Terrorismo islamista

El debate sobre la presencia militar abre una fisura en el pacto antiyihadista

El Gobierno reúne al pacto antiyihadista, C's pide unirse y Podemos lo rechaza

El pacto antiyihadista suscrito esta legislatura entre el Partido Popular y el PSOE y que cobró mayor relevancia después de los ataques del 13-N en París –partidos como Ciudadanos reclamaron sumarse– sufrió un bache este viernes cuando, por unas horas, se dio por hecho que existía un acuerdo entre el Gobierno español y el francés para que las tropas españolas relevasen a las galas en el control de las misiones militares en África. 

A las diez y media de la mañana, el Gobierno remitía un comunicado a los medios en el que desmentía "rotundamente que haya hecho alguna oferta de carácter unilateral a Francia sobre modificaciones de despliegue militar después de los atentados de París". Además, añadía que "hasta el momento, ni Francia ni la coalición internacional contra Daesh ha requerido a nuestro país incremento alguno de nuestra contribución".

A esta hora, cuando el Ejecutivo intentaba apagar este nuevo incendio desatado tras una información publicada por El País, el PSOE, su socio en este pacto, ya había mostrado su indignación por lo que entendía una total falta de lealtad del presidente del Gobierno.

"El Gobierno quiere señalar, por último, que se mantiene intacto el compromiso expresado por el presidente del Gobierno a los distintos grupos políticos españoles de informarles puntualmente sobre la evolución de la situación en la lucha contra el terrorismo yihadista", podía leerse en este comunicado posterior a que Pedro Sánchez, secretario general de los socialistas, avisase a Rajoy, en una entrevista concedida a Onda Cero, de que entre sus planes no entraba el de apoyar en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados el relevo de tropas.

Sánchez, "sorprendido"

Sánchez se mostraba "sorprendido" y "contrariado" por no haberse enterado de este tema por vía directa, por el presidente del Gobierno, cuando estaban manteniendo contactos de forma permanente desde que el sábado se reunió el pacto antiyadista. Cuando su partido estaba siendo "muy leal". Según informa Europa Press, el líder de los socialistas insistió en que una decisión de tal calado la tienen que tomar "las nuevas Cortes Generales", las que salgan de las urnas el 20 de diciembre.

Poco después de esta entrevista, sobre las diez de la mañana el presidente del Gobierno intentaba contactar teléfonicamente con Pedro Sánchez para explicarle que no existía ni petición de Francia ni de la comunidad internacional ni intención de incrementar la presencia de militares españoles en misiones en el extranjero. Pero le costó.

Fuentes del Ejecutivo consultadas por infoLibre sostienen que, ante la imposibilidad de localizar al líder de los socialistas, continuó con su ronda de llamadas con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y Pablo Iglesias. La consigna fue que no había ningún tipo de petición ni ofrecimiento a Francia, que la colaboración era la habitual y que, ante cualquier cambio, serían informados.

Más o menos, a esa misma hora se conocía el asalto terrorista a un hotel de Malí.

¿Dónde está el origen de este bache?

¿Hay algún culpable de este bache en el pacto antiyihadista? En el Gobierno y en el PP coinciden en que se debe a "varios factores" y que la proximidad de las elecciones del 20 de diciembre también tiene algo que ver. Uno de los "factores" está dentro del propio Ejecutivo. Se trata del propio Ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo

"España puede suplir los esfuerzos que está haciendo Francia en Malí y en Centroáfrica para que ellos liberen soldados y sobre todo material y que lo manden a Siria y lo cubriríamos nosotros". Así se había pronunciado el responsable de la diplomacia española el jueves por la tarde en una entrevista a 13TV.

No es esta la primera vez que Margallo pone al Gobierno en un aprieto. Sus declaraciones, a veces contrarias a la doctrina gubernamental y a los argumentarios del PP, han generado más de un quebradero de cabeza a Rajoy, amigo personal del ministro.

Este viernes, en declaraciones a la prensa recogidas por Europa Press, el titular de Exteriores insistía que "en este momento" no hay ninguna petición por parte de Francia y que, por tanto, "no se está barajando ninguna opción". Y sobre la oferta concreta a Francia, no cerró la puerta: "Una cosa es que Rajoy ofrece y otra cosa que se baraje como una posibilidad remota", dijo.

Proximidad de las elecciones

Otro de los factores que mencionan las fuentes consultadas es la proximidad de las elecciones. "Está claro que hay consenso en lo esencial en esta materia, pero también es lógico que surjan algunos roces", sostiene un miembro de la dirección general del PP.

Precisamente, sobre si el Gobierno teme un uso electoralista de este asunto, fue preguntada la vicepresidenta del Gobierno en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Soraya Sáenz de Santamaría respondió que los contactos que ha mantenido tanto ella como Rajoy con las fuerzas políticas han "vivido un clima de lealtad e incluso de unidad por la magnitud del problema que a todos" concierne.

"Y como es un problema global, también confío en que mantengamos ese ambiente de lealtad", subrayó.

Gobierno y PSOE aceptan que Ciudadanos firme el pacto antiyihadista

Gobierno y PSOE aceptan que Ciudadanos firme el pacto antiyihadista

Más sobre este tema
stats