Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Violaciones

El Prenda admite la violación de La Manada y pide perdón ahora que está a punto de lograr permisos penitenciarios

  • El condenado ha remitido desde la prisión una carta en la que admite los hechos, con la solicitud de que la Administración de Justicia traslade dicho mensaje a la mujer y su familia
  • Según El Periódico, ha pedido que su "perdón" conste en su "expediente" porque así un paso casi imprescindible para lograr salidas temporales de prisión

Publicada el 07/10/2021 a las 11:13 Actualizada el 07/10/2021 a las 11:57
José Ángel Prenda miembro de 'La Manada' saliendo de los juzgados de Sevilla.

José Ángel Prenda miembro de 'La Manada' saliendo de los juzgados de Sevilla.

EP

José Ángel Prenda, uno de los cinco miembros del grupo de WhatsApp La Manada condenados por el Tribunal Supremo (TS) a 15 años de prisión por un delito continuado de violación a una joven en Pamplona (Navarra), en los Sanfermines de 2016, ha remitido desde la prisión una carta en la que admite los hechos, muestra "arrepentimiento" por los mismos y pide perdón a la víctima, con la solicitud de que la Administración de Justicia traslade dicho mensaje a la mujer y su familia, según ha adelantado El Periódico y ha confirmado a Europa Press su abogado. Según El Periódico, ha pedido que su "perdón" conste en su "expediente" porque, aseguran fuentes penitenciarias, El Prenda da así un paso casi imprescindible para lograr salidas temporales de prisión.

El 21 de junio de 2019, el Tribunal Supremo revocó la sentencia inicial del caso, emitida por la Audiencia de Navarra y confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), elevando las penas de abuso sexual para los cinco acusados a 15 años de prisión por un delito continuado de violación con los agravantes específicos de trato vejatorio y actuación conjunta de dos o más personas, admitiendo así parcialmente los recursos de la Fiscalía, la víctima y las acusaciones populares que ejercieron el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra.

Por su parte, la ministra de Igualdad Irene Montero, ha señalado esta confesión como "el primer paso de reparación para la víctima" y ha recalcado la importancia de "tirar por tierra las acusaciones de denuncia falsa".

En prisión 

Ese mismo año, cuatro de los condenados, en concreto José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Ángel Boza y Alfonso Jesús Cabezuelo, fueron trasladados desde la prisión de Sevilla I, localizada en Mairena del Alcor, hasta las cárceles que les fueron asignadas para cumplir su condena, -Puerto III en el caso de Prenda; Huelva en el caso de Escudero; Albolote (Granada) en el caso de Boza y Topas (Salamanca) en el caso de Cabezuelo-. Respecto a Antonio Manuel Guerrero Escudero, fue mantenido en la prisión Sevilla I, toda vez que el tribunal le condenó además a dos años adicionales de cárcel, un total de 17, como responsable del delito de robo con intimidación del teléfono móvil de la joven víctima de la agresión sexual de 2016.

Condena adicional 

Ya en 2020, el Tribunal Supremo resolvía que "no ha lugar" al recurso de casación interpuesto por la defensa de Antonio Manuel Guerrero Escudero y Alfonso Jesús Cabezuelo, el primero ex guardia civil y el segundo ex militar; contra la sentencia paralela del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que confirma la condena adicional a tres años y tres meses de prisión y 5.670 euros de multa impuesta a ambos por la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, por un delito contra la intimidad por los vídeos y fotografías que tomaron de la violación grupal objeto de su condena inicial.

José Ángel Prenda, además, es uno de los cuatro miembros de este grupo de WhatsApp condenados en 2020 por el Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba, por abusar sexualmente en mayo de 2016 de una joven en la localidad de Pozoblanco y grabar los hechos con un teléfono móvil propiedad de uno de ellos.

En concreto, este encartado fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión al considerar probado el tribunal que fue quien difundió las imágenes grabadas a través de dos grupos de WhatsApp de los que formaban parte tanto los investigados, como terceras personas ajenas a los hechos enjuiciados.

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • peruntros peruntros 08/10/21 00:06

    Este gordo asqueroso, al igual que los futbolistas y entes despreciables Sergi Enrich y Antonio Luna (qué buen trato dan a estos dos delincuentes los medios, ¿verdad?), no pueden arrepentirse de delito alguno, puesto que el problema radica, precisamente, ahí: para ellos las mujeres son unas cosas que están ahí para follárselas. Por eso no dudan en dar difusión masiva a sus hazañas, pues nadie en su sano juicio airea los delitos que va cometiendo. Esta sana patología tiene nombre, y este es misoginia. Ello los convierte en seres incompatibles con la vida en sociedad, y desmerecen toda compasión.
    El contenido de la carta (aquí lo tienen: shorturl.at/ruwI2 ), por cierto, es de chiste, y naturalmente dictada por un jurista sin escrúpulos. Aunque fuera para disimular, esta nada sexy bola de sebo ya podría haberse arrepentido del resto de mujeres a las que ha vejado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión