PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Audiencia Nacional avala la batalla de Sanidad para impedir que se conozca el precio real de los fármacos

GALICIA

El Consello de Contas reprende a la Xunta por cómo contabiliza lo que aporta a la televisión gallega

Instalaciones de la Televisión de Galicia en Santiago de Compostela.

La Xunta contabilizó de nuevo en 2022 como “aportación patrimonial” a la Corporación Radio y Televisión de Galicia​ (CRTVG) más de 100 millones que, según el Consello de Contas, debería haber computado como “transferencia corriente para gastos de funcionamiento” o, dicho de otro modo, para “cubrir déficits de explotación”. Los entrecomillados proceden del último informe del órgano fiscalizador gallego sobre la Cuenta General del Ejecutivo autonómico. El rastreo de informes efectuado por infoLibre confirma que el Consello lleva siete años –consecutivos– reprendiendo a la Xunta por la práctica arriba reseñada. La incluye en el apartado de “incorrecciones” y, pese a que el Gobierno gallego intentó que se eliminasen tales referencias, estas permanecieron inalterables. Puedes consultar el informe pinchando aquí.

En respuesta a la pregunta de este medio sobre la constante crítica de la entidad auditora en relación a la corporación audiovisual –aparece ya en su auditoría sobre el ejercicio 2016–, la Consellería de Presidencia de Galicia se limitó a remitir copia literal del párrafo del informe donde aparecen sus alegaciones sobre este punto. Lo más claro de esas líneas se encuentra al final: que el Gobierno cuyo timón cedió en 2022 Alberto Núñez Feijóo a Alfonso Rueda pidió al Consello eliminar las referencias negativas al sistema seguido con los números de la radiotelevisión autonómica, algo que no consiguió.

El texto de la alegación es el que sigue: “En contabilidad presupuestaria la ejecución del gasto tiene que registrarse en la aplicación indicada en la ley. A pesar de esto, y en relación con la naturaleza de gasto no financiero defendida por el Consello de Contas, la Intervención General realiza en cada ejercicio un asiento contable para imputar esta operación en contabilidad financiera como gasto (grupo 6 del PGCPG), en consonancia con la consideración que tiene en la contabilidad nacional. Se concluye que el resultado incorporado a la cuenta de Resultados y al Balance del ejercicio incluyen un gasto no financiero por dicho importe, por lo que se solicita la supresión de estos puntos”.

 De forma más clara e inteligible, el Consello denegó la petición de borrado. Y lo hizo con el siguiente argumento: “La regularización realizada en consideración a la calificación de estas operaciones al final del ejercicio no altera el hecho de que en la ejecución presupuestaria aparezcan registrados como activos financieros operaciones que por su naturaleza debían registrarse ya inicialmente como gasto no financiero y, por lo tanto, disminuir el resultado de operaciones no financieras reflejado en la liquidación presupuestaria. En consecuencia, las alegaciones formuladas no suponen la modificación del informe de fiscalización”.

"Sin fundamentar la decisión"

Por qué trata la Xunta como aportaciones patrimoniales lo que, según el Consello, debería indefectiblemente aparecer como transferencia ordinaria es un misterio. “En el artículo 87 Aportaciones a la cuenta de capital –se lee en el informe de fiscalización de 2022– destacan cuantitativamente las obligaciones en concepto de aportación patrimonial a la CRTVG, por importe de 114,22 millones de euros. Este Consello viene considerando que se trata de una transferencia corriente para gastos de funcionamiento; no obstante, la Administración mantiene reiteradamente el criterio de que se trata de aportaciones para mantener el equilibrio de los recursos propios, sin fundamentar esta decisión”.

Más adelante, el Consello abunda sobre este asunto al recordar que se registran como activos financieros "operaciones por importe de 114,22 millones de euros destinadas a cubrir déficits de explotación de la CRTVG".

 ¿Camufla el coste real de la radiotelevisión gallega el hecho de que la “regularización” de tales operaciones se efectúe “al final del ejercicio” y se contabilice como activos financieros –aportaciones patrimoniales– lo que debería figurar como transferencia corriente para gastos de funcionamiento? Expertos consultados por infoLibre y que piden no ser identificados sostienen que así es. Y que, aunque el Consello no lo diga de forma expresa, eso es lo que significa su reproche a la fórmula empleada para la CRTVG. Otras fuentes, estas afines a la Xunta, mantienen exactamente lo contrario. Subrayan que, lejos de incurrir en déficit, la corporación audiovisual lleva 14 años gastando menos de lo que recibe del Ejecutivo gallego. 

14 años de superávit, enfatiza la CRTVG

Tras una conversación telefónica con este diario, un portavoz de la empresa pública aportó la versión de la cadena gallega. En un extenso correo electrónico, la fuente subrayó que el Consello de Contas "no ha reprendido a la CRTVG ni en este informe ni en anteriores por la formulación a través de la cual se efectúa la aportación de recursos por parte de la Administración". En efecto, así es. El reproche se dirige a la Xunta, emisora de los pagos, y no a la corporación audiovisual, receptora de fondos. Tampoco –remarcó la empresa pública– le ha reprendido el Consello "en ningún ejercicio de los pasados 14 años por incursión en deuda o déficit o siquiera desviación presupuestaria".

Y, según la CRTVG, eso obedece a que la empresa "ha cerrado sus últimos 14 ejercicios en superávit, contando con unos presupuestos en torno a los 110 millones de euros de media". Según la Radio Televisión de Galicia, ese superávit "ha ido destinado a sufragar la deuda que la administración del director xeral, Alfonso Sánchez Izquierdo, se encontró a su llegada. De hecho, las cuentas de la CRTVG sí tuvieron que ser reformuladas por la dirección del sr. Sánchez Izquierdo tras tomar posesión en 2009, ante las advertencias de la auditoría externa contratada de que las cuentas heredadas presentaban profundos desajustes que finalmente destaparon una deuda de 51 millones de euros". El ejercicio mencionado, 2009, es aquel en que se produjo un cambio de color en el Gobierno gallego, que pasó de estar gobernado por socialistas y BNG a quedar bajo el mando de Alberto Núñez Feijóo.

El portavoz de la cadena prosigue asegurando que "la gestión en positivo a partir de ese año [2009] llevada a cabo por la actual gerencia, permitió la liquidación total de la deuda bancaria en 2013 y enjugar a día de hoy más del 87% de la deuda recibida. Esta gestión permite que en 2024 se vaya a proceder también a la estabilización del 100% del cuadro de personal frente al 40% de temporalidad del año 2009". Como se expuso más arriba, lo que el Consello de Contas sostiene es que el método seguido por la Xunta presenta como activos financieros -aportaciones patrimoniales- lo que en realidad son transferencias destinadas a "cubrir déficits de explotación". Cubiertos tales déficits, no cabe la generación de deuda bancaria.

El "menor coste por punto de share" y el informe de la CNMC

"Las cuentas de la CRTVG –añade el texto remitido por la corporación gallega– son públicas y están vigiladas y auditadas por: la Intervención General de la Comunidad Autónoma; el Consello de Contas; el Consello de Administración de CRTVG; empresas auditoras externas (PWC) y por la Comisión de Control de la CRTVG en el Parlamento de Galicia".

"En términos de eficiencia –enfatiza el texto de la corporación gallega– la CRTVG presenta el menor coste por punto de share de las seis televisiones públicas autonómicas históricas."

A dedo y sin ningún criterio objetivo: así repartieron Feijóo y Rueda 10,8 millones entre sus medios afines

A dedo y sin ningún criterio objetivo: así repartieron Feijóo y Rueda 10,8 millones entre sus medios afines

"En definitiva –continúa la respuesta de la corporación– el informe del Consello de Contas al que hace referencia no desvela nada que no fuera conocido en cuanto al ejercicio de la contabilidad de la administración, y que nada tiene que ver con la gestión y las cuentas reales (no hay otras) de la CRTVG, cuyo coste es evidentemente público y de sobra conocido por la sociedad. No cabe por lo tanto ninguna duda ni invocación veraz a ninguna clase de falta de transparencia, "camuflaje", pérdida, déficit, o deuda en la gestión de los recursos públicos destinados a la CRTVG durante la administración del actual director general, el sr. Alfonso Sánchez Izquierdo".

Un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) fechado en julio de 2023 señala que la Radio Televisión gallega es la segunda que recibe mayor subvención pública por habitante. Solo por detrás de la vasca, obtiene –siempre según los datos oficiales de la CNMC– 38,5 euros por habitante. Puedes consultar el informe pinchando aquí. Y ver el cuadro de euros por habitante en la página 106 del documento.

Pero las cifras sobre el coste de explotación no constituyen la punta más afilada de la controversia que rodea a la televisión pública gallega. Como publicó eldiario.es, el fin de la última campaña electoral gallega coincidió este mes de febrero con la celebración de la 300 edición de los viernes negros, la protesta de los trabajadores de la cadena "contra la manipulación informativa" en favor del PP. Según el mismo medio, el canal gallego es el medio más seguido en esa comunidad para consumir política. Pero la ausencia de un consejo de informativos y de un estatuto de redacción refuerzan el control del PP. A su frente –agrega la información citada– se sitúa un director general "en situación de interinidad".

Más sobre este tema
stats