Caso Bankia

Un directivo de Bankia contradice a Guindos y dice que sí pidió un plan para contentar a los mercados

Luis de Guindos, en el Congreso.

Ildefonso Sánchez Barcoj, uno de los dos lugartenientes de Miguel Blesa en Caja Madrid y que continuó bajo las órdenes de Rodrigo Rato tras la creación de Bankia, ha asegurado que el Ministerio de Economía y Competitividad de Luis de Guindos fue quien solicitó un plan extra al aprobado por el Banco de España para contentar a los mercados, según explicaron a infoLibre fuentes del caso, que especificaron que a Guindos no le gustó el plan inicial. Según este relato, Rato advirtió a su equipo que el Ministerio de Economía pensaba que los mercados no se iban a calmar. Y esto desembocó en la presentación de un plan que se llevó al límite y tenía en cuenta las peores previsiones, y en el que se pedían 7.000 millones de euros de dinero público. Luis de Guindos en su declaración por escrito como testigo negó haber solicitado este plan extra. Al final el rescate que ha necesitado la entidad financiera se acerca a los 23.000 millones de euros.

El plan, según consta en el sumario, fue presentado por Rato días antes de que se celebrara en el Ministerio de Economía la reunión entre el ministro, Rodrigo Rato, Isidre Fainé (Caixa), Emilio Botín (Santander) y Francisco González (BBVA) que precedió a la dimisión del exministro y expresidente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Y Sánchez Barcoj defendió estas últimas cuentas: el plan de abril era el definitivo, consideró este imputado, que aseguró al juez Fernando Andreu que desconocía por qué el plan no fue aprobado finalmente.

En su declaración como imputado en el caso Bankia que instruye en la

Audiencia Nacional el magistrado Fernando Andreu, Sánchez Barcoj, cuyo cargo con Rato era el de director financiero y de riesgos, se ha desvinculado de la elaboración de las cuentas de 2011, pues estas dependían de forma directa del presidente, Rodrigo Rato.

En ese sentido, Sánchez Barcoj aludió a problemas técnicos para explicar el desfase de Bankia. En concreto, aseguró que el sistema informático de Bankia no estaba integrado, por lo que sus dirigentes no disponían de una información muy fluida.

Al igual que el resto de imputados en el caso, hasta el momento 36 personas, incluyendo a Rodrigo Rato y a Miguel Blesa, Sánchez Barcoj explicó que el Banco de España no advirtió en ningún momento del deterioro de la entidad financiera. También reprochó al auditor, Deloitte, a quién acusó de incumplir su obligación de presentar el informe de las cuentas de 2011 en la fecha prevista, "aunque no fuera limpio".

En cuanto al papel del Banco de España, Sánchez Barcoj también se refirió a la existencia de una reunión en la que el regulador trasladó a los

dirigentes de Caja Madrid la necesidad de integrar a Bancaja en Bankia.

Apenas un mes después se acordó esta integración.

Un juez investiga si la cúpula de Caixa Catalunya delinquió al enriquecerse mientras arruinaba la entidad

Un juez investiga si la cúpula de Caixa Catalunya delinquió al enriquecerse mientras arruinaba la entidad

Más sobre este tema
stats