Transparencia

Ciudadanos es el único Grupo Parlamentario que cuenta con un reglamento de carácter público

El Congreso y el Senado gastaron 600.000 euros en viajes internacionales en la legislatura fallida

La posibilidad de una ruptura en la disciplina de voto por parte del PSOE en la próxima investidura de Rajoy ha puesto el foco en el funcionamiento interno de los grupos parlamentarios. ¿Hay reglas internas que rigen el día a día de la representación parlamentaria de los partidos? ¿Dónde pueden consultarse?

Según la información a la que ha accedido infoLibre tras consultar a todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados, sólo Ciudadanos y el PSOE disponen de un reglamento interno en ese sentido. De ambos, sólo el de la formación naranja puede consultarse de forma íntegra.

Los socialistas admiten que existen esas normas de reglamento interno, que se complementan con el Reglamento del Congreso de los Diputados y con los estatutos del propio partido. Pero el documento en toda su extensión no es de acceso público, según admiten fuentes de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista en conversación con este diario.

En lo que afecta a las votaciones, el reglamento interno de los socialistas en la Cámara baja sostiene lo siguiente: "Se podrá sancionar la emisión del voto contrario a la orientación acordada por el Grupo cuando ésta se haya realizado de forma voluntaria y haya sido manifestada explícitamente, sin perjuicio del mecanismo disciplinario previsto en los Estatutos Federales del PSOE".

La no asistencia de los parlamentarios socialistas a las diferentes reuniones que se celebran en el Congreso también tiene su régimen sancionador. "La ausencia de parlamentarios o parlamentarias a las reuniones o votaciones de las Ponencias y Comisiones de las que formen parte, o del Pleno de la Cámara, deberá estar siempre justificada y autorizada, previa y expresamente", advierte esa parte del reglamento a la que ha tenido acceso infoLibre. 

Las sanciones van de la "advertencia por escrito" a los 600 euros de multa "por ausencia no autorizada a votaciones del Pleno que requieran mayoría cualificada o tenga singular importancia y así se haya indicado previamente". También hay multas de 200 euros "por ausencia no autorizada a votaciones en Ponencia o Comisión". Y de 400 "por ausencia no autorizada a votaciones en Pleno".

En el caso de ruptura de la disciplina de voto en un pleno de investidura, los parlamentarios se enfrentarían a la parte alta de la horquilla. Pero, además, según los estatutos del partido, se enfrentan a una posible expulsión.

El mismo apartado del reglamento de funcionamiento interno del grupo incluye que "el Pleno del Grupo Parlamentario podrá excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia, una vez oídas las razones del parlamentario o parlamentarios solicitantes". 

El caso de Ciudadanos

El pasado febrero, la formación liderada por Albert Rivera anunció la aprobación de un reglamento interno "para asegurar que el objetivo de sus diputados sea el trabajo parlamentario".

"El texto se estructura en cinco pilares: organización del grupo parlamentario, trabajo de los diputados, conciliación, transparencia y procedimiento sancionador. Entre otros puntos, se establece la obligación de publicar y justificar todos los gastos de los diputados, la renuncia a la línea ADSL que el Congreso ofrece a los diputados y a los coches oficiales, la intención de utilizar las horas de comida para trabajar y poder hacer jornadas intensivas y la no convocatoria de ruedas de prensa más tarde de las 18.00h, siempre que la actualidad lo permita", explican desde Ciudadanos.

En este reglamento de la formación naranja queda reflejado que sus parlamentarios no tienen libertad de voto. En el punto 2 del artículo 11 refleja que sus diputados están "obligados" a cumplir una serie de "deberes" entre los que se cita el de "seguir el criterio de voto acordado por el grupo parlamentario respecto de las diferentes iniciativas sometidas a votación en la Cámara. 

No obstante, las normas internas de funcionamiento del grupo mencionan la "excepción" a "aquellas iniciativas en las que se haya autorizado expresamente y de manera excepcional" la libertad de voto.

Para el partido de Rivera la ruptura de la disciplina de voto de manera consciente y deliberada es una infracción muy grave dentro del reglamento de funcionamiento interno del grupo y conlleva una sanción de entre 601 y 900 euros.

Las "directrices" del PP

En el Grupo Parlamentario Popular no existe un reglamento de funcionamiento interno. Sus parlamentarios se guían por las normas internas del Congreso de los Diputados y por los estatutos genéricos del PP. Estos, a los que se incluyen modificaciones periódicas cada congreso nacional, no son públicos.

La no existencia de reglamento del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso no siempre ha sido así. Los más veteranos recuerdan la existencia de un documento de este tipo a principios de los 90.

En el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso no existe la libertad de voto. Y son raras las ocasiones en las que en el PP hay polémica al respecto. Otra cosas es que cuando la hay suele ser sonora. Es lo que ocurrió en la primera legislatura de Mariano Rajoy con la reforma de la Ley del Aborto. Cinco diputados votaron en contra de la modificación según la cual las menores de 18 años que quieran interrumpir su embarazo deben contar con el consentimiento paterno. Se enfrentaron a sanciones de hasta 600 euros.

En el PP no niegan que el escaño sea algo propio de cada cargo electo. Pero insisten en que esos parlamentarios, cuando aceptan ir incluidos en las listas del partido ya conocen la orientación de las políticas, es decir, el programa electoral.

Podemos: una tarea pendiente

En el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (67 diputados) aseguran que, a día de hoy, no disponen de un régimen de funcionamiento interno. Lo mismo señalan respecto a la disciplina de voto y a las posibles sanciones al respecto. 

Fuentes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso mantienen que el grupo parlamentario carece de normas internas específicas. Sus nueve diputados se rigen, señalan, por los estatutos de la formación y por su código ético.

En el Partido Nacionalista Vasco (PNV) tampoco existe un reglamento interno para sus cinco integrantes del grupo parlamentario. El tamaño del grupo hace posible un contacto continuo de todos sus miembros, explican las fuentes consultadas, y en esas reuniones se debate la postura del grupo ante cada una de las votaciones que van ha celebrarse en la Cámara. Cuando es necesario, aseguran, se consulta a la Ejecutiva en Euskadi.

Cuando la dirección del PNV ha considerado necesario, en cuestiones morales sobre todo, se ha dado libertad de voto a sus parlamentarios. 

Podemos y C's se enzarzan en Twitter después de que Rivera presuma de llevar al Congreso el 15M

Podemos y C's se enzarzan en Twitter después de que Rivera presuma de llevar al Congreso el 15M

Más sobre este tema
stats