Barómetro del CIS

El CIS da una victoria clara al PSOE y refleja un 'sorpasso' de Cs al PP

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Con la investidura todavía sin atar y con el fantasma de unas nuevas elecciones planeando sobre la arena política, el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas confirma la tendencia ascendente de los socialistas. El sondeo correspondiente al mes de junio [consultar aquí en PDF] sitúa al PSOE en cabeza, con una intención directa de voto del 39,5%, seguido por Ciudadanos, al que el 15,8% de los encuestados asegura que apoyaría en caso de que se produjese una repetición electoral, los cuartos comicios en apenas cuatro años. PP, Unidas Podemos y Vox retroceden. Así, el sondeo da a los conservadores una intención directa de voto del 13,7%, mientras que la formación morada y sus confluencias y el partido de extrema derecha se situarían en la cuarta y quinta posición con el 10,2% y el 5,1%, respectivamente.

Los porcentajes del CIS son los de intención directa de voto –es decir, los recogidos directamente por los encuestadores– y no una proyección, lo que implica que desaparece cualquier cocina, necesaria para ofrecer una estimación de voto fiable. Con una muestra de 2.974 personas, la encuesta fue realizada entre el 1 y el 11 de junio. Por aquellas fechas, ya se conocían los resultados de las elecciones autonómicas, municipales y al Parlamento Europeo del pasado 26 de mayo. Sin embargo, fuera de este periodo temporal queda la constitución de los ayuntamientos y la elección de alcaldes o el terremoto político en Ciudadanos por su viraje a la derecha, un cisma en el partido naranja que se saldó con la salida de algunos de sus dirigentes.

La publicación del nuevo sondeo del CIS se produce con las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez todavía encalladas ante la negativa de los socialistas de abrirse a un gobierno de coalición con el partido liderado por Pablo Iglesias. Un bloqueo que ha vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de una repetición electoral que, según la encuesta, beneficiaría a los socialistas. Así, el PSOE mejoraría once puntos el resultado logrado en las urnas el pasado 28 de abril, mientras que Ciudadanos mantendría un resultado similar. Un batacazo experimentarían PP, que perdería tres puntos, Unidas Podemos –perdería 4,1 puntos– y Vox, que se dejaría por el camino la mitad de los apoyos cosechados en los últimos comicios: del 10,26% el 28A al 5,1% de intención directa de voto.

Suspenden todos los líderes políticos

El CIS sitúa al PSOE en el 41,3% de intención directa de voto y refleja un desplome de Ciudadanos

El CIS sitúa al PSOE en el 41,3% de intención directa de voto y refleja un desplome de Ciudadanos

Si se comparan los resultados de este barómetro con los ofrecidos en la encuesta del pasado mes de mayo, que se realizó justo después de las generales, se aprecia una mejora de socialistas y conservadores y un ligero retroceso de Ciudadanos, Unidas Podemos y la extrema derecha. Aquel sondeo daba al PSOE una intención directa de voto del 36,5%, frente al 39,5% que calcula este último barómetro, mientras que colocaba al PP en el 11,4% –ahora le da un 13,7%–. Las formaciones encabezadas por Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal, por su parte, se situaban entonces en el 16,3%, 15,3% y 5,3% de intención directa de voto, respectivamente. Es decir, que Ciudadanos ha perdido en el sondeo de junio medio punto respecto a la encuesta de mayo, mientras que Unidas Podemos se ha dejado cinco puntos y Vox un par de décimas.

Ninguno de los líderes de los principales partidos políticos recibe la aprobación de los encuestados. Es más, sólo uno de ellos mejora la nota respecto al anterior barómetro. Así, Pedro Sánchez es el político mejor valorado con una nota media de 4,8, tres décimas menos que en el sondeo de mayo, seguido por Albert Rivera y Alberto Garzón, que han conseguido una puntuación de 3,8 y 3,7, respectivamente. Pablo Casado y Pablo Iglesias, por su parte, se sitúan en el 3,4, aunque de los dos el único que puntúa por encima de mayo es el dirigente conservador, que mejora dos décimas. Abascal, por su parte, mantiene una nota media de 2,6. Preguntados por quién preferiría que fuese presidente del Gobierno, el 37% pronuncia el nombre de Pedro Sánchez, mientras que el 18,3% dice que ninguno de los cinco principales líderes.

Por otro lado, el paro sigue siendo con mucha diferencia el principal problema para los españoles encuestados: el 62,5% así lo consideran. El segundo que más preocupa son "los políticos en general, los partidos y la política", un problema que mencionan el 32,1% de los encuestados –máximo histórico desde 1985–. En tercer lugar se sitúa la corrupción y el fraude, una opción que menciona el 25,7% de los ciudadanos preguntados en el sondeo.

Más sobre este tema
stats