21D | Elecciones en Cataluña

La dirección del PSOE aprueba la alianza del PSC con los herederos de Unió de cara a las elecciones del 21D

El líder del PSC, Miquel Iceta, y el presidente de Units per Avançar, Oriol Molins.

infoLibre

La dirección del PSOE aprueba la alianza que el PSC –su partido hermano en Cataluña– ha suscrito con representantes del catalanismo moderado aglutinados en la formación Units per Avançar, una de las dos escisiones en las que se partió Unió Democràtica de Catalunya (UDC) tras la disolución de CiU en 2015.

Para la Ejecutiva que dirige Pedro Sánchez, los socialistas catalanes demuestran así que son capaces de "tender puentes" con partidos de otras ideologías, en este caso del centro, en un momento en que en Cataluña se necesita precisamente recomponer la convivencia, no sólo en el plano político, sino también en la sociedad, coinciden en señalar destacados dirigentes de la dirección federal.

El acuerdo alcanzado entre el PSC y los herederos moderados de la Uniò que en su día lideró Josep Antoni Duran i Lleida se concretará en la entrada en las listas del PSC al Parlament de algunos nombres vinculados a Units per Avançar, como el del exlíder de Unió y exconseller Ramon Espadaler, que irá de número tres en la lista por Barcelona. Los herederos de Unió se integrarán en el grupo parlamentario del PSC y, aunque trabajarán en posiciones comunes, podrán votar diferente.

La dirección del PSOE no se ha inmiscuido en la elaboración de las listas del PSC –es un partido distinto, aunque hermanado con el PSOE– y entiende y aprueba la estrategia diseñada por los socialistas catalanes, que buscan con la alianza con Units per Avançar atraer al votante que se identifica con el catalanismo moderado y que ha quedado huérfano con la deriva independentista del PDeCAT, la antigua Convergencia con la que Unió formó durante décadas la federación CiU.

Desde el PSC defienden que la solución a la actual crisis en Cataluña vendrá de una tercera vía representada por moderados, que ofrezcan alternativas distintas al actual enfrentamiento entre los denominados bloques constitucionalista (PP, PSOE y Ciudadanos) e independentista, que termina provocando el hastío de los ciudadanos.

La alianza entre el PSC y Units per Avançar se ha comprometido a trabajar en favor de cuatro grandes objetivos de legislatura: reformar la Constitución, "votar un acuerdo y no pactar una votación", dejar sin efecto la aplicación del 155 y defender la Ley de Educación de Cataluña (LEC).

Precisamente este martes, un día antes del anuncio de alianza del PSC con Units per Avançar, los socialistas acabaron votando con el PDeCat, Unidos Podemos y En Comú una iniciativa de apoyo al modelo de inmersión lingüística en Cataluña, "que tantos buenos resultados ha dado", y con la que se reprobó al ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, por "mentir pública y deliberadamente acerca de la no enseñanza del castellano en la escuela pública catalana".

Diputados socialistas de otros territorios como Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana manifestaron a Europa Press su sorpresa por haber votado a favor de la citada iniciativa e incluso algunos reconocían que en el momento de la votación --se votó punto por punto-- no eran plenamente conscientes de que estaban votando y se limitaron a seguir la orden dada desde la dirección del grupo (con un diputado haciendo una señal con el dedo indicando al resto cómo deben pronunciarse).

Sánchez decide situar a Cs como adversario, marcar distancias con el PP y evitar el cuerpo a cuerpo con Podemos

Sánchez decide situar a Cs como adversario, marcar distancias con el PP y evitar el cuerpo a cuerpo con Podemos

Más sobre este tema
stats