x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Fuera de foco

Darío Adanti: "Me es imposible no escribir o dibujar en vacaciones"

  • El humorista rumia en verano nuevas ideas para sus historietas o la revista Mongolia y sueña con ver una noticia en el telediario: "Que el Gobierno ha cumplido con su compromiso de acoger a 17.387 refugiados"
  • ¿Es cierto que el creador no descansa nunca? ¿Es su oficio es más ocio que trabajo? En agosto, infoLibre habla con distintos artistas sobre su relación con las vacaciones

Publicada el 19/08/2017 a las 06:00 Actualizada el 18/08/2017 a las 17:28
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El humorista, dibujante y cofundador de la revista Mongolia, Darío Adanti.

El humorista, dibujante y cofundador de la revista 'Mongolia', Darío Adanti.

MONGOLIA
Darío Adanti (Buenos Aires, 1971) lleva 25 años buscándonos las cosquillas, o al menos aquello a lo que Darwin se refería como "cosquilla cerebral": el humor. El historietista y cofundador de la revista satírica Mongolia (2012) ronda una y otra vez las barreras del humor para hacer llegar a sus lectores las viñetas y chistes más agudos. Precisamente, este 2017 ha publicado Disparen al humorista (Astiberri), un ensayo gráfico sobre los límites del humor. Pese a todo, la labor de Darío Adanti no es para tomársela a broma: de hecho, el humor es un tema tan serio que los grandes pensadores de la historia han teorizado sobre él.

Sus viñetas tienden a deambular  entre lo grotesco y el sinsentido, aunque él se inclina más por calificar su humor de "absurdo". Algo que llama la atención del estilo de Adanti es su habilidad para tratar la comedia como un género de ficción sin límites, de ahí que sea considerado uno de los renovadores de la historieta cómica en España. Diez libros después, el humorista confiesa que le encanta lo que hace: "Hay un momento de las vacaciones en que ya quiero volver al ritmo infernal del resto del año".

El viñestista y su socio Edu Galán continuarán lo que queda de año con Mongolia, el musical 2.0, que ya lleva dos temporadas en cartel y más de 10.000 espectadoresLa próxima cita será en Aranjuez (Madrid) el 9 de septiembre. De momento, Adanti echa el cierre, aunque advierte: "Todos mis proyectos nuevos, tebeos, guiones del show, etc. se me ocurren siempre en vacaciones". 

Pregunta. ¿Está ya de vacaciones, sueña con ellas o se queda de rodríguez?

Respuesta. No, aún no pero un poco sí… Es decir, en Mongolia paramos hasta el número de septiembre pero como somos cuatro gatos y hay mucho que hacer, siempre tenemos algo que que resolver, sea la revista, el show, próximos proyectos, etc. Además, colaboramos con otros medios y los que somos autónomos tenemos que dejar entregado todo el mes para poder irnos tranquilos. Pero estoy a dos escalones de la puerta de mis vacaciones.

P. ¿Y cuáles fueron las primeras vacaciones que pudo permitirse por sí solo?

R. Fue hace tanto tiempo que ni lo recuerdo… Creo que fue de adolescente mientras vivía en casa de mi madre. Con un par de amigos nos fuimos de campamento a Villa Gesell, que es una ciudad costera del este de la provincia de Buenos Aires. Aunque las vacaciones que más recuerdo son de pequeño, con mis primos, en el campo en la Pampa argentina. Andábamos a caballo, corríamos a las vacas, nos contábamos historias de fantasmas e intentábamos cazar loros con arcos y flechas que nos hacíamos nosotros y que solo servían para hacerte daño en los dedos y agujerearte la propia zapatilla. Era muy Tom Sawyer, aunque la memoria siempre vuelve épicas cosas que en realidad fueron de lo más mundanas.

P. ¿Qué libros echa a la maleta?                                 

R. ¡Muchos y de todo! Me llevaré Sobre la revolución de Hannah Arendt porque lo estoy leyendo ahora mismo, El final de la guerra de Paul Preston, Los abuelos de Martín Caparros y La risa caníbal de Andrés Barba. Y de cómics me llevaré Snake’n’bacon’s Cartoon Cabaret de Michael Kupperman y una recopilación de autores de cómics rosarinos que se llama: Informe. Historieta argentina del siglo XXI.

P. ¿Una serie para la hora de la siesta?

R. Para la siesta, Morir de pie, y para después de la cena, la última temporada de Juego de tronos.

P. ¿Se puede crear en pleno agosto o es mejor rendirse al calor?

R. Como mi trabajo es algo que me obsesiona y casi no lo considero trabajo, me es imposible no escribir o dibujar en vacaciones. Entre otras cosas porque como no tengo fecha de entrega y estoy leyendo todo el día, me es inevitable que se me ocurran cosas y que quiera hacerlas. Todos mis proyectos nuevos, tebeos, guiones del show, etc, se me ocurren siempre en vacaciones...

P. ¿Qué noticia querría encontrarse en los informativos este verano?

R. Que el Gobierno de España ha cumplido su compromiso de acoger a los 17.387 refugiados de los cuales solo ha acogido a 1.212.

P. ¿Es de los que teme la vuelta al cole?

R. No, soy un enfermo, me encanta lo que hago y hay un momento de las vacaciones en que ya quiero volver al ritmo infernal del resto del año. 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.