Cumbre de la OTAN

Cumbre de la OTAN: Trump afea a sus aliados que no paguen a los estadounidenses "lo que deben" en defensa

El primer ministro portugués, Antonio Costa; su homólogo italiano, Paolo Gentiloni; el rey Felipe de Bélgica, y el presidente estadounidense, Donald J. Trump.

infoLibre

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha afeado a los aliados que "no están pagando lo que deben pagar y deberían estar pagando por su defensa", algo que "no es justo" para el contribuyente estadounidense.

En este sentido, les ha dejado claro que deben "compensar por los muchos años perdidos" y que destinar el 2 por ciento del PIB nacional a defensa "es el mínimo exigible".

"Los miembros de la OTAN deben contribuir por fin su cuota justa y cumplir sus obligaciones financieras. Pero 23 de 28 miembros de la OTAN todavía no están pagando lo que debenOTAN y deberían estar pagando por su defensa", ha avisado Trump a sus homólogos en la Alianza, durante la ceremonia de inauguración de un memorial del atentado del 11-S contra las Torres Gemelas.

"Tenemos que compensar por los muchos años perdidos. El 2% es el mínimo exigible", ha avisado el mandatario, que ha argumentado que con "estos impagos crónicos y el aumento de las amenazas, incluso el 2 por ciento del PIB es insuficiente".

Trump ha reclamado que "la OTAN del futuro" debe centrarse "más" en combatir "el terrorismo y la inmigración" en el flanco sur, pero también "la amenaza de Rusia" en el este.

En esta ceremonia, que ha servido también para inaugurar un fragmento del Muro de Berlín y como antesala para inaugurar la nueva sede de la OTAN, también intervino la canciller alemana, Angela Merkel, para defender la "relevancia" de la Alianza Atlántica para preservar la libertad y las sociedades abiertas y ha recordado la contribución de la organización para la reunificación de Alemania tras la caída del Muro de Berlín.

"Nuestra Alianza está unida sobre la importancia de cooperar, de insistir en la libertad", ha defendido Merkel, que ha insistido en que ello no pasa por "aislarse y construir muros, sino sociedades abiertas, que comparten los mismos valores".

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, y Donald Trump, se han visto este jueves por primera vez en la cumbre, donde ambos se han saludado con un apretón de manos y han charlado unos breves momentos. "Con Donald Trump en los márgenes de Cumbre de la OTAN. EEUU y España colaboran para garantizar la seguridad y el bienestar", ha escrito después Mariano Rajoy en un mensaje de Twitter.

 

Hasta ahora Rajoy solo había conversado por teléfono con Trump, que el pasado 20 de enero tomó posesión de su cargo como nuevo presidente de Estados Unidos. El propio jefe del Ejecutivo desveló en esa charla el mandatario americano le había invitado a la Casa Blanca y que ya fijarían una fecha "en el futuro" para ese encuentro.

La cumbre ha vivido una escena que rápidamente se ha difundido por las redes sociales. El primer ministro de Montenegro Dusko Markovic estaba conversando tranquilamente con otros mandatarios hasta que una mano lo cogió del brazo para echarlo a un lado: era Donald Trump. El incidente ha provocado una situación incómoda para el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la primera ministra lituana, Dalia Grybauskaité, que han observado el empujón con rostro serio.

Tras el empujón, que ha dejado sonriendo al primer ministro húngaro, Viktor Orban, Trump se ha colocado su chaqueta, según se ha podido ver en las imágenes difundidas. Montenegro, que participa en todas las reuniones como observador, entrará formalmente en la OTAN el próximo 5 de junio como el 29 miembro.

 

El yerno de Trump propuso a Moscú abrir un canal de comunicación secreto

El yerno de Trump propuso a Moscú abrir un canal de comunicación secreto

Más sobre este tema
stats