x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Lecturas infalibles

Hernán Zin: de la guerra al absurdo de 'Trampa 22'

  • Para el reportero argentino, la historia de un grupo de soldados que se declaran locos para escapar del frente retrata "con maestría" la realidad del conflicto
  • En la revista de verano de infoLibre, escritores y periodistas recomiendan un clásico de la literatura al que regresar o acercarse a lo largo de las vacaciones

Publicada el 31/07/2018 a las 06:00
El reportero de guerra, documentalista y escritor Hernán Zin.

El reportero de guerra, documentalista y escritor Hernán Zin.

EP
De la guerra al absurdo, y de ahí a la comedia. Después de recorrer la tragedia humana a lo largo de más de cincuenta países, el reportero bélico, documentalista y escritor Hernán Zin (Buenos Aires, 1971) ríe mucho por teléfono. Está recomendando Trampa 22, la novela de Joseph Heller que sigue la cómica historia de un grupo de pilotos de la II Guerra Mundial que buscan escapar del combate.

Pasados veinte años desde que leyó por primera vez el clásico estadounidense, el reportero detrás de documentales como Quiero ser Messi (2013) y Nacido en Gaza (2014) invita a los lectores de infoLibre a bañarse con la sátira antibelicista de Heller este verano. Y sobre todo ahora: “En tiempos de Trump y del Brexit, muestra muy bien el absurdo de cierta política que juega en contra de las personas, con la cual la gente de a pie paga las consecuencias”, argumenta Zin. Así, Trampa 22 se suma a la lista de Lecturas infalibles, la sección donde diferentes autores recomiendan un clásico literario para llenar las horas veraniegas.

  "El libro es sobre la guerra vista desde un punto de vista tragicómico", explica el reportero argentino. “La guerra, esa situación tan extrema en la cual los seres humanos, en vez de dialogar y solucionar sus problemas, deciden matarse unos a otros, en el fondo es absurda. Yo creo que este libro lo retrata con maestría”, continua. En efecto, el sinsentido de la novela estadounidense alcanzó tanto éxito tras su publicación en 1961 que dio lugar a adaptaciones en cine, televisión y hasta en el teatro. De hecho, Catch 22 (título original del libro) se ha convertido en una expresión común en el mundo anglosajón para referirse a situaciones en las que las reglas de un problema hacen imposible su solución.

Es el caso del protagonista de la novela, el capitán Yossarian, un piloto estadounidense que se enfrenta a una situación sin salida. La única forma de dejar de volar en peligrosas misiones es declarándose loco. Pero todo el que quiere evitar el combate está en realidad cuerdo, por lo que debe seguir luchando. En cambio, todo el que quiera seguir arriesgando su vida, está verdaderamente loco y puede pedir quedarse en tierra. Esa es la trampa, la Trampa 22. "Es un libro que me ha marcado tanto que mi último libro Querida guerra mía –su primer trabajo de ficción y su carta de despedida al reporterismo bélico– se inspira en él". 

A pesar las décadas que lleva recorriendo el mundo, ya sea esquivando bombas en Siria, narrando la violencia en Sudán o siendo asaltado por los ultras de Buenos Aires, Hernán Zin ha tenido tiempo de leer a los clásicos. Y aunque reconoce que le faltarán "muchísimos", el autor de Llueve sobre Gaza preferiría repetir.  "Con el tiempo uno lee las cosas con otra óptica –explica el autor argentino–. Hace un tiempo releí El Aleph, de Jorge Luis Borges, y me ha parecido igual de maravilloso que el primer día. Y después me gustaría releer Ulises de James Joyce, a ver si me impacta tanto como hace veinte años". En cuanto a novelas, sin embargo, sí tiene una línea roja llamada Paulo Coelho. "Me resisto a entender que esa gente tenga éxito”, sentencia entre risas el ganador del Premio Internacional de la Academia de las Artes y la Ciencia de la Televisión de España en 2010.
 
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión