Congreso de los Diputados

Casado fracasa en su intento de liderar a los "constitucionalistas": la reunión termina sin acuerdos y sin foto con Rivera

García Egea, Montserrat y Casado en sus escaños del Congreso

El primer intento del líder del PP de liderar un frente parlamentario con las formaciones "constitucionalistas" quedó este miércoles muy deslucido. La cita, a la que el PP había convocado a aquellas formaciones que no comparten la política del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al desafío soberanista, sólo fue secundada por el diputado de Unión del Pueblo Navarro Carlos Salvador, Isidro Martínez Oblanca (Foro Asturias) y por Ignacio Prendes, vicepresidente primero del Congreso por parte de Ciudadanos. El resto de los asistentes pertenecían al principal partido de la oposición: Pablo Casado y Dolors Montserrat, portavoz del PP en la Cámara Baja.

El PP perseguía que fuese el propio Albert Rivera a la cita, para vender la imagen de su líder, Pablo Casado, liderando el llamado "bloque constitucionalista". Pero en Ciudadanos han evitado dar trascendencia a este encuentro que culminó sin una agenda clara de trabajo para el futuro y sin acuerdos.

Al término de la reunión, que tanto Prendes como Montserrat definieron como "productiva", el representante de Ciudadanos aclaró que cada uno de los grupos deberá llevar a la mesa sus iniciativas concretas. Fracasa, así, la idea del PP de que de esos encuentros saliesen propuestas pactadas entre los partidos asistentes. No están previstas más reuniones hasta después de las andaluzas.

Un día antes, Casado ya intentó restar peso a las ausencias de Coalición Canaria y del PAR. "Es un punto de partida y vamos a tener varias reuniones en varios ámbitos, con fundaciones, con grupos parlamentarios, con los partidos. La idea es arrancar con la reunión de mañana", dijo en los pasillos del Congreso.

"Ojalá el PSOE pudiera integrarse en las líneas de defensa que tenemos contra el independentismo", añadió. Similares palabras empleó Dolors Montserrat al término de la reunión.

"El PSOE está arrodillado ante los independentistas que odian España tras haber dado un giro de 180 grados en su moción de censura, pasando de apoyar la aplicación del artículo 155 a arrodillarse ante los independentistas para sentarse en Moncloa", se quejó Montserrat.

Según sostuvo la portavoz conservadora, este miércoles supuso el "inicio para desarrollar un trabajo conjuntamente entre las formaciones constitucionalistas con un punto en común: la defensa del Estado de derecho".

Así, señaló, pero sin concretar detalles, que "esta no será la última reunión de los partidos constitucionalistas porque todos los grupos parlamentarios han tenido claro el diagnóstico".

Prendes, por su parte, defendió que hay que  "rescatar al PSOE las garras del sanchismo" para que vuelva a la "senda constitucional" en la que "siempre estuvo". Para ello, hizo un llamamiento a supuestos referentes del socialismo.

Casado, ante el mutismo de Sánchez sobre los "dictadores" Maduro y Castro: "Duro con los muertos, cobarde con los vivos"

Casado, ante el mutismo de Sánchez sobre los "dictadores" Maduro y Castro: "Duro con los muertos, cobarde con los vivos"

Más sobre este tema
stats