Senado

La decisión de Ferraz de ceder senadores a los independentistas crea nuevas tensiones internas

La decisión de Ferraz de ceder senadores a los independentistas provoca nuevas tensiones internas

Ibon Uría

La decisión de la dirección del PSOE de ceder cuatro senadores para que Esquerra Republicana (ERC) y Democràcia i Llibertat (DiL) tengan grupo propio en la Cámara alta ha provocado nuevas tensiones internas. Al menos tres federaciones –Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón– ya han expresado sus dudas en torno a la operación, mientras Ferraz la defiende por boca del portavoz en el Senado, Óscar López, que asegura que se trata de una cuestión de cortesía parlamentaria.

El reglamento del Senado establece que hacen falta diez parlamentarios para formar un grupo propio, y tanto ERC como DiL están a falta de dos cada uno. Para lograr su objetivo, senadores socialistas se integrarán en las filas independentistas hasta la constitución del grupo. Justo después, volverán a las filas del PSOE. La maniobra ya se ha dado en ocasiones anteriores y no contraviene la literalidad del reglamento, pues éste únicamente exige que los grupos tengan diez miembros al constituirse y que nunca bajen de seis durante el periodo de sesiones.

El portavoz del grupo socialista en el parlamento andaluz, Mario Jiménez, rehusó hacer declaraciones al respecto. Jiménez aseguró que se trata de una decisión de la dirección federal y del grupo socialistas en el Senado, y agregó: "No vamos a hacer ningún tipo de valoración". Jiménez únicamente agregó que la decisión no contraviene la resolución política aprobada el pasado 28 de diciembre por el Comité Federal del partido, que marcó las líneas rojas a las posibles negociaciones postelectorales para conformar una mayoría alternativa al PP.

Más explícito fue el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien manifestó que "hay determinados hábitos parlametarios que habría que erradicar de forma definitiva" y criticó duramente el paso de senadores del PSOE a las filas de ERC y DiL. Lambán dijo: "Convertir a algunos diputados en tránsfugas por un día para que pasen de un grupo a otra y de esa manera salvar de forma subrepticia el reglamento me parece que es algo que se tendría que evitar en el futuro". El barón aragónes admitió que tiene que "aceptar las explicaciones" de la dirección del partido, pero recalcó que la práctica "no deja en buen lugar a las instituciones ni al sistema".

En esa misma línea, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, calificó de "inexplicable" que el PSOE se preste a ayudar a quienes "están trabajando para irse de España". "Hay cosas que son inexplicables y yo esto no lo entiendo", dijo. A renglón seguido, Vara indicó que asume y respeta ese planteamiento porque "es la decisión que se toma por parte de la dirección del partido" y agregó que no es partidario de "echar más leña al fuego" ni de avivar el debate interno.

Finalmente, fuentes del PSOE castellanomanchego consultadas por infoLibre manifestaron que "pedirán explicaciones" a la dirección federal del partido antes de pronunciarse en público sobre esta cuestión. La decisión de senadores socialistas a los grupos catalanes también despertó las críticas del Gobierno y de Ciudadanos. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría lo tachó de "bastante incomprensible". Miguel Gutiérrez, secretario general electo del grupo de C's en el Congreso, afirmó que, "si no es un fraude de ley", se acerca bastante".

"Cortesía parlamentaria"

Por contra, el portavoz socialista en el Senado, Óscar López, respondió que la cesión de senadores es "perfectamente explicable" porque no se ha alcanzado "ningún pacto" con ellos, sino que es una mera fórmula de cortesía parlamentaria. López negó que se trate de un acuerdo "con fuerzas independentistas". "Lo que tratamos de explicar por activa y por pasiva es que no hay ningún pacto", remachó. El dirigente respondió a la vicepresidenta que, frente al "clásico discurso de la derecha donde no hay ninguna cesión", el PSOE apuesta por la "normalidad democrática" y por "un proceso de diálogo" para Cataluña.

Ximo Puig, líder de los socialistas en la Comunitat Valenciana y presidente de esa comunidad, agregó que "lo que ha pasado en el Senado tiene que ver con lo que se ha venido haciendo tradicionalmente" y apuntó la "necesidad urgente" de reformar el reglamento del Congreso y del Senado en favor de la "pluralidad de España" para lograr una "mejor representación" de ésta. Así, se mostró a favor de "replantear el papel" de las dos Cámaras y de adaptar sus reglamentos "al siglo XXI".

La presidenta del PSOE y diputada por Jaén, Micaela Navarro, compartió esta interpretación. Navarro dijo que esta circunstancia "se ha producido mil veces" en las legislaturas anteriores. También defendió la cesión el secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiró, que calificó la decisión de "coherente" con la máxima de los socialistas de buscar "un nuevo tiempo de integración" y de "tender puentes". La diputada por Asturias y miembro de la Ejecutiva, Adriana Lastra, apuntó por su parte que "negar la voz a los independentistas no es la solución" y que en el Senado es "lógico" que existan grupos vinculados a territorios.

Por último, y desde Baleares, el senador Frances Antich manifestó que "todos tendríamos que dar la vida para que la gente pueda defender lo que quiera defender" y dijo no entender las críticas a la cesión de senadores. "Todo el mundo tien que entender más que nunca que haya acercamientos y diálogos, la gente ha votado eso, que se hable. Y no cambia que el PSOE no vaya a defender la independencia, eso está claro", concluyó.

El gesto con ERC y DiL se suma a la cesión de un puesto en la Mesa al PNV por parte del PSOE. En concreto, y en la votación para las secretarías de la Cámara alta, los socialistas entregaron a última hora uno de sus tres puestos al PNV. Los nacionalistas vascos celebraron esa oferta de los socialistas, que vino a compensar la imposibilidad de dejarles un asiento en la Mesa del Congreso de los Diputados. El PSOE, por su parte, recordó que el partido tiene "tradición" de ceder en favor de "la pluralidad".

Podemos y sus aliados intentarán formar en el Senado un solo grupo con varias voces

Podemos y sus aliados intentarán formar en el Senado un solo grupo con varias voces

Más sobre este tema
stats