criminales" etc.etc.

    Yo, estoy lleno de ilusión pues eso me hace pensar que como mínimo dentro de diez o quince años, el Gobierno del Estado Español aceptara volver a Catalunya a sentarse por segunda vez, con esos con los que los españoles tienen que convivir, y que si no fuera porque aportan el 20% del PIB para pagar fiestas españolas ya estaría expulsados de la Península.

    En fin,
    salut i republica

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    6

  • Xoán Manuel. Xoán Manuel. 16/09/21 06:40

    Creo que a largo plazo - no desde luego en esta legislatura - el presidente del Gobierno debería convocar un referéndum de autodeterminación, en el momento más oportuno para que saliera lo que le interesa : no a la secesión. Y además con un criterio de participación muy claro. No valdría una simple mayoría absoluta por la independencia, dada la transcendencia del resultado.
    En tal caso, quien lo haga, pasaría a la historia como el político del Estado que mantuvo unida España. Pues está visto que, de momento, Ortega tenía razón.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Eldic Eldic 16/09/21 02:01

    Un encuentro obligado del que lo más que se puede esperar es que, aunque sea mal que bien, se pacten las formas y los límites del desencuentro entre un sector dominante en Cataluña, aunque no mayoritario, y el resto del país. No es poca cosa.

    Decía Ortega que “el problema catalán no es un problema para resolver, sino para conllevar”.

    “Hay catalanes que quieren vivir separados de nosotros, y éste es el problema que no se puede resolver, sino conllevar. Porque si existen estos catalanes hay muchos españoles que sienten a Cataluña como un ingrediente de la Historia de España. Tenemos, pues, dos sentimientos antagónicos; de modo que pretender resolver de una vez para siempre este problema, como se dice, es la mayor insensatez. Sería hacer el problema más insoluble que nunca”.

    Y añadía: “Conllevarnos es nuestro dolido destino. El problema catalán es un factor continuo de la Historia de España. Lo único que podemos hacer es conllevarlo dándole en cada momento su solución mejor”.

    Pues, don José, después de su discurso en las cortes republicanas en mayo de 1932, en esa tesitura seguimos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Jose Espuche Jose Espuche 15/09/21 22:46

    Ojalá Pedro Sánchez encamine el dialogo con los representantes de Cataluña. Puede ser que haya dispuestos a entablar un dialogo. Siempre he pasado que la violencia sirve para hacer daño a las personas. Mucho aguante hay que tener con las cabezas llenas de serrín en ve de tener cerebro. Sino cambia los métodos de enseñanza nunca se aprenderá a razonar y sin razonamiento es imposible entenderse. Los métodos de hace tiempo sirven y están pesados para memorizar, no para comprender. Mientras no lleguen nuevos métodos a las centros educativos, tendremos mucha dificultad para pensar y razonar. Las religiones han torcido el camino de la enseñanza.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2



 
Opinión