x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Vacaciones de serie

'The night of': el regreso de la HBO más negra y criminal

  • Este drama policíaco en torno a un sangriento crimen y el cuestionado sistema judicial estadounidense va camino de convertirse en una de las series revelación
  • infoLibre repasa las novedades más sorprendentes de este verano en la ficción de la pequeña pantalla

Publicada el 13/08/2016 a las 06:00
Nazir Khan en el momento de su detención.

Nazir Khan en el momento de su detención.

HBO
“Cristianos, judíos, musulmanes, lo que quieras. Hay una sensación inmensa de alivio cuando [los sospechosos] se dejan llevar y, finalmente, dicen la verdad”. El detective Dennis Box quema los últimos cartuchos del interrogatorio con una de las frases más aviesas del primer capítulo de The night of, la nueva serie de HBO. Intenta descifrar el enigma de ojos enormes y mirada inocente sentado al otro lado de las rejas: un estudiante universitario que nunca en su vida había tomado tantas malas decisiones en un lapso de tiempo tan corto. O, al menos, eso es lo que parece. 

Pese a su dilatada carrera como policía (que justifica una actitud arrogante y una patológica obsesión con su trabajo) Box sabe que algo no cuadra, que ese asustado chaval no ha podido matar de manera tan macabra y sangrienta. Sin embargo, todos los indicios no hacen sino subrayar la culpabilidad de Nazir Naz Khan, interpretado por Riz Ahmed, conocido por la película Nightcrawler (y ahora también por Jason Bourne). Nazir, aturdido, esquiva la pregunta (por consejo o amenaza de un abogado que se acaba de apiadar de él) y repasa mentalmente lo que ocurrió aquella noche en la que pensaba animar su tímida vida social y que terminó en una comisaría del centro de Nueva York.

El rotundo primer episodio de la última miniserie estrenada en HBO (sin fecha de lanzamiento aún en España) es el aperitivo de una de las grandes revelaciones del verano: un ritmo frenético que no perjudica el dibujo de personajes plagados de aristas, una atmósfera asfixiante, racismo —Naz es de ascendencia paquistaní y llegan incluso a gritarle “Mustafá, ¿dónde están las bombas?”— y las deficiencias del cuestionado sistema judicial estadounidense. Pese a que el proyecto fue anunciado en 2012 como una adaptación de la británica Criminal Justicie, los problemas que ponen sobre la mesa no han perdido actualidad y la justicia del país sigue enfangada en sucesivas denuncias de xenofobia.

“Después del 11-S pasaron dos cosas: comenzaste a llamar 'Abdul Fazul' a los tipos y [la Agencia de] Seguridad Nacional puso cámaras por todos lados”, señala en un momento el abogado defensor de Naz, Jack Stone. Esa idea planea sobre toda la narración, desde el primer capítulo, donde se disecciona el proceso de detención, se recogen las pruebas, se busca el móvil y se perfila al principal sospechoso de matar a una joven blanca: un musulmán. “La gran sospechosa es la idea de justicia igualitaria”, subrayan en la reseña de The New York Times.



Fue tras el anuncio de lanzamiento en 2012 cuando se rodó el capítulo piloto de la serie, con James Gandolfini (Los Soprano) en el papel de Stone. Su repentina muerte en julio de 2013 dio al traste con los planes que se habían marcado los creadores de la serie Steven Zaillian (ganador de un Oscar por La lista de Schindler) y Richard Price (Gangs of New York, American Gangster, The Wire). “Cuando [Gandolfini] murió, todos pensamos que [el proyecto] estaba acabado”, reconoció el actor Riz Ahmed en una entrevista para la revista Entertainment Weekly. El siguiente en la lista para encarnar el papel de este personaje imprescindible fue Robert De Niro, que finalmente desechó la idea por problemas de agenda. Así, hasta llegar al prolífico y veterano John Turturro que borda a un Stone excéntrico, compasivo y amargado por un eccema que le está destrozando la piel. La mitad del tiempo que Turturro pasa en pantalla lo hace intentando descubrir lo que pasó aquella fatídica noche; la otra mitad, buscando una solución al picor y escozor constante que le provoca la enfermedad.  

Desde que The night of se estrenara el pasado 10 de julio en Estados Unidos, se han podido ver cinco de los ocho capítulos de la serie, filmados por completo en la ciudad de Nueva York. Y la historia no deja de complicarse. Quizás la parte más problemática sea la de la culpabilidad de Naz, no sólo para quien tenga que tomar una decisión en el juicio, sino para el espectador que ha recorrido cada paso de aquella noche, en la que abundaron las drogas y el alcohol, desde la perspectiva del joven universitario. Él está seguro de su inocencia (y el espectador desde la empatía, también) y tanto su abogado como el detective Box se esfuerzan por esclarecer la verdad, pese a lo que todas las pruebas parecen señalar. Sin embargo, nadie sabe quién mató a la chica. 

The night of
John Turturro (Jack Stone) en un fotograma de la serie. / HBO

La buena acogida que ha tenido The night of viene a resarcir una racha agridulce de la HBO: en IMDb tiene una puntuación de 9,1 sobre 10, y en la página web Metacritic obtiene un 9,3 basándose en la puntuación de más de 170 usuarios. Recientemente, la célebre cadena de televisión por cable anunciaba la cancelación de la segunda temporada de Vinyl –el proyecto de Martin Scorsese y Mick Jagger sobre la industria musical durante la década de los setenta—; y tampoco satisfizo las expectativas la segunda temporada de True detective. Sólo Juego de tronos, con una magnífica sexta temporada, ha hecho más digerible la racha. The night of recupera el estilo The Wire, el buque insignia de la marca HBO. Ayuda que vuelvan a la pantalla viejos conocidos para la cadena: los actores J.D. Williams y Michael K. Williams, Bodie y Omar Little en The Wire; y otros que sonarán a los seriéfilos como el actor Paul Sparks, que en House of cards ejerce de Thomas Yates, biógrafo del matrimonio Underwood.

De American Crime Story  a The night of 

Si bien el género policíaco nunca ha dejado de estar de moda, The night of está en sintonía con otras últimas producciones que han cosechado magníficas críticas y un gran respaldo de público: American crime (ABC), American crime story: The people vs. O. J. Simpson (FX) y, en tono documental, Making a murderer (Netflix). Todas ellas ahondan en un caso criminal de manera minuciosa y exhaustiva, e inciden en las sombras de los procesos judiciales, especialmente, sobre el enquistado problema de la violencia policial contra los afroamericanos.

American crime
, estrenada en 2015 y disponible en Movistar Series, está concebida con temporadas autoconclusivas en las que se narra un crimen concreto. Al igual que American crime story, que salió al aire el pasado mes de febrero, y dedica su primera entrega al mediático caso de O. J. Simpson. Su éxito ha sido tal que está nominada en 22 categorías en los próximos premios Emmy (18 de septiembre). Sólo la supera en nominaciones Juego de tronos, con 23. Respecto a Making a murderer, parece que la segunda temporada continuará con la misma historia, que ha conmocionado a la sociedad estadounidense.

En el caso de The night of, a expensas de lo que ocurra en los tres últimos capítulos, sus creadores han empezado a barajar la idea de una segunda temporada para la que fue concebida como una miniserie. “Estamos pensando en ello y, si damos con algo que sintamos que vale la pena, lo haremos”, declaró Steven Zaillian, creador y productor ejecutivo. La pregunta, a estas alturas, es qué personajes sobrevivirán a la pesadilla en la que se ha visto inmerso el (aparentemente) bueno de Naz. 
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión