Sondeo

El CIS sitúa al PSOE en el 41,3% de intención directa de voto y refleja un desplome de Ciudadanos

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Con el fracaso de la investidura todavía reciente, el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas mantiene en la cúspide a los socialistas y confirma el desgaste de Ciudadanos. El sondeo, correspondiente al mes de julio [consultar aquí en PDF], sitúa al PSOE en cabeza, con una intención directa de voto del 41,3%, seguido por el PP, al que el 13,7% de los encuestados asegura que apoyaría en caso de que se produjesen nuevas elecciones, que serían las cuartas en apenas cuatro años. Unidas Podemos, por su parte, se coloca en tercera posición, con una intención directa de voto del 13,1%. En el caso de Ciudadanos, que carga con una importante crisis a sus espaldas desde hace semanas por la presión para que facilite la investidura de Pedro Sánchez, un 12,3% de los encuestados afirma que le apoyaría si se produjeran nuevos comicios, mientras que para la extrema derecha de Vox esa cifra cae hasta el 4,6%.

Los porcentajes que ofrece el CIS son los de intención directa de voto –es decir, los recogidos directamente por los encuestadores– y no una proyección, lo que implica que desaparece cualquier cocina, necesaria para ofrecer una estimación de voto fiable. Con una muestra de 2.952 personas, la encuesta fue realizada entre el 1 y el 11 de julio. No se recoge, por tanto, el efecto que haya podido tener entre los electores el fracaso de las negociaciones para conformar un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. Por aquellas fechas, con los ayuntamientos ya constituidos, sólo se fijó la investidura y se empezaron a evidenciar las primeras dificultades para alcanzar un acuerdo. Sin embargo, queda fuera de este periodo temporal tanto el veto a Iglesias verbalizado públicamente por Sánchez como la decisión del secretario general de Podemos de hacerse a un lado para facilitar el acuerdo para un Ejecutivo de coalición.

Si se comparan los resultados de este barómetro con los ofrecidos en la encuesta del pasado mes de junio, realizada tras las elecciones autonómicas, municipales y europeas, se aprecia una mejora de socialistas y Unidas Podemos, un mantenimiento del PP y un desgaste de Ciudadanos y la extrema derecha. Aquel sondeo daba a la formación liderada por Pedro Sánchez una intención directa de voto del 39,5%, frente al 41,3% que estima este nuevo barómetro, mientras que los de Pablo Iglesias pasarían del 10,2% de junio al 13,1% de este último sondeo, una mejora de casi tres puntos. El PP, por su parte, no se mueve del 13,7%. En el caso de Ciudadanos, sin embargo, sí que se aprecia un desplome relevante: frente al 15,8% de junio, el último barómetro le otorga una intención directa de voto del 12,3%, tres puntos y medio menos. También retrocede el partido liderado por Santiago Abascal, que pasa del 5,1% al 4,6%.

El fracaso de la investidura de Pedro Sánchez ha vuelto a avivar el fuego de una posible repetición electoral el próximo mes de noviembre. Una vuelta a las urnas de la que se beneficiarían tanto socialistas como conservadores. Así, según el barómetro del CIS, el PSOE mejoraría más de doce puntos el resultado conseguido en las urnas el pasado 28 de abril, mientras que el PP se mantendría tres puntos por debajo. En el caso de Ciudadanos, cuya grave crisis interna sí que está recogida en el sondeo publicado por el CIS, la caída sería superior a tres puntos, mientras que Unidas Podemos retrocedería un punto. Vox sería el que más se resentiría: más de cinco puntos de caída respecto al 28A.

Más de la mitad de los españoles no confían ni en el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ni en el líder del PP, Pablo Casado. Así, el 66% señala que el socialista le inspira "poca" o "ninguna" confianza, una cifra que se incrementa hasta el 83,4% en el caso del dirigente conservador. No obstante, Sánchez es el preferido entre los encuestados para estar en La Moncloa. Un 36,5% preferiría al socialista como presidente del Gobierno, frente al 10,5% que se decanta por Rivera, el 10% que lo hace por Casado, el 8,8% que prefiere a Iglesias y el 3,6% que apuesta por el líder de Vox, Santiago Abascal.

En cuanto a las principales preocupaciones de los españoles, la que genera la clase política ha marcado un nuevo récord en el barómetro del CIS.  En la encuesta, los políticos repiten como segundo problema nacional y aparecen citados como tal el 38,1% de los cuestionarios, subiendo cuatro puntos respecto al mes anterior, y situándose a 23,7 puntos de la primera preocupación, que sigue siendo el paro –lo señala el 61,8% de los encuestados–. Los problemas de índole económica y la corrupción y el fraude se sitúan en cuarta y quinta posición.

Tezanos, sobre las críticas de la oposición: "Son las mismas bromas que hacían antes del 28A y clavamos los resultados"

Más sobre este tema
stats