La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Barómetro del CIS

El CIS prevé una fuerte subida del PSOE y una bajada de Cs y Vox en una encuesta con un nuevo cambio de método

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y su presidenta, Cristina Narbona.

El PSOE subiría cinco puntos y medio si se hoy se celebrasen nuevas elecciones generales y volvería a ganar con un 34,2% de los votos, frente al 28,7% que obtuvo en abril. Así al menos lo refleja el barómetro del CIS de septiembre, una encuesta que –a diferencia de las últimas hechas públicas por el instituto– sí que ofrece estimación de voto. El PP se mantendría segundo con el 17,1% de los votos, cuatro décimas más que en abril, mientras Unidas Podemos subiría 1,2 puntos hasta el 15,5% y relevaría en la tercera posición a Ciudadanos, que caería hasta el 12,9% frente a su 15,8% de hace cinco meses. Vox también bajaría al 7,5%.

A diferencia de lo que ha hecho en los últimos barómetros, la encuesta hecha pública este jueves sí incluye la conocida popularmente como cocina y no únicamente los datos en bruto, por lo que sí puede considerarse un modelo de proyección de lo que ocurriría en unas eventuales elecciones si tuvieran lugar hoy pero no puede compararse con el anterior barómetro: la única comparación posible de estos datos es con el último CIS con proyección, el preelectoral de abril, o con las propias elecciones. Fuentes de la dirección del CIS justifican que en esta ocasión sí se haga estimación porque van a celebrarse elecciones generales próximamente.

Una exdiputada balear de Vox abandona el partido tras darse cuenta ahora de que criminaliza a la mujer y es homófobo y xenófobo

Una exdiputada balear de Vox abandona el partido tras darse cuenta ahora de que criminaliza a la mujer y es homófobo y xenófobo

El trabajo de campo se realizó entre el 1 y el 18 de septiembre, por lo que recoge el efecto tanto del fracaso final de la negociación de investidura entre PSOE y Unidas Podemos como de las semanas de bloqueo previas, aunque no la definitiva convocatoria de la repetición electoral. La encuesta tampoco incluye la reacción de la ciudadanía ante el surgimiento a escala nacional de una nueva candidatura en el bloque progresista, el Más País que Íñigo Errejón presentó hace unos días y confirmó el miércoles.!function(){"use strict";window.addEventListener("message",function(a){if(void 0!==a.data["datawrapper-height"])for(var e in a.data["datawrapper-height"]){var t=document.getElementById("datawrapper-chart-"+e)||document.querySelector("iframe[src*='"+e+"']");t&&(t.style.height=a.data["datawrapper-height"][e]+"px")}})}(); La participación en la encuesta se estima en torno a un 72%. Las subidas de PSOE y Unidas Podemos junto a las confluencias –en esta ocasión, el CIS pregunta por IU y Podemos por separado–, así como el descenso de Vox y el batacazo de Ciudadanos, producirían un escenario de amplia subida del bloque progresista frente al conservador. Las dos principales fuerzas de la izquierda sumarían un 49,7% de los sufragios, por el 37,6% que reunirían PP, Ciudadanos, Vox y Navarra Suma.

Otra de las conclusiones que arroja el barómetro del CIS es que la desafección de los ciudadanos hacia la política crece sensiblemente y se coloca como el segundo problema en importancia para los ciudadanos, tan solo por detrás del paro. Tras el fracaso de la investidura, el porcentaje de personas que ven la política como uno de los tres principales problemas de España sube del 38,1% del anterior CIS –una cifra que ya era récord– al 45,3%: 7,2 puntos más. De hecho, para el 21,7% de los encuestados, "los políticos en general, los partidos y la política" son el principal problema del país, tres puntos y medio más que en el anterior barómetro. Y si se compara con las cifras de mayo, el aumento de la desafección es enorme: entonces, solo un 27,8% de los ciudadanos consideraban la política uno de los tres principales problemas, y únicamente el 11,5% la veían como el principal mal de España.

En cuanto a la valoración de los líderes políticos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue siendo el dirigente mejor valorado, pero ni él aprueba: obtiene un 4,3, de media. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, le sigue con un 3,2, la misma nota que obtiene Alberto Garzón (IU) y una décima más que la nota media de Pablo Casado (PP) y Pablo Iglesias (Podemos). El peor valorado es, de nuevo, el líder de Vox, Santiago Abascal, que solo saca un 2,2.

Más sobre este tema
stats