LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

El debate de investidura

Los diputados socialistas que se abstuvieron en la investidura de Rajoy piden a los del PP que sigan su ejemplo

Antonio Hernando, entonces portavoz del PSOE en el Congreso, saluda a Mariano Rajoy.

Los diputados socialistas que hicieron posible con su abstención la última investidura de Mariano Rajoy el 29 de octubre de 2016 han firmado una carta dirigida a los parlamentarios del PP en la que les piden que sigan su ejemplo y faciliten la reelección de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

“Si lo hacéis así, entre todos habremos recuperado parte de la cultura política que hizo posible la Transición y que inspiró nuestra Constitución”, argumentan. “En política es tan importante lo que se dice como quien lo dice. No hablamos de oídas, sino de lo vivido. Quienes firmamos esta carta sabemos bien lo difícil que es hacer el camino que os pedimos que hagáis, pero es posible hacerlo, y es honorable”.

La carta, titulada Un camino difícil y honorable, lleva la firma, entre otros, de algunos diputados que forman parte del círculo de confianza de Sánchez —que en 2016 renunció a su escaño para no tener que abstenerse— como José Luis Ábalos y Adriana Lastra, pero también de muchos otros que ni siquiera fueron incluidos en las candidaturas por su lejanía con la actual dirección, entre ellos Antonio Hernando, Eduardo Madina, José Maria Barreda o Antonio Pradas, y que en su día militaron entre los partidarios de facilitar la investidura de Rajoy.

Los diputados socialistas recuerdan que en 2016, cuando Rajoy declinó ser candidato a la investidura pese a encabezar la lista más votada, Sánchez asumió la responsabilidad de intentarlo después de negociar un acuerdo con Ciudadanos. “No alcanzamos la mayoría necesaria para que nuestro candidato fuera investido presidente del Gobierno. Vuestro partido, al igual que hizo Unidos Podemos, no intentó la investidura de su candidato ni se abstuvo en la del nuestro, lo que nos abocó a la repetición de elecciones”, señala la carta.

Tras las elecciones de junio de 2016, y a la vista de que el problema se repetía, “todos fuimos conscientes de que el procedimiento que establece nuestra Constitución para elegir al presidente del Gobierno nos puede llevar, en determinadas ocasiones, al bloqueo de nuestra democracia y a una repetición interminable de elecciones”. “Lo sensato”, defienden los parlamentarios socialistas, “sería modificar la letra de nuestra Constitución para establecer un mecanismo de elección de la Presidencia del Gobierno que supere posibles bloqueos” pero hasta que eso sea posible, “el espíritu de la Constitución de 1978 está bien claro, y ese espíritu nos obligaba a los demócratas a encontrar una salida en 2016, como nos obliga ahora”.

La única salida

“Los socialistas le dimos muchas vueltas a esa salida durante aquellos meses del verano de 2016” y “por más vueltas que le dimos, la única salida practicable era nuestra abstención en la votación de investidura del señor Rajoy” a pesar de saber que “iba a ser, y fue, un verdadero sacrificio. Atrapados entre la ética de la responsabilidad y la ética de la convicción, todo el PSOE sufrimos el mayor desgarro que hemos vivido desde que recuperamos la democracia en España”.

Para evitar que los demás partidos presentaran la abstención del PSOE “como una forma de connivencia” con el PP, explica la carta, y dejar “claro que no se trataba de una cesión política, sino de la solución de un problema de diseño del sistema”, decidieron no poner ninguna condición. “No fue una abstención negociada a cambio de algo, no nos abstuvimos para que gobernara Rajoy, sino para que España tuviera un gobierno. Lo hicimos para acabar con una parálisis institucional que alcanzaba a toda nuestra democracia, incluyendo el funcionamiento mismo del Legislativo”.

“Eso que hicimos nosotros es un activo del PSOE, de todo el PSOE. Por eso os podemos decir legítimamente que ahora es el momento de la reciprocidad. Si no sois capaces de formar una mayoría de investidura con más votos que nosotros, sería razonable que os abstuvierais sin condiciones, como hicimos nosotros”, plantean los diputados socialistas. “No os pedimos que asumáis nuestros valores o apoyéis nuestras políticas. Os pedimos que no bloqueéis la formación de gobierno. No os pedimos la abstención a favor de un gobierno socialista. Os pedimos que os abstengáis para que España tenga un gobierno. Nada que no hayamos hecho antes nosotros”.

Fuentes del PP reaccionaron a la carta mostrando su sorpresa y recordando que el presidente del Gobierno en funciones dejó su escaño para no permitir con su voto que Mariano Rajoy siguiese en la Moncloa.

Casado advierte a Sánchez: "Con los radicales puede ser investido pero no puede gobernar"

Casado advierte a Sánchez: "Con los radicales puede ser investido pero no puede gobernar"

Las mismas fuentes subrayaron que Mariano Rajoy, cuando pidió al PSOE que facilitase su investidura, le ofreció un Ejecutivo de coalición. Y recuerdan que “esos mismos diputados que hoy piden la abstención, votaron a favor de la moción de censura que derribó a Mariano Rajoy”. Las “alianzas y acercamiento del PSOE a los independentistas”, asegura el PP, tampoco “encajan en este contexto de petición de abstención”.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, replicó al PSOE a través de Twitter con una anotación en la que asegura estar a la espera de una carta de Sánchez, Meritxell Batet y los diputados que votaron no a la investidura de Rajoy en la que expliquen por qué se opusieron a su elección:

 

Más sobre este tema
stats