Inmigración

Cáritas acusa al Gobierno de alentar el racismo y sembrar “miedo” al inmigrante

Más de 200 inmigrantes han conseguido este viernes acceder a Melilla tras un asalto a la valla fronteriza.

Cáritas, la organización humanitaria de la iglesia católica, denunció este lunes mediante un comunicado el "drama humano" que supone la muerte de 15 inmigrantes el pasado 6 de febrero cuando intentaban entrar en la Playa del Tarajal de Ceuta.

Según la organización católica, "la realidad migratoria no se puede abordar exclusivamente desde medidas de seguridad y control fronterizo". Y añadió: "España y la Unión Europea deben considerar otras políticas y apoyarlas con financiación suficiente". Para Cáritas, el hecho de ser inmigrantes en situación irregular, "no puede ser excusa para menoscabar la dignidad del migrante ni vulnerar sus derechos humanos".

Unos días después de que los obispos alegaran que ellos no entran en el “debate político” para no opinar sobre la tragedia de Ceuta, Cáritas sí que se ha pronunciado calificando a los migrantes subsaharianos como "víctimas" sobre las que recaen las consecuencias de esta tragedia porque "se diluyen las responsabilidades con respecto a estas muertes dentro del ruido político de declaraciones y respuestas".

La organización caritativa cargó también contra las "devoluciones en caliente" y contra quien "alimenta la amenaza" con mensajes como “30.000 inmigrantes aguardan en Marruecos para saltar a Ceuta y Melilla”. De este modo, el miedo que se infunde, se transforma luego en "racismo, prejuicios y estereotipos" que dificultan la convivencia en barrios y comunidades.

Finalmente, la formación católica pone sobre la mesa la "corresponsabilidad" de los países avanzados para contribuir al desarrolo de los más débiles. Por eso, termina haciendo un llamamiento a "humanizar las políticas migratorias de nuestro país y de la Unión Europea".

Cáritas denuncia que la legislación de extranjería vulnera los derechos humanos

Más sobre este tema
stats